Esta tarde, a partir de las 16:00 horas, Reyes Montiel va a intentar informarnos de nuevo de lo que vaya ocurriendo en la comisión de investigación de los espías. Esperemos que la presidenta Rosa Posada haya reconsiderado su decisión de prohibir a los diputados el uso de herramientas que les permitan comunicarse directamente con la ciudadanía durante las sesiones públicas del parlamento. Por si acaso, y siguiendo la recomendación de don Hugo, he mandado un correo electrónico a doña Rosa Posada pidiéndole que revoque la decisión de ayer.  Su correo es rposada@asambleamadrid.es. Aquí tienen ustedes el correo que he enviado yo, y les invito a escribir correos similares.

Estimada señora Posada:

Me pongo en contacto con usted cuando he podido recuperarme de la sorpresa y de la indignación que me ha causado el hecho de que ayer, usted, en un gesto que los más generosos consideran propio de la ignorancia, mientras que otros más razonables pensamos que es simple y llano sectarismo, trufado -eso sí- del afán de ocultación de la verdad que caracteriza al Partido Popular de Madrid y al infausto gobierno que preside doña Esperanza Aguirre, prohibió a la diputada Reyes Montiel que realizara en libertad y con independencia su trabajo parlamentario.

Usted, como presidenta de la Comisión de Investigación, tiene obligación de amparar el trabajo de los parlamentarios, en lugar de ponerle trabas. Las herramientas de lo que se ha dado en llamar web 2.0, las redes sociales, en las que se mueven a diario 7 millones de ciudadanos españoles, son un mecanismo inmejorable de comunicación entre los parlamentarios y los ciudadanos que desde los órganos de gobierno de los parlamentos nacionales o regionales deberían ser apoyados y no restringidos.

Algunos parlamentarios y políticos españoles -entre ellos el presidente del Parlament de Catalunya- son convencidos usuarios de estas herramientas en su trabajo político diario, y no es extraño encontrarles en las redes sociales en diálogo constante con ciudadanos individuales de carne y hueso. José Antonio Donaire, Lourdes Muñoz Santamaría, Reyes Montiel, Ernest Benach, Raül Romeva, Joan Josep Nuet, Eberhard Grosske son algunos políticos españoles que más o menos tímidamente, con más o menos intensidad han iniciado el camino de la comunicación directa con la ciudadanía a través de internet.

Por estos y por otros motivos, le pido que reconsidere su decisión y que permita que esta tarde, cuando se reabra la Comisión, mi representante Reyes Montiel pueda contarme a través del Twitter o a través de su blog o de cualquier otro medio que le parezca oportuno y que no interrumpa los trabajos del resto de parlamentarios, lo que vaya ocurriendo.

Sin otro particular, queda a la espera de sus noticias y le envía un cordial saludo,

Ricardo Royo-Villanova