cartaroqueOigan, cuando uno se la tiene que envainar, pues se la envaina, y santas pascuas. No pasa nada. He metido la pata. Hasta el fondo, por precipitado y por agente del imperialismo, que como todo el mundo sabe, además de fachas, somos un poco bobos. Resulta que el otro día dije que la dictadura cubana podía estar detrás del cierre temporal de Generación Y, elblog de Yoani Sánchez, y resulta que no, que simplemente se estaba trasladando de servidor, y se trataba de un parón temporal y de carácter exclusivamente técnico. Así que como prometí, me la envaino.

La dictadura cubana -que camina a marchas forzadas, y al paso algre que marca el compañero Raúl hacia la siempre mucho más segura militarización- no cierra blogs, sino que se limita a fusilar disidentes, a encarcelar periodistas y escritores, a no permitir las libertades ciudadanas, a pagar a unos vecinos para que espíen a otros… y otras prácticas que ya supongo yo que alguien me dirá más pronto que tarde -en uno de los cuatro primeros comentarios, seguro- que en realidad no, que lo han leído en algún siniestro libelo, y que no, que el gobierno hereditario de los Castro en realidad no hace tales cosas que, en cambio, lo saben de buena tinta, están a la orden del día en nuestra democracia burguesa y puramente formal.

Así que, con toda humildad reconozco que he cometido un error y una injusticia imperdonable, y me la envaino, y declaro desde ya, pero ya ya, que continuaré defendiendo como hasta ahora, con lealtad y modestia, a la Revolución, con cuyos principios e ideales estoy y estaré siempre comprometido.

Yo creo que esta vez no me he liado, y de paso, espero haber hecho un buen papel como interino del semanal A Sueldo de La Habana, que no sé muy bien por qué razón, no me ha enviado don Lucien. Espero que no le hayan purgado…

Tagged with →