El PP y el PSOE han intentado ilegalizar a una fuerza política, Iniciativa Internacionalista que ayer tuvo en el País Vasco tantos votos como el PP: 115.281 los primeros, frente a 115.911 los segundos. A falta de un Generalísimo con dos cojjjjones que resuelva de un plumazo y sin temblarle el pulso el tema este de las elecciones, pues buenas son las ilegalizaciones. Me ha sorprendido también otro dato que he comprobado como cierto, porque lo he leido en Gara, y la verdad, no me fiaba mucho: el número de votos blancos ha aumentado en 125.000, de 95.000 a 220.000 (del 0.61% al 1.41%)  y el de votos nulos ha caído de 154.000 a 98.000 (de 0.98% al 0.62%). Gara asegura que Iniciativa Internacionalista -una candidatura plenamente legitimada para presentarse a la elecciones según el Tribunal Constitucional- ha puesto numerosas reclamaciones al recuento, porque cree que muchos de sus votos se han apuntado por error a otras formaciones políticas que nunca habían tenido antes tantos apoyos, pero que estaban cercanas a ellos en los impresos de recuento. Así, en algunos pueblos en que Batasuna era la fuerza más votada han aparcecido como herederos de sus votos AES (una fuerza de extrema derecha) o POSI (un partido troskista sin prácticamente ninguna implantación). Si Iniciativa Internacionalista tuviera razón y apareciera una cantidad significativa de votos mal atribuidos, ello sería realmente escandaloso, ya que indicaría que interventores de al menos tres fuerzas políticas (PSOE, PP y PNV) se habrían puesto de acuerdo de forma más o menos tácita y de manera más o menos general para hacer desaparecer esos votos. Y sería una pena, porque para próximas convocatorias, precisaríamos de observadores internacionales, como Líbano. pro no hablar de que pondría un poco bajo sospecha el festejado cambio en Euskadi.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →