MayororejaMiren, les voy a explicar claramente lo que está pasando. El otro día, después de mucho tiempo sin poder matar a nadie, gracias a que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado la tienen acorralada, ETA, por error y sin querer, mató a un policía en Francia. No fue un atentado. Fue un encontronazo, un titoteo y un muerto. Y la cosa ha pillado por sorpresa a ese sujeto indeseable que es el franquista declarado Jaime Mayor Oreja, al que no pongo el don, por no manchar al don. Resulta que al dirigente franquista le hubiera venido mucho mejor un muerto español, como es tradición, para poder usarlo y rentabilizarlo políticamente a gusto y con mayor descaro, como suele hacer. Y claro, se ha sumido en un ataque de rabia, y está babeando su rencor por las esquinas, como dijo otro rabioso conocido. De ahí esas insensateces delictivas que anda diciendo. Lo chungo del asunto es que parece que no es cosa de Mayor Oreja solamente, sino que quizás sea cosa del PP en pleno, y que cada cual está representando su papel, como antaño. No se puede entender de lo contrario el silencio de Mariano Rajoy, que sabe bien que el que calla otorga. En resumen: están haciendo, como antaño, de poli malo y de poli bueno, o mejor, de poli malo y de poli tonto, y están tratando de sacarle el mayor jugo posible al pobre policía francés asesinado. Como han hecho siempre, aprovechando el terrorismo y vampirizando a las víctimas hasta la última gota. Lo que es dificil de entender, porque el que calla otorga, de nuevo, es la actitud del gobierno y del PSOE, que, como en otras ocasiones no responde a Mayor Oreja como debería hacerlo, con una querella criminal por injurias, y calumnias, que en mi opinión en lo dicho por el lider franquista, hay trazos de ambos delitos.

Luego no digan que no les explico lo que ocurre.

Moscas en la Sopa se ocupa también de este tema.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →