Es que es “pa” echar unas risas. Rosita, la niña, la portavoz del Califa; la que quería ser califa en lugar del califa; la que mandaba y reía cuando Rejón le regalaba pinzas a Arenas; la que mandaba cuando “el interés general” de Alcaraz y Cascos; la que miraba al techo cuando la x del GAL; la portavoz parlamentaria cuando el Califa tonteaba con Aznar y Pedro J; la guardiana de todas las esencias hasta que no le dejaron mandar.

Esa, la que nos expulsó porque defendíamos sólo “la convergencia de la izquierda” frente a la derecha…esa, que sancionó a diputados por votar con los sindicatos… esa que no permitía que los autores de informes los firmaran, es Consejera socialista en el Gobierno Andaluz, en movimiento continuo, sin haberse ido, en traslado (o transfuguismo) fugaz. Hagamos unas risas, chicos y chicas, que os veo muy tensos con la cosa.

Más en Peregrino Mundo, cuyo autor no es de IU, por cierto. los comentarios, allí.

Venga... meta ruido por ahí