Pinche en la imagen para verla más grande

Ya ven ustedes, lo que son las cosas: al LinEx, le sigue el CensurEx. Descubrimos que en los ordenadores que la Junta de Extremadura ha puesto en los centros educativos, en las famosas aulas de informática que la administración autonómica ha distribuido por toda la región con la loable intención de que los jóvenes extremeños se alfabeticen digitalmente e incluyan la informática entre sus habilidades académicas, no se pueden leer según qué cosas. Y no es que se censure la pornografía infantil, que suponemos que sí, o la difusión de contenidos violentos, que igualmente se supone que sí. Es que se impide que se acceda a ciertos contenidos políticos, entre ellos uno de los blogs agregados en I Love IU: Enchufe, del compañero Andrés Fariña. La razón la pueden ustedes leer en la imagen adjunta. Está en inglés, la lengua de los bárbaros no romanizados, pero se entiende correctamente: “Acceso denegado. Su petición ha sido denegada a causa de que su contenido está clasificado como opinión política extrema“. Pobre Fariña, con lo educadito,  lo amable, y lo buen mozo qué es, y lo bien y lo documentado que escribe…

Realizadas las comprobaciones oportunas, parece que no es que en el Gobierno de Extremadura no quiera que se lea a Fariña, sino algo mucho más grave: lo que no quiere es que se lea nada de lo que hay bajo el dominio sindominio.net.

Censura política en toda regla, en una administración que -con razón- está considerada como pionera en el uso abierto de la red.

NOTA: Don Juan Peña escribe sobre algo parecido. Don Andrés debe ser más malo que el sebo, que le van conocienco ya en toda nuestra querida piel de toro.

Tagged with →