Aquí les traigo a ustedes a otra de mis diputadas favoritas, azote por excelencia de la derecha, y en concreto de su versión Antonio Beteta, aunque también le ha dado sopas con hondas al pobre Juan Van Halen. Reyes Montiel pregunta en este video  a la consejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, cuyo nombre no conozco y no pienso perder el tiempo en buscarlo, sobre las medidas que la Comunidad de Madrid va a tomar para la recuperación ambiental de la Cañada Real Galiana. La respuesta de la Consejera es antológica -como lo fue aquella otra en la que le espetó a una asombrada Reyes Montiel: “¿Pero usted es una diputada, o una vecina de Coslada?“-. La consejera rabanera nos ofrece una muestra clara de lo que es y en lo que ha quedado la derecha española: una simple y llana defensora del derecho de rapiña. El liberalismo, que es la teoría política que defiende la rapiña primigenia, defiende en Madrid el microsistema social de rapiña pura y dura que se ha conformado a lo largo de las últimas cinco décadas en la Cañada Real Galiana, donde se trafica con títulos de propiedad inválidos, porque se referencian en suelo público, donde se trafica con drogas, con mujeres, con niños y con armas. Y todo ello, al parecer, con el ampro de la Comunidad de Madrid. Escuchen, escuchen a la consejera de cuyo nombre no quiero acordarle, ni saberlo, oigan.

Venga... meta ruido por ahí