Carlos Slepoy es un abogado argentino especializado en Derechos Humanos. Salió de Argentina expulsado por la dictadura militar, en 1976 y se instaló en España. Todos le conocemos por su participación en las querellas contra los genocidas Videla, Scilingo y Cavallo. Ahora, cuando España parece haberse convertido en una monarquía bananera en cuyos tribunales independientes dependientes de la Falange no se pueden instruir sumarios contra nuestros propios genocidas patrios, porque sencillamente se entrulla a los jueces que lo intentan, los españoles verdaderamente patriotas y demócratas, tenemos que agradecer a los compañeros argentinos que presenten en sus propios tribunales querellas para hacer justicia a los miles y miles y miles de españoles que fueron asesinados por generales traidores y golpistas, asesinos no presuntos que descansan en paz en instalaciones que son Patrimonio Nacional, y velados por pacíficos monjes, mientras sus víctimas se encuentran en las fosas comunes, en los campos y en las cunetas de España. Estos días Slepoy viaja de nuevo a  Argentina a presentar esa querella. Los españoles de bien se lo agradecemos, y Olga Rodriguez le entrevista en su blog El Minotauro anda suelto. Los comentarios los hacen allí, que me tienen ustedes esto ya perdidito.

Por cierto, echen un ojo al interesantísimo diario digital Periodismo Humano, que aloja el blog de Olga. Merece la pena, se lo digo yo…

Venga... meta ruido por ahí