rafaelgarciaalmazanSi hay alguien reposado, calmado, moderado y reflexivo en el mundo -al menos en el mundo que yo frecuento- ese es don Rafael García Almazán, Kabila. Se puede estar en desacuerdo con él -aunque a mí no me ha pasado nunca una cosa tan rara- pero es muy difícil para una mente sana llegar a la conclusión de que es un nazi y un estalinista, y mucho menos por decir cosas que resultan evidentes para el 98 por ciento de la izquierda y para una parte importante de la derecha en estos momentos. Sin embargo, otra persona a la que también aprecio -don José Luis Prieto-, y con la que tengo bastantes puntos de coincidencia -entre otras que ambos somos a veces un poco bocazas- le ha acusado de tales cosas en su blog, sin darnos la oportunidad a los lectores de conocer las razones por las que vierte sobre el pobre don Rafael tan desagradables e injustos calificativos. No sé, creo que con esto de Gaza, estamos perdiendo todos el norte y la educación, como quizás demostré yo mismo ayer. Todos, menos don Rafael, que es capaz, a pesar de todo, de escribir entradas tan ejemplares como ésta.

Pueden leer aquí la respuesta de don José Luis Prieto a esta entrada.