Anda, que se va uno de inmaculado puente pequeñoburgués y constitucionalista, y dimite la Portavoz de la Presidencia de IU-CM. No me había enterado.

Políticamente creo, como he dicho al principio de este post, que la portavocía de la organización ha de ejercerse desde la máxima de la representatividad y desde el consenso, es obvio, por mis posiciones expresadas aquí y en órganos, que a día de hoy eso no se da. Es más, ni siquiera comparto la línea comunicativa que venimos practicando en el último tiempo, por tanto, políticamente he tomado la decisión de evitar una situación incomoda para toda la organización en la que, o bien no tendríamos portavoz porque se me obviaría o bien, tendríamos una portavoz que no respondería a las posiciones mayoritarias.

Personalmente creo que a nadie le debiera sorprender esta decisión. Personalmente creo que es buena, no para mí sino  para la mayoría de IU que ha decidido iniciar un proceso que no es menor y matizable, sino que opta por una estrategia que conllevará más decisiones que deben ser compartidas y defendidas con ilusión por quien tenga la responsabilidad de hacerlas públicas. Personalmente creo, que esto no debe ser interpretado por ninguna clave más que las que aquí  se expresan, y que debe asumirse que pasará y que el trabajo político seguirá adelante, yo seguiré cumpliendo los acuerdos de los órganos, pero no seré su altavoz.

En su blog lo explica con la brillantez y la labia que la caracterizan. Los comentarios, allí.

Venga... meta ruido por ahí