Hay que ver más la tele. Esto no lo había visto, y la verdad es que no tiene precio. Qué tío más hipócrita. Se complementa con este interesante reportaje que -por ser honestos- en tiempos de Aznar y Urdaci habría sido impublicable.

Venga... meta ruido por ahí