Doña Reyes nos lo cuenta todo

Posted · 13 Comments

reyesmontielDoña Reyes Montiel es diputada de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid y, como casi todo el mundo, está que no se cree lo que está pasando estos días en el PP madrileño -de lo que pasa en el PP nacional, ya saben, ese cuya sede está justo enfrente de la Audiencia Nacional, para ahorrarse los taxis, de momento, no nos ocupamos- , con su trama de espías incluída. “Reconozco que llevo unos días en estado de sobreexcitación. La causa no es otra que el espionaje entre los miembros del PP en Madrid“, dice en su blog, y se compromete a utilizarlo para informar a la sorprendida ciudadanía puntualmente sobre lo que ocurra en la comisión-barricada que se ha inventado Esperanza Aguirre para lanzar cortinas de humo sobre el hecho crucial de que en el Gobierno de la Comunidad de Madrid se ha instalado una red de espías que lo espía todo, todo, todo.

Según nos cuenta doña Reyes, en IU “hemos reflexionado sobre la oportunidad de que una comisión con la atención mediática como ésta supone para la política, porque aunque el PP desnaturalice la comisión, vete la asistencia de algunas personas importantes para aclarar las cosas y, en definitiva, vote que hoy es verano porque tiene mayoría para ello, nosotros los de IU, tenemos el reto de trasladar a la ciudadanía las pesquisas, las sospechas, las dudas y las prácticas deleznables que sabemos son una realidad en Madrid“.

Así que lean los próximos días el blog de doña Reyes, que seguro que vendrá jugoso. No se olviden.

13 Responses to "Doña Reyes nos lo cuenta todo"
  1. Don Güapo dice:

    … los de IU, tenemos el reto de trasladar a la ciudadanía las pesquisas, las sospechas, las dudas….

    Las sospechas, las dudas. Joder Royo, como en una dictadura.

  2. Don Ricardo dice:

    Es que estamos en una dictadura, ¿no lo recuerda? fruto de un terrible golpe de estado a ladrillazos en la que los miembros del partido casi único se espían entre ellos, así que figúrese lo que harán con los demás.

  3. El Ajustador dice:

    La ocasión la pintan calva… Porque si se te cruza y no la trincas de frente, por la espalda no hay melena por donde agarrarla.

    Y ésta es nuestra ocasión. El Partido Español (lo de Socialista y Obrero es ya política – ficción) dando tumbos entre bandazos de crisis asesina y regalando porrones de billetes a los banqueros. Los sindicatos, negociando (vaya usted a saber los intereses de quién). Y el Partido (que de Popular tiene menos que yo del Pato Lucas) yéndose por el retrete de la corrupción con venta de prebendas y espionaje al más puro estilo Mortadelo y Filemón…

    Cuando esto reviente, y no le queda ya mucho, el poder va a quedar tirado enmedio de la calle, entre adoquines arrancados y contenedores quemados. ¿Vamos a ser capaces de recogerlo? ¿O pasará lo de Argentina en 2001? ¿O lo de París en 1968 cuando, tras días de rodar por el suelo, al De Gaulle se le pasó el acojono, salió del cuartel y volvió a recoger el testigo que él mismo había tirado mientras huía por patas?

    Don Cayo, estamos esperando que nos diga de vernos en la calle… No tarde.

    Última entrada en el blog de El Ajustador: ¡¡¡Cacerolada YA!!!

  4. Dr.Turbio dice:

    Ajustador me lo has quitado del teclado.

    Zapatero dijo ayer

    “son asuntos desagradables y, de alguna manera, todos los hemos vivido en distintos alcances”

    Hay que recordar que no todos hemos vivido la corrupción.

  5. ABEL REYES TELLEZ dice:

    BENITO MUSSOLINI REGIMEN FASCISTA ITALIANO APROBO LEYES ANTISEMISTA 2a GUERRA MUNDIAL

    Llamado “El Duce”, nacido en 1883 en la Romagna, militante socialista primero, dejó la carrera de maestro de escuela que iba muy mal a su temperamento, p

    ara huir al extranjero. Se hizo periodista, trabajó especialmente en Treno, en territorio austríaco y después al frente de Avanti, el gran periódico socialista
    . Hizo la guerra y fue herido. Asiduo lector de libros y de artículos, se convirtió en un fanático nacionalista. Fundó el primer fascio de Milán. Crea un partido fascita en Mayo de 1921. Además poseía las características físicas e intelectuales propias de un gran orador, con lo cual seducía a miles de s eres que le escuchaban.

    En 1922 escaló el puesto de primer ministro de Italia. Se jactaba de que haría del país una nación poderosa, próspera y comercial. Su habilidad oratoria fue del agrado de sus compatriotas. Sin embargo, los 21 años de su gobierno dejaron arruinada a su patria. Cuando se desencadenó la Segunda Guerra Mundial permaneció al margen hasta que los ejécitos franceses se derrumbaron. Entoces decidió participar en la contienda al lado de Hitler de quien vino a ser casi lacayo. Para el 25 de Julio de 1943 había perdido Italia todas sus colonias en Africa, así como Sicilia. Los Dictadores han existido desde que el hombre se ha organizado en grupos sociales. Son los que se creen y se ponen por la fuerza por encima de cualquier escala jerárquica y crean alrededor de ellos un aura de absolutismo y completo dominio. Con frecuencia imponen sus ideas a los que han dominado y eliminan cualquier idea disidente con el régimen impuesto. Los dictadores raras veces abandonan el poder que han adquirido por la fuerza.el 14 de julio de 1932, y después de fortísimos enfrentamientos callejeros entre nazis y comunistas, los de Hitler doblaron los votos populares, obteniendo 230 puestos en el Reichstag (el 37% del total). Inmediatamente, exigieron que Hitler, como jefe del partido más numeroso, asumiera la cancillería. El 13 de agosto se le ofrecieron a Hitler y a algunos de los más destacados cargos del partido nazi carteras en un gabinete de coalición presidido por Von Papen. Hitler se negó a tomar nada que no fuese el poder ejecutivo absoluto. Esta propuesta fue inmediatamente rechazada por el anciano presidente. En septiembre de ese mismo año, el gobierno Hindenburg-Papen-Schleicher, que gobernaba el país tras las elecciones, retiró a Alemania de la conferencia de desarme y realizó una política pro-militarista.

    Durante todos estos años, Hitler había desarrollado sus ideas racistas y ultranacionalistas que había plasmado en su libro, Mein Kampf (Mi Lucha). Había impuesto un sistema de terror con sus actos violentos. Los nazis se habían aliado con dos grupos paramilitares: las SA y las SS. Además, recibían la financiación de banqueros y grandes empresarios, que pensaban que el nacionalsocialismo sería útil para librarse de las reivindicaciones de la clase obrera.Benito Mussolini consideraba a Adolf Hitler un sentimentalista de ojos humedos, pero estaba celoso del poder del dictador nazi y la fama,

    ante los prolegómenos de la 2ª Guerra Mundial, las relaciones de los dos estados totalitarios se estrechó y se creó el denominado Eje Berlín-Roma. Italia se retiró de la Sociedad de Naciones, y Mussolini anunció un importante rearme de las tropas italianas. Italia también siguió, al ejemplo nazi, una serie de medidas restrictivas contra los judíos.
    En el siglo XX, los judíos estaban bien integrados en la vida italiana, y prácticamente no existía el antisemitismo.
    Benito Mussolini, el líder del Movimiento Fascista Italiano, tomó el poder en octubre de 1922. El antisemitismo no formaba parte de la plataforma política del fascismo; no obstante, la comunidad judía italiana sintió preocupación ante el nuevo régimen. Mussolini se apresuró a tranquilizarlos, asegurándoles que los fascistas no eran antisemitas y que no tenían la intención de hacerles daño. Durante los diez años siguientes, Mussolini y los judíos mantuvieron relaciones correctas. Inclusive muchos judíos se afiliaron al Partido Fascista porque apoyaban su proyecto nacional.
    Después de que los nazis llegaron al poder en Alemania en 1933, Mussolini intentó durante varios años mantener el equilibrio entre sus relaciones con los países democráticos y su apoyo a Adolf Hitler. Pero en 1936 Italia se apartó de llas y se alió con Alemania en la Guerra Civil Española, y poco tiempo después Mussolini utilizó por primera vez el término “Eje Roma-Berlín” para denominar la alianza entre ambos países. Ese otoño, Mussolini inició una campaña antisemita a través de la prensa con el objeto de complacer a Hitler. En septiembre de 1938 el gobierno italiano asumió un compromiso activo con el Eje al promulgar una legislación antijudía similar a las Leyes de Nuremberg en Alemania. Los judíos extranjeros que vivían en Italia fueron obligados a abandonar el país.
    Italia entró oficialmente en la Segunda Guerra Mundial en junio de 1940. En ese momento, Mussolini se vio obligado a incrementar las medidas antijudías anti en el país. Un importante número de judíos extranjeros que no se había marchado en 1938 fue arrojado a la cárcel. A comienzos de septiembre el Ministerio del Interior italiano ordenó el establecimiento de 43 campos de detención para “extranjeros enemigos” (incluyendo judíos extranjeros) e italianos opositores al gobierno fascista. Estos campos, a pesar de que de ninguna manera eran confortables, eran totalmente distintos a los campos de concentración nazis. En los campos italianos los grupos familiares permanecieron unidos, se establecieron escuelas para los niños y todos podían participar en actividades sociales y culturales.
    Mussolini era totalmente dependiente de Hitler, tanto económica como militarmente, y por lo tanto no podía arriesgarse a interrumpir su programa de persecución antijudía dentro de Italia. Con todo, nunca accedió a deportar judíos a los campos de exterminio. Los italianos también reafirmaron su independencia ayudando a aquellos judíos que vivían en territorios bajo ocupación italiana en Francia, Yugoslavia y Grecia. En 1942, cuando Alemania comenzó a deportar judíos hacia el Este en forma acelerada, lDesde mediados de septiembre de 1943 hasta el fin de la guerra en abril de 1945, los alemanes se dedicaron a capturar judíos en Italia. Más del 20% fue arrojado a cárceles y campos de concentración, y posteriormente enviado a campos de exterminio. De septiembre de 1943 a enero de 1944, 3.110 judíos fueron deportados a Auschwitz. Durante el resto de 1944, otros 4.056 fueron deportados al Este, junto con 4.500 judíos italianos que vivían en territorios anteriormente gobernados por Italia. Además, 274 judíos fueron asesinados en el propio territorio italiano.
    En total, alrededor del 17% de los judíos italianos pereció durante el Holocausto. La gran mayoría sobrevivió con la ayuda de civiles y

    En 1938, en parte debido a la presión de la Alemania nazi, el régimen fascista italiano aprobó leyes antisemitas. Estas leyes prohibían el matrimonio entre judíos y no judíos y apartó a los maestros judíos de las escuelas públicas. Los judíos extranjeros que vivían como refugiados en Italia fueron recluidos en campos de detención, donde vivían en condiciones tolerables: las familias permanecían unidas y los campos ofrecían escuelas, actividades culturales y eventos sociales.

    En octubre y noviembre de 1943, los alemanes organizaron la redada de judíos en Roma, Milán, Génova, Florencia, Trieste y otras ciudades importantes del norte de Italia. Los judíos eran confinados en campos de tránsito como el campo Fossoli di Carpi, originalmente un campo de detención dirigido por los italianos aproximadamente a 20 kilómetros al norte de Módena, y el campo Bolzano en el noreste de Italia, establecido a fines de 1943. Periódicamente, los nazis deportaban judíos de estos campos al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau.

    En Trieste, las autoridades nazis torturaron y asesinaron aproximadamente a 5.000 personas, en su mayoría, prisioneros políticos, en La Risiera di San Sabba, que funcionaba principalmente como un campo de detención policial. San Sabba también funcionó como un campo de tránsito para deportar judíos del noreste de Italia a Auschwitz-Birkenau. Algunos judíos fueron deportados de San Sabba y varias docenas de judíos fueron asesinados allí. Mantua, Milán y Borgo San Dalmazzo fueron otros puntos de reunión para los judíos durante las deportaciones de Italia.

    Bajo la ocupación alemana, las autoridades nazis deportaron unos 10.000 judíos de Italia a Auschwitz-Birkenau y otros campos nazis. Casi 2.000 judíos fueron deportados de Rodas, una isla del Mar Egeo que había sido parte de Italia antes de la guerra. Alrededor de 9.800 de los deportados fueron asesinados.

    Debido a que las autoridades italianas obstruían las deportaciones y muchos judíos italianos lograron ocultarse o escapar hacia el sur a zonas de Italia ocupadas por los Aliados, más de 40.000 judíos sobrevivieron el Holocausto en Italia.

    Estos campos nazis fueron creados exclusivamente para el asesinato en masa de judíos. De hecho, más de tres millones de judíos fueron asesinados en los campos de exterminio, mediante el gas o el fusilamiento.
    El primero de estos campos se creó fue Chelmno en 1941 en la parte de Polonia anexada a Alemania.
    Dos años después, más de millón y medio de judíos habían sido asesinados.
    El campo de exterminio más grande era el de Auschwitz-Birkenau en Polonia, que para la primavera de 1943 ya funcionaba con cuatro cámaras de gas, llegando a matar hasta ocho mil judíos cada día.

    Durante la guerra, los nazis crearon los ghettos, campos de detención temporal y campos de trabajos forzados. En ellos, forzaban a la población judía a vivir en condiciones realmente miserables. Los aislaban de la población no judía así como de las otras comunidades judías. Los nazis crearon más de 400 ghettos.

    Entre 1942 y 1944, los nazis deportaron a millones de judíos desde los territorios ocupados a los campos de exterminio, donde fueron ejecutados en instalaciones diseñadas especialmente para ello.
    Los alemanes nazis obligaban a los judíos a realizar trabajos forzados para el gobierno alemán, así como a llevar insignias que los marcaban como judíos. Símbolo para marcar a los judíos

    Algunos ghettos importantes fueron los de Varsovia (donde ocurrió la sublevación más importante en el año 1943), Vilna, Bialystok, Czestochowa y Lodz.
    Durante los últimos meses de guerra, muchos prisioneros de guerra fueron trasladados en las llamadas “marchas de la muerte” para evitar la liberación de éstos por parte de los aliados.
    Los crímenes cometidos durante el Holocausto devastaron la mayoría de las comunidades judías

    En abril de 1945, con la derrota total en el horizonte, la pareja Clara Petacci Bnito Mussulini trató de escapar a Suiza,donde descubrieron a los dos amantes y los arrestan. por los partisanos En Dongo, el conde Pier Luigi Bellini della Stelle, jefe de los partisanos encuentra a Clara Petacci en el Ayuntamiento y ante la súplica de ella de querer morir con el Duce, el conde le jura que no tiene intención de matarlo, y que lo que piensa es entregarlo a las autoridades.

    En una reunión mantenida entre miembros del Comité de Liberación Nacional y representantes del Cuerpo de Voluntarios de la Liberación celebrada en Milán se decidió que Mussolini sufriera una muerte violenta. ejecutados y colgados de una estación de gasolina cerca de Milán.Mussolini y Clara murieron fusilados. Ella fue la primera y él después. Sus cadáveres fueron trasladados a la plaza de Loreto de Milán, donde fueron entregados al pueblo, quienes los tirotearon, orinaron, escupieron y golpearon. También fueron fusilados 15 fascistas mas, entre los que se encontraban:

    * Alessandro Pavolini
    * Paolo Zerbino
    * Incola Bombacci
    * Luigi Gatti, el secretario personal de Mussolini.

    ABEL REYES TELLEZ
    PRESIDENTE NACIONAL
    PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE .PSC.
    TEOLOGO ESCRITOR CRISTIANO
    TELFAX: 505 22493460 . 505 .88827758

  6. Pedro Pelija dice:

    Mire yo es que si me tiran de la lengua, pues…

    Dios es un perfecto psicópata, no hay duda. A parte de un gran chapucero, que se monta un mundo para no aburrirse el pobrecito, y lo hace con toda la mala leche de la que es capaz, poniendo condiciones estúpidas a sus “juguetitos” y puteándolos hasta la násusea. Un tipo con un complejo de inferioridad terrible que necesita que todo el tiempo le estén diciendo que es muy guay, que lo adoran y que es el que la tiene más larga. Que necesita que estén lamiéndole el culo día y noche para poder él sentirse algo, de lo poquita cosa que él se sabe que es.
    Además de un miserable cobarde, que para asegurarse de que le quieren (hasta ahí llega su inseguridad y su complejo de inferioridad) tiene que pedirle a un padre que le prepare a su propio hijo a la brasa, y luego, tras la inmensa putada, le dice al final “que no, tío, que era broma, ji, ji”, ¡hace falta ser cabrón!
    Pero ¿qué se puede esperar de un tiparraco que se monta un mundillo para su diversión y lo hace tan y tan mal que se ve en la obligación de arreglarlo. Pero, claro, él no se moja sino que manda a su hijo para que lo machaquen un poquito y poder decir ¿véis como os quiero un montón, hasta soy capaz de dejar que torturéis y matéis a mi hijo? ¿Queréis más prueba de que os quiero?

    Dios, de Israel, de Villa arriba de abajo, o del coño de la Bernarda es un mierda. Ya os lo regalo y os lo coméis con patatas (que de momento hay que reconocer que eso de ser el pueblo elegido os ha ido de puta madre en la historia ¿verdad? Aunque claro, contando que a vuestro maromo le va el putear hasta la náusea a los que más quiere). En fin, eso, os lo coméis con patatas, pero no toquéis los cojones a los demás con vuestras supersticiones. ¿A qué coño venía este rollo de más arriba?

  7. ABEL REYES TELLEZ dice:

    NOTICIAS PORTADO DE LAS OFICINAS DEL PRIMER MINISTRO ISRAELI
    LA CANSILLER ANJELA MERKEL.CONFIRMO A ISRAEL DERECHO A LA AUTODEFENSA

    ha telefoneado con el primer ministro israelí y el Presidente egipcio en el fin de semana. En una entrevista
    con Benjamin Netanjahu, la Canciller Merkel confirmó Israel derecho a la autodefensa y la obligación de proteger de la población israelí. Merkel acordó, que t
    an pronto como sea posible se debe lograr un alto el fuego completo con el fin de evitar más derramamiento de sangre con Netanyahu. En la conversación telefónica con el Presidente egipcio Mohamed Mursi, Merkel le animó a continuar su importante papel como mediador y para mover los grupos palestinos a un ajuste inmediato de los ataques contra Israel. Se debe prevenir una escalada de violencia.

    ABEL REYES TELLEZ
    PRESIDENTE NACIONAL
    PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE {PSC}
    ESCRITOR CRISTIANO
    MOVIL 505.8882 77 58

  8. ABEL REYES TELLEZ dice:

    LA HISTORICA VIDA POLITICA DE LA EX MINISTRA DE EXTERIORES ISRAELI .TZIPI LIVNI

    La ex ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni, anunció que regresa a la política y lo hará al frente de un nuevo partido, «Hatnuá» (el movimiento), y no en
    las filas de Kadima, el partido que llegó a liderar.
    Según las últimas encuestas, Livni podría alcanzar diez escaños en el Parlamento, en las elecciones pr
    ogramadas para el 22 de enero.
    La que fuera dirigente del partido Kadima, que formó el ex primer ministro Ariel Sharón en 2005, despeja así las dudas y acaba con semanas de especulaciones sobre si regresaría a la vida pública integrando formaciones existentes o creando una propia.

    La ex canciller israelí Tzipi Livni.nacida el 8 de julio de 1958 esta mujer considerada la más célebre figurar en cabeza del pelotón de las personalidades políticas más populares del país.del partido,La ex canciller .dice tener la intención de restaurar “la confianza” de los israelíes.
    En 1976, el año anterior a la victoria electoral del Likud y la llegada de Begin a la jefatura del Gobierno, Livni ingresó en las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) para cumplir el servicio militar obligatorio, que ni excluía ni excluye a las mujeres. Durante tres años sirvió como instructora en una escuela de formación de oficiales y portó el galón de teniente. En 1979 colgó el uniforme para matricularse en la Facultad de Derecho de la Universidad Bar-Ilan, cerca de Tel Aviv, con la intención de sacarse el título de abogada, pero antes aceptó de nuevo prestar servicio en la defensa y la seguridad de Israel, y en esta ocasión, al parecer, asumiendo importantes riesgos y peligros. 1980, con 22 años, tras comentarle la posibilidad una amiga, fue reclutada por el Mossad, la agencia estatal de inteligencia, espionaje y lucha contraterrorista en el extranjero, para la que trabajó en paralelo a sus clases universitarias. La naturaleza secreta de las actividades de los agentes del Mossad impide conocer con certificación oficial qué funciones desempeñó Livni en esta institución, aunque cabeceras de las prensas israelí e internacional señalan que perteneció a una “unidad de élite” y que realizó “misiones sensibles” en París, en una época en que la capital francesa era el escenario de una guerra subterránea y a muerte entre infiltrados de los servicios secretos israelíes, activistas de los partidos palestinos y agentes de países árabes como Irak. Según fuentes consultadas por estos medios, Livni, tras la pantalla de estudiante en la Sorbona, habría mantenido una vivienda empleada como piso franco por colegas implicados en misiones de búsqueda y eliminación. También, habría realizado labores de reclutamiento y de reunión de información.

    En agosto de 1983 Livni solicitó y obtuvo la baja del Mossad para completar sus estudios en la Universidad Bar-Ilan y para casarse con el publicista Naftali Spitzer. La pareja formalizó su relación en 1984 y ella, ya con el título en la mano, empezó una andadura como abogada especializada en derecho mercantil y de la propiedad. En los doce años siguientes, Livni llevó una vida hogareña y profesional estrictamente privada, dedicada a la crianza de sus dos hijos, Omri y Yuval, a su trabajo en el bufete. Un alejamiento del servicio público y de la política que no alteró el fallecimiento de su padre en 1991, siete años después de jubilarse de la Knesset.

    Livni tomó la decisión de entrar en política en 1996, gobernando el Partido Laborista (Avoda) al mando del veterano Shimon Peres, en un momento de gran incertidumbre y desasosiego a raíz del asesinato en noviembre del año anterior de Yitzhak Rabin, predecesor del anterior, por un extremista judío y de la escalada de atentados terroristas de los partido palestinos Hamás y Jihad Islámica. Su opción partidista era, por tradición familiar y por convicciones personales, el Likud, que, con Binyamin Netanyahu de líder, se oponía a buena parte de la letra de los Acuerdos de Oslo firmados con la OLP en 1993. En las elecciones generales del 17 de mayo de 1999, anticipadas por Netanyahu ante los síntomas de descomposición del Gobierno y la aparición de profundas grietas en el propio Likud –escisiones del Partido de Centro y el Herut-Movimiento Nacional-, Livni volvió a candidatear a la Knesset y esta vez, aunque por los pelos y en unas circunstancias nada propicias, conquistó el escaño: iba en el lugar décimo octavo de la lista y el partido, en los peores resultados de su historia, retuvo 19 puestos.

    La mayoría operativa sacada por el Avoda y sus aliados unida a la victoria del nuevo líder laborista, Ehud Barak, en la elección a primer ministro desalojaron al Likud del poder. Como consecuencia, Livni cesó en su alto puesto funcionarial y se estrenó como parlamentaria de la oposición. En la Knesset, pasó a integrar los comités de Justicia y Asuntos Legales y Constitucionales, y de Promoción del Estatus de la Mujer, y presidió el subcomité encargado de la legislación para la prevención del lavado de dinero, un cometido apropiado para quien con el tiempo iba a adquirir una sólida reputación de honestidad en un entorno político cuajado de escándalos de corrupción.
    La llegada a la jefatura del Likud de Ariel Sharon, el histórico halcón de la derecha israelí, belicoso general en las pasadas guerras contra los árabes, temido y odiado por los palestinos, ministro de Defensa con Begin y últimamente responsable de Exteriores con Netanyahu, marcó el verdadero despegue político de la reservada y eficiente Livni. El orondo, carismático y controvertido ex militar, convertido en septiembre de 2000 en incendiario protagonista de la segunda Intifada, la revuelta palestina que sumió a los territorios autónomos y ocupados en un estado de guerra con las FDI y que dio el golpe de gracia al ya moribundo proceso de paz de Oslo, dispensó un afecto protector a una diputada con pedigrí nacionalista y recién entrada en la cuarentena a la que sacaba 30 años.

    En este Gabinete, Livni, codeándose con viejas luminarias de la política israelí como el laborista Peres, debutó en la función ministerial portando una cartera de bajo relieve, la de Cooperación Regional. A finales de agosto de 2002 pasó a ser ministra sin cartera, pero el 17 de diciembre de ese año, mes y medio después de dar el portazo los ministros del Avoda, Sharon le confió el portafolio de Agricultura y Desarrollo Rural. Reelegida en su escaño en las legislativas del 28 de enero de 2003, que proporcionaron al Likud una mayoría lo suficientemente amplia como para gobernar de espaldas a los laboristas (38 diputados con el 29,4% de los votos), el 28 de febrero Livni tomó a su cargo el Ministerio de Absorción de la Inmigración, una oficina de más caché político que las anteriores y que le aseguraba una mayor presencia mediática, pero que le resultó decepcionante, ya que iba detrás de la cartera de Justicia.

    Su pertenencia al círculo de confianza del primer ministro indujo a Livni a modificar algunas de sus opiniones más arraigadas. Así, la ministra interiorizó el argumento, deslizado paulatinamente por Sharon y su número dos en el Gabinete, el ex alcalde hierosolimitano Ehud Olmert, de que el mayor crecimiento demográfico de la población palestina en los territorios ocupados amenazaba el carácter eminentemente judío del Estado de Israel. En consecuencia, resultaba ineludible la evacuación unilateral y completa de la franja de Gaza y de ciertos puntos de Cisjordania no controlados por la ANP, repatriando tanto a las tropas como a los colonos allí asentados; a continuación, podría crearse un Estado palestino, rigurosamente separado y controlado de tal manera que no supusiera una amenaza para Israel. En otras palabras, se enterraba el sueño del Eretz Israel y se asumía la noción de paz por territorios en aras de la integridad y la seguridad nacionales.

    El 28 de noviembre Livni, en su acto de protagonismo que acrecentó las altas notas que le otorgaban los sondeos de valoración de líderes a pesar de su proyección más bien fría, fue la encargada de presentar al público los principales puntos de la agenda nacional de la flamante formación. En primer lugar, el Kadima se comprometía a salvaguardar el carácter democrático y mayoritariamente judío del Estado de Israel sobre las bases de la entrega a la ANP de algunos territorios de Cisjordania, el mantenimiento definitivo de los mayores asentamientos de colonos y el estatus indivisible de Jerusalén.

    Livni dio sus primeros pasos políticos en las filas de la derecha nacionalista. Con el paso del tiempo fue dejando de lado los ideales iniciales para escalar puestos hasta la cima de Kadima, donde fue una de las primeras en entrar nada más fundarse, a finales de 2005.El 18 de diciembre, con los preparativos de los comicios generales del 28 de marzo en marcha, el revolucionado panorama político israelí sufrió una nueva conmoción al sufrir Sharon, a los 77 años, un infarto cerebral leve que lo mandó al hospital. El primer ministro se mantuvo consciente y antes de 48 horas fue dado de alta. En el ínterin, el Kadima decidió que fuera Olmert y no la más popular aunque menos experimentada Livni el segundo de lista a la Knesset. La decisión era muy importante, ya que en caso de no poder participar Sharon en las elecciones, quien le siguiera en la lista de candidatos al escaño ocuparía su lugar. Disciplinadamente, Livni acató una resolución que sin embargo marcó el principio de la desconfianza entre dos dirigentes abocados al enfrentamiento. Entonces, resultó evidente que Sharon no veía a su protegida como una heredera de su legado político, por lo menos con precedencia sobre Olmert.

    El regreso de Sharon al quehacer político mitigó los temores sobre su estado de salud, pero el 4 de enero de 2006 el veterano estadista sufrió un segundo y más grave derrame cerebral. Esta vez, Sharon cayó en coma irreversible, sumiéndose en un estado de inconsciencia vegetativa y quedando completamente incapacitado para ejercer sus funciones. Con toda urgencia, Olmert se hizo cargo temporalmente de las presidencias del Consejo de Ministros y del partido.

    Livni, dejando a las claras a dónde apuntaban sus ambiciones, amagó con abrir una disputa por la sucesión de Sharon, pero Olmert la persuadió para que renunciara a retarle a cambio de colocarla a su diestra como número dos del Gobierno si se ganaban las elecciones, lo que todas las encuestas daban por muy probable, y de nombrarla ministra de Exteriores ya mismo, sucediendo a Silvan Shalom, que permanecía leal a Netanyahu. El segundo puesto en la lista electoral estaba reservado a Peres, así que Livni seguiría yendo en tercer lugar. En consecuencia, el 16 de enero, a la vez que dimitían los cuatro ministros del Likud, Olmert fue elegido sin oposición presidente del Kadima y su cabeza de lista para las elecciones del 28 de marzo. Dos días después, Livni se convertía en la segunda jefa de la diplomacia israelí desde el ejercicio de la laborista Golda Meir en 1956-1966.

    En el pasado trabajó para el Mosad, el servicio secreto israelí, y su carrera fue meteórica desde que entró en la Kneset (Parlamento) en 1999.Pero esta abogada tenaz, siempre de punta en blanco y catapultada a la cúspide de su partido por el ex primer ministro Ariel Sharon, fundador de Kadima,

    Kadima tuvo un rendimiento electoral más discreto de lo esperado. Con el 22% de los sufragios, fue la fuerza más votada, lo que no dejaba de ser una hazaña para un partido con sólo cuatro meses de vida, pero los 29 escaños obtenidos conformaban una mayoría simple de lo más exigua. Olmert, convertido en primer ministro titular el 14 de abril al vencer el límite de cien días fijado por la ley para la incapacidad temporal y no recobrarse Sharon, negoció y acordó con el entonces jefe del Avoda, Amir Peretz, la constitución de un gobierno de coalición mayoritario al que se sumaron el Shas y el nuevo partido Pensionistas de Israel a la Knesset (GIL). El 4 de mayo tomó posesión el Gabinete y Livni, de acuerdo con lo pactado con Olmert, figuró como número dos del mismo en calidad de viceprimera ministra primera (textualmente, “primer ministro en funciones”, que era lo que Olmert había sido hasta entonces) y ministra de Exteriores. El Ministerio de Justicia

    Livni se encargó de los prolegómenos técnicos de la primera reunión oficial de Olmert con Abbas, celebrada en Jerusalén el 23 de diciembre de 2006 y que fue posibilitada por el alto el fuego entrado en vigor el 26 de noviembre entre las facciones palestinas y las FDI, al cabo de un mes fatídico en el que cerca de un centenar de palestinos perdieron la vida, la mayoría en Beit Hanoun, Gaza. En ese momento, la canciller fungía de nuevo como ministra de Justicia, cargo paralelo que expiró en febrero de 2007La tormenta se desató el 30 de abril de 2007, luego de encajar Olmert una investigación policial por presuntos abuso de poder y prevaricación en su etapa de ministro de Finanzas, con la publicación por la Comisión Winograd de un informe preliminar en el que criticaba demoledoramente los “serios fallos” en que habían incurrido Olmert, Peretz y el ya dimitido jefe del Estado Mayor, general Dan Halutz, en los primeros días de la crisis. Los tres eran censurados por lanzar Recompensa Justa sin tener un plan de operaciones adecuado, y el primero, en particular, por comportarse con “grave falta de juicio, responsabilidad y prudencia”.

    El 2 de mayo Livni, con la satisfacción añadida de ser la única autoridad evaluada por la Comisión que salía bien parada –el informe destacaba los esfuerzos diplomáticos del Ministerio de Exteriores para impulsar la intervención de la ONU y reclamaba que en el futuro aquel fuese involucrado en las decisiones que atañeran a la seguridad-, alzó su voz para demandar la dimisión del primer ministro y ofrecerse ella misma como jefa del Kadima y por ende candidata a dirigir el Gobierno. En su cálculo no entraba el recurso a elecciones generales anticipadas, que sólo podían beneficiar al Likud, y sí unas primarias del Kadima para la elección del nuevo líder. Livni fue secundada en su golpe de efecto por la mitad del grupo parlamentario, incluido su jefe, Avigdor Yitzhaki, quien presentó la renuncia como medida de presión. Livni no volvió a embestir públicamente contra Olmert, de cuya renuncia ya se encargó la enorme presión reinante. El 30 de julio de 2008, tras ganar un poco de tiempo merced a un cambalache con Barak –quien un año atrás había descabalgado a Peretz del liderazgo del Avoda para luego relevarle como ministro de Defensa-, por el que convocaba elecciones primarias en su partido para evitar los comicios anticipados, y tras mucho insistir en que no daría ese paso a menos que la fiscalía le acusara formalmente de corrupto, anunció por sorpresa su marcha del Gobierno y la entrega del testigo al conmilitón que se llevara el liderazgo del Kadima en la elección interna programada para el 17 de septiembre.

    La viceministra se felicitó por la “no sencilla aunque correcta” decisión tomada por su todavía superior político y comenzó a preparar su postulación partidista, cuyos dos posibles desenlaces tendrían importantes consecuencias para su carrera: si ganaba, no tenía dudas, sería primera ministra, bien porque conseguiría formar gobierno, bien porque, en caso de fracasar en lo anterior, ganaría la elecciones a la Knesset; si perdía, no descartaba marcharse del Kadima, medio amenazó

    Livni tenía como rivales en la carrera por el liderazgo a tres compañeros del Gabinete, los tres familiarizados con las cuestiones de seguridad y defensa: Meir Sheetrit, ministro del Interior, Avi Dichter, ministro de Seguridad Pública, y, sobre todo, Shaul Mofaz, actualmente ministro de Transportes pero un dirigente ampliamente identificado con las FDI, de las que había sido comandante en jefe y responsable civil. En junio anterior, Mofaz había realzado su reputación de halcón con su advertencia de lo “inevitable” de un ataque aéreo israelí a Irán para destruir su capacidad nuclear si el régimen de Teherán no detenía su “continua búsqueda de armas nucleares”.
    El 17 de septiembre de 2008 estaban convocados a las urnas 73.000 afiliados del Kadima, aunque sólo acudieron a votar la mitad. Tan exiguo colegio electoral decidió que fuera Livni la nueva líder del Kadima, pero por la mínima: la titular de Exteriores obtuvo el 43,1% frente al 42% del responsable de Transportes. De inmediato, sin esperar a recibir la luz verde institucional, Livni emprendió consultas a múltiples bandas con el objetivo de, como mínimo, mantener la coalición cuatripartita, que descansaba en una mayoría de 64 escaños sobre 120, aunque ella contaba con la inclusión del Likud. El 21 de septiembre, tal como había prometido, Olmert presentó la dimisión al presidente de la República, Peres –desde julio de 2007, tras la renuncia forzada de Katzav-, quien en la jornada siguiente encargó a la todavía ministra de Exteriores la formación del nuevo Gobierno.

    Livni tenía 42 días para completar su tarea; vencido ese plazo, Peres podía designar a otro candidato o convocar elecciones anticipadas. Hasta que el nuevo ejecutivo viera la luz, Olmert continuaba como primer ministro interino. El llamamiento de Livni a los cabezas de facción para articular un gobierno de unidad nacional encontró eco positivo en Barak, pero recibió un no preliminar de Netanyahu.

    Analistas citados por la prensa local consideraron que Livni, al igual que lo fue la histórica dirigente laborista Meir, es una mujer de gran carácter, capaz de ocupar algún día el sillón de primer ministro.

    Golda Meir, considerada una de las más influyentes políticas de la historia israelí, ejerció al frente de la cancillería en el período 1956-66, y entre 1969 y 1974 fue designada primer ministro. Murió en Jerusalén en 1978.En los últimos años, cuando Sharon impuso al Likud un cambio pragmático basado en su programa de retiro de tropas y desmantelamiento de colonias de la Franja de Gaza, Livni fue una de las que más apoyó esa política, criticada en cambio por el sector más nacionalista del Likud. Israel reaccionó fuerte ante la noticia de que en Gran Bretaña se giró una orden de aprehensión contra la ex ministra del Exterior Tzipi Livni. Tel Aviv afirmó que la acción de una corte londinense amenaza las relaciones bilaterales y con poner fin a visitas oficiales de dignatarios israelíes al Reino Unido hasta que se modifique la ley.El primer ministro Benjamin Netanyahu tachó de “absurda” la orden de aprehensión.Todos estos llamados luego de que la cancillería israelí confirmó que una orden de arresto sin precedente había sido girada contra Livni por una corte de Londres Livni aseguró que los querellantes “abusaron” de la corte. “Esta es una demanda contra la democracia que combate el terror”,La orden de arresto contra Livni viene dos meses después que un abogado intentó que se girara una orden de aprehensión contra el ministro de Defensa Ehud Barak, mientras él se encontraba de visita en Inglaterra. Otros funcionarios israelíes han enfrentado acciones similares en el pasado.
    Livni se comportó como un halcón estridente durante la guerra, que la mayoría de los israelíes consideran respuesta justificada al lanzamiento de un cohete por Hamas. La entonces canciller fue clave en los ataques y operaciones que apoyó en todo momento. A dos semanas de comenzado el conflicto, declaró que Israel, con toda deliberación, se está “volviendo salvaje”. “Tenemos que probarle a Hamas que hemos cambiado la ecuación”, afirmó. “Israel no es un país contra el cual puedan lanzarse misiles sin esperar respuesta. Es un país que enloquece cuando le disparan a sus ciudadanos y eso es algo bueno”

    De momento, no ha revelado quiénes integrarán la lista electoral de su partido y cuenta con una semana para confeccionarla.
    Vine a luchar por la paz y no tenderé mi mano a aquellos que intentan convertir la paz mundial en una paz sucia», declaró Livni en una rueda de prensa celebrada en Tel Aviv. La ex ministra justificó su retorno a la política porque «tiene que haber una alternativa en las elecciones israelíes» del próximo 22 de enero.

    Livni reconoció que no fue «una decisión fácil» el regresar a la política, «pero una mujer tiene que hacer lo que una mujer tiene que hacer», subrayó.

    Livni añadió: “Estoy aquí para luchar por Israel, no contra nada. Estoy aquí para luchar por la paz, por la seguridad, por un Israel judío, por un Israel democrático, por un país cuyos ciudadanos tengan todos los mismos derechos”.
    La ex ministra, que perdió las primarias de Kadima frente a Shaul Mofaz en marzo, tomó la decisión después de que el ex primer ministro Ehud Olmert no presentó su propia candidatura. «Entré en la pugna porque el terreno político estaba vacío», afirmó.

    «Los israelíes se merecen algo mejor que una vida entre rondas de violencia», aseveró. «Decidí luchar en la batalla política para que mi hijo no tenga que luchar militarmente. Vine a luchar por los israelíes, por la paz y por la seguridad», añadió.

    La ex jefa de la diplomacia israelí acabó así con semanas de especulaciones sobre su posible vuelta a la política. Según informó el diario «Haaretz», seguramente algunos de los actuales integrantes de Kadima la seguirán, lo que afectará al partido fundado por el ex primer ministro Ariel Sharón en 2005.

    De acuerdo con el proceso legal, si Livni quiere dividir oficialmente a Kadima, debe hacerlo con el respaldo de al menos siete de sus diputados, algo que personas próximas afirman que ya consiguió.

    Según un responsable del partido consultado por «Haaretz», catorce diputados de Kadima contactaron con Livni, pidiendo unirse a su partido, pero la ex ministra dijo que será ella quien tendrá la última palabra sobre cuáles diputados aceptará y cuáles no.

    «En cuanto se haga el anuncio, los diputados se reunirán y firmarán un documento solicitando la escisión al presidente de la Knéset, Reuven Rivlin. La escisión tendrá efecto el miércoles por la mañana», precisó el responsable de Kadima, partido al que algunos sondeos dejan fuera del Parlamento en las próximas elecciones, pese a que fue el más votado en las anteriores de 2009.

    Según el «Jerusalem Post», Livni se reunió anoche con Olmert en un hotel de Tel Aviv. De acuerdo con las fuentes consultadas, no se espera que el ex primer ministro anuncie su futuro político hasta el miércoles pero apuntan que todavía no cerró la puerta a su candidatura.

    Livni, que se inició en la vida política en el partido Likud que hoy encabeza su principal rival, Netanyahu, confía en que su anuncio la apuntale en las encuestas como alternativa viable al primer ministro y su nuevo socio Avigdor Lieberman.

    ABEL REYES TELLEZ
    PRESIDENTE NACIONAL
    PARTIDO SOCIAL CRISTIANO
    NICARAGUENSE .{PSC}
    ESCRITOR CRISTIANO
    EMAIL.PRESIDENTE.PSC@HOTMAIL.COM
    MOVIL.505 8882 7758
    TEL.505 2249 3460
    MANAGUA NICARAGUA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.