Doña Ana Aldea me ha pedido que escriba una entrada para su blog tratando de explicar qué es lo que ocurre en IU-CM, y yo, que soy muy bien mandado, la he correspondido.  Le agradezco a doña Ana el interés por entender a IU-CM, interés que por cierto comparto y no consigo satisfacer por mucho que me esfuerzo, ya que no sólo me ha pedido artículo a mí, sino que se lo ha pedido también a otros blogueros de IU. Así que en justa correspondencia, lo mismo me animo y pido yo también entradas a militantes del PSM, y entre todos, averiguamos qué es lo que le pasa a laizquierda madrileña, que está tan falta de reflejos, ideas y alternativas para poner a Esperanza Aguirre y a su banda en donde hay que ponerles, que es de patitas en la calle.

No tenemos ninguna credibilidad. Los movimientos ciudadanos que queremos representar en las instituciones no nos consideran su referente hace tiempo y buscan alternativas, aunque no las encuentran. Se nos han ido miles y miles de sufragios de votantes que no nos entienden, que no entienden que estemos en una querella permanente que nos mantiene alejados de la política. No somos útiles. Hace unos meses, celebramos nuestra VIII Asamblea Regional, y por primera vez en muchos años, salimos de ella en un clima de unidad. Parecía que todos le habíamos visto las orejas al lobo, y que habíamos decidido llegar a un acuerdo para dejar la crisis interna de lado y comenzar de nuevo a ocuparnos de la política. Estos días, hemos visto que aquello fue una ilusión.

Lean completa mi entrada en modo esponja en el siempre recomendable blog de doña Ana. Y los comentarios los hacen alló, digo allí.

Venga... meta ruido por ahí