“Estamos aquí reunidos, porque los países llamados desarrollados no cumplieron con su obligación de reducir los gases de efecto invernadero en Copenhage. Si estos países hubieran respetado el protocolo de Kyoto, y se hubieran acordado de reducir sustancialmente sus emisiones dentro de sus fronteras, esta conferencia ho huniera sido necesaria. Cuando hablamos del pollo, del pollo que comemos, está cargado de hormonas femeninas. Por eso los hombres, cuando comen este pollo, tienen desviaciones en su ser como hombres. Tenemos dos caminos: muere el capitalismo, o muere la made tierra. Vive el capitalismo o vive la made tierra. Por supuesto, hermanas y hermanos, aquí estamos por la vida, por la unidad y por los derechos de la madre tierra…”

En resumen, que se acaba el mundo, pero antes todos maricas. No es manipulación, sino transcripción rigurosa de las palabras dichas por ese prohombre del socialismo del siglo XXI que es Evo Morales. Y en mi descargo he de decir, que he obviado señalar que en un momento determinado, el pueblo trabajador se descojona del compañero Evo. Aún así, supongo que seré convenientemente recriminado por mis posiciones reaccionarias a sueldo de cualquiera menos de Moscú, y doy por hecho que Rodolfo Serrano ya tiene lo menos siete artículos en los que se explica como un actor ha doblado a Evo, para hacerle decir lo que no dijo, porque en realidad no es ni un desvergonzado ignorante, ni un homófobo.

Lo que es yo, ya no pruebo el pollo, no sea que me desvíe.

También habla sobre el tema don Javier Mesonero, don Adrian Vogel y don Txema Ruiz.

Tagged with →