Ha sido una semana intensa, la pasada. Ahora estoy reentrando, poco a poco, y poniéndome al día de lo que se ha dicho en las bitácoras amigas. Una que no deberían nunca olvidarse de leer es la de don Emilio Silva, que es en sí misma, una batalla contra el olvido, y además, fuente de conocimientos inesperados. Si no conocen las circunstancias en que se escribió Espartaco, la novela que dio origen a la película del mismo nombre, les aconsejo que lean esto y que los comentarios los hagan allí.