Foto Invitado 1 001Algunos y algunas pueden estar contentos. Inés Sabanés anuncia hoy en una entrevista en El País que no se presentará al proceso restringido, cerrado, abreviado y sin publicidad, de elección de cabeza de lista para las elecciones autonómicas de 2010 que la llamada mayoría de IU-CM se sacó de la manga hace unas semanas, por sorpresa y sin aviso, rompiendo con ello el acuerdo entre todas las corrientes de IU-CM que se produjo en la última asamblea regional. Hace muy bien Inés en no presentar su candidatura, porque de hacerlo, estaría legitimando un sistema que, si no es ilegal, sí es contradictorio con el proceso de refundación que se inició este sábado en Izquierda Unida, y que en Madrid se va a cerrar el 11 de diciembre, cuando el Consejo Político Regional ratifique a los candidatos propuestos en la Presidencia del día 2, sin haber dado a la militancia -y mucho menos a la ciudadanía que nos apoya- la posibilidad de intervenir de ninguna manera. No será exagerado decir que los militantes de IU nos enteraremos de quiénes son nuestro candidatos -creo que no hace falta en este caso la coletilla “o candidatas”- a presidir el Ayuntamiento y  Comunidad de Madrid en 2010 por la prensa.

¿Qué urgencia hay en elegir  las candidaturas de manera tan cerrada, sin proporcionar información alguna a la militancia, en periodo semivacacional, y cuando estamos inmersos en medio de un proceso que tiene que derivar necesariamente en una democratización interna que es incompatible con esta forma de hacer las cosas tan querida por la llamada mayoría de IU-CM? ¿Por que la llamada mayoría no quiere consultar a la militancia sobre la retirada de quien ha sido una de las voces más fuertes y claras contra la corrupción institucionalizada de los gobiernos de Esperanza Aguirre? ¿Por qué la llamada mayoría no quiere someter a la militancia la retirada de quien ha sido una de las voces más firmes contra el asalto del estado, la desfiscalización de la comunidad y el desmantelamiento de los servicios públicos por la vía de convertirlos en oportunidades de negocio? ¿Como es posible que la llamada mayoría no quiera someter a la militancia la retirada de su mejor candidata posible, que es la dirigente política mejor valorada por la ciudadanía, inmediatamente detrás de la propia Presidenta? ¿Cómo es posible que la llamada mayoría se niegue a someter a la militancia la retirada de quien ha sido trabajadora incansable en favor de los intereses de la ciudadanía madrileña y de la aplicación del programa electoral de IU?

La respuesta a los interrogantes suprascriptos es bien sencilla: no quieren consultar a la militancia porque nos quieren imponer unos candidatos, y van a hacerlo, que ya se sometieron una vez a unas primarias, compitiendo con Virginia Díez para el Ayuntamiento de Madrid, y con Inés Sabanés para la comunidad de Madrid. Virginia fue apoyada por el 79 por ciento de la militancia, e Inés por el 75%. Por eso, no quieren ni oir hablar de sacar el proceso de la Presidencia. Y si lo levan al consejo, es porque no tienen más remedio.

En fin, no quiero acabar estas líneas sin felicitar efusivamente a Esperanza Aguirre por las buenas nuevas que le trae hoy El País, ya que está más cerca de ser reelegida presidenta, al renunciar uno de lo partidos de la oposición a presentar a su mejor candidata posible.  Parece que también hay que darle la enhorabuena al pobre Beteta.Veremos si no acabamos también dando la enhorabuena a UPyD por convertirse en tercera fuerza política de la Comunidad de Madrid.

Quería haber sido breve, pero no he podido. Ustedes disimulen.

Venga... meta ruido por ahí