mugicastoriComo doña Inés Sabanés, yo también apoyo al Frente Amplio, que gobierna Uruguay desde que en 2004 la candidatura de Tabaré Vázquez pusiera de patitas en la calle a la corrupta oligarquía uruguaya, escondida tras los partidos Nacional y Colorado, en las elecciones presidenciales que se van a celebrar el 25 de octubre, y quiero decírselo a ustedes porque soy así de chulo.

En América Latina hay otra izquierda, una izquierda que no manda callar a nadie, que no protagoniza astracanadas y que se ocupa de gobernar y resolver los problemas de la gente. Gobiernan en Chile, gobiernan en Brasil, -en Argentina, no lo tengo claro, porque los argentinos y su política son un auténtico misterio para mí-, y gobiernan en Uruguay  que es donde esperan ahora revalidar su mayoría.

A lo largo de los últimos años, con el Frente Amplio en el Gobierno,  Uruguay es un país mucho más próspero, con un crecimiento del 3o% del PIB per capita entre 2004 y 2008, que ha realizado una clara apuesta por el desarrollo sostenible ylas energías alternativas. Uruguay está a punto de convertirse en el primer productor de energía eólica per cápita de Sudamérica, y ha empezado a utilizar biocombustibles en la producción energética nacional.

A lo largo de estos años de gobierno del Frente Amplio, la indigencia se redujo a la mitad -60.000 personas menos- y la pobreza en un tercio -290.000 personas menos- y se han creado 180.000 nuevos puestos de trabajo, con lo que la tasa de desempleo ha quedado en el nivel más bajo de los últimos 20 años. Se ha aumetado la cobertura sanitaria a un millón cuatrocientas mil personas que antes no la tenían, lo cual, en un país que tiene 3,5 millones de habitantes, es ciertamente revolucionario. El gasto en educación aumentó el 80%, colocándose en el 4,5% del PIB. Se ha acabado con la corrupción inherente a los gobiernos colorados y nacionales, y se ha utilizado la legislación exixtente para identificar los restos de desaparecidos, y procesar a algunos responsables de la represión, a pesar de la Ley de Caducidad, que garantiza la impunidad a los responsables de la dictadura, y cuya anulación se lleva a referendum el próximo 25 de octubre.

El Frente Amplio se presenta a las elecciones con un programa que busca profundizar en la igualdad y continuar la democratización del estado en un sentido más participativo. En este sentido, es simbólico que llevan a referendum una ley que permite votar a los uruguayos residentes en el extranjero.

Sin estrudencias, ni malos humos, para seguir construyendo con un gobierno honrado un país de primera.

Por so les apoyo.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →