Hay días que merece la pena navegar sin rumbo. Es lo bueno de las pestañas del firefox, que empiezas a abrir enlaces en las páginas por las que vas pasando, y te encuentras con joyas como las que les presento. No me pregunten dónde la he encontrado, porque no tengo ni la menor idea.

Vean, vean unPaPelito, recetas de lidia.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →