No sé ustedes, pero yo, desde que estoy en paro, no paro, y he añadido una más a mis grandes preguntas existenciales, ya saben ustedes, las tradicionales ¿quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?, ¿A como estará esta mañana el kilo de criadillas?, o la dificilísima e intrincada ¿las empano o las rebozo?, se ven ampliadas ahora por un nuevo interrogante: ¿de dónde sacaba yo antes tiempo para trabajar?

Hala, me voy corriendo.

Tagged with →