La avanzada democracia que Occidente utiliza como cabeza de puente en oriente medio, esa adelantada monarquía cuyo soberano es gran amigo de nuestro juancarlos, es decir, Arabia Saudí, nos da hoy una muestra de audacia en la aplicación de la ley. Han condenado a un chorizo a ser decapitado y posteriormente crucificado. No digo más, que no me atrevo, y además, quiero seguir veraneando. Aunque creo que la pena sería más ejemplar si se ejecutase al reves, porque de la forma prevista, es como si anestesiaran al reo. Cosas de los curas, que son más raros…

Que les den morcilla a ustedes, que a mí me la dieron ayer, bien fritita, y me lo pasé bomba con ella.

Tagged with →