Creo que a Esperanza Aguirre y al PP de Madrid se les ha ido la mano, y estamos asistiendo estos días, estos meses, y lo que nos queda, a la ruptura de su juguete, de aquel juguete -no sé si se acuerdan ustedes- que le compraron al tránsfuga Tamayo. La trama que se está revelando a través del diario Público y que conocemos como Fundescam es una trama que como muy bien señala esta mañana Reyes Montiel, pone de manifiesto la existencia de un pacto de silencio, apoyos y favores mutuos que viene durando ya demasiado tiempo entre la derecha política y la derecha económica, un pacto de silencio que ha conseguido convertir a la Comunidad de Madrid en terreno abonado para el negocio desvergonzado y el caciquismo, un pacto de silencio que consiste en que el Gobierno de Esperanza Aguirre legisla en favor de los empresarios que le financian sus campañas… El asunto es tan escandaloso que Izquierda Unida ha decidido presentar en la fiscalía un escrito motivado aportando las informaciones sacadas a la luz por el diario Público para que no haya excusa para que nadie mire para otro lado. Parece que muchos quieren ocultar algunas de las cosas que han ocurrido en la Comunidad de Madrid en las últimas legislaturas, y que otros prefieren silbar mirando para otro lado. Izquierda Unida no lo va a permitir. Esto se debe saber, así que les ruego que voten esta noticia.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →