Alta cocina

Posted · 92 Comments

A Sueldo de La HabanaPor don Lucien de Peiro

Nos pusimos en contacto con ellos el pasado mes de Octubre y no pudieron darnos mesa hasta este mismo Sábado, 14 de febrero, una fecha antipática como pocas, porque dejar un solo día para los enamorados es de una tacañería insorportable por parte del calendario. El caso es que mi pareja y un servidor estuvimos esperando cinco meses, ahorrando unos pocos euros cada semana como si fuésemos hormiguitas, para poder cenar en el restaurante Sant Pau de Carme Ruscalleda y Toni Balam en Sant Pol de Mar, una pintoresca población costera catalana, a medio camino entre Barcelona y la Costa Brava. Según la prestigiosa Guía Michelín se trata de uno de los seis restaurantes de España que merecen su máxima calificación, esas famosas tres estrellas.

No quiero ahorrar palabras para detallar las sensaciones de aquella noche. Reconozco que no pensaba en la clase obrera ni el en politburó del Partido Comunista Cubano cuando estaba a punto de entrar por la puerta de este templo de la “alta” cocina, aunque la lucha de clases dominó por unos segundos mi pensamiento al observar los lujosos utilitarios que en ese preciso instante entraban por la puerta contigua en el discreto aparcamiento reservado a los clientes del restaurante. A uno, que llegó con el coche de San Fernando, la recepción le resultó algo abrumadora, pues los abrigos no tuvieron la oportunidad de entrar al comedor, elegante, sobrio mas no minimalista, dominado por tonalidades moradas que no palidecían ante una iluminación tan sobrada como tenue, tan resplandeciente como discreta, y salpicado por un exhuberante jarrón repleto de rosas impecablemente ordenadas. Un segundo espacio se abría más iluminado frente a nosotros, pero no llegamos a pisarlo, pues nuestra mesa era la primera, a mano izquierda, bajo un espejo de forma apaisada, con vistas a otra mesa gemela, todavía en el lado izquierdo, en la que terminaría por sentarse otra pareja y una mesa más grande en el flanco derecho a la que accedieron unas ocho personas. Un lienzo en el que destacaba la figura de la montaña de Montjuic y el puerto de Barcelona se enfretaba cara a cara con otro más rural y algo tenebroso que no pude desentrañar. Todo es impecable en este restaurante, que debe su nombre a una ermita cercana.

Eran las nueve en punto de la noche cuando tomamos asiento. Nos gusta la gastronomía, disfrutamos probando restaurantes, y Sant Pau se había convertido en una piedra de toque, un aparente salto de calidad, una prueba, un experimiento, un esfuerzo económico. Queríamos descubrir lo que encierran las paredes de uno de esos templos consagrados por las élites gastronómicas, y sólo podíamos llevar a cabo nuestra empresa en uno de los mejor valorados de nuestro país, un restaurante que, no obstante, pudiese matizar los inevitables efluvios elitistas asociados a la “alta” cocina, y Carme Ruscalleda, personaje popular en Catalunya y con la tercera estrella todavía caliente, prometía responder a nuestras inquietudes, pues no parecía haber sucumbido a una suerte de ultrasofisticación alienante ni dejaba de emanar la cercanía que sólo se puede hallar lejos de las grandes urbes. Habíamos llegado a Sant Pol a media tarde, dispuestos a impregnarnos del entorno que inspira a esta profesional y a su equipo.

Un caldo de bienvenida prepara las vías digestivas, y me atrevo a decir que mentales, para el extenso menú degustación, pues no se nos hubiese pasado por la cabeza comer a a la carta. El vino, recomendado, pues nuestra pretenciosidad no se alimenta en terrenos desconocidos, fue un blanco algo seco, un Priorat llamado Kyrie, de Costers del Siurana, algo distante de nuestras preferencias habituales en estas lides, que acostumbran a perderse por los “verdejos” de Rueda o los albariños gallegos. El caso es que el blanco iba a juego con el menú, en el que dominaban los productos del mare nostrum. Los aperitivos, apetitosos, sutiles y excepcionalmente preparados y servidos (como todo el menú), pasaban por una brocheta de langostino con ciruela confitada, una sorprendente “calçotada” helada y las mejores judías posibles, del “ganxet”, junto a un rollito de col, para terminar con una madalena rellena de queso “tupí”, detalle que me retrotrajo a mis queridísimos Pirineos. El mar y la montaña se abrazaban a la perfección en este micro-menú de periodicidad mensual que por lo visto caracteriza a este restaurante.

Los primeros platos empiezan con un foie gras laminado y caliente con chutney de piña y germinados, para pasar a una pelota de cigalas y rape en una “bañera” con caldo de algas y una leve foresta de juliana cítrica y vegetal. El sabor de esa especie de “albóndiga” era especialmente delicioso, como corresponde a los pescados frescos. A continuación, tripa de bacalao trufada con un sutil toque a turrón que me dejó tan perplejo como encantado. Casi no había tiempo para asimilar todo lo que estaba sucediendo. El siguiente plato, una gamba rodeada de un universo de alcachofas (cremosas, en juliana, fritas y en chips) podría resumir a la perfección ese espíritu de cocina de pueblo marinero de toda la vida actualizada que propone el Sant Pau. A continuación, guisantes cocidos durante cinco minutos con araña de mar sin espinas y unos daditos de butifarra negra. Tras los primeros platos, la carne permitía dos opciones, que nos apresuramos a escoger: pies de cerdo con salsa picante, shiitake, macadamia y vegetales crudos y un canelón al revés que, como nos apuntó Toni Balam en un simpático gesto, del revés en el plato pero del derecho en la boca. Era entonces el momento de los quesos con sus correspondientes contrastes, que también renuevan mensualmente. Los de este mes, por riguroso orden de degustacíon, son: un Casa Mateu blando (oveja) con ravioli de tomate, perejil y olivas, un Ibores de Cáceres (cabra) con peras al horno con pimiento rojo, un Montsec (cabra) con membrillo y almendra tostada, un Palet Bourguignon (vaca) con galleta de zanahoria y marc de Borgoña y, para terminar, un Roquefort (oveja) con bizcocho de pasas y vino dulce de Mataró.

Los postres se iniciaban con un cubo transparente que encerraba frutas rojas, coco y shiso y, a continuación, un “frío y caliente” con chocolate blanco y negro, trufa, ron y virutas de oro. Por último, diez divertimentos de pastelería distinguidos con diferentes formas geométricas entre los que destacaban sabores como el chocolate, el café, la almendra, la canela, la vainilla, el curry, el arroz, el cabello de ángel o el limón, todo ello aderezado con vino de Vanyuls e Ino de Masia  Serra. Mientras tanto, Carme Ruscalleda salía a saludar mesa por mesa a todos los comensales, tratando seguramente de recabar sensaciones, críticas u opiniones. La mía, la nuestra, no puede ser mejor: una experiencia dedicada exclusivamente a los sentidos, a todos ellos, una cena memorable, perfectamente mesurada y equilibrada, un espectáculo perpretado por 40 profesionales para poco más de 30 comensales que casi dura tres horas, sin prisas pero sin pausas, un hermoso canto a la gastronomía, una invitación al ahorro para aquellos amantes de la cocina que no podemos desembolsar de buenas a primeras los poco más de 200 euros que cuesta una cena de este calibre.

Desde La Habana, sorprendidos, a punto de congelar mis emolumentos, me preguntan: ¿no te avergüenza el descaro con el que hablas de un tema como éste en plena crisis? Mi respuesta es que, sin que sirva de excusa o desagravio, se trata de una cuestión de preferencias, una cuestión electiva, una cuestión que, no por todo ello, deja de resultar controvertida, incluso para mí mismo. ¿Nos hemos dejado llevar hacia lo que podría entenderse como una metáfora de nuestra opulenta y decadente sociedad, consagrada al consumismo exhacerbado y/o elitista o nos hemos limitado a disfrutar de una extraordinaria manifestación artístico-cultural que da empleo a cuatro decenas de personas? Quién sabe si un poco de todo eso, quién sabe.

92 Responses to "Alta cocina"
  1. vta dice:

    Es lo bueno de la libertad: que permita sitios así para que (si se puede, si se quiere) se elija ir ahí y no a otro lugar.

  2. MarioJPC dice:

    JO… comparando con lo que he comido yo… me da hasta hambre y eso que yo soy de sota caballo y rey con comida simple y sencilla, que o hago yo o abro el bote donde viene… o me valga menos de 3 euros…
    Bueno y aqui una de risas, la parodia de la alta cocina desde Cataluña con una parodia de la propia Carme Ruscalleda.
    http://www.youtube.com/watch?v=Pbbfpp3K_yE&feature=channel
    Un abrazo.

  3. Ultimolunes dice:

    Don Ricardo, atención! se la ha colado un pijo del PSOE y ha suplantado la personalidad de Don Lucien, y está soltando una monserga antigua de esas que soltaron a partir de la Expo de sevilla, la del 92, afrutado y de barrica.. con retrogusto…

  4. Carles dice:

    Hay quien va a la Meca, a Alcalá Meco, o a un buen restaurante de cuando en cuando y sin tener que matar a nadie. No es tanto cosa de “libertad”, como de buen gusto, preferencias y estómago. Yo, con el caldo y dos canapés, peto. Pero le entiendo, es una experiencia para todos los sentidos, no recomendable para budistas ni macrobióticos.
    Y en Sant Pol hubo la primera cartuja de las hispanias, que los cartujos, se lo aseguro, comen muy, pero que muy bien. Carles.

  5. Berlin Smith dice:

    “Mi respuesta es que, sin que sirva de excusa o desagravio, se trata de una cuestión de preferencias, una cuestión electiva, una cuestión que, no por todo ello, deja de resultar controvertida, incluso para mí mismo.”

    Nunca he leído nada más promercado en mi vida. Nada más grande por la libertad de elección individual. Si es que no hay nada como la ideología destrozada por la realidad. Siga comiendo y pague con tarjeta de crédito, que le van a dar puntos para volar gratis, oiga.

  6. @Berlin Smith: oiga, que un servuidor considere algo controvertido no significa que necesite pedir perdón. Al contrario, lo recomendaría a todo el mundo. Y otra cosa, debería revisar su concepto de libertad o las asociaciones que no es capaz de hacer con el mismo. Hace tiempo que, afortunadamente, desapareció el estalinismo.

    Pero le agradezco el comentario, porque da mucho juego. Podría escribir un artículo sobre la apropiación que la derecha o los sectores reaccionarios y conservadores de la sociedad han hecho del concpeto de libertad. Porque, claro, en pocos estados políticos o sociales hay menos libertad que en el liberalismo.

    Bueno, ¿usted es liberal? No, usted es antiestalinista. Pues no se confunda, que somos 2.

  7. @Carles: ¿Sabe? No peté. A pesar de la cantidad de platos (todos ellos pequeños) acabé satisfecho pero no lleno en el sentido de a reventar. No podía comer más, pero me sentía estupendamente. Supongo que ayuda la calidad del producto y el hecho de que en su mayoría se tratase de alimentos fácilmente digeribles.

  8. @Ultimolunes: En una mesa recuerdo a personas de esas que miran por encima del hombro a los demás. De la pareja sentada enfrente recuerdo que preguntaron a un camarero ¿Qué es el chutney de piña?

    Flipé.

  9. @MarioJPC: la comida simple y sencilla es la mejor, siempre que esté hecha con cariño. Supongo que queda claro que un restaurante así es una experiencia muy puntual, aunque no me improtaría ir má a menudo, lo reconozco.

  10. Es usted un mariconazo, un cabrón de cantimpalo, un infame provocador de las mas bajas pasiones.

    – En cuanti le coja, le meto.
    – que no se que conyo se habrá creido.
    – No le da verguenza…!!! restregarme semejante … y en la cara…!!!

    Mal peo le reviente el ojo del culo, y así le entren retortijones con el culo reventao, y que parezca usted un cuadro del greco….!!!! o mejor, un puerco acabado de escuarterar !!!!.

    Que envidiaaaaaa, no se puede hacer esto e ir pol mundo restregandoselo a los demás por la cara….!!!!

    Solo se me ocurre criminalizale por no saber que en el “Priorat”, aunque “Costers de Ciurana” no sea Priorat autentico, tenemos los mejores vinos del mundo mundial y extraterrestre, ya en tintos, ya en blancos, y ese es de una muy buena amiga de la familia.

    Y una observación, dejese de Habanas cuando coma, que una cosa es una cosa, y la otra es todo lo contrario.

    Saludos y “bon profit”

  11. @vta: cierto, aunque debemos tener presente que para muchísima gente es dificilísimo ahorrar 200 euros. Yo me lo puedo permitir,. Por ejemplo, a diez euros por semana, en 5 meses ya tienes el dinero, justo lo que te hace esperar la reserva. Ahora mismo, según me dijeron, ya hacen reservas para el mes de Agosto.

  12. @ATEO – ROJO – MASON: Oiga, debo decirle que prefiero los Montsant a los Priorat. No dudo de la calidad de los vinos de Falset y entorno, pero considero que sus precios están muy inflados. Un buen Montsant es más económico (aunque ya están subiendo) y no es tan caro.

    Y no se preocupe por lo de las Habanas. No me preocupa en absoluto, pero no puedo evitar ese pensamiento que es bien cierto: mucha gente no puede permitirse una cena así.

    Saludos y no sienta envidia: ahorre poco a poco y dese el gustazo.

  13. Un buen Montsant es más económico (aunque ya están subiendo) y no es tan caro

    Perdone la estupidez. Quería decir que:

    Un buen Montsant es más económico (aunque ya están subiendo) y no desmerece en calidad.

  14. Berlin Smith dice:

    No, no, no me entiende: la controversia exterior e interior forma parte de su canto promercado que es lo mismo que prolibertad porque no se puede negar para unas cosas sí y para otras no (por cierto, se olvidaba de esa otra pequeña diferencia entre Cuba y España el otro día, ya que me lo pone a huevo: aquí no hay gobierno que intente limitar el mercado, pero no puede del todo).

    Dudar, poder dudar, forma parte de la incomodidad de la libertad y de disponer de opciones (ah, sí estaba esa de que el multipartido es igual de malo que el partido único, o eso me ha parecido leerle) Libertad de elección se llamaba un famoso libro de Milton Friedman. Tenga cuidado con lo que piensa, que le van a detectar un crimen de pensamiento.

    Yo, Don Lucien, sospecho que tiene el mismo mal que el síndrome izquierdista habitual: deseo para Cuba lo que no deseo para España, entre otras cosas que Carme Ruscalleda pueda abrir el restaurante si le da la gana. Y usted ir, si le da la gana y ahorra lo bastante. No, mis amigos de La Habana no pueden poner un restaurante así como así, qué decir de poner una fontanería, pues en eso no hay turistas. Creo que algún hijo de Fidel o de Raúl tiene por aquí algún negocio, pero deben ser maledicencias del Miami Herald que ya se sabe que es una cobacha de fascistas.

    Uno no acaba de sentirse bien descrito en casi ninguna etiqueta, pero, a veces, hay que simplificar. No el estalinismo no me gusta nada, razón por la cual no me gusta para los cubanos ni los koreanos. Liberal/libertario, se lo leí a Daniel Cohn Bendit, ese rojo, se me parece bastante a algo que pueda describirme, dicho con toda modestia.

    Pero no cambie de tema, hablábamos de que usted disfrutaba de su libertad de elección y de gozar de sus dudas y contradicciones. Las opciones para elegir siempre son, desgraciadamente, limitadas, porque la vida es lo que tiene. El paraíso de Fidel, Zapatero o de La Internacional no existen. Los cubanos quieren comprar en Ikea y no lo que da la bodega.

    Ánimo, siga así. Le recibo con los brazos abiertos en el lado oscuro.

  15. Inocente dice:

    200 Euros por barba, 3 estrellas Michelin? menudo chollo oiga! me parece hasta barato.

    En fin, el refinamiento, porque esto es refinamiento mariantonietano, siempre me ha parecido algo extraño.

    Si se trata de nuevos sabores (texturas, colores, olores) o combinacion de ellos, siempre se seguirá una moda. Esto que comió usted y su socia el otro dia, dentro de 10 años le parecerá ridiculo y posiblemente hasta se sonroje. Nada que objetar, que muchos llevabamos pantalones de campana a cuadros en los 70, y nadie lo reconoce hoy dia.

    Pero la cocina como arte, debe ser perdurable, como los buenos libros, un cuadro de Goya o el canto de las virgenes vestales un dia de primavera en una isla griega.

    Vamos que me parece una mariconada. Una mariconada cara, eso si, pero mariconada al fin y al cabo.

    Me quedo con el recetario de Don Ricardo.

  16. MarioJPC dice:

    @Lucien de Peiro: NO, si es que me da envidia, no era condescendiente en abosluto! La comida de mi madre esta al otro lado de lso pirineos, que estoy de Erasmus en Francia… asi que de salsa bolognesa y tallarines, bien hechos con amor… propio. O comida de cafeteria universitaria, o pizzas. Hecho de menos esas cosillas… y no tneog presupuesto apra irme a un buen restaurante a comer a gusto… y eso que de eso hay tantos aqui como bares en España.

  17. Ultimolunes dice:

    @Lucien de Peiro:
    Perdón Don Lucien pero yo tampoco se que es el cesnut de piña

    Y 200 eruos, ahorrados de 5 en 5 ó de 1en 1 son, al final, la mitad de mi “prestación” que lo llaman los del paro,. Algo menos porque me dan 423 euros. y lo llaman prestación los muy ingenuos, como si me lo prestasen y se lo fuese a devolver algún dia.

  18. fhku dice:

    ¡ Que bella prosa Don Lucien ¡

    ¡ Hay ! Si yo pudiera contarles así a ustedes lo ricas que estaban las “sardines en escabetx” que me acabo de comer. Y del bote de esparragos flacuchos ni les cuento.
    Hasta café he tomado hoy.
    Y ahora me estoy fumando un pitillo a la “salú” de ustedes – rubio por supuesto – .

    Bon profit

  19. Indio dice:

    Pues con el material que tenía usted esta semana con lo del cuchillo del Herrero y otras lindezas, debe estar usted todavía en una nube para haberse resistido a escribir de todo eso.

  20. mitxel dice:

    (¿y la maizena?)

  21. mitxel dice:

    No olvide de todas formas, amigo don Lucien, que demasiado a menudo el truco de estos restaurantes caros (pero no tanto) es el mismo que el de la baja cocina china: la esclavitud de los trabajadores.
    No me refiero, obviamente, al caso concreto que m cuenta, pues lo desconozco, pero por estos lares sabemos de ex-cocineros metidos a empresarios feudales, que publican recetas en semanales de postín, pero que ya se creen por encima del bien y del mal.
    Los políticos acuden a sus mesas, los jueces también, periodistas son invitados de cuando en vez, lso grandes financieros tienen una suerte del copón para encontrar reserva.
    hace unos años, en no de los más afamados restaurantes de París, alta cocina francesa en estado puro, hubo un escándalo ante una revisión sanitaria: quesos de supermercado, alimentos en mal estado, etc, etc, etc. Pero el restaurador salío muy bien parado de aquello: no se preocupen -dijo- eso es para nuestros camareros.

  22. fhku dice:

    @mitxel: Envidioso.

  23. juan dice:

    Don Mitxel,mejor bicarbonato, que don Ricardo se nos ha indigestado con los Cayos y el mojito.

  24. Pedro Pelija dice:

    Pues me parece bien que exponga aquí su experiencia. A mí me deja totalmente frío; pero no por contradicciones ni controversias de esas ideológicas y demás, sino por que yo soy de los que como para matar el hambre (y poco, la verdad).
    La llamada “buena mesa” me resulta totalmente indiferente y disfruto igual con un “caldo” de esos de nombre raro que con Don Simón (poco, la verdad. Dónde esté el H2O).

    Pero es que además me parece obsceno gastar la pasta en papear por papear, y más me reafirmo en eso cuando acabo de ir a visitar a Mr. Roca y veo en que queda todo. En fin, pero eso es sólo una apreciación personal. No pretendo tener niguna razón, ni sentar cátedra, ni censurar, ni ná de ná… Bruto que será uno ¿no?

  25. @Lucien de Peiro: Ahora si que no. Se lo ha buscado y le vi a dar una lección que no olvidará.

    Primero – Que prefiera usted los Montsant o los Rueda, o los albariño, es un problema suyo, los puede preferir por el precio, está en su derecho de ahorrar, pero si lo prefiere por calidad, entonces ya le meto directamente, no dudo que haya Ruedas o albariños excelentes, pero digame, ¿que le pareció el Kyrie?. ¿Está bueno o no?. Costers del Ciurana es una de las mejores bodegas (calidad) de la D.O. Priorat y lo que es lo mismo, del mundo..!!! puede usted buscar sus puntuaciones en las listas especializadas y verá usted que es así.

    Por cierto, si es Priorat DO, me confundí en mi anterior entrada.

    En cuanto a su precio, puedo estar parcialmente de acuerdo con usted de que es “precio de mercado”, pero solo parcialmente y me explico.

    La DO Priorat es la DO mas pequeña y con menos producción del mundo, la bodega de mi familia está comercializando en este momento entre 30 y 35.000 botellas al año y es una bodega de tamaño habitual en el Priorat, calcule usted mismo a que precio de “celler” debe venderse una botella.

    Quitele el coste de la mano de obra para la vendimia o para otros trabajitos durante l año (poca cosa), también el precio de un tapón de calidad (que no se rompa y que no deje sabor a corcho), precio de las etiquetas, precio de la botella, precio de los capuchones de estaño, precio de las cajas (si son de madera puede usted contar 2-3 euros/caja de 6), precio de maquinaria (tractores), del combustible, de las tinas de acero, de las botas de roble, ¿sabe que una bota de roble francés para una capacidad de 250 litros le puede costar entre 400 y 500 euros, y es solo para un año, los menos puntillosos, para dos años (son vinos de calidad), etc.

    Nuestros vinos, salen de la bodega a un precio de 8 y 16 Eu, con un beneficio de 1 euro (mas o menos) en el vino de 8 y de 6 Eu en el de 16, pero de 16, no todos los años hay, solo es de las mejores cosechas, de años excelentes…. puede usted hacer números.

    Las bodegas “grandes”, las del Serrat, las de Torres, las de Depardieu, las de Palacios o del Llach, o esta de Costers del Siurana, tienen producciones de unas 200.000 botellas y los costes de estas bodegas no se pueden comparar con la mia, o con las de un tamaño parecido, para vender estas 200.000 botellas necesitan marketing en medio mundo -costes y mas costes- con lo que el precio se dispara.

    Una bodega de la mancha, o de rioja, produce millones de botellas, puede usted hacer números y verá que los precios con la cantidad, pueden bajar y mucho.

    ¿porqué una bodega de Siurana, con un tamaño parecido no puede elevar tanto sus precios (usted ya dice que están subiendo), pues facil, porque no es lo mismo qualitativamente hablando, busqueme un DO Siurana que tenga una puntuación superior a 90 puntos, no pueden aumentar los precios y por tanto no son rentables, las bodegas de la DO Siurana tienen que añadir su presupuesto familiar, otras actividades como es el fruto seco, o el turismo.

    Que están un poco inflados y sobre todo los mas caros, es posible, pero el Ermita del Palacios a 400 o 500 Eu depende de la añada, está agotado, usted pagó 200 por una exquisitez culinaria y hay gente que paga mucho más por una excelencia vinicola, yo me he bebido -junto a otros tres- una botella de Ermita del 93 y no se si vale eso, si vale menos, o si vale más, pero si pudiera …. una cada semana por lo menos, se lo aseguro.

    Recopilando, preferir Siurana por el precio es normal, preferirlo por la calidad es un pecado, y ya no hablo de Ruedas o Albariños… eso es una locura.

    Saludos y perdone por la paliza.

  26. @ATEO – ROJO – MASON: Don Lucien, verá usted que me he confundido a veces, al escribir Siurana por Montsant, usted me entiende ¿verdad?.

  27. @Inocente : Dios mio, hay personas a los que Miro les parece una mierda.

    ¿porqué será que siempre son analfabetos de la pintura?.

  28. mitxel dice:

    ¡vivan los viñedos de don ateo y las cajas del priorat que ma va a enviar!

  29. surco dice:

    oiga, Don Lucien, es usted un vendido. y no cambiaré de opinión hasta que no me invite a ese restaurante.

    Última entrada en el blog de surco: Corbacho Vs Rubalcaba

  30. mitxel dice:

    @surco: don surco, en ese restaurante piden el dni y es uste un indocumentado.

  31. @Berlin Smith: oiga, aplaudo el esfuerzo que ha hecho por escribir. ¡Tantas líneas!

  32. @Inocente: ah, no sabe usted lo que se pierde. Maricnonada… qué desagradable. Y discrepo de esa limitada concepción del arte como algo necesariamente perdurable. ¿No es arte un buen concierto? ¿No se llama artistas a los actores encima de un escenario? ¿Acaso no hacen arte? En cierto modo tiene algo de perdurable: perduran en la retina del espectador. Pues aplique el mismo razonamiento a la buena cocina.

  33. Jorge F. dice:

    @vta:

    Vaya una mierda de concepto de libertad.

  34. @MarioJPC: hombre, en Barcelona mismo hay muchos lugares en los que se puede comer estupendamente a precios muy moderados. Y si salimos de Catalunya ni le cuento. La buena comida no entiende únicamente de sofisticaciones. Un buen asado no necesita grandes apavientos. Aunque considero que, tras haber probado por primera vez en mi vida un restaurante de “alta cocina”, puedo afirmar que eso es otra cosa, algo más, un acontecimiento que supera el mero hecho de alimentarse. El precio, por otro lado, lo entiendo. Es obvio que es mucho dinero por comer, pero ahora estoy convencido de algo que sólo había sospechado: en un restaurante así se experimenta mucho más que simple placer alimenticio.

  35. Jorge F. dice:

    @Berlin Smith:

    Vaya una mierda de concepto de libertad de elección individual.

  36. Jorge F. dice:

    ¿Para ustedes, la libertad es libertad de consumo?

  37. @Ultimolunes: Estoy con usted. Si estamos hablando de la mitad de su prestación sólo puedo callar y protestar. Es algo interesante. Yo soy el primero en quejarme del exceso que nos rodea, de las pornográficas diferencias salariales. No es dramático que mi situación pueda considerarse privilegiada a pesar de que mi salario es poco más que mileurista? Estamos llegando a un punto en el que empieza a ser privilegiado estar trabajando. Ya no hablo sólo de estabilidad sino de el hecho mismo de trabajar, que nunca debería ser un privilegio.

    Hay todo un debate sobre la realidad de este tipo de restaurantes. Tendrían algún sentido en una sociedad sin élites económicas que se lo pudiesen permitir con toda la tranquilidad? Según leí no hace mucho en una entrevista con Carmen Ruscalleda, tiene muchos clientes en su restaurante que responden a un perfil como el mío: jóvenes, sin grandes recursos pero con inquietudes gastronómicas.

    A pesar de eso, no cabe duda de que hay un componente difícil de explicar en el dispendio llevado a cabo en un restaurante de esta clase. Cierto que podríamos imaginar gastos similares en otros ámbitos, gastos superfluos o prescindibles. ¿Saben cuánto cuesta el abono por temporada para un socio de un club de fútbol? ¿Saben lo que cuesta pasar un fin de semana en una capital europea? ¿Cuántos euros son necesarios para vestirse o renovarse el vestuario? ¿Cuánto dinero nos gastamos por cosas que en el fondo no son imprescindibles? ¿Es imprescindible la cultura? ¿Es cultura la alta cocina? ¿Es cultura viajar? ¿Y asistir fútbol? ¿Son el deporte y la cultura cuestiones antagónicas o primos hermanos?

    La verdad, me parecen temas muy interesantes y en absoluto cerrados, aunque tenga mi propia opinión, claro.

    Saludos.

  38. @fhku: Pues acabo de cenar conejo al horno (riquísimo) y una crema de calabacín, precisamente por este orden, porque temía que se me enfriase la carne y la crema quemaba. HE disfrutado mucho cenando, y muy barato, jejeje.

  39. Indio dice:

    @Jorge F.: Sí, por ejemplo, cuando vas a comprar desodorante y puedes escoger entre una variedad que ocupa dos metros de alto por dos metros de ancho. Eso es libertad.

    En total libertad. Usted se sitúa delante de la estantería y allí tiene toda la información para escoger adecuadamente cual es el mejor producto y la mejor relación calidad – precio, con los comentarios oportunos en cuanto a las sustancias tóxicas para su piel, las menos tóxicas, los buenos y malos efectos de cada uno de esos sticks olorosos. Tiene usted todo el tiempo del mundo para tomar esa decisión, para nada condicionada por la publicidad con la que ha sido usted bombardeado, por la cantidad de gente que le pisa y le atropella con su carrito de la compra porque está usted en medio y estorba y “venga ya, dese prisa” y por la presión de tener que hacer esto mismo con la pasta de dientes, los pañales del niño o el betún para sus mocasines que ya tienen unos meses pero que con estos a trabajar pues, ya no llega el dinero este mes para comprar otros…

    Esto es libertad, y libertad con mayúsculas. Y nosotros seres libres, que no caminamos, nos desplizamos por el mundo como Jesús sobre las aguas, puros, libres de ataduras. El resto, a tomar por el culo, y Cuba una dictadura, claro que sí, porque de eso sabemos todos un huevo. Anda ya!

  40. Indio dice:

    Perdón Don Lucien, estaba usted hablando de comida…

  41. @Indio: es que lo del Herrero no tiene nombre y no quiero pasarme con Venezuela, que podría convertirse en algo monográfico. Lo de escribir sobre la Ruscalleda empecé a planteármelo la semana pasada. Pensé que sería algo interesante, pues no es algo habitual que alguien escriba sobre este tipo de lugares.

  42. Indio dice:

    @Lucien de Peiro: Sí, además hay cosas que hablan por sí solas.

    Y en todo caso se agradece su prosa a la hora de escribir sobre cualquier tema.

  43. Indio dice:

    @Indio: ese comentario reacciona a una pregunta de Don Jorge F pero iría dirigido a @Berlin Smith, @vta, …

  44. @mitxel: estuve leyendo entrevistas con Carmen Ruscalleda desde mucho antes de ir. De hecho he leído cosas desde el añoi pasado, cuando decidimos que queríamos ir. Según cuenta ella misma, prácticamente cubren gastos con el restaurante. Parece ser que hace un tiempo decidieron implementar el segundo día de vacaciones semanal porque muchos de los que allí trabajan tienen sus familias formadas y considera que es necesario compaginarlo. Domingos y Lunes cierran, y también los Jueves al mediodía. Debo decir que todo el mundo parecía muy relajado y no aprecié grandes tensiones, ni tnesiones a secas. Conversando al salir con el “Cap de sala” me comentó que tenían dos bajas por culpa de la gripe y que él mismo estaba ayudando en las mesas. Vi buen rollo y aunque al principio todo me parecía un poco tenso la cosa fue a mejor y al final estabamos todos mucho más relajados y con espacio para un trato natural, lejos de servilismos, que los odio. Yo he trabajado de camarero y sé lo que digo.

    Por cierto, es la primera vez en mi vida que al cambiarme los cubiertos me pusieron los nuevos al revés (al derecho para mí) puesto que soy zurdo. ¡Hasta en eso se fijaron!

  45. @Pedro Pelija: me parece bien lo que dice y le confieso que el agua es lo mejor del mundo. Yo sólo bebo vino de vez en cuando. En absoluto a diario.

  46. @ATEO – ROJO – MASON: le entiendo, le entiendo. Jejeje, parece que usted lo tiene clarísimo. No soy un entendido en vinos. La verdad es que soy un neófito y considero que es un mundo muy complejo para el que no estoy preparado. Los Rueda (verdejo) blancos me gustan porque tienen un toque afrutadito muy agradable. Hay uno llamado “El perro verde” que no es caro y está muy rico, pero vaya, que los hay a patadas. Normalmente me gusta probar denominaciones de origen poco aparatosas. No soy mucho de los grandes, salvo Ribera de duero, por culpa de un buen amigo de Mucientes (Valladolid) y de su mujer, cuyos padres tienen una bodega (su D.O. es Cigales, pero vaya). Aquel vino es buenísimo. Me gustan los Toro, los Somontano y, vaya, qué grande es el vino. Los Priorat (cuya calidad no voy a discutir), ¿no son un poco fuertes? Oiga, “Les terrasses”, ése es muy bueno. (ve como le provoco, ¿eh?

  47. Independiente dice:

    Usted no es ingeniero.

    yo no soy gastronomo.

    Vamos a ver….

    “los poco más de 200 euros que cuesta una cena de este calibre”

    Por cabeza, por pareja, para toda la familia………?

    Que pocos detalles practicos da usted al contar sus aventuras culinarias.

    Saludotes.

    freebatasuna.

  48. @surco: Oiga, montamos una cena todos nosotros allí, en Sant Pau. Que pague Don Ricardo, con el oro de Moscú.

  49. @Jorge F.: Me atrevería a decir que la libertad de consumo, así a bote pronto, es algo que te puede encadenar, lejos de la libertad la verdad.

  50. @Indio: En absoluto. Me parece muy interesante el debate sobre la libertad. De hecho es lo único constructivo que aportó Berlin Smith a este debate.

  51. @Independiente: 217 euros por cabeza nos gastamos. El menñu degustación costaba 144 €, a lo que hay que sumar las bebidas: la botella de Priorat Blanco y dos o tres copas de distintos vinos más o menos dulces para los quesos y el postre. Al final, casi 450 euros entre dos. Trabajamos ambos, claro.

  52. Independiente dice:

    Kaguenla!

    Ya sabia yo que no me lleegaba!

    Tendremos que seguir ahorrando.

    Para mi antigua novia, para mí y para mis tres “gudaris” va a ser demasiado presupuesto para esta semanasanta.

    Tambien trabajamos los dos (Que remedio, viva la liberación de la mujer)

    Pero bueno……

    viendo los plazos de entrega del producto y ahorrando un poco mas….

    Quizas dentro de un par de años (A ver si se van descolgando los “gudaris”)

    Saludotes

    freebatasuna.

  53. surco dice:

    @mitxel:

    No, Don mitxel, lo era. Ahora me dedico a suplantar personalidades. La semana que viene me toca ser Paco Porras.

    Última entrada en el blog de surco: La política y Euskadi.

  54. Berlin Smith dice:

    Sí, Don Lucien, si es que cuando se tienen argumentos la pluma va sola.

  55. surco dice:

    @Lucien de Peiro:

    ¡Vale!, A Don ricardo le sacamos ensalada y ustedes y yo degustamos la carta entera….no se preocupe, Don, que luego le hacemos un informe completo.

    Última entrada en el blog de surco: La política y Euskadi.

  56. Ultimolunes dice:

    @Lucien de Peiro:
    No si yo también he derrochado, una vez me compré un pelotón de hachís afgano por todo el sueldo de un mes, estuve obnubilado, en delirio y con serios problemas de identidad por sus efectos casi un verano, unas 40.000 calas cobraba yo entonces y me quedé sin dinero, ni para una fanta en todo julio y agosto.

    Tenía el morbo añadido de que lo vendían gente del hampa cuando el hampa era todavía sana, primeros 80, y que la bola maravillosa, una pelota de grasa negra como una ciruela que parecía estar viva, había pasado fronteras muy difíciles, todavía estaba el ejercito soviético enseñando buenos modales a los talibanes. Lo traía personal de vuelo de Alitalia, desde India. Y la verdad es que vista la relación Calidad, Cantidad, Precio, fue una de las mejores inversiones que nunca hice.

    Mi objeción es más estética, es decir, el escenario impone en cierta medida la conducta. Por cosas de curro, (tuve un jefe eunuco pero glotón), he estado dos veces donde el Sergi Arola y me sentía como si me hiciesen cómplice de sus memeces. No voy a una ceremonia en la que me obligan a oficiar con el sacerdote, o no voy a gusto si no puedo intervenir en el rito, y/o modificarlo.

    Y me pasa lo que le acabo de leer a otro comentarista, del mismo modo que hay gente que no tiene oído y se conforma con un casette de julio Iglesias, los problemas gastronómicos los resuelvo en el Vips, esa es mi cima.

    Pero no me despido, que me voy al lecho, sin dejarle un comentario gastronómico que ha caído en mis manos hace poco, de alguien a quén usted denostaba en noviembre pero que recientemente he visto que le dedica adjetivos menos virulentos, “Yoani, la Pija del Blog”. Se llama //Celebración y Picadillo// Con un segundo párrafo inquietante que a Don Ricardo le tiene que poner, seguro.

    “Con motivo del medio siglo de aquel primero de enero de 1959, los cubanos pudimos comprar -a través del sistema de racionamiento- media libra de carne molida. Ese sentido del humor que frecuentemente nos salva de la neurosis no dejó escapar al inesperado manjar y lo bautizó como “el picadillo enviado por Chávez”, en alusión al evidente apuntalamiento económico que llega desde Venezuela.

    Un proceso político de la envergadura de una revolución socialista debería aspirar -en su cincuenta aniversario- a resultados más ambiciosos y a fiestas más pomposas, pero no hay mucho para dar. Aunque parezca una frivolidad, para muchos cubanos la venta de esa carne de vaca fue el hecho más importante ocurrido por estos días. Su sabor será el recuerdo que conservarán de un diciembre gris y un enero igual de demacrado, donde ni siquiera hubo promesas de posibles mejorías o reformas”.

  57. Jorge F. dice:

    Bueno, Don Lucien, una información gastronómica muy interesante… pero nos debe la segunda parte de su comentario habanero sobre el Plan Bolonia.

  58. Jorge F. dice:

    Yo también aporto una exquisitez… audiovisual.

    http://www.youtube.com/watch?v=fjjPHG8P0xw

  59. @mitxel: ¿Acaso no las recibió ya?, ¿o es que necesita mas droga?. Bueno, le mando unas cuantas más , pero no abuse hombre, que crean adicción.

  60. @Lucien de Peiro: Que me va a provocar !!!, me provoca cuando dice que le gusta mas el Don Simón porque es más barato.

    Y no me provoca si me dice que le gustan los de Toro, o los Ribera, los de Montsant o los Somontano, o cualquier otro, un vino es bueno cuando está bien hecho y eso no puede provocar.

    Otra cosa es un buen vino…. no le costaria mucho apreciar un buen vino, se lo aseguro, solo hay que saborearlos, como con la comida.

    Y ¿los Priorat fuertes?, si claro, fuertes, con cuerpo, con sustancia, con aromas, con matices, con sabores… para saborear…!!!, solo reléase el parrafo anterior.

    Eso se aprende, como todo, solo hay que entrar en el mundo del vino e ir aprendiendo, se sorprenderia usted de lo que se pierde.

    Salut

  61. @Lucien de Peiro: Oigan, acuerdense de mi, que yo m’apunto, pagando el rojo claro… huy digo, el Royo…

  62. surco dice:

    @Ultimolunes:

    ya le vale, estaba comiéndome un plátano mientras le leía y casi me atraganto

    Última entrada en el blog de surco: La política y Euskadi.

  63. @Berlin Smith: lo que yo le decía: la primera vez (o una de las poquísimas veces) que tiene argumentos. USted mismo lo ha dicho. Otra cosa es que, cuando los tiene, sean aceptables.

  64. @Ultimolunes: oiga, he llegado a un punto en el que Yoani Sánchez me parece hasta necesaria. ¿Sabe la de gente que se queja de la libertad de expresión en Cuba y tienen que callarse ante la existencia de “Generación X”. A final resultará que es una revolucionaria.

    El problema de yoani es que no tiene en cuenta los factores externos que han llevado a Cuba a esa situación que, no obstante, sigue siendo mejor que la de la mayoría de latinoamericanos. Es fascinante, en cambio, la acritud de algunos para atacar a esa pequeña isla. y su revolución. Vaya, lo mismo de siempre. Pero me reservo para el debate paralelo, que aquí no toca eso.

  65. @Jorge F.: lo tengo paralizado. Estoy al borde del colapso mental tras leer no sé cuántos informes. No me apetece mucho, aunque lo prometí. No lo descarto. A ver si me pongo, porque el tema me parece muy claro.

  66. @ATEO – ROJO – MASON: bueno, creo que soy capaz de distinguir un vino malo de uno bueno, pero me pierdo con los aromas y todas esas cuestiones. Ahora, estoy de acuerdo con lo que dice: todo es ponerse y aprender, porque es un mundo interesantísimo. Mi pareja domina más el tema.

  67. Inocente dice:

    @ATEO – ROJO – MASON:
    Si lo dice usted por mi lo de Miro. Se equivoca que lo sepa.

  68. Inocente dice:

    @Lucien de Peiro:

    Estamos entrando en terreno peligroso. Para mi, el arte tiene que ser perdurable, para que yo pueda apreciarlo, ahora bien, elarte y su apreciación será siempre subjetiva. A alguno le gustara Miro y no Picasso, o preferiran a los clasicos o estaran tan hartos de los clasicos que necesitaran de la vanguardia mas radical.
    Aunque hay mucho de falacia en estas dos frases:
    “Sobre gustos no hay nada escrito.”
    “Si lo hay pero usted no se lo ha leido.”

    Por otro lado, usted afirma que la experiencia del otro dia en el tres estrellas perdurara en su paladar (supongo). Ahora piense otras experiencias gastronomicas que perduran en su paladar y se dará cuenta que se dejo llevar por la moda, la triada (que le sube al menos un 15% al precio final), las ganas de impresionar a su partener y el hecho de fardar por estos lares.

  69. siudadano tarsán dice:

    Con toda la buena fe de tocar los cojones, por ejercer de contramaestre, vamos: VIVA EL VINO SOMONTANO!

    (Don ARM, le preguntaba en otra entrada si sólo había probado el más conocido, Viña del Vero o, por contra ha tenido ocasión de probar el de Santa Cilia de Panzano)

  70. @Inocente: Hombre, no lo decia precisamente por Miro, lo decia por lo que ha comentado anteriormente de las modas.

    Me ha recordado a un conocido mio, facha por mas señas, que de arte no tiene ni puta idea, pero nada, es artisticamente paralitico, pero que se permite opinar que Miró es malo, malo y que solo es una moda de pijo-progres.

    De ahí, cuando usted compara la cocina, con la moda en el vestir (pata de elefante), se me produzca la asociación.

  71. @siudadano tarsán: Me estoy haciendo un lio con las entradas Don Tarsan perdone usted.

    Y no, no lo he probado este, Santa Cilia de Panzano dice ?, lo probaré se lo aseguro, aunque haciendo un ejercicio de falsa soberbia ¿o era falsa modestia?…. vamos de una soberbia de cojones, le apuesto doble contra sencillo que ponemos una botella de esas con, por ejemplo, cordero al horno, junto con un priorat -que usted elija.-, al tiempo y la botella que se acaba primero es la del priorat.

    ¿sabe que significaria?

    Y no estoy diciendo que Somontano sea malo, estoy diciendo que el mio es mejor… y pongo mil euros sobre la mesa además (que fantasmón que soy).

  72. siudadano tarsán dice:

    @ATEO – ROJO – MASON: Bueno, home…! que cunado yo le dije por primera vez lo de D.O. Somontano ya aclaré que no es que me parezca mejor que el Priorat, sencillamente (en la onda internacionalista comunista que me caracteriza, no sé si es soberbia o “so – ebria”), quise ensalzar otros vinos de otras tierras (Aragón, Jumilla, Terra Alta,…)

    Y comer cordero es malo para la salud
    (para la salud del pobre cordero, claro)

    Salut!

  73. españa dice:

    huelga general ya!, por que los sindicatos no dicen nada ahora? si governara el PP que habria pasado?

  74. @siudadano tarsán: Bueno.

    Puestos en estos términos. Le perdono.

  75. No se a que tanto jaleo. Es una cuestión de prioridades. 200 euros es mucho y cuesta mucho ahorrarlo? depende. Para un parado o un estudiante si. Para alguien que trabaje y no tenga demasiadas obligaciones (hipoteca, hijos, etc.) no es demasiado. No entiendo porque hay gente que se rasga las vestiduras, si simplemente saliendo una noche de copas por Madrid la cuenta asciende tranquilamente a 50 o 60 euros. Y aquí en España los bares están llenos oigan.

    Además coincido plenamente en que la gastronomía puede ser un arte. En general yo la considero más bien una artesanía, pues se trata de elaborar de la mejor manera posible recetas ya creadas, quizá con modificaciones. Sin embargo si que ha un puñado de cocineros cuyo trabajo puede calificarse de arte. Qué delito hay en ir alguna vez a un buen restaurante? Ninguno.

    Personalmente no me lo puedo permitir, pero quizá si me quitara del ADSL, o tomara menos copas o … cuestión de prioridades. Disquisiciones sobre el sistema aparte, el dinero que cada uno gana en su trabajo está bien ganado y se lo gasta en lo que le de la gana. Faltaría más!

    Última entrada en el blog de El Gran Turuk: Emigrando…

  76. @El Gran Turuk: La verdad es que me gasto muy poco dinero en copas, eso es cierto. Es evidente que la vaca no da para más. Hay unos límites (yo soy poco más que mileurista) y cada cual hace lo que quiere (y lo que puede).

    Hace tiempo que medio en broma medio en serio le comento a mis amigos que me gasto la mayor parte de mi sueldo en:

    -Viajes
    -Libros
    -Música
    -Restaurantes

    No me baso en un cálculo riguroso, pero puede servir. Claro, ni tengo hijos, ni tengo hipoteca, y eso se nota (y no vivo con mis padres).

  77. Inocente dice:

    @ATEO – ROJO – MASON:

    Hummm… Es cierto que en el mundo del arte tambien hay modas. Solo tiene que pasarse por ARCO y se dara cuenta de como el contexto, la filosofia imperante y las “tendencias” proponen un tipo u otro de obras.

    Su conocido facha tiene un serio problema de falta de personalidad y criterio propio. Digaselo usted de mi parte cuando le vea.

    Volviendo al tema de la comida, hay que pensar que las estrellitas Michelin se crean tal y como las conocemos hoy dia en los años 50… y que yo sepa comer bien y con arte lleva haciendose desde siglos.

    @El Gran Turuk: Una cosa es la ejecucion y otra cosa es la creacion. No hay que confundir. Un creador de la cocina, experimenta con sabores, con productos, con otras cocinas, etc… Es en definitiva como la musica, ellos escriben las partituras y luego viene el violinsta (cocinero) y toca, siguiendo todos los detalles al pie de la letra.

    La cuestión que diferencia la cocina de otras artes es la importancia de la materia prima. Una buena naranja, un buen pato, unos buenos garbanzos, especias frescas, etc… Los buenos alimentos son la base de toda buena cocina. Y a partir de ahi, o se es muy zarpas, o la influencia del creador/ejecutor es minima. Por eso ese refinamiento me parece sobredimensionado (por no hablar de mariconada), porque para mi es preferible irse a un buen mercado, comprar buen producto, fresco, completo, sano y hacer una receta tradicional sencilla y (relativamente) facil, obteniendo un resultado y experiencia superiores. O si uno esta cansado pagar a alguien para que lo haga, pero sin refinamientos: producto del bueno y ejecucion adecuada, con un toque creativo mínimo.

  78. @Inocente: No veo porque haya que elegir Don.

    A quien le guste solo comer el mejor plato del mundo mundial inventado, ejecutado y artesanado, que son los Güebos fritos con puntilla, pues puta madre porqué es el mejor plato de los que se hacen y comen, pero se pierde lo demás.

    Por otra parte, al que le guste ir de restauración de “altos vuelos”, a degustar esquisiteces y delicateses, sabores imposibles, texturas increibles y vinos del año 1971 d la bodega del Mr. Jones, o del año 2.000 de mi bodega, que son la leche, tal como un polvete con la Jolie y que sabe disfrutarlos tanto como el otro las puntillas de los fritos, pues puta madre también.

    No es necesario elegir, solo disfrutar, que es la base y er sentio del arte y de la artesania.

    Salud

  79. Inocente dice:

    @ATEO – ROJO – MASON:
    Hombreeeeee no estamos hablando de ejecutar a Don Lucien por traicion al Pueblo y enemigo del Estado, pero si hubiera que hacerlo seguro que seria al amanecer, sin venda en los ojos, y por supuesto el ultimo deseo una buena cena donde usted ya sabe…

    Aqui discutimos gentes civilizadas y con clase, valgame el cielo.

  80. @Inocente: cuando afirma lo siguiente se confunde, especialmente si está pensando en un restaurante como el de Carmen Ruscalleda:

    La cuestión que diferencia la cocina de otras artes es la importancia de la materia prima. Una buena naranja, un buen pato, unos buenos garbanzos, especias frescas, etc… Los buenos alimentos son la base de toda buena cocina. Y a partir de ahi, o se es muy zarpas, o la influencia del creador/ejecutor es minima. Por eso ese refinamiento me parece sobredimensionado (por no hablar de mariconada), porque para mi es preferible irse a un buen mercado, comprar buen producto, fresco, completo, sano y hacer una receta tradicional sencilla y (relativamente) facil, obteniendo un resultado y experiencia superiores. O si uno esta cansado pagar a alguien para que lo haga, pero sin refinamientos: producto del bueno y ejecucion adecuada, con un toque creativo mínimo.

    Le puedo garantizar que los productos utilizados en aquella cena de hace casi una semana eran de primerísima categoría y perfectamente identificables. Todos. yo probé una cocina absolutamente terrenal, sólo que losp latos eran como pequñas obras de arte, por su presentación y tamaño. Obviamente, no estamos hablando de quedarte lleno con dos platos. Pero todo eso que ha dicho (incluso en algún caso la sencillez) es perfectamente aplicable al menú degustación que te sirven en el Sant Pau. Y discrepo profundamente de que la influencia del creador es mínima. En absoluto, pero es que en absoluto, y lo digo categóricamente. Es como una buena película, en la que se nota la mano de un buen director, y vaya si se nota. El toque creativo añade un plus tangible e identificable, un plus que debe ser valorado, siempre que no sea una estafa y ese “toque” pase por encima de la mismísima materia prima.

  81. @Inocente: si me han de ejecutar que sea por reventón estomacal en una buena mesa y con un buen menú.

    Recuerden el chiste:

    -¡Niño! No comas más galletas que vas a reventar
    -Pues dame otra y apártate.

  82. Inocente dice:

    @Lucien de Peiro:

    Estoy seguro de:
    – que los productos de aquella cena fuesen de calidad superior.
    – que el chef, los cocineros, ayudantes y pinches han tenido una formación impecable, además de tener aptitudes mas que notables en su oficio.
    – que la cocina y todas las cazuelas, sartenes, hornos… eran 100% funcional, el resultado de decenas de años de estudio.
    Estas cosas me aseguran una ejecución impecable, seguramente sobresaliente. Ahora bien, el que invento la mayonesa era una artista, el que crea la “madalena rellena de queso tupi”, no, como mucho aplicó ciertas reglas conocidas de innovacion. Ve usted por donde voy?

    En el fondo es designar que valor se le da a esa parte creadora. Yo le doy poco (en comparación con el producto y la ejecución, asi como los centenares de años de desarrollo de la cocina), usted le da mucho mas valor y … por tanto paga por ello (oferta/demanda). Por cierto que creo que pago poco, la mayoria de estos restaurantes requiere una inversion astronómica, y un mantenimiento (en salarios, proveedores y herramientas) altisimo, y en si mismos no son negocio. Lo son luego los libros, hoteles, conferencias, promoción, etc… Adriá no saca beneficio de su restaurante, lo saca de su hotel, por ejemplo. Eso o el chef trabaja 80 horas semanales, con lo cual no se sabe que es peor.

    Pero lo que estamos discutiendo aqui es el valor de esa cena, y argumentar porque se la mas o menos valor.

  83. @Inocente: ¿Ha cenado usted en uno de estos restaurantes con 3 estrellas? Si no lo ha hecho, no hay nada más que dicutir. Si lo ha hecho, le respondo.

  84. Pedro Pelija dice:

    @Lucien de Peiro:

    Hace tiempo que medio en broma medio en serio le comento a mis amigos que me gasto la mayor parte de mi sueldo en:

    -Viajes
    -Libros
    -Música
    -Restaurantes

    ¡Miente como un bellaco! ¿Y el cine qué? ¿Es, acaso, colega del acomodador y no paga? :-)

    @ATEO – ROJO – MASON:

    Hombre, coincido en lo de los güebos fritos. Pocas cosas igualan un buen par, a no ser unas buenas rodajas de “pa de pagés torrat amb tomacat i un raig generós d’oli d’oliva”.

    ¡¡Bocata di cardinali!!

    La mayor aportación catalana al progreso, cultura y felicidad de la humanidad.

  85. @Pedro Pelija: no lo pensé, pero creo que no gasto tanto en cine como en esas otras cosas, a pesar de ir 80 veces al año, lo que me supone unos 500 euros. Le aseguro que me gasto más en esas otras 4 cuestiones.

    Pero… quizás no mucho más, por lo que podemos incluir el cine. Me ha pillado.

  86. Jorge F. dice:

    A MIL EUROS EL CUBIERTO

    Un grosero chef les amargó a los Reyes una cena homenaje a España

    http://www.elsemanaldigital.com/articulos.asp?idarticulo=93323

    “…Batali dio la nota en algún otro momento más, hasta el punto de que la dueña del hotel donde se celebraba la cena se acercó a Don Juan Carlos y le dijo: “Me apena lo del lenguaje sucio, pero para que usted lo sepa, Batali no es de Miami, y no es cubano”. Según ella misma cuenta en The Miami Herald, el Rey contestó restándole importancia al incidente: “¿Qué lenguaje sucio?”, preguntó…”

    Ni se enteró.

  87. Inocente dice:

    @Lucien de Peiro: Si, en 4 de ellos.
    A saber 3 de comida francesa (1 en Bruselas y otros dos en la zona de Lyon) y uno seguro conocido de usted (Can Fabes).

  88. Jorge F. dice:

    @Pedro Pelija:

    Como no me gusta el tomate, no coincido con usted. El pan con aceite es lo mejor.

    El tiempo me dará la razón, cuando la gente se dé cuenta de que el tomate y la salsa de tomate no son tan deliciosos como parece.

  89. @Jorge F.: Lo siento Don Jorge F.

    Si no le gusta el tomate es como si no le gustara el dinero, en este último caso no estaria usted preparado para ser rico, en el primero, para ser riquíiiiisimo.

    Salutacions

  90. @Inocente: ah, tiene más experiencia que un servidor. En fin, mi respuesta es que no estamos de acuerdo en lo que a la consideración de arte se refiere. De todas formas, lo bueno del arte es que no está sujeta ni inmovilizada por corsés que le pongan límites, por lo que no todo lo que para alguien lo es debe serlo para otro.

    Saludos.

  91. @Jorge F.: ni se enteró… para variar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.