berlusconizp

He visto en El Blog de Inés Sabanés esta foto que me sugiere dos breves y sencillas reflexiones.

¿Quién es y qué representa Silvio Berlusconi? Silvio Berlusconi representa mejor que nadie en Europa la voluntad de la derecha europea de convertir la democracia exclusivamente en un rito vacío de contenido, alejado de la participación, en la simulación de unas libertades que en realidad no existen. Ir cada cuatro años a elegir entre diferentes opciones que en realidad representan lo mismo. Silvio Berlusconi representa el populismo y la demagogia, el control de la política por los negociantes, y la puesta en marcha de políticas de carácter claramente ultraderechistas y reaccionarias, todo ello simulando -aunque cada vez menos, todo hay que decirlo- ser la derecha democrática. Silvio Berlusconi representa también el abandono de los valores en la política y su sustitución por la zafiedad y el machismo y el dinero.

¿Y Zapatero, quién es y qué representa? José Luis Rodríguez Zapatero ha querido representar un giro -moderado, es cierto- hacia la izquierda en la política española. Quiso representar a una nueva generación al frente del gobierno español, después de los años negros y cuasiberlusconianos de las legislaturas de José María Aznar. Promovió en su primera legislatura una serie de reformas que a muchos nos parecieron muy bien, aunque luego supimos que estaban vacías de contenido y que eran simplemente fachada, como una Ley de Dependencia sin apenas dotación presupuestaria y cuya aplicación giraba en torno a la voluntad de las comunidades autónomas, que, de hecho, en muchas ocasiones no la han puesto en marcha, o una ley de Memoria Histórica incompleta que no ha dejado insatisfechos a quienes lucharon contra la dictadura y por la demoracia.Además, Zapatero quiso cambiar -y lo hizo- el estilo ed gobierno de la época Aznar, devolviendo al Parlamento el papel central en la vida política y manteniendo una relación más o menos amistosa con todas las fuerzas políticas, al margen de la diferencia.

¿Cómo es posible que dos políticos tan alejados sobre el papel no sólo en sus ideas, sino también en sus estilos, y sobre todo en lo que para cada uno de ellos es y representa la democracia, puedan saludarse y dejarse fotografíar con esa alegría y con esa cordialidad? Probablemente porque uno de los dos miente, y en realidad no están tan alejados al menos políticamente.

¿Quién miente a juicio de ustedes? Yo lo tengo claro: Berlusconi es un indecente, pero nunca lo ha ocultado. Zapatero en cambio, nos ha enseñado ya al menos dos caras diferentes…