…si la mayoría de los palestinos residentes en Gaza, y muchos de los que viven en Cisjordania, otorgaron su respaldo electoral a Hamás tres años atrás, cabe adelantar que no fue por su simpatía hacia el rigorismo religioso de la organización islamista. Aunque la actividad social desplegada por esta última a buen seguro levantó adhesiones en un escenario marcado por la corrupción que ha acosado a todas las instituciones dirigidas por Fatah, la razón principal que aconsejó a muchos palestinos a respaldar a Hamás no fue otra que su rechazo frontal a los acuerdos de paz que vinculamos con el nombre de Oslo. Y es que, en el mejor de los casos –subrayemos el vigor de esta cláusula– esos acuerdos auguraban la gestación de un Estado palestino inviable y manifiestamente sometido a la lógica colonial de Israel. Llamativo resulta, por cierto, que esto se haya olvidado en provecho de una casi universal atribución de la responsabilidad del fracaso de las negociaciones al capricho de los dirigentes palestinos…

Ya sé que tiene unos días, pero se me había pasado este artículo de Carlos Taibo que, como siempre que no habla de IU, está magnífico.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →