Europa, a pesar de los europeos

Posted · 50 Comments

A Sueldo de La HabanaPor don Lucien de Peiro

Mañana es el día elegido para la celebración de un referéndum en Irlanda en el que se volverá a votar por el Tratado de Lisboa, tras el celebrado hace poco más de un año. Recordemos que el Tratado de Lisboa es el refrito de un texto constitucional previo que había sido elaborado en su momento por el equipo supervisado por Giscard d’Estaing y que frenaron franceses y holandeses en sendos referéndums. La construcción europea, según parece, pende de un hilo, y son los irlandeses quienes ahora mismo tienen las tijeras en su mano. Europa se la juega, y ya no digamos Irlanda, o eso es lo que nos han vendido últimamente desde el corazón de una unión de estados que, pase lo que pase este Viernes, puede ser calificada sin tapujos como una dictadura de las élites, de la oligarquía, un engendro antidemocrático en manos de los grandes poderes económicos y financieros. Europa ha sufrido varios golpes de estado durante los últimos años (1) y el episodio irlandés de esta semana no es más que eso, un episodio más. Hablar de democracia en Europa es poco menos que una broma de mal gusto, una tomadura de pelo y un insulto a la inteligencia.

¿Qué procedimientos merece un texto constitucional como dios manda? Al parecer, depende de la realidad política y de la sumisión de la voluntad popular a los intereses de las élites. Permitámonos una comparación. Fijemos nuestra atención durante un momento en algunos países de América Latina como Venezuela, Bolivia o Ecuador. Esos tres estados vivieron durante la última década la llegada de nuevos presidentes que habían prometido, propusieron y, finalmente, vieron cómo se aprobaban nuevos textos constitucionales. ¿Cómo lo llevaron a cabo? El caso venezolano, con Hugo Chávez al frente, resulta paradigmático y lo podríamos resumir del siguiente modo:

1. Elección de Hugo Chávez como presidente venezolano en las elecciones generales (06-12-1998).

2. Chávez convoca un referéndum para una Asamblea Nacional Constituyente (25-04-1999). El pueblo responde afirmativamente.

3. Elecciones para formar la Asamblea Constituyente (25-07-1999), que tarda 6 meses en elaborar una nueva constitución, proceso en el que el pueblo venezolano participa activamente.

4. Referéndum para aprobar la nueva Constitución (15-12-1999). El pueblo dice SÍ a la nueva Constitución Bolivariana.

5. Elecciones generales para elegir un nuevo parlamento y un nuevo presidente conforme a la Constitución recién aprobada (30-07-2000) para relegitimar a todos los cargos que habían sido elegidos conforme al anterior texto constitucional.

En apenas año y medio, Venezuela dio un admirable ejemplo democrático o, al menos, cercano a un ideal verdaderamente democrático… gracias a la ciudadanía.

¿Y en Europa?

1. Las élites políticas europeas, elegidas por los ciudadanos de la Unión (2), designan a dedo a Giscard para que supervise la elaboración de un texto constitucional por parte de un comité de expertos sobre los que el pueblo no puede decir ni mu (2003).

Primera diferencia: el pueblo no puede elegir a los que van a redactar el nuevo texto constitucional. No hay asamblea constituyente. La ciudadanía no puede debatir propuestas para el texto, no puede participar. Lo dicho: es el texto de las élites. En Venezuela, en su momento, se integró decididamente a amplias capas del tejido social, desde asociaciones de todo pelaje hasta los mismos sindicatos, pasando por los distintos colegios profesionales o el ámbito académico.

2. Con el texto en la mano, algunos países inician una serie de referéndums para aprobarlo (3) mientras el resto lo despachan directamente en los parlamentos (4) (2005-2006). Contra pronóstico, en Francia (29-05-2005) y Holanda (01-06-2005) el pueblo dice NO.

Segunda diferencia: en Europa, la opción del NO carece de espacio en los medios, en las tribunas de debate, de modo que sorprende lo sucedido en esos dos países. Durante la campaña, el SÍ se impone abrumadoramente desde todos los frentes políticos y mediáticos, de modo que las voces que defienden el NO apenas gozan de espacio para hacerse oír. En Venezuela sucedió al revés: el grueso de los medios no dejaron de atacar a Chávez, por lo que el NO al nuevo texto constitucional siempre gozó de gran empuje mediático, y a pesar de ello, ganó el SÍ abrumadoramente.

3. Ante el fracaso del flamante texto constitucional, las élites europeas se reúnen en Lisboa (13-12-2007) donde aprueban el nuevo Tratado Constitucional propuesto por la presidencia alemana (19-05-2007). Aprendida la lección franco-holandesa, se “consensua” la aprobación del mismo sin necesidad de convocar referéndums, directamente en los respectivos parlamentos.

Tercera diferencia: en Europa se aprueban textos constitucionales sin el visto bueno del pueblo (1), como de hecho ya vimos en (4).

4. Irlanda, para escarnio de las élites, está obligada por ley a someter el nuevo texto a referéndum. Curiosamente, los irlandeses dicen NO al Tratado de Lisboa y Europa vuelve a “paralizarse”.

5. Pasados unos meses, tras recibir algunas concesiones desde las altas instancias europeas y tras una campaña mediática durísima en la que se ha apelado al miedo al aislamiento a remolque de una crisis económica que les ha golpeado con especial severidad, Irlanda va a repetir el referéndum este Viernes (no hay forma de evitar este paso, como decía, por ley).

Cuarta diferencia: en  Venezuela no se hicieron apaños para los que habían defendido el NO. Allí la ley, el texto constitucional y su aplicación posterior, es igual para todos.

Tras seis largos años, las élites europeas están a punto de ver cumplido su sueño, la implantación de un nuevo texto constitucional… a pesar de la ciudadanía, a pesar de los europeos.

Desde La Habana me preguntan: ¿no es curioso que en una “dictadura” como la nuestra, en su momento se votase en referéndum el texto constitucional vigente y, al contrario, en un entorno tan “democrático” como el europeo se pasen por el forro (a la carta y con nocturnidad) la opinión del pueblo para la aprobación de su carta magna? Mi respuesta es que sólo desde el aislamiento más absoluto de la realidad se puede considerar curioso algo que no hace más que confirmar la condición (que no deriva) elitista, totalitaria y antidemocrática de la Unión Europea. Muchos deseamos que los irlandeses voten NO este Viernes, aunque las encuestas no son favorables para dicha opción. No obstante, deberíamos entender que el problema es otro: ¿qué más da lo que voten los irlandeses si, al fin y al cabo, las élites terminarán por imponer su texto constitucional? Tarde o temprano lo harán, aun a costa de aislar a los irlandeses, entre otras cosas porque el conjunto de la sociedad europea apenas se plantea hasta qué punto dichas élites nos están sometiendo a sus intereses. Si por un momento ignorásemos la realidad política europea de fondo, pervertida por el sistema capitalista de dominación empresarial-financiera, lo cierto es que los mecanismos existentes son inequívocamente antidemocráticos y más propios de un régimen autoritario que de una sociedad libre y avanzada. El problema es que dichos mecanismos son una consecuencia del estado de excepción capitalista y no un añadido cualquiera al mismo.

Irlanda puede ser la puntilla o, a lo sumo, el inicio de un nuevo periodo en el que Europa pueda seguir desangrándose, pero no hay indicios de que una mayoría de europeos pueda llegar a tomar conciencia de lo que realmente está pasando en su propio patio.

Notas:

(1) Recordemos mi propio  escrito sobre el Golpe de estado en Francia, del que extraigo un fragmento:

El 29 de Mayo de 2005 Francia rechazó mayoritariamente el Tratado que establecía una Constitución para Europa (TCE). Dicho tratado, que había sido firmado en Roma el 29 de Octubre de 2004, donde había quedado pendiente de ratificación por todos y cada uno de los estados miembros de la UE, quedó tocado de muerte. Holanda le clavó la puntilla al TCE con otro NO tres días después de la estocada francesa. Tras un periodo de zozobra, la presidencia alemana de la Unión Europea lanzó una novedosa propuesta de texto cuyas «particularidades jurídicas» permitían su ratificación directa en la mayoría de parlamentos. Era la propuesta de reforma del Tratado, y así fue aprobada en Lisboa a finales de 2007. ¿Qué hizo Francia con este nuevo texto? (…) en lugar de someter el texto al veredicto de las urnas, como sería lógico y obligado  tras el NO de 2005 al texto previo (…), hicieron pasar el Tratado de Reforma directamente por el Senado y el Parlamento francés a principios de 2008, donde se le dio luz verde por amplísima mayoría.

(2) Ahí concluye nuestra participación en la “democracia”, y cabría analizar (en otro momento) hasta qué punto esa única participación está corrompida por los medios de (in)comunicación y la partidocracia exclusivista o sectaria y, lógicamente, hegemónica.

(3) Se celebraron referéndums en España, Francia, Países Bajos y Luxemburgo, mientras que se hubieran celebrado, de no producirse el NO francés y el NO holandés, en Irlanda, Reino Unido, Polonia, Portugal, República Checa y Dinamarca (ver Wikipedia).

(4) Prescindieron del referéndum, aprobándolo directamente por vía parlamentaria, Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania y Malta, mientras que en Suecia hubieran procedido del mismo modo de no ser por el NO francés y el NO holandés (ver Wikipedia).

50 Responses to "Europa, a pesar de los europeos"
  1. Inocente dice:

    Don Lucien,

    Punto a punto:
    1) “puede ser calificada sin tapujos como una dictadura de las élites, de la oligarquía, un engendro antidemocrático en manos de los grandes poderes económicos y financieros. ”

    No creo que las instituciones europeas esten en manos de los poderes economicos o financieros, pero si en manos de burocratas, es la dictadura del funcionariado (de alto standing). Los poderes economicos siguen actuando a nivel nacional y de las grandes potencias (EEUU, RU, Alemania, Rusia, Brasil, China…)

    Cuando habla de las elites, hay que hablar de los funcionarios mediocres que han hecho de las instituciones su modus vivendi, con salarios que son 40 o 50 veces mas el salario medio de sus paises, con prerrogativas increibles (pensión, dietas, …). Los poderes economicos simplemente controlan que estos tios no se vayan mucho de vareta (curioso, nunca se si es con ‘v’ o con ‘b’).

    2) “¿Qué procedimientos merece un texto constitucional como dios manda?”

    Europa no esta preparada para una Constitución. Lo que se vota no es una Constitucion, sino una especie de parche a los textos anteriores. Que se apruebe o no este Tratado no es tan importante como parece. Se está hinchando su importancia porque esa elite funcionarial vive de ello, los gobiernos nacionales lo utilizan (con torpeza, porque no saben muy bien como manejarlo) politicamente y a los ciudadanos cada vez nos da mas igual.

    Hasta que la ampliación se haya consolidado economica, social y politicamente, hablar de Constitución es de risa.

    3) La comparacion con Venezuela me parece un poco rara, porque lo de Europa no es una Constitucion es un parche a los tratados actuales. Tambien podria comparar con el Estatut de Catalunya (?). Lo digo sin animo de polemizar, solo por curiosidad del ejercicio teorico.

    4) Pero en general el problema de las Constituciones o Leyes Maximas, es que la gente cambia, la gente piensa de manera diferente y se comporta de manera diferente. Lo grave del tema es la rapidez con la que se producen esos cambios y la constitucion que en 1978 nos parecia la menos mala, y que permitia salir p’alante, ahora nos parece un engendro que no hay por donde agarrarla. Un Estatuto de autonomia aprobado en referendum con una participacion minima, ya me diran ustedes cual será su valor en 10 o 20 años… En Venezuela igual, ya me diran el apego que tendrá esta constitucion en 10 años, cuando Chavez no esté.

    Habria que poner mecanismos de adaptacion a esas constituciones, hacerlas flexibles, como las enmiendas de la Constitucion USA, pero de forma democratica.

  2. @Inocente: su intervneción recrea una serie de confusiones extendidídisimas, propias de esa sociedad autoengañada, predispuesta a seguir dando oportunidades a una realidad insostenible desde un punto de vista que se pretenda democrático. Su repaso a los diferentes puntos demuestran esto que digo en más de una ocasión. Veámoslos uno a uno:

    1. Las instituciones europeas están en manos de los intereses económico-financieros. Es algo tan evidente que me sorprende que usted siga buscando excusas donde no las hay. La Constitución Europea de Giscard (o Tratado Constitucional) era un engendro neoliberal incontestable, sin ningún género de dudas. Entre otras cosas, nos habría permitido entrar en guerra si uno de nuestros miembros hubierse sido atacado. Esto parece improbable, pero ¿y si los talibanes o quién fuese atacaban a las tropas británicas en un desierto perdido de Afganistán? Pues que si al presidente español de turno (por centrarnos en nosotros mismos) le diese por enviar tropas para apoyar a los británicos, nadie se lo hubiera podido impedir, porque los anexos del Tratado Constitucional aprobado en Roma (el de Giscard, insisto) lo permitía. Y no es descabellado pensar algo así, porque ya hemos tenido (y tenemos) a presidentes que nos han metido en guerras lejanas. Curiosamente, en la campaña del referéndum en España para aprobar aquel texto, se dijo por activa y por pasiva que no se podía entrar en guerra, que era un texto constitucional que lo impedía. El refrito de Lisboa no ha mejorado ese aspecto y, no menos importante, todo el cuerpo que permite la desregulación salvaje de los mercados, el influjo netamente neoliberal. Los grupos de presión existen y se dejan sentir, en Madrid, en París, en Bonn, en roma, etc… y en Bruselas, por supuesto. Los grupos de presión económico-financieros controlan los medios de comunicación, disponen del dinero (los bancos están en la cima de dichos grupos) y ya se encargan sistemáticamente de torpedear a los partidos o represnetantes políticos que amenazan su status quo. Estar en manos de los grandes poderes elitistas no es algo que se explique en un solo paso; se trata de una enmarañada red de intereses que funciona sola, como un reloj.

    Decir o pensar, como usted hace, que No creo que las instituciones europeas esten en manos de los poderes economicos o financieros, pero si en manos de burocratas.no deja de ser un autoengaño evidentísimo. ¿En manos de los burócratas? ¡Por favor! La Unión europea toma decisiones políticas, define y crea estrategias y los burócratas, si hablamos de políticos que trabajan para sus correspondientes fuerzas políticas, no son más que herramientas al servicio de los que les pagan el salario, de los que les han permitido estar ahí. Si alguno se sale de los guiones marcados, tiene los días contados. Tiene que hacer honor a su apodo para pensar que esto no es así, Don Inocente. Usted mismo lo dice: Los poderes economicos simplemente controlan que estos tios no se vayan mucho de vareta. Sobre funcionarios que han convertido su forma de trabajar en un modus vivendi reprobable, no lo niego, pero es un problema distinto al que he planteado.

    2. Dice que Lo que se vota no es una Constitucion, sino una especie de parche a los textos anteriores. No me venga con eufemismos. ¿Qué significa que no se vota una constitución? ¿Qué se vota? ¿Ha leído los textos de referencia? Hágalo si no lo ha hecho, porque no son leyes ni decretos, son textos de carácter eminentemente constitucional, con las típicas generalizaciones. De hecho, no parece muy sensato comentar esto, porque el texto de Giscard se denominó Tratado Constitucional y el “refrito” de Lisboa no era más que un sucedáneo para tirar adelante, para salir de la presunta parálisis. Si no quiere considerar al Tratado de Lisboa como “Constitucional” está en su derecho, pero no voy a tropezar en esta trampa terminológica. Estamos hablando de un texto legal que se pretende supremo, un texto que debe servir de guía de acción para un conjunto de estados, y no hay mucho más que añadir. Es lo que es y no veo que se puedan extraer matizaciones serias sobre el mismo. Usted habla de parche, yo hablo de refrito, pero dicho texto está destinado a cumplir un cometido, y sólo hay que leerlo para entender que no es decorativo o testimonial. Si fuera un parche, ¿a qué viene lo que está sucediendo? Si fuera un parche, por qué toda esta campaña? No cuela su interpretación. Sigue, a mi modo de ver, queriendo justificar lo injustificable, esto es, una Europa que procede de forma antidemocrática, valiéndose de parches para vestir como el que lleva un traje nuevo, siguiendo con su terminología.

    3. Le parece rara la cmparación con Venezuela. Salvando las distancias entre ambos textos, creo que está bastante claro. De hecho, volviendo a lo del “parche”, como usted vuelve una y otra vez, ¿acaso era un parche el texto de Giscard? ¿Verdad que no? ¿Cómo explica entonces que muchos países lo llevaran directamente a sus parlamentos? El posicionamiento antidemocrático de Europa no ha empezado con el Tratado de Lisboa, sino que viene de lejos. El estatut es lo mismo, sólo que aquí se hizo mucho mejor, de forma más trasparente y hubo un periodo en el que se recogían propuestas de la ciudadanía. El problema fue que apenas hubo espacio mediático para los críticos con el texto (dentro y fuera del Parlament), pues la partidocracia catalana (CIU, PSC, ERC e ICV-EuiA) se lo guisó y se lo comió. Discutir sobre las particularidades de diferentes textos supremos no ocultará su condición de supremos.

    4. Estoy de acuerdo con usted en este punto, pues los textos acostumbran a quedar anquilosados y mchas veces es poco menos que imposible tocarlos (mire en Honduras). Pero ése es otro problema, otra discusión, y habría que ver si la Revolución Bolivariana es capaz de ser ella misma más allá de Chávez. Hablar del futuro no deja de ser un brindis al sol. Ahora interesa como se hacen las cosas hoy o, a lo sumo, como se han hecho desde siempre o desde hace muchos años. Es ahí donde podemos debatir, es ahí donde se pueden hacer afirmaciones sin pelos en la lengua, porque tenemos los datos y sólo hay que sacarlos a colación. Y en este artículo he puesto sobre la mesa hechos, y me he limitado a comaprar, porque me gusta y porque me parece muy ilustrativo, ya que ese tipo de comparaciones permiten bajar los humos a muchos que se creen que viven en el centro del universo.

    Termina de forma más que razonable su intervención, cuando afirma:

    Habria que poner mecanismos de adaptacion a esas constituciones, hacerlas flexibles, como las enmiendas de la Constitucion USA, pero de forma democratica.

    Estoy de acuerdo aunque, como demuestra el caso de USA, las enmiendas no garantizan una democracia que merezca ser calificada como tal.

    Saludos.

  3. Carles dice:

    Los gobiernos occidentales autodenominados democracias no son un club de “élites” sino plutocracias organizadas desde antes que Guillotin tuviera su ilustrada idea.
    El eufemismo no sólo, en mi opinión, confunde y desdibuja las responsabilidades sino que, claramente, esconde la muy conocida filiación de los responsables directos de lo sucedido en los últimos siglos, cuidadosamente planeado paso a paso.
    El resultado está ahí, la más rica de Europa, la de Holanda, seguida por su prima británica y los demás parientes. El de aquí tiene una fortuna que Forbes tasa en 1790 millones de euros, y lo de la familia no veas y sólo lo poco que se ha podido destapar.
    En la roigesfera hay un colega -Arguelaguer dice el blog- que hace un par de post dedicó un buen trozo a exponer los datos conocidos de por aquí.
    Plutocracias, con nombre y apellidos, ni siquiera oligarquías con participación de las clases intermedias. Salud. Carles.
    .-= Última entrada del blog de Carles: Pilar Primo, Hitler y Franco: la virgen y los castrados =-.

  4. ostap dice:

    “golpes de estado”

  5. Neo dice:

    ¡Hombre!, que diga usted que Europa (o “Uropa”, como diría Pepiño) se está construyendo de forma totalmente antidemocrática es una verdad tan grande como un piano (y como toda la fábrica de pianos, si me apura).

    Los políticos europeos quieren hacernos trampa repitiendo los referendums una y otra vez, a ver si los irlandesitos, francesitos, etc. de a pie, por cansancio o pasotismo, terminan pasando por el aro y votan SI.

    Lo que no nos podemos tragar es lo democrático que dice que es el régimen venezonalno, un país dónde la prensa recibe presiones de todo tipo:

    http://www.prensavenezuela.com/nota29.php

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/Chavez/cierra/34/emisoras/radio/venezolanas/criticas/politica/elpepiint/20090802elpepiint_3/Tes

    O donde los abusos policiales son algo habitual:
    http://www.aiven.org/profiles/blogs/2262821:BlogPost:14271

  6. sukoi-27 dice:

    @Neo: El Venezuela, los oligarcas propietarios de los medios de comunicación privado,han tomado partido por el golpismo y la desestabilización, por no hablar de incitar al asesinato etc. etc.
    Por menos en esta “democracia” se cierran periódicos y radios, y se persiguen paguinas web.
    Así que lo que usted dice de venezuela no es mas que la respuesta legal de un gobierno a las actividades delictivas y antidemocraticas, no tanto de los periodistas como de los medios y sus amos.
    Y hombre, abusos policiales hay muchos y muy habituales en muchos países, si eso los combierte en poco democraticos, pues vale, pero antes de mirar a Venezuela, mirese usted mismo y a sus alrededores.

  7. Neo dice:

    @sukoi-27:

    Dice usted que los oligarcas venezonalnos han tomado partido por el golpismo… Tiene guasa que desde el chavismo se acuse a a otros de golpistas –>

    http://es.wikipedia.org/wiki/Golpe_de_Estado_de_febrero_de_1992_en_Venezuela

    De todos modos, ¡qué triste es defender el régimen chavista al grito de “y tu más”! (fijese que yo no defiendo al régimen en el que vivimos).

  8. mitxel dice:

    a lo mejor nos dejan repetir aquí el voto de la OTAN…

  9. Inocente dice:

    @mitxel: Esta usted sonambulo o borracho?

  10. Inocente dice:

    @Lucien de Peiro:
    Dejando a un lado su retórica (esto es para picarle un poco, ya sabe):

    1. “Las instituciones europeas están en manos de los intereses económico-financieros.”

    Yo diria que menos que cualquier otra institución europea a nivel nacional. Lo que digo es que en la Comision y en el Parlamento pesa mas la elite funcionarial ombliguista que los intereses economicos/financieros. Por que? Pues porque “las decisiones que se toman en Europa” son del tipo burocratico, una vez establecidos los principios, es decir: mercado (y barra) libre, se deja en las manos adecuadas para que se administre (y maquille “la Europa social”) el cotarro. Pero en el fondo desde 1992 – Maastricht- nada fundamental ha cambiado, ni cambiara con Lisboa.

    “La Constitución Europea de Giscard (o Tratado Constitucional) era un engendro neoliberal incontestable”

    Se echo atras por eso precisamente, era demasiado descarada la cosa.

    “El refrito de Lisboa no ha mejorado ese aspecto y, no menos importante, todo el cuerpo que permite la desregulación salvaje de los mercados, el influjo netamente neoliberal.”

    Pero eso ya está presente, incluso desde el nacimiento mismo de la CEE.

    “Los grupos de presión existen y se dejan sentir, en Madrid, en París, en Bonn, en roma, etc… y en Bruselas, por supuesto. ”

    Si pero menos, su presencia, y hay centenares de “asociaciones europeas”, en Bruselas esta mas enfocada a las subvenciones y a la regulación técnica de su tema. Peccata minuta.

    “Los grupos de presión económico-financieros controlan los medios de comunicación, disponen del dinero (los bancos están en la cima de dichos grupos) y ya se encargan sistemáticamente de torpedear a los partidos o represnetantes políticos que amenazan su status quo. ”

    Si, pero lo que le quiero explicar es que esta presión se realiza a nivel nacional, no europea. Mire, al año hay 4 o 5 casos sonados en Europa: que si Microsoft, que si Magna (compradora de Opel), que si la liberalizacion de la electricidad …

    “Estar en manos de los grandes poderes elitistas no es algo que se explique en un solo paso; se trata de una enmarañada red de intereses que funciona sola, como un reloj.”

    Si eso ya lo sé, y ahi no hay mucho que discutir. Lo único, y se lo repito, para que no se desvié del tema, es que las instituciones europeas son los ultimos monos, y por tanto los que les caen menos cacahuetes.

    Si, es una red de intereses, que no necesita coordinación, ni directivas. Todo el mundo sabe lo que tiene que hacer para tener contento a sus padrinos.

    “La Unión europea toma decisiones políticas, define y crea estrategias y los burócratas, si hablamos de políticos que trabajan para sus correspondientes fuerzas políticas, no son más que herramientas al servicio de los que les pagan el salario, de los que les han permitido estar ahí. ”

    Las decisiones que toma la Union Europea como tal son del calibre que le expresado antes: regulacion tecnica y subvencion. Lo demas es puro mito, eso de que <> es un camelo. Las decisiones de calado las toma el Consejo, ergo los gobiernos nacionales. El Parlamento, aunque haya politicos por medio, es el paraiso de los vagos. La Comisión es un cementerio de elefantes, y si, son puros funcionarios, o acaso Almunia hace la politica del PSOE en la Comision?

    “Si alguno se sale de los guiones marcados, tiene los días contados. Tiene que hacer honor a su apodo para pensar que esto no es así, ”

    Si es que no pueden salirse del guion marcado. El guion se escribio hace mucho mucho tiempo, y no hay manera de salirse, ni Cohn-Bendit se puede salir. Europa es neoliberal desde los 50s, y la UE no es mas que un instrumento.

    “”Dice que Lo que se vota no es una Constitucion, sino una especie de parche a los textos anteriores. No me venga con eufemismos. ¿Qué significa que no se vota una constitución? ¿Qué se vota? ¿Ha leído los textos de referencia? Hágalo si no lo ha hecho, porque no son leyes ni decretos, son textos de carácter eminentemente constitucional, con las típicas generalizaciones.

    Eufemismo es llamarlo Constitución.

    “De hecho, no parece muy sensato comentar esto, porque el texto de Giscard se denominó Tratado Constitucional”

    Y por eso lo tiraron para atrás de inmediato porque no hay manera de encajar una Constitución con la actual soberania nacional.

    “Estamos hablando de un texto legal que se pretende supremo,”

    Supremo a qué? Mire, … esto no son mas que discusiones sobre el sexo de los angeles.

    La conclusión para mi es que la unica importancia que tiene la aprobacion del Tratado de Lisboa es para los burocratas. Para los poderes economicos, si no se aprueba todo seguirá igual, si se aprueba pues ya me dirá en que les cambia la vida.

    “¿a qué viene lo que está sucediendo? Si fuera un parche, por qué toda esta campaña? ”

    La campaña como le he dicho antes tiene 2 planos, totalmente dispensables:
    a) El uso politico que de manera nacional se da a la idea de Europa. De ahi en muchos casos el no en Francia, en Holanda y el posible si en Irlanda en la siguiente.
    b) La importancia y expectacion generados por los burocratas para justificarse, añadida al desconocimiento (y desconexion) por parte de los poderes nacionales, de lo que es la UE.

    “una Europa que procede de forma antidemocrática, valiéndose de parches para vestir como el que lleva un traje nuevo, siguiendo con su terminología.”

    Si yo no digo que sea o no antidemocratica (que lo es: porque votar dos veces lo mismo en menos de 10 años es como para echarse a llorar). Lo que yo digo es que no vale para mucho todo este escandalo.

    “¿Cómo explica entonces que muchos países lo llevaran directamente a sus parlamentos?”

    Porque SU propia soberania, y SU propia constitución asi lo indicaban.

    “El posicionamiento antidemocrático de Europa no ha empezado con el Tratado de Lisboa, sino que viene de lejos.”

    Pero es que parece que ha descubierto usted el Caspio. Es acaso España democratica desde 1978, o Alemania desde 1947? o Francia desde los 70s? No, verdad? entonces yo no se que expectativas tiene…

    “El estatut es lo mismo, sólo que aquí se hizo mucho mejor, de forma más trasparente y hubo un periodo en el que se recogían propuestas de la ciudadanía.”

    Y tambien se recogieron propuestas para la “Constitucion Europea” ya ve usted, y se promovieron debates y todo el “ritual democratico”. Para lo que sirvio.

    “El problema fue que apenas hubo espacio mediático para los críticos con el texto (dentro y fuera del Parlament), pues la partidocracia catalana (CIU, PSC, ERC e ICV-EuiA) se lo guisó y se lo comió.”
    Y a quien le importa el Estatut ahora, sino es a los partidos, esperando el dictamen del constitucional?

    4. “Hablar del futuro no deja de ser un brindis al sol. Ahora interesa como se hacen las cosas hoy o, a lo sumo, como se han hecho desde siempre o desde hace muchos años.” ” Es ahí donde podemos debatir, es ahí donde se pueden hacer afirmaciones sin pelos en la lengua, porque tenemos los datos y sólo hay que sacarlos a colación”

    No señor, en absoluto. Si no se tiene visión de futuro estamos condenados a que otros decidan como debe ser nuestro futuro. Hay que entender el pasado, debatir el presente y diseñar el futuro.

    Cuidese, saludos.

  11. mitxel dice:

    @Inocente: ¿es incompatible estar una cosa y la otra?

  12. sukoi-27 dice:

    @Neo: Perdone, pero primero que no soy chavista, así que desde el chavismo hablará Chaves.
    Segundo, Chavez estuvo en la cárcel por aquello, pagó y punto. Hoy es presidente democráticamente elegido, y tan homologable como cualquiera.
    Es mas, de donde usted saca las noticias, eso si que es democrático, esos medios son un ejemplo de imparcialidad, son el sumún en ética….
    Son basura, los medios, los amos y sus fines, porque voy a defenderlos ? Por que se lo merecen ?
    Usted confunde la defensa del derecho a informar y la defensa de los informadores con el apoyo a grupos oligárquicos de manipulación de la información. Y yo paso, que les den !!
    Y la policía es policía en todas partes, pero comparemos y verá que la de Venezuela no esta ni de lejos entre las peores, y teniendo en cuenta el entorno, como poco es a tener en cuenta.
    El y tu más que usted dice, sirve para juzgar con referencias, que a veces parece que juzgamos a unos con un cedazo y pa otros tenemos coladeros.

  13. sukoi-27 dice:

    @Neo: Pa que vea un poco la buena fe de los medios de incomunicación….

    http://www.pascualserrano.net/noticias/doble-rasero

  14. Neo dice:

    @sukoi-27:

    Ok, no es usted chavista, mis disculpas, pero lo disimula usted muy bien.

    @sukoi-27:

    “Chavez estuvo en la cárcel por aquello, pagó y punto. Hoy es presidente democráticamente elegido, y tan homologable como cualquiera.”

    1º -> Chavez no llegó a cumplir la pena, sólo una parte. Fué puesto en libertad tras el sobreseimiento que le otorgó Caldera, como parte de un acuerdo político con sectores de izquierda.

    2º -> ¿Chavez demócrata? ¡Oiga!, que Chavez copia a los jerifaltes europeos haciendo la misma consulta una y otra vez. Que como no le salió el SI en el referendum de 2007 sobre aumentar el límite de mandatos, repitió el referendum en 2009… ¡Está cortado por el mismo patrón que los de aquí!

    @sukoi-27:

    “Usted confunde la defensa del derecho a informar y la defensa de los informadores con el apoyo a grupos oligárquicos de manipulación de la información.”

    ¿Manipulación de la información? ¿Y quién decide que información está manipulada? ¿Dejamos que lo decidan los mandamases como Chavez? ¿Son esos jerifaltes un “ejemplo de imparcialidad” o “el sumún en ética”? ¿Es que no tenemos criterio propio? Esto me recuerda al franquismo sociológico y a aquella frase de “usted haga como yo y no se meta en política”.

  15. Inocente dice:

    @mitxel: Pues tiene usted razon. No, no es incompatible. Usted siga a lo suyo, que yo disimulo.

  16. mitxel dice:

    ah.
    pues yo pido otro referendum de la OTAN.
    ala

  17. sukoi-27 dice:

    @Neo: Decidir que información es manipulada es cosa suya, usted sabrá. Si se lo digo yo no tiene mérito. Sobre el enlace que le pongo, que? Nada que opinar ?

    Te dejo otro enlace, sobre los medios de los que extraes la información. Luego tu haces lo que te de la gana, como decir que yo digo que Chavez es esto o lo otro, ya me dirás donde, cuando antes me as echado en cara que yo usará el y tu más.
    Si yo digo que los medios son lo que sus dueños, basura, no lo digo porque crea que Chavez sea maravilloso, no. Pero tampoco hay que dejarse embaucar tan fácilmente…

    http://www.voltairenet.org/mot120930.html?lang=es

    Y no se que le puede recordar al franquismo de lo que yo he dicho, de hecho yo digo todo lo contrario, métase en política, si lo hace del lado de Bush y sus amos ya es cosa suya.

  18. @Neo: ayyyy, qué confundido está usted. Es la prototípica víctima de Falsimedia. ¿Me habla de presión sobre los medios y me cita a el País? ¿Bromea?

    ¡Por favor! El País respecto a Venezuela tiene CERO credibilidad.

    CERO PATATERO.

    Un día dedico un post a esto, y usted y otros se van a quedar ne pelotas.

  19. @Neo: veo que sigue insistiendo sobre el tema Venezolano tras una intervención de sukoi-27. Déjelo que no sabe de lo que habla. Déjelo si no quiero salir escaldado. Atienda: le prometo un post dedicado exclusivamente a El País vs Venezuela. Lo prometo, apúnteselo.

    Por otro lado, justo es comentar que la primera parte de su primera intervención, donde compartía la crítica a Europa es destacable. Lástima que no sepa lo que pasa en Venezuela respecto a los medios.

  20. @Neo: oiga, está haciendo el ridículo de forma espantosa. Sólo un detalle: el referéndum de 2007 versaba sobre decenas de artículos, entre los que estaba el límite de mandatos. Es más, desde todos los frentes chavistas se criticó a Chávez por plantearlo en bloque y no hacerlo artículo por artículo. El referéndum en el que se aprobó la abolición de la limitación de mandatos, además de ser exclusivamente para eso, se extendió a todos los cargos electos y no sólo al presidente, como se planteo en el primer intento de reforma. Esta matización deja su alusión a la relección como algo para coger con pinzas, como mínimo.

    Pero lo dejo aquí. No voy a profundizar más en Venezuela. Tiempo habrá de ridiculizar su ridículo primer comentario utilizando a ¡El País! Aún alucino.

    ¿Aún quedan incautos en España que se creen lo que El País diga de Venezuela? No hace falta ser chavista para verlo…

  21. Jorge F. dice:

    Don Lucien, discúlpeme que me aparte del tema, pero no puedo contenerme.

    Una pequeña alegría: El sinvergüenza de Àngel Colom se ve implicado en el caso Millet. Colom y su partido fantasma convergente, el PI, creado para robarle votos a ERC, han quedado en evidencia y tras él queda en evidencia CiU.

    Ese es su nacionalismo: son los señoritos que no admiten que otros ladrones roben en su territorio. Ellos tienen la exclusiva. Hasta ahí llega su patriotismo: “¡Volem lladres catalans!”

    Pero mucho me temo que, al final, Millet asumirá, como buen tonto útil, todas las culpas y Rufián Lleida i Gordi Pujol que seguirán avanzando tranquilamente hacia su beatificación
    .-= Última entrada del blog de Jorge F.: L’art com estat d’emergència =-.

  22. siudadano tarsán dice:

    @Jorge F.:
    No se aparta Vd. mucho del tema, pues el tema es la Europa de los ladrones.

    En cuanto al Colom, qué clarividencia la suya… yo siempre pensé que su invento del PI fracasó por no tener más que 3,14 militantes… resulta que todo encaja; de ahí su “salto” tan raudo a CIU.

    Els pilars “raholus” del nazionalisme burgès es tambalegen, podrits de cagades de colom…!!

    No es perdi aquest enllaç (amb una divertida foto):
    http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/382525/index.php

    Salut!

  23. Neo dice:

    Una pregunta: ¿por qué sale lo de que el comentario tiene que ser validado? ¿Censura aquí también?

  24. juan merino cañasveras dice:

    yo no puedo competi ya con vosotros en los comentarios aqui ya a hay un nivel muy alto lo siento lumbreras, salud y republica eso si lo manejo dijo una vez un gachon del siglo pasado del anterior que hasta ahora los filosofos habian imterpretado el mundo, ahora se trataba de trasformalos eso lo que yo intento en el tajo en mi barrio , en mi calle cambiar esta puta sociedad pero de lo mas sencillo lo cotidiano , cuanto vale un kilo de patata o de cualquier producto de primera necesidad con todo respeto a la intelectualidad esos seran mis comentario ahora entrar en comentario muy profundo lo siento yo no tengo esa capacidad soy como se dice un autodidacta y de todo tengo un poco como buen castreño perla que en su epoca fue cuna del anarquismo, tengo sangre jacobina y por supuesto sangre roja y termino y rojo ateo y republicano y todo lo que temine en ismo es una broma intelectuales del mundo unios. un abrazo

  25. sukoi-27 dice:

    @Neo: Si has puesto muchos enlaces puede pasar, sin mas te lo validan y punto. Por eso te he puesto varios enlaces en entradas diferentes, pa que no pase eso.
    Geroarte!

  26. @Jorge F.: parece ser que ayer por la mañana apareció en el programa del Cuní (otro impresentable de la órbita convergent, caballo de troya de la rancia derecha catalana en TV3) diciendo que el siempre ha actuado por el bien de Catalunya, a la que siempre ha amado, etc, etc. Colom representa a la perfección ese lado oscuro de ERC, partido en el que siempre abundan los predispuestos a aliarse con la derecha recalcitrante de CIU, algo que no debería ni plantearse un partido autodenominado “Esquerra”.

    De vergüenza, pero me alegro que impresentables com éste se encuentren en dificultades. El problema es que terminarán por ser cabezas de turco y “aquí no ha pasado nada”.

  27. Jorge F. dice:

    @Lucien de Peiro: Sí, no pasará nada. Jordi Pujol, el gran corrupto, morirá en olor de santidad.
    .-= Última entrada del blog de Jorge F.: IGLU =-.

  28. Jorge F. dice:

    “En mayor o menor grado, los juegos olímpicos conllevan aburguesamiento urbano, corrupción y violencia policial allí donde se celebran”.

    http://www.democracynow.org/2009/10/2/sportswriter_dave_zirin_on_obamas_olympic
    .-= Última entrada del blog de Jorge F.: IGLU =-.

  29. @Jorge F.: yo me alegraría por RIO si tuviera en buena consideración a los JJOO, recordando que hubiera sido sorprendente que tras Londres se hubiera repetido en Europa. Lo siento por Madrid, pero la verdad es que han tenido suerte. Los JJOO sson un negocio impresentable, una oportunidad de oro para la especulación, para el despilfarro de recursos públicos (salvo en Chicago, que se financiaba desde el sector privado) y un acontecimiento que ya padeció Barcelona, y así nos ha ido.

    Enhorabuena Madrid, que ha tenido la fortuna de no ser elegida (sin ironías) y suerte a RIO, que se ha metido en un berenjenal.

  30. Jorge F. dice:

    Lo esencial del caso-escándalo: en junio del 2009 la fiscalía de Barcelona ya había presentado una querella por apropiación indebida y falsedad contra Félix Millet i Tusell y tres responsables y directivos más de la Fundación del Palau de la Música catalana. A finales de julio de 2009 Millet se vio implicado en una investigación de la fiscalía barcelonesa en la que se intentó aclarar un “presunto” desvío de 2.000.000 de euros durante los años 2003 y 2004 por parte de la Asociación Orfeó Català-Palau de la Música, cuyo patronato era presidido por él. El 28 de julio de 2009 Millet fue destituido de su cargo y dos días más tarde, el 31 de julio, él mismo cesó de su presidencia en la Bankpime, el Banco de la pequeña y mediana empresa.

    El propio Millet, aconsejado por sus abogados, ha reconocido el desvío de fondos para sus cuentas y patrimonio personal-familiar. Se habla de entre 3 y 10 millones de euros2. Millet ha confesado haber desviado para su propio beneficio personal al menos 3,3 millones de euros, que destinó, entre otros usos, a reformar inmuebles de su propiedad en Barcelona y l’Ametlla y a pagar viajes turísticos a su propia familia (Maldivas, Dubai). Además, claro está, de sus propios honorarios de más de 1,5 millones de euros. Millet también ha confesado, cosa que ha levantado algún escándalo entre sectores implicados, que pagó comisiones y que contrató “pagando en negro”.

    ¿Y quién es este Félix Millet?

    http://www.kaosenlared.net/noticia/apunte-sobre-encuentro-lametlla-valles-caso-millet
    .-= Última entrada del blog de Jorge F.: Iglú =-.

  31. Jorge F. dice:

    El “cas Millet” ja s’ha emportat per davant el crèdit polític d’Àngel Colom, però això no ha fet més que començar… Quins han estat els beneficiaris, durant els últims anys, dels pagaments en A i en B que han fet Millet i Montull des de l’Associació Cultural Orfeó Català?

    http://www.eltriangle.eu/cat/notices/avis_als_lectors_6404.php
    .-= Última entrada del blog de Jorge F.: Iglú =-.

  32. Jorge F. dice:

    La Vanguardia va ser l’únic diari català que, inicialment, no va fer gaire sang amb el cas Millet…

    La posada en marxa de City TV va ser un escàndol considerable, ja que el canal televisiu del grup Godó funcionava amb uns permisos més que dubtosos en operar a partir d’una llicència analògica atorgada el 1997 a l’Orfeó Català que només la facultava per emetre a la ciutat de Barcelona, àmbit que superava amb escreix sense cap impediment de les autoritats competents. Però CiU va ignorar les queixes i va fer els ulls grossos…

    http://www.eltriangle.eu/cat/notices/millet_va_ajudar_el_comte_de_godo_a_aconseguir_la_tdt_6477.php
    .-= Última entrada del blog de Jorge F.: Iglú =-.

  33. galleguiño dice:

    @Jorge F.: Con todo el respeto a una lengua que supongo hermosa (pero que no hablo ni en la intimidad). Si utilizas el Catalán, no te entiendo, y seguro que es muy interesante lo que dices.

  34. @galleguiño: aunque considero que no es difícil entender esos dos pequeños textos que ha puesto Don Jorge F., quiero decir que respeto su comentario.

    Tan sólo decir que no vaya a pensar mal de Don Jorge F., que según veo nos ha enchufado unos enlaces a textos que estaban en catalán, y de ahí que haya capturado unos fragmentos… en dicha lengua.

    No estaría mal que, sin ánimo de criticarle y sin ironías de ningún tipo, intentase adentrarse en esa lengua, en la medida de sus posibilidades, de forma puntual. Yo acostumbro a hacerlo cuando hay cosas escritas en Francés, Portugués, Galego o Italiano. Ni las hablo ni las escribo, pero puedo entenderlas dignamente (no siempre) por escrito. Cierto es que dominando como domino el castellano y el catalán, dispongo de más herramientas pero, crféame, no se eche para atrás a las primeras de cambio. Esto se lo digo teniendo en cuenta que hablamos de un par de frases y no de largos textos (salvo que entre en dichos enlaces), sea cuál sea la lengua que nos resulte ajena pero cercana desde una perspectiva latina.

    De todas formas, como entiendo su mensaje y quizás no le apetezca esforzarse con dichas frases (algo que a mí me pasa a veces, no crea que le señalo a usted solamente, que yo soy el primero), le apunto una rápida traducción que, por ejemplo, puede servirle para comparar ambas lenguas y analizar si realmente era tan complicado entender lo que de entrada no entendió o le costó:

    El «cas Millet» ja s’ha emportat per davant el crèdit polític d’Àngel Colom, però això no ha fet més que començar… Quins han estat els beneficiaris, durant els últims anys, dels pagaments en A i en B que han fet Millet i Montull des de l’Associació Cultural Orfeó Català?

    El “caso Millet” ya se ha llevado por delante el crédito político de Ángel Colom, pero esto no ha hecho más que empezar… Quienes han estado los beneficiarios, durante los últimos años, de los pagos en A o en B que han hecho Millet y Montull desde la asociación cultural Orfeó Català?

    El otro fragmento:

    La Vanguardia va ser l’únic diari català que, inicialment, no va fer gaire sang amb el cas Millet…

    La posada en marxa de City TV va ser un escàndol considerable, ja que el canal televisiu del grup Godó funcionava amb uns permisos més que dubtosos en operar a partir d’una llicència analògica atorgada el 1997 a l’Orfeó Català que només la facultava per emetre a la ciutat de Barcelona, àmbit que superava amb escreix sense cap impediment de les autoritats competents. Però CiU va ignorar les queixes i va fer els ulls grossos…

    La Vanguardia fue el único diario catalán que, incicialmente, no hizo demasiada sangre con el caso Millet…

    LA puesta en marcha de City TV fue un escándalo considerable, ya que el canal televisivo del Grupo Godó funcionaba con unos permisos más que dudosos al operar a partir de una licencia analógica otorgada en 1997 al Orfeó Català que sólo le facultaba para emitir en la ciudad de Barcelona, ámbito que superaba con creces sin impedimentos de las autoridades competentes. Pero CIU ignoró las quejas e hizo la vista gorda.

    No defiendo que pasemos al catalán, pero creo que a nadie le mata un poco de diversidad linguística, aunque sea en dosis reducidas, que no cuesta tanto, hombre.

    Saludos.

  35. Parce dice:

    La diversidad, la interculturalidad empieza por aceptar la diferencia en nuestras sociedades de ahí que no sé eso del catalán a santo de qué viene…
    .-= Última entrada del blog de Parce: Madrid 2016 =-.

  36. Marcus Welvy dice:

    Para no convertir esto en una discusión diferente a lo que debía ser, ignoraré el tema la de diversidad, interculturalidad y demás… porqué no viene a cuento ahora y lo considero una aproximación incorrecta (al menos por lo que deduzco que dice, que igual me equivoco).

    A lo que íbamos.

    El tratado de la Constitución Europea (el de Giscard d’Estaign), se llamaba así, precisamente porque no es una constitución.

    Como bien apuntaba Don Lucién, una constitución debe seguir unos pasos y protocolos mínimos de representatividad de los mandados por ella, y esa cosa se pensó, gesto y creó sin ninguna de esas medidas mínimas. Así que como no pudieron llamarla legalmente Constitución, le llamaron lo que era: un Tratado (económico) sobre como debía ser (segun ellos) una contitución europea.

    Y si, su voluntad era puramente constitucional, usease, como si de una constitución de verdad se tratara.

    Por otro lado está el tema de los referendums.

    Es curioso pensar, que si en españa hubiera salido el “no” como por respuesta popular, igualmente podrian haber decidido que firmaban ese acuerdo, ya que las preguntas a la población no sólo no son obligatorias, sinó que además no son vinculantes.

    No sé a ustedes, pero a mi me da un mal sabor de boca democrático.

    Y no creo que españa sea una excepción en europa en ese aspecto. No olviden que lo importante es gobernar, y no preguntar a los gobernados que necesitan o quieren.

    En realidad, la excepción es Irlanda, que pregunta siempre, por nímio que sea el tema (y ellos están muy orgullosos de esto).

    Y las constituciones son tan cambiables como se quieran hacer. Es simplemente una forma de articular las propuestas. Creo que es en alemania, dónde cda vez que se hacen unas elecciones además se votan un montón (aviso para navegantes: es una licencia poética) de artículos de la constitución a los que se les ha propuesto una modificación.

    Si no era alemania era suiza, no estoy seguro, pero era un país germánico (pero no austria, creo).

    Y si, definitivamente, ya sea en base estatal o en base bruseliana, europa está dominada (y cada vez con más descaro) por los grupos de poder económico.

    Y no, no importa dónde tienen sus cuarteles esa gente, porqué no son fuerzas nacionales de ningún sitio, son fuerzas apátridas, que sólo instalan una base en un lugar dónde puedan ganar un céntimo más que en otro sitio, sin importarles las patrias ni las naciones ni nada más que su capital personal.

  37. Jorge F. dice:

    @galleguiño:

    Bueno, en los dos casos he puesto el texto en catalán porque el original está en catalán y no tenía tiempo de traducirlo. Pero, además, ¿realmente hace falta traducirlos para entenderlos? Mire que es catalán y no chino mandarino.
    – – –
    Aprovecho para decir que en el número 154 del semanario La Directa (en catalán) hay dos páginas enteras sobre el tema Millet.

    Además se habla de otro muchos temas: De la condena injusta de Núria Pòrtulas (condenada sin delitos, por su ideología anarquista), de la lucha de los trans-sexuales, del Sindicato Andaluz de Trabajadores, de Agustín Rueda (preso anarquista asesinado durante nuestra “modélica” transición)…

    Vale la pena gastarse los 1,70 euros que cuesta.
    .-= Última entrada del blog de Jorge F.: Iglú =-.

  38. Entrevista a Joe Higgins, diputado europeo del Socialist Party irlandés, poco antes de la celebración del referéndum en el que finalmente ha vencido el SÍ, publicada en Viento Sur:

    ¿En qué situación política y social discurre la campaña del referéndum sobre el tratado de Lisboa?

    Se sitúa en un contexto de crisis económica sin precedentes. Según las previsiones, la economía irlandesa se habrá contraído un 9% de aquí a finales del año 2010, lo que representa la mayor caída del mundo occidental. El año pasado, el paro se ha más que duplicado para superar el 10%.

    La actitud del gobierno de derechas del Fianna Fail /Verdes ha sido recortar en los salarios de los trabajadores del sector público y en los propios servicios públicos, introducir nuevos impuestos e inyectar dinero en los bancos por 54 millardos de euros con el dinero de los contribuyentes. El gobierno está hoy con un 19% de opiniones favorables en los sondeos. Ha habido manifestaciones contra la política del gobierno, pero los dirigentes sindicales han jugado un papel muy negativo. Restringen el movimiento, proponen “negociaciones” y hablan de “compartir el dolor” aún cuando la clase obrera no tiene ninguna responsabilidad en la crisis. El Socialist Party, que es reconocido por su papel dirigente en favor del “no”, subraya que la política que ha causado la crisis es la defendida por el Tratado de Lisboa.

    ¿Sobre qué ejes y qué puntos fundamentales tiene la campaña por el “no”?

    El principal punto de ataque del Socialist Party –y de otras fuerzas progresistas y de izquierda que se oponen al tratado- se refiere a los ataques contra los derechos de los trabajadores, con jueces bien situados en el Tribunal de la Justicia Europeo (Laval, Viking, Ruffert, Luxemburg), que han servido para reducir los niveles salariales definidos en las negociaciones colectivas, e incluso para romper localmente leyes que protegen a los trabajadores.
    Otras cuestiones importantes ligadas a Lisboa comprenden también una militarización creciente, con la Agencia Europea de Defensa (AED) que obtiene un estatus oficial en el tratado. La AED está particularmente encargada de ayudar al comercio de armas europeo y actúa como un comerciante de armas en la escena mundial. El Tratado de Lisboa podrá también dar la autorización a grupos de países miembros de la UE a aliarse para lanzar campañas militares en nombre de toda la UE, incluida Irlanda. Hay una oposición enorme en Irlanda frente a la noción de alianzas militares y ha habido movilizaciones significativas contra la guerra de Irak.

    ¿Qué fuerzas que llaman a votar “sí” y con qué argumentos?

    Todo el establishment político llama a votar “si” e ignora completamente el contenido del Tratado. Utilizan una campaña de miedo y de intimidación para llamar al “si”. Dicen que la crisis (que ellos han causado) será peor y que Irlanda quedará aislada del resto de Europa. No mencionan que el mismo Tratado, básicamente, ha sido rechazado por las clases obreras francesa y holandesa, y que el comisario europeo irlandés, Charlie McCreevy, ha reconocido que si el resto de Europa tuviera la posibilidad de votar por referéndum, el 95% lo rechazaría (¡lo que es probablemente una exageración!). Los partidarios del “si” tienen la actitud típica de no discutir argumentos del Socialist Party y de la izquierda que llama al “no”. En lugar de eso, se concentran sobre la extrema derecha y los elementos ultra religiosos que llaman también a votar “no”, pero con argumentos completamente fuera de cuestión, como el aborto.
    De forma escandalosa, la mayor parte de los dirigentes sindicales llaman a votar “si” diciendo que la Carta de Derechos Fundamentales obtendrá un estatus oficial, lo que “mejorará” la situación de los derechos de los trabajadores. Ha habido muchos debates a propósito de esto en el movimiento obrero. Los argumentos pueden parecer complicados pero lo que tratamos de explicar es que si la Carta menciona el derecho a afiliarse y el derecho a negociar colectivamente, estos derechos están limitados por el artículo 52, que da prioridad a los derechos de los patronos y a sus beneficios. Últimamente en Irlanda ha habido luchas industriales de primera línea en Coca-Cola, MTL Docks, Thomas Cook, Carrols Joinery, donde decretos del Tribunal Supremo han podido permitir a los patronos evitar huelgas y ocupaciones. La situación a la que esos trabajadores y los demás hacen frente en sus combates para defender sus empleos, salarios y condiciones de trabajo no se mejorará en absoluto bajo el Tratado de Lisboa.
    Los partidarios del “si” gastan probablemente diez veces más que los del “no” en esta campaña. Las reglas de difusión han sido cambiadas a fin de que los debates en la radio no den el mismo tiempo a los dos lados, y la derecha obtiene la mayor parte del tiempo para si. El 90% de los periódicos apoyan el “si”. Estos factores hacen más probable un voto “si” esta vez. Pero si eso ocurre, la autoridad de la izquierda y de las fuerzas como el Socialist Party será reforzada cuando la gente compruebe la realidad de este Tratado, cuando sea utilizado por la UE y los diferentes gobiernos para agravar sus ataques contra los trabajadores y los servicios públicos, aumentar la capacidad militar de la UE, etc.

    Los partidarios del “si” dicen que no tenemos alternativa y que somos “anti-Europa”; pero nuestro material sobre el referéndum explica nuestra alternativa: estamos a favor de una Europa socialista en la que los grandes recursos del continente sean controlados democráticamente por el pueblo de Europa y utilizados para satisfacer nuestras necesidades.

    Y copio el artículo de Gara, más que nada porque ante lo que ellos mismos escriben terminan por hablar de democracia limitada, víctimas de los mismos eufemismos que ya pudimos ver aquí mismo:

    El “sí” irlandés no despeja el camino hacia un modelo más democrático de la Unión Europea

    Editorial de Gara
    Gara

    Más que alegría, el resultado del segundo referéndum celebrado en la República de Irlanda sobre el Tratado de Lisboa provocó un generalizado alivio entre los dirigentes políticos de la Unión Europea porque, si el «no» se hubiera vuelto a imponer como ocurrió hace un año, el sentimiento que habría embargado a quienes dirigen las instituciones comunitarias y el de los líderes de los principales estados que la conforman habría sido una mezcla a partes iguales entre la frustración y el ridículo. En esta ocasión, los irlandeses han votado mayoritariamente a favor del documento en lo que no deja de ser un ejercicio democrático, porque igualmente podían haberse inclinado hacia el «no», aunque la propia reedición de esta consulta tenga un incontestable tufo antidemocrático, ya que esta nueva oportunidad sólo les ha sido brindada porque en la primera ocasión no votaron de acuerdo a lo que dictaban las élites políticas de la UE. Ahora, claro está, nadie buscará subterfugios legales para que el referéndum se repita en la isla, por ejemplo, dentro de un año o de cinco.

    Lo que resulta paradójico es que las primeras reacciones de esa élite quisieran destacar, precisamente, el carácter democrático del apoyo recogido por el Tratado tras su paso por las urnas irlandesas, obviando que la mayoría de los estados miembro eludieron esa consulta para evitar, en primer lugar, que la democracia se consolide como un modelo de participación del conjunto de la ciudadanía en la toma de decisiones y, al mismo tiempo, que el periplo del cuestionado documento no se eternizara en el tiempo.

    Más allá de las repercusiones políticas y sociales que este resultado tenga en Irlanda, en el conjunto de la Unión pocas cosas cambiarán. El Tratado de Lisboa no es más que una reforma muy limitada del funcionamiento de las instituciones comunitarias y, si finalmente se llega a aplicar, sus consecuencias ya estarán «descontadas» en el balance general de quienes siguen de cerca la evolución de la Unión desde su ampliación a Veintisiete.

    Tampoco conviene olvidar que el «problema irlandés», ya resuelto, no es el último escollo que tienen que superar los promotores del Tratado, que ayer miraban con cierta preocupación hacia Varsovia y Praga. Tanto el Parlamento polaco como el checo han dado ya sus respectivo síes, pero los presidentes de ambos países aún no han puesto su firma sobre esos acuerdos (nuevos ejemplos de una democracia limitada a la lucha de intereses particulares entre las élites políticas). Lech Kaczynski se ha comprometido a rubricar el «sí» polaco tras conocer el resultado favorable en Irlanda, pero Vaclav Klaus intenta ponerlo más difícil. Ayer mismo, cuando en Dublín se daba a conocer el resultado del referéndum, el presidente checo participaba en Praga en una manifestación contra el Tratado de Lisboa. No obstante, la adhesión de Praga no depende realmente de la firma presidencial, sino de un fallo del Tribunal Constitucional, y sería una sorpresa mayúscula que éste fuera negativo una vez que ya se posicionó a favor en primera instancia.

    Menos consistentes parecen por el momento las especulaciones sobre la «promesa» preelectoral de los conservadores ingleses de someter a referéndum el Tratado en caso de que, como auguran las encuestas, en los comicios que se llevarán a cabo la próxima primavera desbanquen a los laboristas del poder en Londres. Para entonces es más probable que los tories ni siquiera tengan que justificar un cambio de posición porque el plazo para celebrar la consulta ya se habrá agotado.

    __________________________

    En The Independent repiten el tono moderado y eufemístico, salvo que apuntan a las motivaciones económicas para explicar el SÍ, lo que no deja de ser un reconocimiento al papel decisivo de los grandes poderes totalitarios que realmenten nos controlan. Estamos, una vez más, ante una visión conservadora, reformista, una visión en la que se mascan esos posicionamientos lejanos al anticapitalismo, posicionamientos que no consiguen desprendenrse de la evidente ignominia que padecemos como ciudadanos de esta tristemente antidemocrática Europa:

    Referéndum sobre el Tratado de Lisboa
    Alivio en la Unión Europea por el Sí en Irlanda

    David McKittrick
    Página 12/ The Independent

    Los votantes irlandeses expresaron ayer un apoyo contundente al Tratado de Lisboa, lo que provocó alivio y satisfacción en Bruselas, Dublín y en el resto de Europa, que venían al nuevo referéndum como una prueba a sortear para garantizar el futuro de la Unión Europea y el gobierno irlandés. El resultado de la consulta popular demostró que dos tercios de los votantes estaban a favor del tratado, un cambio dramático con respecto al referéndum del año pasado, en la que el texto fundacional fue rechazado.

    Ese resultado significará que a partir de ahora la atención de Bruselas se trasladará de Irlanda a Gran Bretaña, en donde el favorito para quedarse con el cargo de primer ministro, David Cameron, ya prometió realizar un referéndum sobre temas vinculados con la comunidad europea. Además, el abrumador apoyo al tratado también le permitirá recuperar un poco de su antigua estabilidad a la República de Irlanda, en donde los analistas comenzaban a anunciar el fin de la luna de miel entre el llamado milagro europeo y la UE.

    Sólo unos pocos de los 43 distritos votó por el No, la mayoría distritos independientes como Donegal. Por el contrario, la capital, Dublin, alcanzó un rotundo Sí con el 70 por ciento de los votos. En los suburbios de mayor poder adquisitivo el apoyo al bloque regional escaló incluso a más de 80 por ciento, como en el caso de Dun Laoghaire.

    Uno de los factores que habría ayudado a cambiar el clima de opinión entre los irlandeses fueron las garantías que dio en los últimos meses Bruselas de que no avanzarían sobre temas que despiertan un fuerte rechazo en el pequeño país, como el aborto y el debate sobre imponer la conscripción en el Viejo Continente. Según el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, las garantías del Ejecutivo regional fueron claves en la votación del viernes. “Gracias Irlanda. Es un gran día para Irlanda y para Europa. Estoy muy feliz”, aseguró el dirigente, que fue reelecto el mes pasado.

    Otro factor decisivo fue el derrumbe económico y sus consecuencias, las cuales lograron convencer a muchos irlandeses de que no era buena idea enemistarse con la comunidad europea y perder su ayuda. El llamado milagro europeo fue uno de los países del bloque que más ayuda financiera recibió en sus primeros años como miembro. Ese recuerdo estuvo muy presente el día de la votación, incluso entre los que hicieron campaña por el No.

    “Algunos nos decían que querían votar por el No, pero que, económicamente, no podían hacerlo”, explicó Patricia McKenna, miembro de la campaña que perdió. El empresario multimillonario y también militante por el No Declan Ganley coincidió con ella. “Me sorprendió ver cuán grande fue el voto por el Sí. Demuestra cuán asustada está la gente”, aseguró.

    El factor económico fue innegable. El propio ministro de Finanzas irlandés, Brian Lenihan, reconoció que la abrumadora victoria en el referéndum refleja los fuertes temores de los ciudadanos ante la crisis económica internacional. Pero al mismo tiempo que el gobierno reconocía esa debilidad, advertía que el Sí no sólo fue un espaldarazo a la Unión Europea, sino también al gobierno irlandés. “Otra derrota habría tenido consecuencias devastadoras para nuestro gobierno”, dijo, aliviado, el ministro de Defensa, Willie O’Dea.

    _____________________________

    ¿Y los medios españoles? De pena. Sólo un ejemplo:

    Irlanda dice ‘sí’ al Tratado de Lisboa

    Con una mayoría “convincente”, así ha expresado el Ministro de Exteriores el poyo de los rilandeses a la reforma de la UE

    Íñigo Sánez de Ugarte (Público)

    Quince meses después del primer referéndum, Irlanda decidió cambiar por completo de opinión . El carácter indomable de sus habitantes y sus reticencias al poder de Bruselas quedaron aparcados ante el peso de la crisis económica y financiera, de la que Irlanda no puede salir por sí sola.

    El veredicto de los votantes fue inapelable. El 67,1% votó a favor del Tratado de Lisboa y el 32,9% en contra. En junio de 2008, el no había ganado con el 53,4% de los votos.

    El incremento de la participación fue la primera razón del vuelco . Alcanzó el 58%. Los cinco puntos de aumento cayeron en su mayoría en el bando del sí. Además, muchos de los que antes se opusieron al tratado cambiaron el sentido de su voto. Varios distritos de Dublín donde en 2008 ganó con claridad el no acabaron el día con un porcentaje de votos afirmativos cercano al 70%.

    En algunos distritos fronterizos con el Ulster los baluartes del Sinn Féin, único partido con representación parlamentaria que rechazaba el tratado, se repitió el mismo resultado. Sólo en dos de las 43 circunscripciones hubo mayoría de votos negativos.
    Gobierno impopular

    “Ha sido un gran día para Irlanda y para Europa”, dijo ayer el primer ministro, Brian Cowen. Pocos irlandeses creen que estos días sean grandes en cualquier sentido. Cowen tiene el dudoso honor de presidir el Gobierno más impopular de la historia de la República. Sin embargo, esta vez los votantes no utilizaron las urnas para castigar al Gobierno del conservador Fianna Fail ni provocar la dimisión de Cowen, como pedían los grupos euroescépticos.

    No lo hicieron a pesar de que en las próximas semanas, las autoridades tienen previsto aprobar un aumento de impuestos y reducción del gasto público en programas sociales que puede causar protestas masivas por todo el país.

    Irlanda se ganó el apodo de tigre celta por su espectacular expansión económica de la última década, casi similar a la de los países asiáticos. El estallido de la burbuja financiera y el posterior aumento del paro, que se ha multiplicado por tres en poco más de año y medio, han dejado al tigre sin garras y sin dientes.

    Los partidos del Gobierno y la oposición insistieron una y otra vez en que el país necesita desesperadamente a Europa para salir de la crisis. El mensaje surtió efecto. “Estoy sorprendido por el margen de la victoria del sí”, dijo Declan Ganley, líder del grupo euroescéptico Libertas. “Eso demuestra lo asustada que está la gente”.

    Gerry Adams, del Sinn Féin, aceptó el resultado, pero apuntó que no va a resolver los problemas del país. “Desgraciadamente, la gente que está en el paro seguirá en el paro mañana por la mañana, y los más desfavorecidos continuarán sufriendo los efectos de la política económica del Gobierno”, dijo Adams.

    Los partidos del Gobierno justificaron la victoria en las garantías obtenidas en las negociaciones con Bruselas que justificaron la convocatoria de un segundo referéndum. Los partidos de la oposición prefirieron felicitarse por el sentido común del votante. “El mayor obstáculo de la campaña fue la impopularidad del Gobierno”, dijo el laborista Eamon Gilmore. “El sí ganó a pesar de la ira y frustración de la gente contra el Gobierno”. Los líderes de la oposición se batieron por todo el país a diferencia del primer referéndum. Dejarlo todo en manos del Gobierno hubiera originado otro fracaso.

    Bruselas respiró aliviada acostumbrada como está a corregir los errores en las segundas oportunidades. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, interpretó el resultado como un éxito de la propia UE, un punto de vista que no compartirán muchos irlandeses: “Veo el sí como un signo de confianza del electorado irlandés en la Unión Europea y de que Irlanda reconoce el papel que ha jugado la UE en la respuesta a la crisis económica”, explicó Barroso.

    El primer pago del sí se hará efectivo cuando el Banco Central Europeo contribuya al rescate de los moribundos bancos irlandeses. La factura llegará hasta los 54.000 millones de euros.

    ______________________________

    O sea, más de lo mismo, acriticismo ante la evidente maniobra antidemocrática, ante la construcción europea totalitaria (y eso que en Irlanda, al menos han votado). Y estamos ante un medio teóricamente crítico, de modo que asusta pensar en otros medios aparentemente más acomodaticios, como El País. No se pierdan el artículo con el titular más grande, donde ya piensan en la elección de los máximos líderes de esta Europa, celebrando el SÍ, de forma absolutamente acrítica. Aquí, el cronista, ni siquiera se molesta en buscar o hablar de las razones o causas para dicho sí, para el cambio de voto un año después:

    El ‘sí’ irlandés reactiva el proyecto europeo

    Empieza la carrera para nombrar Alto Representante y presidente de la UE

    Anfreu Missé (El País)

    La abrumadora victoria del sí de los irlandeses al Tratado de Lisboa ha puesto fin a ocho años de incertidumbre institucional europea. La decisión de los irlandeses despeja el camino para una rápida entrada en vigor del también llamado Tratado de Reforma que posibilita un papel más ambicioso de Europa en la escena internacional, crea el puesto de un presidente estable y agiliza el funcionamiento de la UE. Aunque el Tratado está todavía pendiente de la rúbrica de los presidentes polaco, Lech Kaczynski, y checo, Václav Klaus, la carrera para los nombramientos del futuro presidente y el Alto Representante de la Unión ya ha empezado y constituirá el asunto principal de la próxima cumbre europea los días 29 y 30 de octubre.

    Las reacciones de satisfacción de los principales líderes y políticos europeos reflejan la voluntad de acelerar la entrada en vigor del Tratado. “Ahora es importante poner el Tratado [de Lisboa] en marcha”, dijo ayer el primer ministro sueco Fredrik Reinfeldt, presidente de turno de la Unión. Añadió que el Consejo Europeo, que reúne a los jefes de Estado y de Gobierno, “está unido en su voluntad de ver la entrada en vigor del tratado antes de fin de año”. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, más emotivo dijo “gracias a Irlanda” por el resonante sí a Europa y precisó que “ahora todos los Estados miembros han aprobado democráticamente el Tratado”.

    Kaczynski ya ha anunciado su voluntad de rubricar el texto enseguida. Las presiones se van a concentrar sobre la República Checa y su presidente Václav Klaus. En Praga la cuestión está en el recurso interpuesto por 17 senadores ante el Tribunal Constitucional, que ya se pronunció en noviembre pasado señalando que no había contradicciones entre el Tratado de Lisboa y la Constitución checa. Reinfeldt manifestó ayer su confianza en que el tribunal pueda decidir “en el plazo de dos o tres semanas”. Klaus, conocido por su virulencia contra el proyecto europeo, tropezará con un creciente aislamiento en Europa con excepción de líder conservador británico, David Cameron.

    En cualquier caso, la presión sobre Klaus será máxima. Reinfeldt ha convocado a una reunión para el miércoles al primer ministro checo, Jan Fischer, y a José Manuel Barroso. El ex primer ministro checo, Mirek Topolanek, sugirió recientemente a Barroso que se presionase a Klaus advirtiéndole de que la República Checa podría perder su comisario.

    Pero Klaus recibirá las presiones más fuertes de Francia y Alemania, de cuyo país tiene una dependencia económica determinante, especialmente en el sector automovilístico. La canciller Ángela Merkel manifestó sentirse “muy feliz” por la aprobación y precisó que el sí irlandés era un paso decisivo para la entrada en vigor del Tratado. El líder francés, Nicolas Sarkozy, se mostró también exultante. Un comunicado de la presidencia francesa afirmó que “la victoria del sí permite superar una etapa decisiva para la entrada en vigor del Tratado de Lisboa”. “Francia desea”, añadía, “que los países que todavía no lo han hecho, logren lo antes posible su ratificación para que pueda entrar en vigor antes de fin de año”.

    Diego López Garrido, secretario de Estado para la Unión Europea, aseguró que la “aplicación del Tratado será una de las prioridades de la presidencia española” durante el primer semestre de 2010. El fortalecimiento de Merkel, tras su reelección como canciller, y el amplio apoyo de Sarkozy en Francia, permitirán reconstruir la alianza franco-alemana, a la que aspiran de nuevo ambos países, que había desempeñado un papel fundamental en la construcción europea.

    Merkel y Sarkozy han reforzado sus relaciones tras el distanciamiento que ambos experimentaron del presidente estadounidense Barack Obama y Gordon Brown, en la pasada reunión del G-20 en Pittsburgh.

    La restauración de la alianza entre Merkel y Sarkozy oscurece las posibilidades de Tony Blair para ser el primer presidente de la Unión. Blair, reiteradamente aireado por la prensa anglosajona para este puesto, cuenta con la oposición de muchos pequeños y medianos países y el mal recuerdo de su activo papel en la guerra de Irak.

    Otros nombres que han trascendido son el ex presidente Felipe González, que goza de un amplio prestigio ente los líderes europeos, pero cuya principal desventaja es que otro ibérico, Barroso, ya tiene uno de los cuatro puestos relevantes de la Unión. También se han mencionado al ex canciller austriaco, Wolfgang Schüssel, la ex presidente irlandesa, Mary Robinson, y el primer ministro holandés, Jan Peter Balkenende.

    Para el puesto de Alto Representante, el ministro de Exteriores sueco Carl Bildt, ha quedado prácticamente descartado tras sus comprometidas manifestaciones favor de la entrada de Turquía. En su lugar cobra fuerza el nombre de la ex ministra de Exteriores de Austria Ursula Plassnik. La salida de Javier Solana supondrá una importante pérdida de influencia política para España. Una pérdida que podría compensar en parte si lograra el nuevo puesto de Secretario General del Consejo. Para el puesto España cuenta políticos y diplomáticos muy idóneos con una probada trayectoria en las instituciones comunitarias.

    ____________________________

    Creo que lo mejor es ir directamente al Editorial del diario de Prisa, donde se evndiencia la cara dura (habitual) de una rotativa entregada a los poderes económico-financieros de los que, en cierto modo, forma parte como baluarte mediático intoxicador:

    Lecciones irlandesas

    Tras el alivio del referéndum, la UE debe imponer la suspensión a los socios desleales

    El segundo referéndum irlandés sobre el Tratado de Lisboa arrojó ayer un resultado positivo abrumador: el 67% de los ciudadanos votó a favor. Con ello se supera el obstáculo más espinoso para la entrada en vigor de la pospuesta reforma, que rescata el contenido esencial de la Constitución europea, aunque eliminando sus elementos más simbólicos. Pero la superación de un obstáculo no permite compartir el entusiasmo del Gobierno irlandés. Ni tampoco el comprensible alivio que se expandió ayer por las instituciones y las cancillerías europeas.

    Porque acechan aún otros peligros: la reserva polaca, de menor cuantía; el aplazamiento checo, por cuenta de un grupo de parlamentarios afectos al euroretrógrado presidente Václav Klaus, que han recurrido el nuevo tratado ante su Constitucional; y la posibilidad de que el débil Gobierno laborista del Reino Unido se derrumbe en cualquier momento y su previsible sucesor tory someta el texto a otro referéndum, sin duda perdedor.

    Los Gobiernos más europeístas, pero no sólo ellos, debieran extraer algunas lecciones de este referéndum irlandés, que les ha tenido meses en vilo, sumiendo por segunda vez a la Unión (ya ocurrió lo mismo en 2001, con el Tratado de Niza) en la inseguridad jurídica y la anemia política. Lecciones que vayan más allá de las aburridas disquisiciones sobre la proximidad ciudadana a la UE o la consabida necesidad de pedagogía.

    La primera es que no debe darse luz verde a ninguna ampliación más sin que previamente medie la reforma que resulte indispensable. Ni hacia Croacia, ni hacia Islandia, para la que la presidencia sueca pretende un curso acelerado. Hasta ahora todas las grandes ampliaciones (la mediterránea, que incluyó a España, o la nórdica) fueron precedidas o inmediatamente seguidas de las oportunas reformas institucionales. No ha sucedido así con la de la Europa oriental: la casaca jurídica que le da viabilidad es el Tratado de Lisboa, y éste verá la luz años después del ingreso de los antiguos súbditos de la URSS. Y como la reforma o profundización llega mucho después de la ampliación, aquélla ha sido víctima de coyunturas adversas, egoísmos nacionales y toda suerte de chantajes nacionalistas.

    La segunda lección irlandesa apela al sinsentido de la ausencia de reglas para la exclusión de un socio desleal o falto de voluntad de compromiso en la continua adaptación de la Unión: lo que la conduce a la parálisis. La próxima presidencia española y la designación de un presidente para el Consejo Europeo debieran trocar el falso alivio en alternativas para evitar la repetición de esta crisis. El Parlamento de Estrasburgo debe exigir que el nuevo presidente le someta sus planes al respecto. Y España podría proponer fórmulas para que los próximos tratados de ingreso incluyan cláusulas de salida del club, o suspensión de los derechos, a los socios renuentes. Resulta insólito que éstos paguen un coste cero por su bloqueo.

    _____________________________

    Es poco menos que cómico leer estas cosas en un periódico que dispara constantemente sobre países como Venezuela, donde de forma objetiva se procede de un modo mucho más democrático. Cara dura no les falta. Así pues, ni atisbo de crítica. Escollo superado y a por el siguiente (Polonia y R.Checa.), y poco importa el análisis sobre las causas del cambio radical en el sentido del voto irlandés, por no hablar del tufillo totalitario que se desprende de una repetición del referéndum a sólo un año vista del anterior. Poco importa eso y lo peor es el tono chulesco y prepotente, el tono esencialista y sectario de un periódico que propone con total descaro mecanismos endurecidos para posibles nuevos miembros que quisiesen incorporarse a la UE, demostrando su carácter recalcitrante, lejos de cualquier atisbo de progresismo, ya no digamos izquierdismo. Leer la editorial de El País es como haber leído estos burros irlandeses ya han caído. A por los siguientes, coño ya. Y a partir de ahora, nada de bromas o veleidades pseudodemocráticas: a partir de ahora firmeza e inflexibilidad, porque sabemos lo que queremos y nadie se interpondrá en nuestros camino, que hay mucha pasta en juego

    En fin, para leer algo en la línea que vengo defendiendo, hay que irse a los más escondidos rincones (por poco transitados) de ciertos medios o espacios valerosos y verdaderamente reovlucionarios, espacios donde no están para tonterías y conservadurismos ciegos. Se trata de un artículo de Cotizalia (El Confidencial), escrito a priori del referéndum:

    ¿Es la Unión Europea una democracia?

    Ignacio de la Torre

    “El pueblo ha perdido la confianza de su gobierno”. Bertolt Brecht

    El próximo 2 de octubre los irlandeses están llamados por segunda vez a ratificar un pseudo acuerdo constitucional europeo, el Tratado de Lisboa. En vísperas de tan importante acontecimiento (a expensas de lo que ocurra en el Reino Unido los irlandeses serán los únicos europeos llamados a ratificar en las urnas tan crucial Tratado), cabe plantearse ciertas reflexiones sobre la naturaleza democrática o antidemocrática de la Unión Europea:

    Primero: ¿Hasta qué punto el ciudadano europeo se siente partícipe de la reelección del presidente de la Comisión Europea, José Durao Barroso? ¿De alguno de sus comisarios? ¿Qué déficit democrático supone una euroburocracia sin elección directa?

    Segundo: a pocos días del crucial referéndum irlandés, el Sr. Barroso ha anunciado en Dublín que la UE pagará 14,8 millones de euros para ayudar a 2.400 ex empleados irlandeses de Dell que se han quedado en el paro, disponiendo así del 9,6% del “fondo europeo de ajuste por globalización” (sic) para una población equivalente al 0,01% de los 22 millones de desempleados europeos. ¿Se están comprando votos con el dinero público?

    Tercero: si los irlandeses hubieran votado “sí” en el primer referéndum, ¿hubieran tenido una segunda oportunidad los partidarios del “no”?

    Cuarto: en el primer referéndum votaron “no” un porcentaje mayor de electores de los que votaron a Obama presidente de los EEUU, ¿sería planteable repetir las elecciones norteamericanas?

    Quinto: los irlandeses votaron “no” al tratado de Niza en 2002. Fueron vueltos a convocar una segunda vez para que lo aprobaran. Algo parecido ocurrió con los daneses y el tratado de Maastricht; fueron convocados una segunda vez hasta que “votaron correctamente” (en insultantes palabras de un antiguo presidente de la Comisión europea). ¿En qué punto empieza el insulto a la democracia?

    Sexto: ¿Quién es el constituyente de los tratados “constitucionales” europeos? ¿Reside la soberanía en los diferentes pueblos de los estados miembros? Si es así, ¿nace viciado de origen un tratado de Lisboa diseñado ex profeso para que dichos pueblos no tuvieran que ser sometidos a consulta?

    Séptimo: la “Constitución europea” establecía en la práctica un presidente de la UE, un ministro de exteriores de la UE, así como ciertas normas para agilizar la toma de decisiones entre los estados miembro, sin embargo para su entrada en vigor se precisaba de la ratificación de todos sus miembros.

    Al ser rechazada la Constitución en Francia y Holanda se procedió a redactar el tratado de Lisboa, que con otras palabras también establece un presidente de la UE, un ministro de exteriores (“alto representante de asuntos exteriores y de seguridad”) y un proceso de decisión equivalente al de la rechazada Constitución. En palabras del llamado “padre” de la Constitución, Valery Giscard d’Estaing, el Tratado de Lisboa es el mismo documento que la Constitución pero en otro sobre, ya que las mismas leyes que se podían aprobar mediante la Constitución serán aprobables mediante el Tratado.

    ¿Se está burlando el “no” de los ciudadanos franceses y holandeses? Si han dicho que “no” a una u otra fórmula franceses, holandeses e irlandeses, ¿por qué se sigue planteando que vuelvan a opinar al mismo contenido con una diferente forma? ¿Representará este presidente de la UE y su ministro de Exteriores al pueblo europeo si el tratado establece que no sean elegidos por los ciudadanos?

    Octavo: el artículo 48 del Tratado, llamado “cláusula pasarela” permite, mediante acuerdo intergubernamental, añadir a la Unión nuevos poderes sin necesidad de referéndum alguno, ¿cree la UE en una sociedad post democrática dirigida por las mal llamadas élites que viven del presupuesto comunitario? ¿Será el irlandés el último referéndum de la democracia europea?

    Noveno: hace unos meses, el tribunal constitucional alemán cuestionó la naturaleza democrática de la UE, frente a las normas nacionales, y sugirió en consecuencia establecer un límite a las competencias transferidas a la UE por parte de la República Federal. A la vista de la cláusula pasarela ¿qué futuro queda para el estado nación democrático?

    Décimo: ¿Quién es el verdadero euro escéptico: aquél que ama a Europa, a la democracia y desea que la unidad europea se construya sobre una genuina base popular, con transparencia y donde los cargos sean elegidos y responsables frente a los ciudadanos, o aquellos que buscan construir una Europa donde sus ciudadanos nunca más volverán a ser consultados?

    ¿Qué significa “Nosotros, el pueblo…”?

    __________________________________

    En resumen, los medios más cercanos a la izquierda entre los masivos (Público, The Independent), se mueven entre una postura acrítica y un cierto intento por entender las causas del SÍ. Evidentemente, ni se plantean el mal olor que desprende la construcción de esta Europa. Cuando nos movemos un poco más a la derecha (es un decir que antes estuviésemos en alguna izquierda) la cosa cambia y se convierte en poco menos que penosa, perruna (con el poder económico-financiero) y absolutamente acrítica. Los medios de la derecha “oficial” (pues como hemos visto, no es la única), no me los miro. Si alguien lo ha hecho y considera que hay algo digno de mención, que intervenga aquí, que será interesante. Finalmente, apenas he encontrado un puñado de artículos críticos de verdad con el proceso de construcción europea, como ese artículo último que he copiado. Obviamente, se trata de artículos escondidísimos, como corresponde a los alternativo. Eso sí, ese artículo de Cotizalia tiene un buen número de “meneos”.

    A medida que vaya leyendo cosas interesantes ya las iré incorporando aquí, pero de momento el panorama es desolador. No es de extrañar que, nosotros los ciudadanos europeos, nos comamos tranquilamente la construcción antidemocrática de Europa, sin rechistar, sin decir ni mú, pues los medios masivos carecen de cualquier posicionamiento crítico de verdad

  39. ostap dice:

    Pues los irlandeses han votado que sí. Veremos que encaja esto Don Lucien con “la dictadura de las élites” y demás chorradas.

  40. Inocente dice:

    @ostap: Que insolencia la suya caballero.
    Los irlandes han votado si, como podrian haber votado no o como se podrian haber ido al pub a tomarse cuatro Guiness bien tiradas.
    La campaña ha sido relativa a la politica nacional, y ha salvado el culo al gobierno irlandes. Esto es politica pressing-catch, todo falso y ridiculo. La noticia ahora es que coño hará el checo, … oooh toda Europa tiembla ante la posibilidad de que un pequeño pais bloquee el brillante futuro europeo. Las encuentas, las encuentas!!! que firme Klaus! que Europa se rompe (les suena?)!

  41. Parece que los que pagan mis honorarios lo tienen más claro que muchos europeos:

    Irlanda: una piedra ante el Tratado de la Unión Europea

    Leyla Carrillo Ramírez
    Rebelión

    Al subir una cuesta, tropezar con una piedra deviene en retroceso. Al bajarla, es mucho peor, porque el caminante puede despeñarse sin remedio. Las piedras halladas en el camino del fallido Tratado Constitucional después de la negativa de los ciudadanos franceses y holandeses en el año 2005, han representado cuatro años de espera para las élites de la Unión Europea –que siempre tan previsora- esta vez mostró incapacidad para acometer un plan alternativo.

    Varios Jefes de Estado y de Gobierno adoptaron decisiones, cuestionables como ejercicio democrático, al aprovechar de sus respectivas Constituciones nacionales la variante de una ratificación del Tratado de Lisboa mediante la votación parlamentaria, en lugar de celebrar un referendo. De éstos, los cuatro mayores países de la UE prefirieron primera la opción parlamentaria, para sortear la piedra de un rechazo popular. De esta forma, el futuro comunitario de sus pueblos recayó sobre las empolvadas pelucas de los integrantes de la Cámara de los Lores (en el Reino Unido) y en el dinamismo del ejecutivo francés, del Primer Ministro italiano y del Parlamento Federal alemán.

    El TL, preelaborado durante la presidencia alemana de la UE, sufrió un insoslayable tropiezo, cuando los irlandeses –los únicos obligados constitucionalmente a someter la ratificación a un referendo- votaron negativamente en junio de 2008.. El percance confirmó, además, que no todos los europeos siguen ciegamente los mandatos de Bruselas. Esta vez tampoco había un plan “B” o alternativo.

    Entonces la única opción consistió en prodigar consejos, excluir cláusulas para viabilizar la votación y “ayudar” económicamente mediante los denominados “garantes europeos”, que se calcula aportaron 32 mil millones de libras esterlinas a algunos partidos de Irlanda, con la finalidad de “convencer” a los votantes en el segundo referendo irlandés sobre la utilidad que representaría la ratificación del Tratado.

    Sus argumentos, entre otros, consisten en: defender la soberanía y la neutralidad, las afectaciones al empleo1 y salario, la presunta pérdida de influencia del país en las decisiones comunitarias; aspectos ético-religiosos como el aborto, la suspicacia sobre una mayor participación en las actividades “defensivas” ante los escenarios bélicos actuales y las probables afectaciones a la libertad sindical –debido a sentencias contrarias a los intereses irlandeses emitidas por la Corte de Justicia Europea, que condujo al rechazo de incorporarse a los temas concernientes a Justicia e Interior (JAI)2

    La aclaración en el Boletín de la UE del reciente 23 de septiembre sobre “las mentiras difundidas por funcionarios irlandeses y, hasta comunitarios, respecto a las motivaciones para el rechazo al primer referendo3 -lejos de esclarecer lanzaron más dudas, cuando comentó que “el principio de no intervención había sido limitado, al sustentar que Irlanda debería renunciar a su neutralidad, porque la juventud podría encontrarse envuelta algún día en un conflicto armado”. Añadía que “otras falacias”, habían divulgado que el Tratado admitiría el divorcio y el aborto; que “el país había perdido el derecho a un comisario europeo” y predijo que “las inversiones extranjeras decaerían si los irlandeses fallaban”.

    Los partidos políticos opositores al Tratado han sido primordialmente de extracción obrera, tales como el Sinn Fein –nacionalista y pro liberación de Irlanda); el Libertas, el denominado People’s Movement (con participación del Comunista); el People Before Profits (coalición desde el año 2005 con influencia del troskista Socialist Workers y el COIR –organizado en 2003 después del segundo referendo para ratificar el Tratado de Niza- conservador y derechista.

    No es ocioso recordar los resultados del referendo negativo irlandés del 12 de junio de 2008: solo el 42% de los votantes había acudido a las urnas: 53,4% rechazó el Tratado y un 46 % lo respaldó. En vísperas del segundo referendo, el sondeo avizoraba entre un 45 y un 55% favorable. El sábado 3 de octubre el conteo de las urnas arrojó que el 67,13% de los votantes había favorecido el SI, mientras que el 32,87% había votado NO, con la participación del 58% del electorado.

    Sin embargo, no todo es color de rosa en la votación, porque el abstencionismo ascendió al 41% del electorado; mientras que los enormes esfuerzos institucionales, mediáticos y económicos solo lograron que la quinta parte de los opositores, cambiaran de opinión. De esta forma se cumplieron las expectativas de la Unión Europea, empeñada en la ratificación, a toda costa y sin tregua, hasta diluir las reticencias irlandesas.

    Los resultados del reciente referendo irlandés inspiraron las declaraciones del Presidente de la Comisión, Manuel Durao Barroso: “es un gran día para Irlanda y para Europa, señal de la confianza del pueblo irlandés en la UE y su deseo de integrarse a su esencia; de que reconoce su papel para responder a la crisis económica”. Y añadió: “la campaña, la información masiva sirvió para que los ciudadanos conociesen sobre sus garantías jurídicas y que tendrán un comisario propio”. Y por último su esperanza de que Polonia y la República Checa ratifiquen el Tratado tan pronto como sea posible”.

    El gobierno irlandés, por su parte agradeció a las élites de la UE el enorme esfuerzo realizado para culminar, felizmente, un triple propósito: Dublín continuará beneficiándose del apoyo comunitario en sentido económico, se incorporará a los objetivos sustanciales de la Unión. Ésta, a su vez elimina uno de los mayores obstáculos para que el Tratado de Lisboa comience a regir la vida de todos los comunitarios, sin importar las disensiones enfrentadas durante un trienio.

    Tres Presidentes de Estados miembros de la UE mantenían en suspenso su firma: los de Alemania, Polonia y Chequia. El caso alemán se resolvió hace dos semanas cuando, el Tribunal Constitucional de Karlsruhe dejó sin efecto la impugnación lanzada a la Cámara Alta (Bundesrat) en el sentido de que los partidos en ella representados no habían sido consultados para emplear el método parlamentario, en lugar de un referendo. Salvado este escollo, el presidente Horst Köhler lo firmó el 23 de septiembre pasado y entregó el acta oficial de ratificación. El protagonismo alemán para la implementación del nuevo Tratado no podía contradecirse.

    Está pendiente la firma por el Presidente polaco, Lech Kaczynski, quien sustentaba su dilación sobre “la necesidad de resolver el problema irlandés para que no hubiera un problema polaco”. Las inquietudes expresadas por su gobierno fueron satisfechas cuando la UE les ofreció modificaciones de índole ética, semejantes a las solicitadas por los británicos e irlandeses, que podrían conducir a eximirlos de la Carta Europea de Derechos Humanos Fundamentales o a una nueva reformulación de ésta.

    Lo más conflictivo en estos momentos es el euroescepticismo checo, expresado antes, durante y posterior a su presidencia semestral de la Unión Europea, entre enero y junio de 2009. Las diversas versiones para la dilación de la firma por el Presidente checo transcurren desde la espera del nuevo referendo irlandés o de la decisión del Tribunal Constitucional alemán, hasta la conveniencia de “estar mejor dentro que fuera del Tratado”. El voto favorable de 59 senadores en mayo no ha bastado para la superestructura checa: ahora el Presidente, Václav Klaus condiciona su firma “a que el Tribunal Constitucional dicte sentencia sobre una consulta realizada por un grupo de senadores de su país.4

    La cuesta hacia la ratificación ha sido empinada, sorteando infinidad de pedruscos. Falta por ver cómo resolverá la Unión Europea los escollos atravesados en el camino por el gobierno checo. Después de todo, la cúpula de la UE está acostumbrada a invertir tiempo, neuronas, diplomacia activa y recursos para salvar del despeñadero al Tratado de Lisboa. La lección resulta más sencilla de lo que aparenta: la democracia eurocomunitaria constituye una muestra sobre las diferencias que separan a los gobiernos de la opinión popular.

    Leyla Carrillo Ramírez colabora en el Centro de Estudios Europeos de La Habana.

    La Habana, 6 de octubre de 2009, “Año del 50 Aniversario del Triunfo de la Revolución”.

    Notas:

    1. 8,65% reportado en la zona euro y 1,84 en.

    2. JAI: Comisión que unifica las decisiones jurídicas y de conciliación policial, adecuando temas de fronteras, homologación de sanciones y política migratoria, en coordinación también con Estados Unidos.

    3. Bulletin Quotidien Europa 9983, del 24 de septiembre.

    4. Sitio web de Instituciones de UE, 10/10/09, ref. 20091002STO61726

  42. Zenon dice:

    “…El Gobierno checo anuncia que ratificará el Tratado de Lisboa antes de fin de año…”

    http://www.publico.es/agencias/efe/258675/gobierno/checo/anuncia/ratificara/tratado/lisboa/ano

  43. Lección de democracia: los europeos leen en la prensa que tienen presidente

    Juan Carlos Escudier

    Empezó siendo un sueño y ha terminado en bostezo. Cansados de ver cómo se construye su casa sin que nadie les consulte o de que se les ignore cuando se han manifestado en contra, los europeos han debido de encogerse de hombros al conocer que, a los postres de una cena en Bruselas, los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 se han puesto de acuerdo para que el belga Herman von Rompuy sea el primer presidente de Europa y la británica Catherine Ashton asuma el cargo de Alto Representante de Política Exterior en sustitución de Javier Solana. Rompuy, que más allá de Bélgica, donde era primer ministro, sólo era conocido por ese señor tan listo llamado Google, será quien encarne la voz de Europa en el mundo. Ahora sí que nos van a oír.

    De esta manera tan transparente se pone en marcha la gran reforma institucional de la Unión, ese gran espacio democrático integrado por ciudadanos que se han enterado por la prensa de que ya tienen un presidente. Es la culminación natural a un proceso esperpéntico de refundación, en el que primero se trató de colar como Constitución lo que era una simple carta otorgada al mejor estilo del despotismo ilustrado, y que, tras el rechazo en referéndum de Francia y Holanda, se volvió a servir como si fuera un plato recalentado con el nombre más modesto de Tratado. Por el camino se han ido extrayendo lecciones, la última de Irlanda: para ganar una consulta popular basta con repetirla hasta que el electorado rinda el fuerte y enarbole la bandera blanca. Ya se sabe que repetir es persuadir con más detalle.

    Tembloroso suflé

    El caso es que los europeos tenemos presidente aunque no sepamos muy bien de qué se ocupará, entre otras cosas porque nadie se lo ha preguntado y ni él mismo lo sabe. El Tratado de Lisboa es bastante parco respecto a sus funciones y se limita a precisar que, además de impulsar los trabajos del Consejo Europeo, presentar al Parlamento un informe de sus reuniones y esforzarse por facilitar el consenso, asumirá la representación de la Unión “en los asuntos de política exterior y de seguridad común”.

    Habrá quien se pregunte y con razón a qué se dedicará entonces el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, pero es difícil que Ashton pueda satisfacer esta curiosidad porque su sorpresa al ser designada ha tenido que ser mayúscula, habida cuenta de que su experiencia en el exterior tiende a cero, y que si ha sido durante un año comisaria europea de Comercio lo fue en segundas nupcias gracias a la renuncia de Peter Mandelson. Eso sí, es baronesa, lo que realzará mucho sus tarjetas de visita.

    De esta forma, tenemos un presidente del Consejo Europeo que asume funciones del presidente de la Comisión y del Alto Representante; un presidente de la Comisión que se funcionariza más aún y se limitará a dirigir el colegio de comisarios; y un Alto Representante que ejercerá de tal mientras no le vampirice el presidente del Consejo y que tendrá que coordinarse con él y con el presidente de la Comisión, porque, al fin y al cabo, será uno de sus segundos. ¿Que por qué no se optó por hacer recaer en el presidente de la Comisión la representación exterior y así nos hubiéramos ahorrado un cargo? Pues porque eso sería darle mucho poder y porque así funciona la burocracia.

    En vista de que el cargo de presidente permanente del Consejo Europeo es un tembloroso suflé en la cúspide de las instituciones comunitarias, hubo quien pensó atinadamente que el cargo debería recaer en una personalidad fuerte y experimentada capaz de darle contenido, y con la independencia suficiente como para no ser una simple marioneta en manos de sus mentores, en este caso, Francia y Alemania. Se trataba de un brindis al sol porque ningún líder europeo iba a permitir que un empleado suyo le hiciera sombra. Y así llegamos a Rompuy, que, por si no se han dado cuenta, no es Obama.

    Como tampoco Ashton es Hillary Clinton, aunque este caso cabe destacar la estrategia de Gordon Brown al defender hasta el último momento a Tony Blair como presidente del Consejo para obtener la pedrea del Alto Representante. Después de que Gran Bretaña impidiera que el Tratado de Lisboa instaurara el puesto de ministro de Relaciones Exteriores de la Unión, logra aposentar sus reales en el sucedáneo, que por vez primera contará con un bien dotado Servicio de Acción Exterior, que es la forma que tiene Bruselas de llamar a las embajadas.

    Crisis de identidad

    Europa vive una crisis de identidad porque resulta incomprensible para sus ciudadanos y porque las naciones que la forman se resisten a ceder soberanía. Y siendo una evidencia que buena parte de las decisiones que se adoptan en Bruselas afectan a la vida cotidiana, al personal la Unión Europea le suena a chino, por no decir que le importa un bledo. Bien es cierto que no se trata de un fenómeno nuevo. Remontémonos a mayo de 1999. El barómetro del CIS preguntaba a los españoles que sentirían si al día siguiente la UE dejara de existir. Resultado: a más del 50% le resultaba indiferente o, incluso, experimentaría alegría. Hoy el porcentaje sería mayor.

    Pese a todo lo anterior, sería injusto no reconocer virtudes al Tratado de Lisboa, que permite a Europa configurarse, por vez primera en la historia, como una entidad propia, más de allá de los estados que la componen, con personalidad jurídica para participar en reuniones internacionales y firmar acuerdos. Incorpora en paralelo una carta de derechos fundamentales en los que valores como la paz, la democracia, la libertad, los derechos humanos, la defensa del medio ambiente o la erradicación de la pobreza se transforman en objetivos de la acción europea. Confiere algo más de poder al Parlamento Europeo; y agiliza su funcionamiento al evitar la regla de la unanimidad en muchas de sus decisiones. Aun así, consagra excepciones para algunos países difícilmente justificables.

    La UE sigue siendo una agrupación de intereses económicos que se limita a dar pasos de tortuga hacia la unión política. Su meta es conseguir un papel de actor protagonista en una escena internacional, en donde han irrumpido con fuerza potencias como China e, incluso, India, que están logrando inclinar hacia Oriente el eje de las grandes decisiones mundiales. A este reto y a otros más inmediatos como la salida de la crisis o su dependencia energética deberá hacer frente la Unión, con Von Rompuy en su mascarón de proa.

    Europa se sigue edificando de espaldas a sus ciudadanos y teme someterse a su escrutinio. ¿No hubiera estado justificado una elección global para nombrar al presidente del Consejo o, al menos, dejar que esta responsabilidad recayera en el Parlamento? En vez de eso se ha vuelto a funcionar la democracia del canapé. Con su pan se lo coman.

  44. fhku dice:

    ¿Y quién es este señor?

    ….es católico practicante –defensor de la magistratura de Benedicto XVI– y miembro desde su primera juventud del Partido Popular Cristiano de Flandes….
    Durante el período 2004-2007, Van Rompuy y su compañero de partido Yves Leterme (recién elegido presidente del Ejecutivo regional de Flandes con el apoyo de la ultraderecha) se dedicaron a poner en marcha los nuevos criterios de CD&V, que incluyó el sorprendente pacto firmado con Nueva Alianza Flamenca (N-VA), coalición electoral capitaneada por Interés Flamenco (antes, Vlaams Blok, Bloque Flamenco), organización de extrema derecha y que defiende postulados xenófobos –por ejemplo, promueve la expulsión de los inmigrantes que no son de cultura y religión cristiana–.

    http://im-pulso.blogspot.com/2009/11/la-ue-estrena-presidente-pero-quien-es.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.