cadaverespalestinitosLos títulos como el que encabeza esta entrada pueden ser calificados como demagógicos, especialmente cuando van acompañados por fotografías como la que pueden ver a la izquierda de estas palabras, unos niños palestinos de Gaza, tal y como quedaron tras recibir su regalo de Reyes, el pasado 6 de enero, de parte del Ejército de Israel. No es el caso, sin embargo: no es un título demagógico. Y no lo es, porque cada una de las palabras que lo componen son reales como la vida misma, de la misma forma que la foto no está fuera de contexto, ya que los niños que ven ustedes en la foto pueden haber sido carbonizados por alguna de las armas que que la España de Zapatero le ha vendido a Israel y con las que empresarios españoles sin escrúpulos, auténticos criminales cómplices de criminales, han ganado el dinero con el que han comprado a sus hijas hermosas muñecas peponas para la mañana de Reyes.

La industria militar española no es una industria totalmente privada. Buena parte de ella es pública, en concreto la que -gobernando ya Zapatero- vendió a Israel bombas de racimo que el estado sionista utilizó en su agresión de 2007 a la población civil libanesa-; la industria militar española es una industria boyante desde hace ya muchos años que no sólo vende armas a países que violan sistemáticamente los derechos humanos -como Israel- sino que incluso las regala.

Zapatero le pone velas a Dios y al Diablo. Aznar era mucho más honesto: sólo se las ponía al Diablo y nadie pudo decir nunca que se sintió engañado por don José María. No me explico por qué razón, las organizaciones convocantes de la manifestación de esta mañana en Madrid contra la agresión a Gaza han permitido que el PSOE -PSM sea uno de los convocantes. El PSOE dice de boquilla que condena la actitud criminal de Israel -aunque no siempre, ya que en el PSOE caben equidistancias que prefiero no calificar porque hay amigos de por medio, que equiparan 800 muertos palestinos con cinco o seis israelíes, y caben también apoyos claros como el que supone calificar el crimen de torpeza-, pero en realidad, no hace nada por parar la agresión, sino que la anima, manteniendo el comercio de armas con Israel, y contribuye a mantener paralizada a la Unión Europea, evitando que intervenga de ninguna manera -la militar sería la deseable para romper el bloqueo y pararle los pies al terrorismo israelí- en este conflicto.

¿Cuándo terminaremos todos de abrirnos los ojos, cuándo nos daremos cuenta de que el PSOE no es en este asunto alguien con quien caminar de la mano sin que se nos caiga la cara de vergüenza?

Venga... meta ruido por ahí