Deseo que Aguirre y Lamela tengan una muerte lenta y dolorosa

Posted · 33 Comments

Es pecado, es de mala educación y hasta de mal gusto. Soy consciente de ello. Pero me la pela. Yo les deseo a Aguirre y a Lamela una muerte extremadamente dolorosa y muy lenta. Y les voy a explicar por qué. En 2002 murió mi madre. Tenía un cancer desde tres años antes. Un día, le dio una especie de ataque cerebral, provocado por la metástasis. Cuando llegamos a Urgencias del Hospital Puesta de Hierro, su oncóloga, que por suerte estaba de guardia, y la había visto un par de días antes en la consulta, nos dijo que sólo se la podía sedar, para evitarle sufrimientos innecesarios, y esperar a que se muriera. Aún estuvo con nosotros unos días más, tranquila, dormida, sedada, hasta que en un momento determinado, nos dimos cuenta de que se había muerto.

Hoy, otro pariente pasa por el mismo trance, pero de manera muy diferente. Sufre intensos dolores por todo el cuerpo, y la morfina ha dejado de hacerle efecto. Se mantiene en una especie de duermevela, terriblemente agitado, y consciente no sólo de su situación -que tenía asumida hace tiempo- sino también de sus terribles dolores. Está en un hospital público madrileño, y los médicos no se atreven a sedarle, porque tienen en su recuerdo al doctor Montes, cuya carrera fue destrozada por la indecente persecución política y medática que desataron Manuel Lamela y Esperanza Aguirre, al amparo de una denuncia anónima.

Desde hace unos años, miles de personas han muerto en nuestros hospitales entre sufrimientos innecesarios. Y ello ha sido así, como consecuencia de una decisión política directa y consciente de Aguirre y Lamela. Por eso, y aunque sea de mala educación, de mal gusto y hasta pecado hacerlo, yo les deseo a ambos una muerte lenta. dolorosa y a ser posible, en seguida.

Y a ver si nos dejan morir en paz.

33 Responses to "Deseo que Aguirre y Lamela tengan una muerte lenta y dolorosa"
  1. RGAlmazán dice:

    Unos verdaderos canallas

  2. Don Ricardo dice:

    @ceronegativo: ¿A usted qué le han hecho los perros?

  3. Dani dice:

    En este asunto no puedo estar más de acuerdo.

  4. Camarón dice:

    No se justifique D. Ricardo. Hay veces que sólo se puede escribir con el hígado. Espero que sea lo más breve posible.

  5. dv dice:

    Siento decirle don Ricardo que aún que a mi también me gustaría que tuvieran que rogar sedación y los médicos se la negaran eso no va a pasar, es lo que tiene ser rico…

  6. mitxel dice:

    yo soy partidario de su titular.

    Eso sí, luego condenamos.

    Y que a su pariente le abrace pronto la tierra.

  7. Anna dice:

    Ya, pero así es mejor para la sociedad; y el beneficio global de la comunidad está por encima de los egoistas intereses individuales.

  8. juan merinocañasveras dice:

    que alivio para una parte de los madrileños

  9. Zenon dice:

    Hombre Don Ricardo. Ahora, antes y después del Dr. Montes se seda, se sedaba y se seguirá sedando en los hospitales españoles. Por lo menos en los que YO conozco.

    No pretendo ponerme a discutir ahora el caso de las sedaciones del Dr. Montes, pero le diré que la cuestión no estribaba en sedación si o no. La cosa iba por la eutanasia que es cosa muy distinta. Por eso y el permiso consentimiento de los sedados y familiares ¿Recuerda?

    No se con que médicos le a tocado tratar pero, le aseguro que, con la inmensa mayoría, por no decir la totalidad, de los que conozco (y son bastantes) no tendrían ningún problema para efectuar dicha sedación.
    En ese asunto Lamela, Aguirre o la ministra de sanidad ni pinchan ni cortan. Es un acto medico como otro cualquiera, con las responsabilidades que conlleva pero totalmente independiente.

    Repito Sedación, que no eutanasia

    Sedación y eutanasia

    Uno de los puntos cruciales en el debate ético sobre la sedación es que algunos han equiparado la sedación a la eutanasia, lo cual ha generado una gran controversia. (4) ,(19), (20)

    La distinción entre sedación y eutanasia recae esencialmente en los siguientes puntos:

    a/ Intencionalidad: En la sedación el médico prescribe fármacos sedantes con la intención de aliviar el sufrimiento del paciente frente a síntoma/s determinado/s. En la eutanasia el objetivo es provocar la muerte del paciente para liberarle de sus sufrimientos.

    La sedación altera la conciencia del paciente buscando un estado de indiferencia frente al sufrimiento o amenaza que supone el síntoma. Cuando la sedación es profunda la vida consciente se pierde. La eutanasia elimina la vida física. (14)

    b/ Proceso: Este es un aspecto esencial, ya que permite diferenciar claramente entre eutanasia y sedación. Ambos procesos requieren el consentimiento del paciente.

    En la sedación debe existir una indicación clara y contrastada, los fármacos utilizados y las dosis se ajustan a la respuesta del paciente frente al sufrimiento que genera el síntoma, lo cual implica la evaluación de dicho proceso, tanto desde el punto de vista de la indicación como del tratamiento. Este proceso debe quedar registrado en la historia clínica del paciente.

    En la eutanasia se precisa de fármacos a dosis y/o combinaciones letales, que garanticen una muerte rápida.

    c/ Resultado: En la sedación, el parámetro de respuesta (de éxito) es el alivio del sufrimiento, lo cual debe y puede contrastarse mediante un sistema evaluativo (21). En la eutanasia el parámetro de respuesta (de éxito) es la muerte.

    Se ha objetado que la supervivencia es muy breve desde la indicación de una sedación terminal. Los trabajos disponibles muestran que no existen diferencias significativas en la supervivencia de los pacientes que precisaron ser sedados y de los que no requirieron sedación (8), (22), (23), (24), (25). Desde luego realizar estudios que supongan que a un grupo de pacientes se les dejará sufrir para comprobar si viven más o menos que un grupo de pacientes sedados, es inadmisible desde el punto de vista ético. Posiblemente Stone (22) tiene razón cuando comenta que la necesidad de la sedación terminal sugiere más un indicador de una muerte inminente, que la causa de una muerte prematura.

    http://www.unav.es/cdb/secpal4.html

    @dv:

    En cuanto al dinero, coste del asunto . Es mas barata la eutanasia que la sedación y ambas muchísimo mas que el mantenimiento de la vida.

  10. fernando_mh dice:

    @Zenon: Hombre, Zenon, no provoque, oiga, que enlazar un artículo sobre bioética de la sedación y la eutanasia patrocinado por la Universidad de Navarra (Opus Dei) es como mentar la soga en casa del ahorcado…

    @Don Ricardo: Le entiendo a usted, Don Ricardo. Le entiendo muy bien.

  11. javierM dice:

    Le acompaño en su deseo.
    Un abrazo

  12. Don Ricardo dice:

    @Zenon: Usted pudede dercir lo que le parezca. Lo cierto es que los sufrimientos de mi pariente se pueden paliar, como reconocen, por lo bajini, muchos de los médicos que le atienden, e incluso un médico de la familia que está con las manos atadas, porque sabe que se puede hacer más de lo que se hace, pero que los médicos no se atreven, y con razón, porque recuerdan la carrera destrozada de Montes, como consecuencia de una decisión política de Aguirre y Lamela.

  13. Oiga Don Ricardo, ¿a qué viene un post como éste? ¿Quiere cabrearme?

    Maditos sean todos ellos. Yo no les deseo la muerte, porque no se la deseo ni a los peores seres humanos, pero siento una infinita rabia al conocer este tipo de situaciones, que atentan gravísimamente contra la libertad individual de morir dignamente.

    No le voy a decir que rezo por su familiar, porque le estaría mintiendo, pero sepa que desde la distancia le acompaño con un grito de ánimo y siento su denuncia como si fuese con un familiar propio.

    Malditos sean, criminales, porque es un crimen que sucedan cosas como éstas.

  14. Jorge F. dice:

    @Don Ricardo:

    Muy bien. Que se deje a los perros en paz.

  15. Jorge F. dice:

    Le deseo que acabe pronto el dolor.

  16. Zenon dice:

    @Don Ricardo:

    Ante todo, perdón si mi comentario le pudo parecer provocador. No era esa mi intención y si bien en otras ocasiones pudiera ser ese mi propósito, no lo es en este caso. Le doy mi palabra de que nunca me permitiría “jugar” con sus actuales circunstancias.

    @fernando_mh: Dejémonos de prejuicios si pego el enlace al artículo que pego es porqué, en mi opinión, explica de manera clara, concisa y precisa, la diferencia entre sedación y eutanasia. Si lo prefieren les pego otro parecido: http://carloslararoche.com/blog/2009/03/12/sedacion-paliativa-mejor-que-terminal/
    O este otro más “permisible” para con la eutanasia: http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0212-71992003001200010&script=sci_arttext

    Tiene razón Don Ricardo en que los sufrimientos de su pariente se pueden paliar. Lo que no entiendo es que no se haga.
    No se en Madrid, pero en los lugares por los que YO me muevo (esto del YO no será ya necesario tras la caída del muro) se realizan sedaciones paliativas de continuo y no pasa nada. No entiendo el que un medico esté con las manos atadas para sedar a su familiar.

    Sedar y no otra cosa, que es lo que, a mi entender, se realizaba en el Severo Ochoa.

  17. Don Ricardo dice:

    @Zenon: Tranquilo, que no lo he interpretado como una provocación. Pero usted lo ha dicho: no entiende que no se sede a mi pariente, porque no se mueve en Madrid. Si vivier austed en Madrid, comprendería muchas cosas, entre otras el miedo con el que trabajan muchos médicos en corcunstancias silimarles a las descritas.

    No se seda a mi pariente, y no se seda a cientos de pacientes en condiciones similares en los hospitales madrileños, porque los médicos tienen miedo. Es así de terrible y de sencillo.

  18. en primer lugar mi solidaridad con usted y con toda su familia.

    En segundo lugar manifestar lo que es una de mis más firmes convicciones: en el siglo XXI, nadie, absolutamente nadie debería sufrir, (si es su deseo) dolor físico alguno, porque se puede evitar. Y si esto motiva un pequeño acortamiento de la vida tenemos que tener en cuanta que algunas formas de manener las contsantes vitales a toda costa son cualquier cosa menos vida.

    Ahora bien, pregunto, ¿se puede discrepar de cómo hizo Montes las cosas sin que te llamen facha? Me explico, ¿se puede discrepar de cómo organizó las urgencias y de algunos deficits de información a familiares para que realmente cada familia decidiera en función de la voluntad publicamente manifestada por el enfermo cuando podía hacerlo?

    Quiero dejar bien claro que Lamela me parece un baboso, y quiero dejar bien claro que estoy a favor de las sedaciones, del alivio del dolor, de la muerte digna, e incluso, en ocasiones, y si es voluntad de la persona, de la eutanasia pasiva e incluso activa.

    Pero también quiero ser libre para manifestar que el doctor Montes no da buen feeling, eso es un sentimiento, y que tras el visionado del un documental de Cuatro totalmente preparado para su defensa, no me gustaron algunos de sus planetamientos, no me gustó como había organizado el servicio de urgencias, y creo que no informo correctamente a las familias de lla naturaleza de las sedaciones.

    Unas sedaciones que yo hubiera ido a pedir, pero eso es otro tema.

    Ahora echénme a los lobos si quieren.

    Y estoy de acuerdo con Zenon, yo creo que se seda en todas partes, y me parece fenomenal, pero siempre, siempre, informando a la familia.

    De solidaridad, don Ricardo

  19. mitxel dice:

    De todas formas, yo creo que después de que la epidural haya acabado con aquella condena bíblica del “parirás con dolor”, la derecha no está dispuesta a ceder a la hora de nuestra muerte, es decir, que pretende que las pasemos tan putas como el mismísimo Nuestro Señor, ya saben, el Caudillo, operado, reopeardo, y entubado hasta el pito entre espasmos de dolor.

  20. Don Ricardo dice:

    @Javi de Ríos: No se seda en todas partes, al menos no lo suficiente, ni en Madrid. Se lo digo yo.

  21. @Don Ricardo: No dudo de su palabra. Y seguro que en Navarra también es complicado el tema, por culpa de esa lacra llamada OPUS, pero espero que usted entienda el planteamiento que he hecho sobre el señor Montes aunque no lo comparta. Siento en el alma lo de su familiar, se lo juro

  22. Don Ricardo dice:

    @Javi de Ríos: Por supuesto que lo entiendo, y no sé si lo comparto o no, realmente. Yo he apoyado al doctor Montes, en la medida en que se le utilizó por parte de la derecha cavernaria que gobierna nuestra comunidad como cabeza de turco para dar uno aviso a los médicos, igual que se persiguió a pobres chicas abocadas a abortar en clínicas privadas, y luego, ni una cosa ni la otra fueron a ninguna parte, pero queda en el ánimo de todos. Por eso los médicos en Madrid se andan con tanto ojo.

    En cuanto al Doctor Montes, pues no sé qué decirle. Dsde luego, lo que no acepto es lo que dicen muchos iletrados y no tan iletrados en esta Madrid, que le comparan al doctor muerte y le ponen de asesino. Estaría en la cárcel. Sobre su práctica médica no tengo datos, y sobre sus opiniones, pues no las conozco, poruqe no vi ese documental, del que me gustarían referencias para poder verlo.

    Yo sé lo que quiero para mí, y eso es algo que digo siempre, al margen de las circunstancias coyunturales. EN el momento en que mi situación sea irreversible, en el momento en el que el sufrimiento sea intolerable, la sedación será para mí el plan B, y el plan B la eutanasia activa. Si eso es lo que hacía el doctor Montes (cosa que dudo, porque es ilegal, y algún problema jurídico tendría, en lugar de no tener ninguno) no tengo crítica alguna hacia él.

  23. Jaime dice:

    No tenga esos deseos Don Ricardo,tanto poder tiene el mal que a los espíritus libres y poco precavidos,los llega a dominar por el rencor que genera.Y además tenga la casi plena seguridad de que a ellos,en sus clínicas privadas,los mafiosos se hacen cárceles privadas y los miserables hospitales privados,les serán,en el momento apropiado,aplicadas técnicas eugenésicas adecuadas.Podría equivocarme,recuerdo el caso de su ancestro Francisco Franco o bien el reciente de el condenado a muerte en USA que recibió 16 dosis letales y siguió agonizando….
    No se,en estas cosas,nunca se sabe.

  24. Inocente dice:

    ” y a ser posible, en seguida”
    Eso le ha sobrado.

    Por lo demás… todos tenemos que morir, asi que desearles que se mueran, me parece inútil.

    Que se mueran sufriendo lentamente, pues si han tenido en sus manos la decisión sobre como deben morir las personas que mueren sufriendo lentamente, me parece justo (tomarán su propia medicina). Yo no tengo en mis manos decidir como mueren ellos, por ejemplo.

  25. Don Ricardo dice:

    @Inocente: Yo creo que no ha sobrado. Las cosas hay que resolverlas en seguida. En este caso, además, tal acontecimiento sería el desencadenante de muchos cambios muy deseados, entre otros, que la gente deje de morirse entre horribles estertores en nuestros hospitales públicos. Yo, que algún día tendré que pasar por dicho trámite, deseo fervienemente que ambos indeseables me haya precedido, para que los médicos puedan trabajar sin miedo cuando se ocupen de mi tránsito hacia lo imponederable.

  26. Inocente dice:

    @Don Ricardo: No estoy seguro porque los que vienen detrás son casi peores (vease Granados, Güemes…). Es que lo que propone usted es casi genocidio.

  27. no hay derecho a someter a un ser humano a sufriemientos innecesarios. Es inhumano, es por tanto, profundamente católico.

    Son unos malnacidos.

    Llegado el momento, espero tener una mano amiga que me ahorre este trance.

  28. Adrian Vogel dice:

    La situación que nos relata Don Ricardo es sorprendente, producto del temor. Porque hay establecidos unos protocolos por los que los familiares más cercanos tienen que firmar la autorización. Si esto ya no sirve es que hemos retrocedido décadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.