yoanisanchezLas nuevas tecnologías en manos ciudadanas, fue el tema central de una charla que hicimos Reinaldo y yo ante una docena de personas, algunas de ellas llegadas desde Camajuaní. Cuando nos fuimos vino la otra parte, un vuelo de motos –marca Suzuki*– planeó sobre la pequeña calle principal y las vías aledañas. Interrogaron a varios de los participantes de aquella jornada de conocimientos, intimidaron a los más jóvenes y hasta confiscaron un caballo que –puedo asegurarles– no tuvo nada que ver con el Itinerario blogger. El miedo apagó el flujo de aire virtual que había soplado brevemente sobre los habitantes de aquella tierra villaclareña. Los inquietos muchachos que no dan la cara volvieron a cumplir su papel y a repetir la cantinela de la CIA y el Pentágono detrás de la blogósfera alternativa cubana. Pero el germen de WordPress y Blogger ya había entrado bajo la epidermis. El martes, varios habitantes de Taguayabón me llamaron para confirmarme “Queremos comenzar a publicar en Internet”.

Lean el artículo completo en Generacion Y

Por su afán en difundir las posibilidades de internet como herramienta de lucha política y transformación social, por suplir a un estado que se pretende revolucionario en la tarea anterior, por su valiente e incansable lucha por difundir a verdad y recuperar la dignidad y la libertad para su pueblo, o sencillamente por lo bien que escribe… hay muchas razones por las que darle premios de periodismo -y de ética cívica, y perdón por la redundancia-  a Yoani Sánchez.

Lo que no entiendo es cuáles son las razones por las que lo sátrapas comunistas caribeños no autorizan a la periodista a que acuda a Estados Unidos a recibir el último galardón que le han dado, o por qué no la dejan ir a Brasil a presentar su libro. Ruego encarecidamente a alguno de los desvergonzados fans que tiene la despreciable dictadura cubana en nuestro suelo patrio que me explique qué razones puede tener una democracia ejemplar, como la cubana, para no dar libertad de movimientos a sus ciudadanos, algo que en nuestras despreciables y falseadas democracias pequeñoburguesas tenemos plenamente garantizado, según he podido comprobar yo mismo recientemente.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →