Bien cierto es que el futuro que espera a esta Comunidad en caso de que Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón vuelvan a ganar unas elecciones, es especialmente negro. Los pasos anticipados en el camino de la privatización salvaje de sectores claves para la vida de las y los madrileños se verán acelerados con un cheque en blanco para otros cuatro años. Y ya no se puede permitir más eso.

Hace dos elecciones se consiguió vencer al PP en la Comunidad de Madrid. Puede volver a hacerse, pero es condición imprescindible que las candidaturas sean serias y respaldadas previamente por muchos electores. En este caso, la defensa de la izquierda puede estar en mejores manos si se pregunta a quienes ningún interés espurio pueden tener, que si se adjudica a una estructura excesivamente desprestigiada para imponer autoridad moral alguna.

Miren ustedes lo que dice don Antonio. Y los comentarios los hacen allí.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →