En mi entrada sobre el acuerdo de estabilidad en Cajamadrid he recibido numerosas respuestas y se ha desarrollado un debate interesante. Una de las respuestas, la última por ahora, me parece especialmente interesante, porque está escrita con las tripas, y pone de manifiesto lo que de verdad piensan muchos socialistas de nosotros. La escribe alguien -como mínimo simpatizante socialista, aunque creo que es militante- que se deja llevar por una cierta, aunque educada y contenida, ira, que me parece muy ilustrativa de esa modalidad de ceguera socialista que consiste en ver en los demás grandes pecados que no quieren ver en sí mismos. No quiero que ni el comentario ni la respuesta se queden perdidos en las tripas del blog, así que aquí se los traigo a ustedes, y los elevo a post independiente.

Don Ricardo, no es que el PSOE les quisiera dejar fuera. Es que ustedes ya están fuera. Y cuando UPyD les quite el 3er puesto en las autonómicas y sus votantes les echen en cara pactar con Esperancita, lo verá claro.

Pero sigan, sigan, que lo de la pinza se les da a ustedes muy bien. Debe de ser lo más cerca de gobernar que estén…

Y mi respuesta. En negrita, las frases a las que voy respondiendo:

1.- Don Ricardo, no es que el PSOE les quisiera dejar fuera. Es que ustedes ya están fuera. Si usted es un ciudadano demócrata, coincidirá conmigo en que no estamos fuera, porque lo cierto es que tenemos 11 diputados -aunque con uno bastaría-, y eso quiere decir que estamos dentro. Nos debemos regir por los resultados de las elecciones autonómicas que son las que determinan la actual composición de las instituciones madrileñas. Otra cosa es que el resultado de las europeas sea un aviso importante que debamos tener en cuenta. Lo es, y quiero escribir sobre ello. A ver si puedo.

No entiendo muy bien esa especie de satisfacción que muestra por cómo ha quedado la cosa en Madrid. Ustedes han perdido 7,43 puntos porcentuales de voto, mientras que nosotros hemos perdido 0,60 puntos porcentuales. En resumen, tanto han perdido ustedes como nosotros, ya que esas cifras suponen que tanto PSOE como IU han perdido más o menos y en números redondos, uno de cada 10 votos.

2.- …[cuando] sus votantes les echen en cara pactar con Esperancita, lo verá claro… De los datos anteriores se deduce que a ustedes sus votantes también les están echando en cara cosas, entre ellas probablemente, pactar con Esperancita, que es lo que hizo recientemente Pepe Blanco, pero no para garantizar el carácter público y social de una Caja de Ahorros, sino para construir un aeropuerto privado para ricos en El Álamo o para oradar el Monte del Pardo, cosas ambas a las que antes se habían opuesto denodadamente militantes socialistas madrileños a los que ustedes dejaron con el culo al aire, si me permite la expresión. Y ahora se tienen que callar.

Por cierto, que ustedes pactaron subrepticiamente con Eperancita la Reforma de la Ley de Cajas cuando se abstuvieron incomprensiblemente en la votación de los presupuestos generales de la Comunidad de Madrid y en su Ley de Acompañamiento, que es donde iba lo de las cajas. Y que digo yo que a lo mejor sus votantes también les están echando en cara a ustedes el cheque en blanco que le dieron al PP en toda España cuando decidieron no oponerse a sus proyectos de presupuestos, avalando con ello privatizaciones y desmantelamiento de servicios, como ocurre en Madrid, donde a ustedes les parece bien la privatización de un arbitrario 14 por ciento de la sanidad. ¿Por qué no el 12 o el 18?

3.- Y cuando UPyD les quite el 3er puesto en las autonómicas… UPyD aparece con fuerza en el panorama electoral madrileño, pero no nos quitá votos a nosotros, sino a ustedes. Las cifras salen casi calcadas. Ustedes tuvieron en la anterior convocatoria electoral europea el 42,86 y el pasado domingo perdieron 7,43 de esos puntos y UPyD ha obtenido el 6,85 por ciento de los votos. Ya ve usted como las cifras cuadran y coinciden con lo que dicta el sentido común: si un partido se divide, sus votos se dividen. Pero fueron ustedes los que soltaron a la fiera populista y demagógica a remover la arena política madrileña.

Otra cosa bien distinta es que todo esto tenga como consecuencia que UPyD, una escisión socialista capitaneada por una de las tres personas que compitieron con Zapatero por la Secretaría General del PSOE, aparezca con fuerza y se convierta finalmente en el tercer partido en la Comunidad de Madrid. Nosotros vamos a trabajar para evitarlo, y ustedes se debían ponerse a ello también, porque supongo que sabrán que los diputados que consiga UPyD en Madrid son aliados prácticamente incondicionales de Esperazna Aguirre, y en ningún caso de ustedes, que además, supongo que no les querrán. O sí, quién sabe.

4.-Pero sigan, sigan, que lo de la pinza se les da a ustedes muy bien. Lo de la pinza ni lo contesto. Viniendo de quienes sostienen a Pepiño Blanco como ministro de Fomento, apoyan a Durao Barroso como Presidente de la Comisión Europea y votan con la derecha europea la directiva de la vergüenza -que permite retener inmigrantes durante 18 meses sin proceso ninguno- es un argumento a lo sumo humorístico. Eso sí, de carácter planetario.

5.- Debe de ser lo más cerca de gobernar que estén… Creo que estamos tanto IU como el PSOE muy lejos de gobernar en la Comunidad de Madrid. Concretamente, estamos ambos a la misma distancia. Y francamante, no encuentro la razón de su satisfacción.

Tagged with →