Siete años después

Posted · 46 Comments

A Sueldo de La HabanaPor don Lucien de Peiro

Leo en Gara el siguiente párrafo:

La Audiencia Nacional española ha absuelto a Martxelo Otamendi, Xabier Oleaga, Txema Auzmendi, Iñaki Uria y Joan Mari Torrealdai, que fueron juzgados en la causa contra “Egunkaria” pese a que la propia Fiscalía había pedido el archivo del proceso. El fallo pone en cuestión el cierre del diario en euskara y afirma que los procesados y el periódico “no tenían la más mínima relación con ETA”.

Lo primero que es imperativo hacer en una situación como ésta es acudir a las hemerotecas. Hay mucho donde elegir pero, para empezar, me quedo con esta breve recopilación encontrada en menéame que paso a copiar entera porque no tiene ningún desperdicio:

Muchas de estas frases están sacadas de la antología que los imputados en aquel y otros sumarios recabaron en los trabajos “Mil y una coces” y “Mil y dos coces”.

Genoveva Gastaminza:
“Egunkaria nació en diciembre de 1990 al más puro estilo de funcionamiento de la izquierda aberzale, impulsado desde la revista Argia, que se adelantó en esta iniciativa -un sueño pendiente del nacionalismo- al PNV (…) El protagonista fue Joxemi Zumalabe, directivo de Argia (…). La muerte de Zumalabe a los 42 años lo ha convertido en un icono ideológico y cultural de este mundo, hasta el punto de dar nombre a la fundación dedicada a la investigación sobre la desobediencia civil impulsada desde KAS, hoy investigada judicialmente”. EL PAÍS, 21-2-03.

Paco Llera:
“Es sobradamente conocido que la red terrorista y sus mallas subculturales tienen tocada buena parte de nuestro tejido institucional y social, por no hablar de nuestra textura moral, mientras que el nacionalismo gobernante se dedica, irresponsablemente, a obstaculizar sistemáticamente su desentrañamiento y a encabezar movidas como la presente (cierre de Egunkaria)”, EL PAÍS 8-3-03.

Fernando Fernández Savater:
(Carta de contestación al grupo de escritores euskaldunes que publicó un artículo de protesta por el cierre del periódico “Euskaldunon Egunkaria”, en el que no fue mencionado Savater). “A muchos nos hubiera gustado que, puestos ya a sonrojarse sin sonrojo, los firmantes hubieran expresado vergüenza propia por no haber hecho pública una queja como la de ahora ante tantas manipulaciones educativas, tele programas infantiles, maniqueos, korrikas, kili-kilis o bertsos escandalosos (de los que, sin duda, algo sabe Joserra Garzia) que, a lo largo de los años, han ido cimentando la falsa asimilación entre euskera y nacionalismo radical”. EL PAÍS 5-3-03.

Carlos Iturgaitz:
“Tapadera de ETA disfrazada de periódico”. EL CORREO-EL DIARIO VASCO 8-3-03.

Miguel Ángel Rodríguez:

“No han cerrado un periódico”. LA RAZÓN 24-2-03.

José María Aznar:

“La lucha contra el terrorismo se debe realizar en todos los frentes que dan cobijo a la banda. Lo de menos son las banderas de conveniencia que pueda usar”. 21-2-03.

– La Vanguardia:
“El Informe de la Guardia Civil sobre la trama de editoriales y fundaciones culturales que estarían detrás de la financiación de ETA contiene una carga contra el Ejecutivo vasco. (…) ‘La cultura euskaldun está en parte controlada por organizaciones afines a la izquierda aberzale que, como AEK, han recibido cantidades millonarias para el desarrollo de la lengua y cultura vascas’. (…) El informe añade que ‘algunas empresas del entramado están a la cabeza de las subvenciones concedidas por el Ejecutivo vasco’(…) y la revista Egunkaria, incluida en la trama”. LA VANGUARDIA, 18-10-01.

José María Michavila:
“Egunkaria es un instrumento de la acción terrorista”. LA RAZÓN.

Germán Yanke:
“A Marcelo Otamendi (Martxelo, dice él en un idioma raro, que no es vascuence) le conozco hace tiempo. (…) Habrá quien crea todavía que estamos hablando de periodismo. El inocente soy yo, quienes sigan haciéndolo son patanes o malintencionados. Otamendi ha demostrado que no es sino un desgraciado agente de la dictadura etarra y, como sabe el juez Del Olmo, el custodio, en Egunkaria, de sus operaciones financieras. Está tan en el ajo terrorista que, sumiso y evasivo, sabe a quién acudir, como si siguiese leyendo el manual del terrorista: al amigo, a Ibarretxe, el que les financiaba”. LIBERTAD DIGITAL 3-3-03.

Iñaki Ezkerra:
“Por tener ese nombre lírico que, más que euskaldún, suena a dramón del neorrealismo italiano, a grito en blanco y negro de la Magnani: “¡Martxelo, no te vayas!, ¡Martxelo, vuelve!” LA RAZÓN 6-3-03.

Ángel Acebes:
“Lo que han hecho estos presuntos terroristas imputados en un procedimiento por colaboración o pertenencia a ETA en el ‘caso Egunkaria’ es aplicar el manual de la organización terrorista que contempla denunciar falsas torturas. 26-2-03.

José Antonio Zarzalejos:
“Cuando los vascos leemos versiones políticamente correctas sobre la libertad de expresión con ocasión de la clausura judicial de ‘Egunkaria’, se nos hiela la sangre. ¿Es posible que los compatriotas de fuera del País Vasco sigan sin entender que la expresión última de ETA es el asesinato pero que para llegar a él la banda se ha instalado en instancias que aparentan respetabilidad? Quiero suponer que no se conocen los contenidos del clausurado diario”. Director de ABC, 23-2-03.

Los medios alternativos no han perdido ni un segundo en informar de la cuestión, del fallo de la audiencia Nacional pero, ¿y los medios masivos? Hacia mediodía de hoy, Martes 13 de Abril, no había ni en la portada del sitio de ABC ni de El Mundo una sola referencia a la noticia que ayer saltó a la palestra. Hay que adentrarse en la página electrónica de ambos periódicos para encontrar la noticia. En El País, por el contrario, se han atrevido a publicar una editorial, aunque bien escondida al pie de su página electrónica. Es un texto que no tiene desperdicio, y llama poderosamente la atención cuando precisamente hoy Martes dedican gran espacio y protagonismo informativo a la manifestación de apoyo al juez Baltasar Garzón, padrino de una doctrina que lleva su nombre, doctrina que permitió en su momento excesos como el cierre de Egunkaria. El famoso y garzoniano “Todo es ETA” ha sufrido un serio revés gracias, quién lo iba a decir, la Audiencia Nacional. Leamos algo de esa editorial de El País, concretamente el último párrafo, que para ellos cierra el círculo, por no decir que lo cuadra:

No menos importante es lo que dice la sentencia sobre una de las medidas más gravosas adoptadas en el inicio del proceso contra Egunkaria, como es su cierre provisional. El cierre temporal de una empresa de comunicación no tiene cobertura constitucional directa. Tampoco está contemplada en los supuestos de terrorismo, y el juez instructor que la adoptó contra esta publicación, Juan del Olmo, nunca tuvo indicios de que fuera una organización criminal. El varapalo al juez es tremendo, pero a nadie se le ha ocurrido ni debiera ocurrírsele acusarle de prevaricación. Por su rigor y la calidad de sus argumentos, la sentencia aporta, en cambio, una enorme credibilidad a la Audiencia Nacional. Que, a fin de cuentas, es el mismo tribunal que en estos años ha dejado fuera de la ley, a partir de la labor instructora de sus jueces, y en especial Baltasar Garzón, a las organizaciones del entorno civil de ETA.

Han quedado retratados, y no sólo por la hemeroteca antecitada, que les ha dejado con el culo al aire, sino por la gloriosa coincidencia de la manifestación a favor de Garzón de hoy mismo a la que tanta atención andan prestando. Eso sí, barren para casa y huyen hacia adelante (la última frase es de juzgado de guardia). En el fondo están diciendo “vaya, nos equivocamos, pero la persecución y los éxitos contra ETA justifican pequeños errores o desviaciones”. Ya saben, estamos ante los inefables daños colaterales, tan manidos entre genocidas, impostores o intoxicadores. No se percibe ni un gramo de reflexión, ni un espacio para prestar atención o recordar otros sumarios de la mismísima Audiencia Nacional en los que se ha perseguido y encarcelado a personas que nada tienen que ver con ETA, sumarios para los que se podrían elaborar sentencias o conclusiones como las que en este caso se han adoptado y que resume Escolar en una precisa recopilación que lo dice todo y que merece ser copiada aquí, para los que no tengan tiempo de leerse toda la sentencia:

Las acusaciones dan por supuesto que E.T.A. ha tenido que intervenir en la gestación, nacimiento y gestión del periódico en euskera Euskaldunon Egunkaria y, más allá de esto, que como la lengua vasca es un instrumento primordial para E.T.A. en su estrategia, y Egunkaria es el único diario íntegramente editado en lengua vasca, tuvo que nacer porque E.T.A. lo quiso, siendo sus gestores y cuadros directivos miembros o colaboradores de la banda terrorista.

La estrecha y errónea visión según la cual todo lo que tenga que ver con el euskera y la cultura en esa lengua tiene que estar fomentado y/o controlado por E.T.A. conduce, en el proceso penal, a una errónea valoración de datos y hechos y a la inconsistencia de la imputación.

(…) Obviamente, los que se oponían al primer trazado de la autovía de Leizarán no son por ello de E.T.A., como no lo son los que hablan y escriben en euskera, lo que conservan y fomentan la cultura autóctona vasca o los que son contrarios a las drogas o a las torturas.

(…) En definitiva las acusaciones no han probado que los procesados tengan la más mínima relación con E.T.A., lo que por sí determina la absolución con todos los pronunciamientos favorables.

Pero, más allá de esto, tampoco se ha acreditado ni directa ni indirectamente que el periódico Euskaldunon Egunkaria haya defendido los postulados de la banda terrorista, haya publicado un solo artículo a favor del terrorismo o de los terroristas ni que su línea editorial tuviese siquiera un sesgo político determinado, esto último, además, no sería delictivo.

Por el contrario, incluso los miembros de la Guardia Civil que comparecieron como peritos reconocieron que no se había investigado si la línea del periódico era o no de apoyo a E.T.A., lo que hace incomprensible la imputación.

El cierre temporal de un medio de comunicación impreso de periodicidad diaria como medida cautelar es de difícil encaje en nuestro ordenamiento jurídico.

La suspensión provisional no tiene cobertura constitucional directa, pues en la Constitución solo se regula el secuestro como injerencia de los poderes públicos en la actividad de publicaciones y otros medios de información, medida que exige una resolución judicial motivada, protegiendo así los derechos relacionados con la libertad de expresión e información (art. 20.5 y 20.2 CE) y prohíbe todo tipo de censura previa.

Por último, en la valoración de las declaraciones de los procesados tiene especial relevancia que las denuncias de estos sobre malos tratos y torturas sufridos durante la detención incomunicada –que fueron relatadas con detalle en la vista oral y antes ante el instructor y objeto de denuncia en los tribunales- son compatibles con lo expuesto en los informes médico-forenses emitidos tras ser reconocidos en el centro de detención, si bien el Tribunal no puede llegar a conclusiones jurídico penalmente relevantes sobre el particular salvo constatar que no hubo un control judicial suficiente y eficiente de las condiciones de la incomunicación.

Desde La Habana me preguntan, ¿acaso tienes algo bueno que decir de vuestro recalcitrante Tribunal de Orden Público? Mi respuesta es que lo cortés no quita lo valiente. La Audiencia Nacional es el brazo judicial del aparato represor del estado español y eso no lo cambia una sentencia, ni el clarísimo reconocimiento implícito en relación a las torturas, tal y como acabamos de leer en el último párrafo. Estamos ante un organismo profundamente recalcitrante de tonalidades inequívocamente fascistas que, no obstante, ha elaborado en esta ocasión una sentencia más que correcta aunque, esto hay que decirlo, hasta un bebé la hubiera elaborado, porque dicho tribunal no han hecho más que emplear el sentido común más elemental. Otros sumarios en la misma casa siguen destacando como ejemplos de ignominia y no parece que, de momento, vayan a ser corregidos. De momento, a día de hoy, nos quedaremos con la cara de tontos que se les ha quedado a unos cuantos y la nula vergüenza de los medios masivos de contaminación, que han ignorado el asunto, han pasado de puntillas por el mismo o simplemente lo han tratado con toneladas de hipocresía. Ahora, siete años después, ¿quién indemniza a los damnificados por el atropello de aquel cierre injustificado?

46 Responses to "Siete años después"
  1. mitxel dice:

    no menciona usted al lehendakari lópez, quien tras el cierre vino a decir aquello de “algo habrán hecho2, al tiempo que compitiendo en ignominia con los aceves de turno pidió presunción de inocencia para los jueces de la audiencia nacional, que una vez más quedaban en calzoncillos ante la sociedad vasca.
    Por supeusto, que no ahorró insultos hacia el tripartito gobernante ni hacia el lehendakari de los vascos, señor Ibarretxe.

    en cuanto a la tortura, sólo añadie que ahora mismo hay diez vascos en los calabozos de las fuerzas torturadoras españolas, entre ellos tres abogados que ejercen la defensa de la izqueirda abertzale, pues a la izqueirda abertzale no se le permite ni el constitucional derecho a la defensa. (de todas formas, peuden meterse el tocho que votaron los españoles en el 78 por el mismísimo culo).

    para dejarlo bien claro, desde Interior se ha manifestado que “los abogados son presuntos miembros de ETA, como sus defendidos”.

    en estas circunstancias, señalo el hecho de que desde el ILoveIU hemos asistido, ayer y hoy, a uno de los episodios más tristes de este agregador: la defensa de uno de los puntales de la perpetuación del estado fascista en euskadi, al tiempo que intentaban disimularlo con los venerables huesos que descansan en las cunetas donde fueron abandonados en la transición por estos desmemoriados de “izquierdas”.

    los huesos de los míos, que no los ensucien los amigoa de Garzón.

    he dicho

  2. mitxel dice:

    se me olvidaba añadir que las proclamas a favor de garzón vinieron patrocinadas por masivos anuncios de la república de Ikea.

  3. ostap dice:

    ¿Como es que la malvada justicia ejpañola ha acabado reconociendo su error? Que fuerzas torturadoras más raras.

  4. mitxel dice:

    ¿acaso no reconocen los marines norteamericanos su error sobre bodas, bautizos y comuniones de civiles?

    es la estrategia, reconocer y abundar en el error, que a nadie le quepa la menor duda.

    a las pruebas me remito.

  5. sukoi-27 dice:

    Con la mano levantaaaa…
    Quien ha dicho eso??Nadie?? Ya me parecía….

  6. @mitxel: Don, hay mucho más y seguirá saliendo. ¿Ha leído el artículo de Javier Vizcaíno en Público? Lea, lea, que tiene gracia:

    Egunkaria, ¿y la reparación?

    No sólo lo recuerdo. También lo guardo en mi archivo de los horrores. Al poner la radio aquel 20 de febrero de 2003, Luis del Olmo, entonces señor de las mañanas de Onda Cero, me atizó este directo al hígado: “En Euskadi están desmantelando a estas horas el aparato de captación de la banda criminal ETA, el diario Egunkaria”. Con su proverbial facundia, el cacareador hoy venido a menos inquirió a uno de sus palmeros opinativos: “No sé si conocías este panfleto”. Ni puñetera idea tenía el fulano.

    Aturdido e indignado, pero dueño de mis actos, quise meterme en la boca del lobo episcopal. El futuro eurodiputado del PP, Luis Herrero, auriga de aquel programa moderado en comparación con lo que vendría después, tenía el tafanario hecho pepsicola: “Me da igual dónde trabajen. Esta operación, en todo caso, es una buena noticia y como tal hay que saludarla”. Y entró la cuña correspondiente: “Auna patrocina la buena noticia del día”.

    ¿Denuncias de tortura? ¡Qué risa!

    Cuatro días después, algunos de los detenidos denunciaron haber sido víctimas de torturas. Manuel Antonio Rico, voceador nocturno de la Radio Nacional aznaril, se lo tomaba a guasa: “Yo lo de la bolsa, por un lado, no sé en qué consiste. ¿Qué es eso de la bolsa? ¿Alguien lo sabe? ¿Alguien ha sido torturado alguna vez?” Y claro, ahí estaba la divertida Curri Valenzuela: “Cuando has dicho eso de que dice este etarra o lo que sea, o director de periódico, que le habían torturado obligándole a decir quinientas veces que España empezaba en Irun y terminaba en Algeciras, yo iba en el coche y he dicho en alto: ‘mira, quinientas veces, no, pero una o dos que lo tuviera que decir, tampoco le pasaba nada’, ja, ja, ja”.

    El jolgorio duró meses. En otoño de aquel negro año, sin media prueba más, Román Cendoya, garganta de alquiler de la radio pública con bigotillo, aullaba: “Hay que sentir vergüenza de que se utilice un periódico como instrumento terrorista. Esto era un zulo. Esto era un instrumento de la ETA, un arma tan arma como las pistolas”.

    En las mismas ondas, Isabel Durán se engorilaba: “La realidad es que ese medio de comunicación estaba dirigido por ETA, se había nombrado por parte de la banda terrorista al director de turno. Hay pruebas absolutamente concluyentes de que ese medio de comunicación, su empresa editora, financiaba a ETA”. Este lunes la aún llamada Justicia concluyó que de eso, nada de nada. Absolución, sí. Pero, ¿y la reparación?

  7. sukoi-27 dice:

    Obelix!! Seguimos rodeados!! Los legionarios hispanus y sus colaboradores la fuerzas auxiliares zipaiaes controlan todas las calzadas…!! Labanta la piedra y acude en nuestra ayuda!! Traete todo el atxaran que quede en el caldero… nos hará falta!

  8. @sukoi-27: déjese de manos y céntrese. Mire este vídeo, por si no lo recuerda:

    http://www.diagonalperiodico.net/Siete-anos-despues-los.html

    Por cierto, no lo había visto hasta hace un minuto. Prometo que no copié el títular.

    Hay para dar y regalar.

  9. mitxel dice:

    @Lucien de Peiro: lo peor de todo es que la literatura político-judicial que utiliza del olmo es idéntica a la utilizada en el caso Egin y en los macrosumarios a los que hemos asistido recientemente.

    y el padre de esta criatura que ha dado en llamarse entorno tiene nombre y apellidos: Baltasar Garzón-.

  10. ¿Por qué hay tan pocos policías españoles cumpliendo condena por torturas?

    Cigala News | Tortuga

    La tortura y el maltrato policial en España constituyen un círculo vicioso. Porque digan lo que digan los políticos y medios de comunicación, no hay ninguna duda de que en España torturas policiales hailas. Por desgracia no son anecdóticas sino más frecuentes de lo que pensamos y nos gustaría. Se dan además en todos los cuerpos: estatales, autonómicos y locales. Lo dicen todos los años reputadas organizaciones de Derechos Humanos como Amnistía Internacional y otras, y últimamente hasta la mismísima ONU. Sin contar con los numerosos testimonios de personas que las sufren en sus carnes, algunos de ellos registrados en el informe anual de la Coordinadora para la Prevención de la Tortura.

    ¿Por qué tal cosa no acaba con cientos, miles de policías entre rejas por autoría de las torturas o encubrimiento de sus compañeros? Pues posiblemente por varias razones que pasamos a enumerar.

    1.- Sucede que la mayoría de personas torturadas o maltratadas no denuncian, ya que lo normal es que si uno o varios policías se van a ver en la tesitura de golpear a una persona detenida, en buena lógica lo harán en un momento en el que no haya testigos, ni cámaras, y procurando dejar las menos marcas físicas posibles que sirvan como prueba. Por otra parte, información hay de casos en los que, contando con elementos que podrían hacer jurídicamente viable una denuncia, ésta no se habría llegado a realizar por haber recibido amenazas o intimidaciones por parte de los policías torturadores la persona afectada, por estar en situación legal precaria (inmigrantes sin papeles, menores, presos…) o por simple miedo o desconfianza (muy justificada) en la justicia.

    2.- En el caso hipotético de que la tortura o maltrato haya dejado marcas corporales, también hay numerosos testimonios de lo que podría casi estar constituyendo un protocolo de actuación: que la propia policía se apresure a curarse en salud fabricando una denuncia preventiva por “resistencia”, “atentado a la autoridad” o similar, que siempre llegará al juzgado antes o casi al mismo tiempo que la de la persona torturada. El argumento será que las lesiones se produjeron durante el forcejeo al que la policía se vio obligada dada la actitud “violenta” de la persona detenida. En el juicio irán varios policías a testificar y será la palabra de la persona torturada contra la de un grupito de agentes –los cuales pueden llegar a decir cualquier cosa, y lo sabemos por experiencia-. Es común entre los jueces aceptar antes la versión de un policía que la de un ciudadano de a pié, ya que en Derecho se considera que el ciudadano podría tener motivos subjetivos para mentir (salvar judicialmente su pellejo) mientras que el agente de la ley cuenta con la llamada “presunción de veracidad” puesto que teóricamente no le va nada en la cuestión y –en principio- no tendría razones objetivas para mentir.

    3.- Si, armados de valor y conscientes del movidón en el que nos metemos, decidimos denunciar, habremos de demostrar que las heridas y lesiones efectivamente nos las han causado los señores o señoras de la policía y no nos las hemos hecho nosotros/as mismas por puro masoquismo o deseo de hacer daño a los probos agentes. Ahí entra en juego el papel de la figura de primer orden en todo este vodevil que siempre queda en la penumbra: el forense. El parte médico que firme el o la forense será nuestra principal prueba. Y, ¡ay amigo!, qué poquitos forenses tienen la honradez, la profesionalidad o los reaños para reflejar en su informe la verdadera relación causa-efecto de nuestras heridas. Es de creer que tantos años trabajando codo con codo con la policía algún tipo de solidaridad corporativa puede crear. Eso sin contar con los que sean corruptos –que como en todas partes los habrá- o simplemente de pensamiento muy conservador y lleno de prejuicios hacia los “delincuentes”. El informe del forense, una vez cursado, es dificilísimo, sino prácticamente imposible de impugnar, y “dirige” inexorablemente nuestra denuncia en una u otra dirección. Nos viene a la mente el “caso Roquetas” en el que un corpulento agricultor murió mientras era apalizado ante las cámaras exteriores de un cuartel de la Guardia Civil por toda una cuadrilla de beneméritos agentes. Hasta con armas prohibidas le arreó el guardia de más mando mientras se lo tenían inmovilizado de pies y manos en el suelo sus subalternos. En la autopsia se detectó que tenía roto el esternón (lo que es causa segura de muerte). Pues bien, el forense dictaminó que este hombre murió por sobredosis de cocaína y que el esternón se lo partieron los agentes mientras intentaban reanimarlo. ¿Ustedes se lo creen? Nosotros tampoco.

    4.- Imaginemos que habiendo superado todos los obstáculos anteriores, la cosa llega a juicio. Aparte de la dificultad económica del tema (un juicio cuesta dinero) nos vamos a encontrar con más posibles zancadillas. Tenemos testimonios de juicios en los que la parte denunciante en absoluto se ha sentido apoyada por el ministerio público (el fiscal), el cual cobra de nuestros impuestos precisamente para eso, para perseguir los posibles delitos. No olviden que la fiscalía y la policía (será igual por eso que las dos acaban en ía) son organismos en los que trabajan funcionarios que cobran y reciben instrucciones por parte de la misma empresa, el estado.

    5.- En un suponer que el fiscal no es persona de prejuicios ni se deja arrastrar por posibles directrices superiores, el siguiente obstáculo que deberemos enfrentar es la propia persona de su señoría, el juez o la jueza que nos haya correspondido. Uds deben conocer que los magistrados españoles se encuentran asociados en una asociación de jueces “progresista” (entiéndase que votan al PSOE y leen El País) y tres conservadoras. Eso los que están asociados, ya que la mitad de ellos prefieren no “significarse” y por ello no pertenecen a asociación alguna, ergo son conservadores en su mayoría. Como seguramente uds. también saben, los jueces o juezas por lo general , paradójicamente, suelen más amigos de la “legalidad” que de la “Justicia”. Pues bien, en estos casos no debe sorprendernos que no sean ni lo uno ni lo otro. El o los policías encausados siempre van a tener más papeletas para la absolución o el archivo de la causa que para la condena.

    6.-Siguiendo con el sueño de que las cosas nos van saliendo rodadas, imaginemos que las pruebas y testimonios que aportamos son de una evidencia difícilmente refutable. Pues bien, en ese caso la experiencia nos indica que hay no pocas posibilidades de que su señoría se incline por una sentencia mínima, llena de atenuantes, que evite la cárcel a los procesados e incluso su expulsión del cuerpo más allá de unos pocos meses de sanción. Las multas económicas también suelen ser mínimas. En el caso de una sanción más fuerte, todavía queda a los señores de la policía condenados como torturadores una segunda oportunidad mediante su apelación a la siguiente instancia judicial, en la cual los hechos juzgados y –esto es de nuestra cosecha- la oportunidad política de sus condenas, volverán a ser valorados por magistrados distintos. No es nada raro que de estas apelaciones resulten jugosas rebajas de las condenas.

    7.- Pues a pesar de todo lo dicho, hay excepciones en las que los policías son condenados en firme a penas de cárcel. Como decimos son excepciones y constituyen un pequeñísimo porcentaje con respecto a todas las denuncias que se presentan. En este caso aún les queda a los agentes una vía de escape: la solicitud del indulto (ver artículo que anexamos al pie de este). Sabido es que el gobierno de la nación no mira con malos ojos nunca la gracia del perdón a sus más fieles defensores caídos en una mera extralimitación de sus funciones siempre al servicio de los intereses del estado. Y si no que se lo digan a los amigos Vera y Barrionuevo…

    Como último recurso siempre quedará la fuga, tal como es el caso de este policía nacional de Canarias: “Se fuga el ex policía condenado por agredir a un africano en Canarias” (este último apunte lo colocamos un poco de broma para no hacernos tanta mala sangre).

    Aunque el fenómeno de la tortura en España, estimamos, no es cosa pequeña, evidentemente no todos los policías, forenses y jueces son así y hacen estas cosas. Imaginamos que hay mucha gente que trata de desempeñar su –más bien oscura- profesión de forma lo más respetuosa posible para con los/las afectados. Malo es generalizar, y sirva este párrafo para hacer esa matización.

    En resumen

    Las cárceles españolas están atestadas de personas condenadas por violencia de género o por delitos de tráfico automovilístico, por ejemplo. Hay alarma social con estos temas. Sin embargo el delito de la tortura y el maltrato policial ni sale en la tele ni es una de los comportamientos reprobables que están haciendo reventar nuestro poco imaginativo sistema penal y penitenciario. Sus consecuencias son terribles y dejan graves secuelas, especialmente psíquicas, en las personas que las padecen. Resulta evidente que si los medios de comunicación dedicaran a estos sucesos una pequeña parte de lo que conceden a otras problemáticas habría consenso social en que se pusieran los medios para evitarlos.

    En esta página no somos partidarios de recurrir a la cárcel como herramienta para resolver los problemas de la sociedad. No vamos a concluir esta larga reflexión pidiendo la cadena perpetua para los policías torturadores, ni el endurecimiento de penas ni nada que se le parezca. Sencillamente porque no creemos que esa sea una solución real que erradique ese comportamiento. Por el momento, y mientras vamos andando el largo camino de construir una sociedad más armónica en la que estas instituciones no sean necesarias y sean gradualmente sustituidas por alternativas mejores, baste que el problema sea conocido y no se niegue desde el estado y desde los medios de comunicación. Baste que la gente pueda saber de primera mano qué ocurre en cárceles y comisarías, concienciarse y reprobarlo. Baste que los policías y carceleros que cometen o amparan maltratos y torturas sean expulsados de sus puestos de trabajo. Eso y que las propias autoridades se vean comprometidas/obligadas a resolver el problema. Acabar con determinadas legislaciones que permiten interrogatorios policiales en aislamiento absoluto durante días y sin presencia de abogados ayudaría mucho. Pero lo que más ayudaría sería que las propias instituciones públicas decidieran acabar con la tortura creando directrices, inspecciones y vigilancia en ese sentido de la función policial. Porque aquí estamos convencidos de que si esas cosas pasan, sobre todo es porque hay un apoyo “implícito” desde arriba y porque hay una complicidad del resto de la sociedad consistente en “mirar hacia otro lado”. Hasta que a una le toca en sus propias carnes, claro.

    Dos policías de Ceuta condenados por torturas en el Supremo solicitan el indulto

    Ceuta, 23 mar (EFE).-

    Dos agentes de la Policía Local de Ceuta, condenados por tortura por el Tribunal Supremo, han presentado una petición de indulto y han trasladado este trámite a la víctima para que haga su propia valoración. Según han informado a EFE fuentes judiciales, los agentes han recurrido la sentencia que les condena a un año de prisión y a ocho años de inhabilitación para cada uno alegando un defecto procesal. Los hechos ocurrieron en 2003 cuando tras una discusión por una multa de tráfico el afectado interpuso una denuncia contra los agentes, alegando que le habían amenazado.

    Un día más tarde los policías implicados detuvieron a la víctima y le golpearon brutalmente dejándole algunas marcas, por lo que en marzo de 2008 la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta absolvía a uno de los policías y exculpaba a los otros dos denunciados del delito de torturas, atribuyéndoles una falta de lesiones.

    Dicha sentencia fue recurrida ante el Tribunal Supremo, que sí estimó la existencia de un delito de torturas, imponiendo una pena que conlleva la pérdida de la condición de funcionarios, que se pierde a los seis años de inhabilitación.

    El Tribunal Supremo deberá decidir ahora si hay nulidad o no del proceso así como del Gobierno de la Nación, que tendrá que pronunciarse sobre la petición de indulto.

    _______________

    Hay múltiples enlaces, que más vale consultar en Kaos:

    http://www.kaosenlared.net/noticia/hay-tan-pocos-policias-espanoles-cumpliendo-condena-torturas

  11. @mitxel: sin duda. En aquel nido de víboras que es el TOP sólo se salva, al menos por este asunto, Gómez Bermúdez.

  12. Por cierto, supongo que ya han saboreado la sentencia, ¿no? Creo que no la enlacé. Ahí va:

    http://www.diagonalperiodico.net/IMG/pdf/sentencia_egunkaria.pdf

  13. sukoi-27 dice:

    @Lucien de Peiro: Caye, caye… que ahora querrán que alabemos las magnificas y justas sentencias del TOP, perdón, AN…. Si encima habrá que agradecerles!!

  14. sukoi-27 dice:

    @Lucien de Peiro: Mas de aquellas simpaticas declaraciones de la prensa libre y democrática que hace libre y democrático a un estado fascista y represor y cuya ausencia hace dictatorial y totalitario a un país democrático y popular…

    http://luchadisidente.wordpress.com/

    No tienen desperdicio…

  15. sukoi-27 dice:

    Lo que dijeron estos tertulianos fachas sobre el cierre de Egunkaria: (Izaronews: 12 de Abril 2010)

    1.- Sacado del programa de radio: Cocidito madrileño de Javier Vizcaíno

    “En Euskadi están desmantelando a estas horas el aparato de captación de la banda criminal ETA, el diario Egunkari. No sé si conocías este panfleto… Tertuliano: No tengo costumbre, pero sí sabía de su existencia. Yo creo que este es el tercer diario que tiene el independentismo vasco próximo a Herri Batasuna. Primero fue Egin, después creo recordar que estuvo Gara y, cierre tras cierre, ahora está Egunkaria. (Luis del Olmo en o­nDA CERO, 20 DE FEBRERO DE 2003)

    “Euskaldunon Egunkaria quiere decir El diario en vascuence.” (RAMÓN PI EN RNE, 20 DE FEBRERO DE 2003)

    “Y me atrevo a decir una cosa más: me da igual dónde trabajen. Esta operación, en todo caso, es una buena noticia y como tal hay que saludarla.” (LUIS HERRERO, COPE, 20 DE FEBRERO 2003)

    Tras denuncias de torturas de Egunkaria: “Tú dime a mi qué periódico es un periódico cuyo director se inventa unas mentiras de este tamaño.” (CURRI VALENZUELA, RNE, 25 DE FEBRERO DE 2003)

    “Cuando has dicho eso de que dice este etarra o lo que sea, o director de periódico, que le habían torturado obligándole a decir quinientas veces que España empezaba en Irún y terminaba en Algeciras, yo iba en el coche y he dicho yo en alto: ‘mira, quinientas veces, no, pero una o dos que lo tuviera que decir, tampoco le pasaba nada’, ja, ja, ja…” (CURRI VALENZUELA, RNE, 25 DE FEBRERO DE 2003)

    “Y hoy estaba la radio pública vasca informando de que habían sido torturados… es que, sólo faltaría. Es que lo han pasado mal, es que han entrado entre barrotes. Faltaría más. ¡Esto es una cárcel!” (ROMÁN CENDOYA, RNE, 25 DE FEBRERO DE 2003)

    “De momento, la guardia civil ha salvado a uno de ellos. Es lo único que nos consta. El director del periódico que intenta suicidarse en el hospital donde está siendo atendido asfixiándose con la funda de la almohada no llega a consumar su acto destructivo. De manera, que le ha salvado la vida la guardia civil.” (MARTÍN FERRAND, o­nDA CERO, 26 DE FEBRERO DE 2003)

    “A este individuo locoide que ha tenido un amago de suicidio en el hospital… Este es de la cuadrilla de los coherentes poteadores que yo llamo. En el País Vasco hay un grupo de coherentes poteadores, que toman potes regularmente, o sea, por eso son coherentes. ‘Oye, han matado a uno. Joé, qué plan, ¡otro pote! Oye, han encarcelado a este… oye, vamos a cenar.’ Hay gente a la que encarcelan y gente a la que asesinan, pero ellos toman potes todo el rato.” (JOSÉ MARÍA CALLEJA, o­nDA CERO, 26 DE FEBRERO DE 2003)

    “Yo lo de la bolsa, por un lado, no sé en qué consiste. ¿Qué es eso de la bolsa? ¿Alguien lo sabe, alguien ha sido torturado alguna vez?” (MANUEL ANTONIO RICO, RNE, 26 DE FEBRERO DE 2003)

    “Mire, hasta podía ser verdad, por qué no… Se le ha podido ir la mano… pero mire, piénselo usted, pero no lo diga usted.” (TERTULIANO SIN IDENTIFICAR, RNE, 4 DE MARZO DE 2003)

    “A lo mejor había que entrar a analizar si es verdad que le hicieron repetir quinientas veces los límites de España, y si eso es tortura o no es tortura” (JOSÉ LUIS BALBÍN)… “Eso sería un acto pedagógico, pero eso tampoco: lo niega el forense”, (FEDERICO J. LOSANTOS ,COPE, 5 DE MARZO DE 2003)

    “El señor Martxelo Otamedi, que es un etarra en comisión de servicios, que ha hecho una denuncia de presuntas torturas siguiendo el manual de los etarras y que, desde luego, el relato que ha hecho el otro día en El Mundo es el de un cobarde, que colaboraba con la propia policía. ‘Se me baja la venda de los ojos y yo le digo que se me está bajando la venda, que me la suban…’ ¡Es un cobarde! Con el Dodotis todo el día puesto, y a este individuo le hacen la ola en una iglesia, le hacen la ola en la universidad y le dejan que explique el mensaje de una persona que apoya los asesinatos. A ver si se enteran los señores de las universidades que le están aceptando, este señor justifica los asesinatos de ETA. Lo hace regularmente en las tertulias de la Radio Pública Vasca.” (JOSÉ MARÍA CALLEJA, o­nDA CERO, 11 DE MARZO DE 2003)

    “Hay cómplices, presuntamente periodistas, como el señor Lapitz, subdirector de Deia, que se retrata con un ejemplar de Egunkaria en un acto absolutamente de respaldo terrorista, a un arma de la banda terrorista, como es ese presunto periódico.” (ISABEL SAN SEBASTIÁN, COPE, 26 DE FEBRERO DE 2003)

    “En el País Vasco se ha cerrado un medio de comunicación. La realidad es que ese medio de comunicación estaba dirigido por ETA, se había nombrado por parte de la banda terrorista al director de turno… Hay pruebas absolutamente concluyentes de que ese medio de comunicación, su empresa editora, financiaba a ETA.” (ISABEL DURÁN, RNE, SEPTIEMBRE 2003)

    “Hay que sentir vergüenza de que se utilice un periódico como instrumento terrorista. Porque aquí, cuando se cerró Egunkaria, mucha gente dijo ‘¡Aaaah, un periódico!’ No, perdone, esto era un zulo. Esto era un instrumento de la ETA, esto era un arma tan arma como las pistolas, porque lo que es un instrumento de una banda terrorista es un arma.” (ROMÁN CENDOYA, RNE, OCTUBRE 2003)

    “Martxelo Otamendi, con un aspecto de haber regresado de unas vaciones en el Caribe, denunciaba torturas, siguiendo la orden de la dirección etarra conocida cualquiera que sepa lo mínimo sobre terrorismo, una orden que dice que todos los detenidos deben denunciar torturas.” (¿EDURNE URIARTE?, o­nDA CERO, ENERO 2004)

    “Hace tres días, a un periodista que es de ETA lo han recibido en el Congreso de los Diputados y le han hecho la ola.” (JOSÉ MARÍA CALLEJA, o­nDA CERO, DICIEMBRE 2004)

    “Seguro que Otamendi nos dará una gran lección profesional sobre cómo ser periodista y, además, participar en una banda armada.” (FERNANDO ÓNEGA,ONDA CERO, MARZO 2005)

    2.- Recogido del Libro Mil coces contra la disidencia

    “Es sobradamente conocido que la red terrorista y sus mallas subculturales tienen tocada buena parte de nuestro tejido institucional y social, por no hablar de nuestra textura moral, mientras que el nacionalismo gobernante se dedica, irresponsablemente, a obstaculizar sistemáticamente su desentrañamiento y a encabezar movidas como la presente (cierre de Egunkaria, Paco Llera, profesor de Universidad y director del Euskobarómetro, EL PAÍS 8-3-03).

    “Tapadera de ETA disfrazada de periódico”. Carlos Iturgaiz, EL CORREO-EL DIARIO VASCO 8-3-03

    (Carta de contestación al grupo de escritores euskaldunes que publicó un artículo de protesta por el cierre del periódico Egunkaria, en el que no fue mencionado Savater). “A muchos nos hubiera gustado que, puestos ya a sonrojarse sin sonrojo, los firmantes hubieran expresado vergüenza propia por no haber hecho pública una queja como la de ahora ante tantas manipulaciones educativas, tele programas infantiles, maniqueos, korrikas, kili-kilis o bertsos escandalosos (de los que, sin duda, algo sabe Joserra Garzia) que, a lo largo de los años, han ido cimentando la falsa asimilación entre euskera y nacionalismo radical? Fernando Fernández Savater, EL PAÍS 5-3-03.

    “La lucha contra el terrorismo se debe realizar en todos los frentes que dan cobijo a la banda. Lo de menos son las banderas de conveniencia que pueda usar”, José María Aznar.

    “Egunkaria es un instrumento de la acción terrorista”, Jose Maria Michavila: Ministro de Justicia español en LA RAZÓN

    “A Marcelo Otamendi (Martxelo, dice él en un idioma raro, que no es vascuence) le conozco hace tiempo. (…) Habrá quien crea todavía que estamos hablando de periodismo. El inocente soy yo, quienes sigan haciéndolo son patanes o malintencionados. Otamendi ha demostrado que no es sino un desgraciado agente de la dictadura etarra y, como sabe el juez Del Olmo, el custodio, en Egunkaria, de sus operaciones financieras. Está tan en el ajo terrorista que, sumiso y evasivo, sabe a quién acudir, como si siguiese leyendo el manual del terrorista: al amigo, a Ibarretxe, el que les financiaba”. (German Yanke, LIBERTAD DIGITAL 3-3-03.

    “Por tener ese nombre lírico que, más que euskaldún, suena a dramón del neorrealismo italiano, a grito en blanco y negro de la Magnani: ¡Martxelo, no te vayas!, ¡Martxelo, vuelve!? Iñaki Ezkerra, LA RAZÓN 6-3-03.

    “Lo que han hecho estos presuntos terroristas imputados en un procedimiento por colaboración o pertenencia a ETA en el caso Egunkaria es aplicar el manual de la organización terrorista que contempla denunciar falsas torturas. Ángel Acebes, Ministro español de Interior 26-2-03

    “Cuando los vascos leemos versiones políticamente correctas sobre la libertad de expresión con ocasión de la clausura judicial de Egunkaria, se nos hiela la sangre. ¿Es posible que los compatriotas de fuera del País Vasco sigan sin entender que la expresión última de ETA es el asesinato pero que para llegar a él la banda se ha instalado en instancias que aparentan respetabilidad? Quiero suponer que no se conocen los contenidos del clausurado diario”. (Jose Antonio Zarzalejos, Director de ABC, 23-2-03) .

    :”Lo de menos es que la sociedad Egunkaria S.A. editara un periódico. Si se hubiera dedicado a la fabricación de zapatos, el juez habría tomado la misma medida”. (Justino Sinova, EL MUNDO 24-2-03)

    “Salvo aquel arcipreste de Irun que cobijaba etarras en proceso de fuga, se habían limitado hasta la fecha a envenenar a los jóvenes de sus parroquias sin asumir los riesgos de la actividad terrorista. (…) Pero algo ha cambiado, y los presos etarras han recibido un premio inesperado. Entre los detenidos por colaborar con la ETA en el panfleto ‘Egunkaria’ figuran un franciscano y un jesuita. (…) Parece que Chema Auzmendi, además de redactor de escritos para el ‘Gara’ (…) es también colaborador de los terroristas. Ha sido detenido por algo más que opinar (…) Si se prueba su posible delito, al fin los etarras tendrán en la cárcel su capellán particular”. (Alfonso Ussía, ABC 25-2-03).

    “Es natural que Otamendi diga haber sido torturado. Eso está en los manuales más elementales de la acción terrorista”. (Manuel Martín Ferrand, ABC 5-3-03?

    ¡Para que se vaya conociendo quién es quién! ¡Hay medios y hay gente que son letrina en la vida!

    Toda esta gente ni ha pedido perdón ni lo pedirá nunca, y seguirá insultando, justificando la tortura y la vulneracion de derechos humanos, esparciendo su discurso del odio contra los pueblos sometidos por este estado, su cultura y sus gentes, eso es la democracia española.

  16. Zenon dice:

    Mírelos que contentos están con una sentencia de un tribunal español.

    ¿No será que está EVOLUCIONANDO como usted?

    Esos no Don Lucien… ¡¡Los tribunales!!

  17. Jorge F. dice:

    En otras épocas, alguno de esos “opinadores” habría tenido la dignidad de darse un tiro por la boca.

  18. Y hablando de Garzón, miren lo que LD publica sobre El País. Lo bueno de n medio recalcitrante como LD (no mucho más que El País) es que ayuda a desenmascarar al imperio PRISA, y ahí me encuentran:

    http://www.libertaddigital.com/nacional/el-pais-sobre-garzon-en-1994-de-la-politica-a-la-toga-como-con-franco-1276390122/

    No tiene desperdicio.

  19. @Jorge F.: hombre, debo decirle que para mí La AN es un tribunal que merece todo mi desprecio. En este asunto, en el fondo, cometo un pecado utilitarista: señalo una sentencia justa emitida por un juez con un mínimo de dignidad, pero no podemos olvidar que ese juez no hace más que deshacer el desaguisado creado por un compañero suyo en la misma AN. Todo esto no existiría si la AN no hubiese seguido la senda que en su momentoo marcó el antiguo TOP.

    Que conste mi profundo desprecio a la AN.

  20. Algunos saldráan repetidos, pero es una buena recopilación:

    Periodismo basura en el caso Egunkaria

    Héctor Juanatey
    En contraportada

    El lunes, 12 de abril de 2010, la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, presidida por el magistrado Javier Gómez Bermúdez, absolvía a los cinco directivos del diario Egunkaria, tras más de siete años acusados de pertenecer a la organización terrorista ETA. En concreto, el fallo, que desoye las denuncias presentadas por Dignidad y Justicia y la Asociación de Víctimas del Terrorismo, absuelve a Juan María Torrealday, presidente del Consejo de Administración del periódico, a los consejeros José María Auzmendi, Ignacio María Uría y Marcelo Otamendi, y al último redactor jefe del diario, Javier Oleaga, puesto que no hay ni una sola prueba que demuestre no solo que no pertenezcan a ETA, sino que, tal y como recoge la sentencia, “tampoco se ha acreditado ni directa ni indirectamente que el periódico Euskaldunon Egunkaria haya defendido los postulados de la banda terrorista, haya publicado un solo artículo a favor del terrorismo o de los terroristas ni que su línea editorial tuviese siquiera un sesgo político determinado”
    La sentencia completa del llamado caso Egunkaria queda perfectamente resumida en cinco párrafos que Ignacio Escolar publica en su blog. Sin embargo, vamos a lo que ahora nos atañe, y son todas aquellas cosas que en su momento se dijeron desde diferentes medios sobre el caso. Algunas de ellas salieron de boca o fueron escritas por periodistas reconocidos que no tuvieron el más mínimo reparo en acusar directamente a los directos de Egunkaria de terroristas tras el cierre de la publicación. Ayer, y gracias a los archivos y las hemerotecas, todos han quedado en entredicho.

    EN RADIO (audios difundidos por Javier Vizcaíno, periodista de la radio pública vasca y colaborador en el diario Público, que tenía una sección en la radio llamada Cocidito Madrileño donde recopilaba los comentarios más absurdos dichos en la radio. Para escuchar los cortes, pulsar sobre el nombre del tertuliano):

    Luis del Olmo – Onda Cero (20-02-03).- “En Euskadi están desmantelando a estas horas el aparato de captación de la banda criminal ETA, el diario Egunkaria. No sé si conocías este panfleto…” Tertuliano: “No tengo costumbre, pero sí sabía de su existencia. Yo creo que este es el tercer diario que tiene el independentismo vasco próximo a Herri Batasuna. Primero fue Egin, después creo recordar que estuvo Gara y, cierre tras cierre, ahora está Egunkaria”.

    Ramón Pi – RNE (20-02-03).- “Euskaldunon Egunkaria quiere decir El diario en vascuence”.

    Luis Herrero e Isabel San Sebastián – COPE (20-02-03).- “Egunkaria o Egunkaría… Pongámonos de acuerdo…” I. San Sebastián: “Egunkaría, Egunkaría dicen…” L. Herrero: “Yo siempre he dicho Egunkaria, porque nunca he visto la tilde, pero…” I. San Sebastián: “Es que en vascuence nunca se ponen tildes” L. Herrero: “Pues mira, una cosa que he aprendido”.

    Luis Herrero – COPE (20-02-03).- “Y me atrevo a decir una cosa más: me da igual dónde trabajen. Esta operación, en todo caso, es una buena noticia y como tal hay que saludarla”. (A continuación, entra el patrocinio anunciando esa información como la buena noticia del día).

    Alfonso Ussía – Onda Cero (21-02-03).- “Por lo menos, con Auzmendi, los etarras tendrán en la cárcel a su capellán particular”.

    A raíz de las denuncias de varios directivos de Egunkaria de haber sufrido torturas por parte de la policía, varios tertulianos decían en antena lo siguiente:

    Curri Valenzuela – RNE (25-02-03).- “Tú dime a mi qué periódico es un periódico cuyo director se inventa unas mentiras de este tamaño”.

    Curri Valenzuela – RNE (25-02-03).- “Cuando has dicho eso de que dice este etarra o lo que sea, o director de periódico, que le habían torturado obligándole a decir quinientas veces que España empezaba en Irún y terminaba en Algeciras, yo iba en el coche y he dicho yo en alto: ‘mira, quinientas veces, no, pero una o dos que lo tuviera que decir, tampoco le pasaba nada’, ja, ja, ja…”

    Román Cendoya – RNE (25-02-03).- “Y hoy estaba la radio pública vasca informando de que habían sido torturados… es que, sólo faltaría. Es que lo han pasado mal, es que han entrado entre barrotes. Faltaría más. ¡Esto es una cárcel!”

    Martín Ferrand – Onda Cero (26-02-03).- “De momento, la guardia civil ha salvado a uno de ellos. Es lo único que nos consta. El director del periódico que intenta suicidarse en el hospital donde está siendo atendido asfixiándose con la funda de la almohada no llega a consumar su acto destructivo. De manera, que le ha salvado la vida la guardia civil”.

    José María Calleja – Onda Cero (26-02-03).- “A este individuo locoide que ha tenido un amago de suicidio en el hospital… Este es de la cuadrilla de los coherentes poteadores que yo llamo. En el País Vasco hay un grupo de coherentes poteadores, que toman potes regularmente, o sea, por eso son coherentes. ‘Oye, han matado a uno. Joé, qué plan, ¡otro pote! Oye, han encarcelado a este… Oye, vamos a cenar.’ Hay gente a la que encarcelan y gente a la que asesinan, pero ellos toman potes todo el rato”.

    Manuel Antonio Rico – RNE (04-03-03).- “Yo lo de la bolsa, por un lado, no sé en qué consiste. ¿Qué es eso de la bolsa? ¿Alguien lo sabe, alguien ha sido torturado alguna vez?”

    Tertuliano sin identificar – RNE (04-03-03).- “Mire, hasta podía ser verdad, por qué no… Se le ha podido ir la mano… Pero mire, piénselo usted, pero no lo diga usted”.

    José Luis Balbín y Federico Jiménez Losantos – COPE (05-03-03).- J.L. Balbín: “A lo mejor había que entrar a analizar si es verdad que le hicieron repetir quinientas veces los límites de España, y si eso es tortura o no es tortura…” F.J. Losantos: “Eso sería un acto pedagógico, pero eso tampoco: lo niega el forense”.

    José María Calleja – Onda Cero (11-03-03).- “El señor Martxelo Otamedi, que es un etarra en comisión de servicios, que ha hecho una denuncia de presuntas torturas siguiendo el manual de los etarras y que, desde luego, el relato que ha hecho el otro día en El Mundo es el de un cobarde, que colaboraba con la propia policía. ‘Se me baja la venda de los ojos y yo le digo que se me está bajando la venda, que me la suban…’ ¡Es un cobarde! Con el Dodotis todo el día puesto, y a este individuo le hacen la ola en una iglesia, le hacen la ola en la universidad y le dejan que explique el mensaje de una persona que apoya los asesinatos. A ver si se enteran los señores de las universidades que le están aceptando, este señor justifica los asesinatos de ETA. Lo hace regularmente en las tertulias de la Radio Pública Vasca”.

    Isabel San Sebastián – COPE (26-02-03).- “Hay cómplices, presuntamente periodistas, como el señor Lapitz, subdirector de Deia, que se retrata con un ejemplar de Egunkaria en un acto absolutamente de respaldo terrorista, a un arma de la banda terrorista, como es ese presunto periódico”.

    Isabel Durán – RNE (Septiembre 03).- “En el País Vasco se ha cerrado un medio de comunicación. La realidad es que ese medio de comunicación estaba dirigido por ETA, se había nombrado por parte de la banda terrorista al director de turno… Hay pruebas absolutamente concluyentes de que ese medio de comunicación, su empresa editora, financiaba a ETA”.

    Román Cendoya – RNE (Octubre 03).- “Hay que sentir vergüenza de que se utilice un periódico como instrumento terrorista. Porque aquí, cuando se cerró Egunkaria, mucha gente dijo ‘¡Aaaah, un periódico!’ No, perdone, esto era un zulo. Esto era un instrumento de la ETA, esto era un arma tan arma como las pistolas, porque lo que es un instrumento de una banda terrorista es un arma”.

    Tertuliana sin identificar – Onda Cero (Enero 2004).- “Martxelo Otamendi, con un aspecto de haber regresado de unas vaciones en el Caribe, denunciaba torturas, siguiendo la orden de la dirección etarra conocida cualquiera que sepa lo mínimo sobre terrorismo, una orden que dice que todos los detenidos deben denunciar torturas”.

    José María Calleja – Onda Cero (Diciembre 2004).- “Hace tres días, a un periodista que es de ETA lo han recibido en el Congreso de los Diputados y le han hecho la ola”.

    Fernando Ónega – Onda Cero (Marzo 2005).- “Seguro que Otamendi nos dará una gran lección profesional sobre cómo ser periodista y, además, participar en una banda armada. Es una lección de ética que hasta ahora no nos habían dado”.

    EN PRENSA (Extractos sacados de los libros Mil coces contra la disidencia y Mil [y 2] coces contra la disidencia):

    Paco Llera – El país (08-03-03).- “Es sobradamente conocido que la red terrorista y sus mallas subculturales tienen tocada buena parte de nuestro tejido institucional y social, por no hablar de nuestra textura moral, mientras que el nacionalismo gobernante se dedica, irresponsablemente, a obstaculizar sistemáticamente su desentrañamiento y a encabezar movidas como la presente”.

    Fernando Fernández Savater – El País (05-03-03).- (En contestación a una carta de un grupo de escritores euskaldunes que publicó un artículo de protesta por el cierre del periódico Egunkaria, en el que no fue mencionado Savater). “A muchos nos hubiera gustado que, puestos ya a sonrojarse sin sonrojo, los firmantes hubieran expresado vergüenza propia por no haber hecho pública una queja como la de ahora ante tantas manipulaciones educativas, tele programas infantiles, maniqueos, korrikas, kili-kilis o bertsos escandalosos (de los que, sin duda, algo sabe Joserra Garzia) que, a lo largo de los años, han ido cimentando la falsa asimilación entre euskera y nacionalismo radical”.

    Germán Yanke – Libertad Digital (03-03-03).- “A Marcelo Otamendi (Martxelo, dice él en un idioma raro, que no es vascuence) le conozco hace tiempo. (…) Habrá quien crea todavía que estamos hablando de periodismo. El inocente soy yo, quienes sigan haciéndolo son patanes o malintencionados. Otamendi ha demostrado que no es sino un desgraciado agente de la dictadura etarra y, como sabe el juez Del Olmo, el custodio, en Egunkaria, de sus operaciones financieras. Está tan en el ajo terrorista que, sumiso y evasivo, sabe a quién acudir, como si siguiese leyendo el manual del terrorista: al amigo, a Ibarretxe, el que les financiaba”.

    Iñaki Ezkerra – La Razón (06-03-03).- “Por tener ese nombre lírico que, más que euskaldún, suena a dramón del neorrealismo italiano, a grito en blanco y negro de la Magnani : ¡Martxelo, no te vayas!, ¡Martxelo, vuelve!”

    Jose Antonio Zarzalejos – ABC (23-2-03).- “Cuando los vascos leemos versiones políticamente correctas sobre la libertad de expresión con ocasión de la clausura judicial de Egunkaria, se nos hiela la sangre. ¿Es posible que los compatriotas de fuera del País Vasco sigan sin entender que la expresión última de ETA es el asesinato pero que para llegar a él la banda se ha instalado en instancias que aparentan respetabilidad? Quiero suponer que no se conocen los contenidos del clausurado diario”.

    Justino Sinova – EL MUNDO (24-2-03).- “Lo de menos es que la sociedad Egunkaria S.A. editara un periódico. Si se hubiera dedicado a la fabricación de zapatos, el juez habría tomado la misma medida”.

    Manuel Martín Ferrand – ABC (05-3-03).- “Es natural que Otamendi diga haber sido torturado. Eso está en los manuales más elementales de la acción terrorista”.

    Alfonso Ussía – ABC (25-02-03).- “Salvo aquel arcipreste de Irún que cobijaba etarras en proceso de fuga, se habían limitado hasta la fecha a envenenar a los jóvenes de sus parroquias sin asumir los riesgos de la actividad terrorista. (…) Pero algo ha cambiado, y los presos etarras han recibido un premio inesperado. Entre los detenidos por colaborar con la ETA en el panfleto Egunkaria figuran un franciscano y un jesuíta. (…) Parece que Chema Auzmendi, además de redactor de escritos para el Gara (…) es también colaborador de los terroristas. Ha sido detenido por algo más que opinar (…) Si se prueba su posible delito, al fin los etarras tendrán en la cárcel su capellán particular”.

    Y ahora yo me pregunto, ¿nadie va a pedir explicaciones a ninguno de estos “periodistas”? Qué lástima…

    Fuente: http://www.encontraportada.com/2010/04/periodismo-basura-en-el-caso-egunkaria/

  21. mitxel dice:

    @Lucien de Peiro: ni siquiera se les va a pedir que rectifiquen.

    de hecho, ya andan a otra cosa, ahora justificando que las defensas jurídicas del entorno también son ETA.

    ¿es que no se dan cuenta que ni el mismo Franco llegó tan lejos?

  22. mitxel dice:

    por cierto, no sé si lo sabrán ustedes, pero la última de la última, es que la consejería de educación del gobierno golpista pretende que nuestros niños y niñas de la ESO recreen en clase un zulo de ETA, contruyéndolo con plástico negro y madera, se metan dentro e intenten “empatizar” con los secuestrados.

    en fin, le enviaré una carta a la consejera celá advirtiéndole que no pongan la mano encima de mis niñas, porque en ese caso aquí habría más que palabras.

    palabra-.

  23. sukoi-27 dice:

    @mitxel: Le secundo…. si meten a la guardia civil en las escuelas como ayer mismo hicierón… se comen algún mojito de 95 octanos!!

  24. sukoi-27 dice:

    @sukoi-27: hicierón¿?

  25. Red dice:

    @ostap: ¡Qué gracioso! Han reconocido su error. Por lo tanto, el sistema funciona. Si no lo hubieran reconocido, si el tribunal hubiera avalado el fallo anterior… quedaría confirmado que el juez tenía razón desde un principio y los reos son terroristas peligrosos que merecen estar presos… Por lo tanto ¡el sistema funciona!

    Qué divertido, una circunstancia y su contraria nos permiten demostrar lo mismo.

    Pues, en este caso, para llegar a la conclusión de que el sistema funciona, tendríamos que creernos lo siguiente:
    – El juez del Olmo dictó sentencia contra Egunkaria sin ninguna presión política. No tuvo nada que ver con José Maía Aznar.
    – El error, en efecto, fue un error, como todos cometemos. No persecución.
    – Este error ha sido reconocido con toda la celeridad que ha sido posible, de manera que la sentencia injusta ha causado el menor perjuicio a los acusados.

    ¿Se puede creer en un error cuando el supuesto error es tan evidente como muestra la sentencia publicada ayer? ¿Se puede creer todavía en la separación de poderes en este país? En fin, sí, se puede, pero se puede porque la conclusión (“El sistema funciona”) es un dogma aceptado de antemano.

  26. sukoi-27 dice:

    @Red: Oyga!! Si sigue así, además de aceptarle le vamos ha hacer Lehendakari….!!

  27. mitxel dice:

    @sukoi-27: oiga, ese puesto es mío.

    por cierto, ¿sabe que entre los detenidos ayer están casualmente los dos abogados de la familia de Jon Anza?

  28. Red dice:

    @sukoi-27: Me halaga, don sukoi…

    @mitxel: eso mismo iba a decirle a don sukoi…

  29. Indio dice:

    Pregunta: No había un proceso ante el tribunal de Estrasburgo por el caso de Egunkaria?

    Hay tantas cosas en este caso…nadie va a pedir perdón cuando realmente toda esta gente piensa que los tribunales son los medios y el TOP esta a su servicio.

  30. Indio dice:

    El sistema funciona perfectamente porque golpea y se defiende sin mas consecuencias. Es lo que hace que los que piensan que hay que defender a Garzon no se den cuenta que lo que hacen es defender un sistema que te tortura por hablar euskera o te entrulla por defender derechos humanos. Joder si funciona…

  31. ostap dice:

    “o te entrulla por defender derechos humanos.”

    Anda, como en Cuba. Algo bueno teniamos que tener, no?

  32. ostap dice:

    @Red:

    Pues que raro entonces, no? Que las mismas fuerzas que desaten la tormenta sean las mismas que la amainen por razones desconocidas. He leído por ahí Estrasburgo. Hablamos del mismo tribunal fascista y tal que ratificó la ley de partidos española y la calificó de “necesidad social para proteger la pluralidad política”????

  33. Red dice:

    @ostap: Sí, supongo que hablamos de Estrasburgo. Y no es tan raro, oiga. Al fin y al cabo, ya han conseguido que, durante siete años, no se publique ese diario, y como no es fácil poner en marcha un proyecto así, probablemente han conseguido borrar un diario en euskera del mapa para siempre. ¿Para qué más? Revocando ahora la condena, se adelantan a Estrasburgo, ese tribunal facha que podría haber dicho “oigan, somos tan fachas como ustedes, pero en esta ocasión se han canteado en demasía, incluso para unos fachas como nosotros”.

  34. ostap dice:

    En efecto, todo es fascismo.

  35. Red dice:

    @ostap: No, no todo es fascismo. Yo, por ejemplo, soy tan poco fascista que no cierro medios de comunicación porque no están escritos en la lengua del Imperio. No torturo ni miro para otro lado cuando se tortura con el argumento de que “son consignas de ETA” (qué curioso que nadie haya revisado sus opiniones al respecto ahora que sabemos que no hay ningún motivo para pensar que los detenidos tuvieran nada que ver con ETA). No prohíbo partidos políticos… en fin. A mí puede registrarme, que no va a encontrar ni un gramo de fascismo.

    Y así, mucha gente.

    Lo malo es que los fascistas son poderosos. Por eso pueden cerrar medios de comunicación, torturar y tolerar la tortura, prohibir partidos políticos…

  36. ostap dice:

    “Por eso pueden cerrar medios de comunicación, torturar y tolerar la tortura, prohibir partidos políticos…”

    Anda, como en Cuba.

  37. Red dice:

    @ostap: Anda, un agumento.

    Ah no, no lo es. Suponiendo que su comparación sea justa…

    ¿y qué?

  38. mitxel dice:

    @Lucien de Peiro: no le entiendo.

    mis niñas van a la pública, por supuesto.

    no soy tan irresponsable como para dejarlas en un privado, con las cosas que se oyen…

  39. @mitxel: es que la cosa está muy tensa con la parroquia del cuello blanco como para que venga usted diciendo esas cosas, que de todo habrá, de todo habrá.

    Mire, ahora que dice eso de los colegios, resulta que una persona que conozco, una mujer que acaba de ser madre, me comentaba hoy que a su niño lo piensa matricular en Viaró, un centro escolar ubicado en los alrededores de Sant Cugat del Vallés. Ella dice que ni en pintura, ni en broma envía a su hijo (cuando toque) a la escuela pública. Aquí se me han juntado dos cosas:

    1. Me entristece profundamente ver hasta donde nos han conducido las políticas educaticidas (supongo que entiende este ‘palabro’ que acabo de sacarme de la manga) de las diferentes administraciones que hemos padecido, al menos en Catalunya, desde la Central hasta la Autonómica, señalando al PSOE y el PP en la primera y, fundamentalmente a CIU en la segunda, aunque el PSC se está cubriendo de gloria últimamente con su nueva reforma que no sé a dónde nos llevará pero que ya cuenta con el rechazo de la mayoría de profesionales del sector.

    Estos p… políticos han protegido a la escuela concertada y a la privada dejando a su suerte a la escuela pública, y eso no tiene perdón de quien quiera imaginarse. Es intolerable. Se han cargado la escuela pública, que vive tiempos de zozobra, de ahí que muchos padres prefieran buscar algo más “selecto” o “exclusivo”, apartando a sus hijos de supuestas chusmas. Claro, para muchos padres el problema no es la clase política, que tanto daño ha hecho a la escuela sino de la chusma que se mezcla con sus hijos. No hace falta que siga.

    2. No sé si tiene noticia o lo sabe, pero Viaró es un exclusivo centro escolar de la Obra, ya sabe, la del beato Escrivá, ese que tiene una plazoleta en Milán (lo digo porque la vi un día paseando por el centro de aquella ciudad).

    En resumen, que cuando me ha dicho lo de Viaró (y piense que no es una persona con grandes recursos económicos, de forma que si quiere esa educación “selecta” para su retoño, tendrá que hipotecarse) me he quedado de piedra. Por eso me anima pensar, en definitiva, que usted tiene las ideas claras en ese terreno, como por otro lado estaba seguro.

  40. ultimolunes dice:

    La asociación manos limpias tiene entre sus miembros fundadores a Piedad Aguirre (y Gil de Viedma). En vez de dedicarse al ropero parroquial o a otras actividades menos comprometidas decidió dedicarse a eso. En cualquier caso esa gente tiene pasta, todos sus miembros, ya sea via subvención o por su casa. Son gente con nombre y apellidos y pisos embargables y algún abogado que no esté detenido debe quedar en Euskadi… verde y con asas.

    @mitxel: menos mal que los imaginativos docentes no les hacen empatizar con los pobres (en el sentido de que carecen de propiedades y bienes) de Haití, sinó le entierran a las niñas. ¡putos cafres!

  41. sukoi-27 dice:

    @ultimolunes: Verde y con asas??….Los pikolos??
    No son los docentes, pobrecillos, son los golpista!!

  42. mitxel dice:

    @ultimolunes: no de ideas, don último, no les de ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.