¿Quieren ustedes ver cómo quedó ayer, durante el Pleno de la Asamblea de Madrid, la tribuna de invitados tras la segunda oleada del bombardeo antidemocrático del Partido Popular contra la libertad, la democracia y la oposición, al prohibir a los grupos parlamentarios de Izquierda Unida y PSOE que lleven invitados a los plenos? Pues pinchen aquí. Y si no tienen a mano ningún diputado o diputada del PP al que pedir cuentas, pueden hacerlo en Twitter, donde está   @ccifuentes, la mayor autoridad de la Asamblea de Madrid presente en la red, ya que es la desvergonzada vicepresidenta primera de la cámara, que responde en el mundo analógico por Cristina Cifuentes, y es la que explicó a los portavoces de los otros grupos que el PP -en eso se ha convertido la Asamblea de Madrid, en una filial del PP- presentaría una denuncia contra los trabajadores de BP Solar, Acelor e IVECO-Pêgaso que defienden sus puestos de trabajo de los EREs declarados por sus empresas, de las cuales seguro que son accionistas multitud de miembros y cargos del Partido Popular.

Venga... meta ruido por ahí