Vaya por Dios

Posted · 73 Comments

A Sueldo de La HabanaPor don Lucien de Peiro

Eran aproximadamente las 10 de la mañana del pasado Sábado. Estaba un servidor desayunando unas galletas, que mojaba en leche fría, cuando sonó el timbre de la puerta de mi domicilio. No son horas a las que uno espere visitas, pero me levanté, caminé unos pasos hasta el recibidor y abrí la puerta. Dos señores perfectamente trajeados, repletos de esa pastosa amabilidad que a uno siempre le hace sospechar, me pedían unos momentos de atención. No recuerdo sus primeras palabras, tan sólo recuerdo al único de ellos que, de hecho, abría la boca en el momento de extraer, de una maleta que llevaba colgada de su hombro derecho, unos ejemplares de la revista Atalaya.

―¿Qué coño he hecho para que me visiten tan a menudo los Testigos de Jehová?― pensé en aquel instante. El hombre estaba empezando a hacer su discurso prefabricado cuando decidí soltarle el mío, porque yo también dispongo de discursos prefabricados si la situación lo tercia.

―Disculpen― le interrumpí― creo que es necesario que les hable de mi postura sobre Dios antes de que continúe. No quisiera hacerles perder el tiempo.

Estaba el testigo, de Jehová y de mis palabras, abriendo la boca, a punto de replicar, de decirme algo cuando, sin apenas tiempo para que un servidor paladease lo que iba a decir, que ya había situado en la punta de mi lengua, continué, casi sin pensarlo, como se hace con los discursos prefabricados, sólo que mi discurso, que quizás parezca prefabricado, ha sido cuidadosamente reflexionado antes de ponerlo en práctica:

―Verán, soy agnóstico. No creo en Dios, aunque considero en un nivel similar de superstición a los que lo niegan categóricamente, sólo que ellos, los ateos, llevan más de 2000 años acertando y sus oponentes, los creyentes, llevan más de 2000 años equivocándose. Es imposible que ambos tengan razón, y desconozco a ciencia cierta quién de ellos la tiene, pero de momento, si nos quedamos con lo que sabemos, nada, absolutamente nada indica que Dios exista más allá de la pura y dura superstición humana. Ni unos han demostrado su existencia, ni los otros su no existencia, pero ¿tiene sentido intentar demostrar algo provocado por los que afirman lo contrario? El ateo no ha mostrado su afirmación sobre la no existencia de Dios en primera instancia, sino que ha reaccionado ante los que sin pruebas ni lógica afirmaban lo contrario, de modo que no tiene porqué justificarse. Filosóficamente considero más coherente al agnosticismo, pero técnicamente soy ateo, porque las afirmaciones de los creyentes no han superado jamás el estadio de la metafísica y, en cierto modo, negar la afirmación del creyente en base a la negación de la misma es ateísmo y, además, lógica, racional y filosóficamente plausible―.

Estas palabras no deberían hacer temblar necesariamente los cimientos de la fe de nadie, pero sí que deberían provocar un reacción inmediata en cualquiera que intentase practicar el proselitismo con quien las pronunciase: desistir. Recuerdo en estos momentos al padre F.C. Copleston tratando de convencer a Bertrand Russell de la existencia de Dios agarrándose al argumento metafísico de Leibniz llamado “de la contingencia”, replicado por el filósofo británico desde la imposibilidad de concebir a un ser necesario, y es que la discusión racional, lógica y filosófica sobre la existencia de Dios termina pasando, en el caso de los creyentes, por algo tan poco racional, lógico y filosófico como la fe (1). La fe no es exportable ni universalizable. La fe no puede servir en una discusión lógica y racional sobre Dios, porque no hay forma de demostrarla con palabras, de modo que no tiene sentido debatir con quien utiliza la fe como argumento. La fe, de estar fundamentada en la existencia de Dios, no se puede convencer ni demostrar: simplemente se siente o se manifiesta, cuestiones que han de quedar entre los “agraciados”, pero que son insultantes en términos puramente racionales, entendida la razón como objeto de digresión y profundización lógico-verbal. (2)

El único testigo de mis palabras y de Jehová que abría la boca no pareció tomarme muy en serio y siguió erre que erre con su rollo, a mi juicio innecesario tras lo que le había dicho. Decidí probar otra vía: la desacreditación de su Dios, vía que supone por mi parte partir de una ficción, la de dar por sentada la existencia de Dios, por aquello de profundizar en las propias contradicciones de la misma. Le hablé de algo demostrado: las manipulaciones de la Biblia que los Testigos de Jehová han hecho del original griego, adaptando las Sagradas Escrituras a sus intereses, pero mi interlocutor lo negó rotundamente. Entonces les pedí que esperasen un segundo y me fui a buscar un libro de Pepe Rodríguez con el que enseguida regresé (3). Abrí el libro al azar y me encontré con un curioso fragmento que les leí inmediatamente. Para que nos situemos, Pepe Rodríguez habla en dicho fragmento de la consideración que la mujer merecía para Dios en el antiguo testamento y en un momento dado, centrado en un largo pasaje de Números (Nm 31, 1-54) que merece ser leído, nos habla de las durísimas órdenes que Dios le da a Moisés en un momento dado:

Maten, pues, a todos los niños, hombres, y a toda mujer que haya tenido relaciones con un hombre. Pero dejen con vida y tomen para ustedes todas las niñas que todavía no hayan tenido relaciones (Nm 31, 17-18)

Como concluye Pepe Rodríguez sobre dicho fragmento:

La palabra de Dios evidencia aquí su enseñanza: ante las mujeres de los vencidos, asesina a las madres y secuestra y viola a las hijas, que esto es lo mandado por el altísimo (4).

Aquí toqué un punto débil, puesto que la cosa empezó a descontrolarse para mis “Testigos”. El que no decía ni “mu” continuaba callado (creo que en ningún momento dijo nada) y su cara mostraba cierto interés por lo que yo decía, más que nada porque, tras unos pocos minutos, sus ojos estaban abiertos como platos. El otro, el que llevaba la voz cantante, empezó a descomponerse: lo primero que me dijo fue que no podíamos interpretar a la ligera los textos bíblicos, que no es fácil entender lo que dicen, que es necesario llegar hasta el fondo de lo que allí está pasando para poder comprender la actitud divina. Obviamente, le manifesté que el trato dado por Dios a la mujer es una prueba más que evidente del contexto histórico en el que ese conjunto de libros fue redactado. Le dije con creciente acritud, aumentando progresivamente la severidad de mis palabras, que no había por donde coger la actitud divina. Le dije que dios no podía estar sometido a las coyunturas de la historia, que Dios, de existir, tendría que estar por encima de la historia, porque dios (entiendo) está por encima de todo y de todos, y la constante discriminación de la mujer a lo largo y ancho de las Sagradas Escrituras evidencia la inconsistencia de las mismas como fuentes de la palabra divina.

En un momento dado, ante mi creciente y pétreo acoso verbal, y reconozco que lo acosaba porque no estaba dispuesto a que se fuera por los cerros de Úbeda, no iba a consentir que desviase la atención, me habló del pecado original, de la condición pecadora de los seres humanos, ante lo que elevé el tono y con total contundencia le recordé que en ese fragmento el mismísimo Dios ordenaba el asesinato indiscriminado de niños, que eso era absolutamente intolerable, injustificable, que no cuadraba con las enseñanzas que pregonan los siervos de Jesús y hasta el propio Jesús, que no casaba con la supuesta misericordia cristiana, claro, es cierto, porque Cristo no tuvo la culpa de tener por padre a un genocida. Noté que iba a replicarme y continué: ―¿Le parecería bien que justificase al que mata a un inocente? ¿No es eso lo que usted hace? ¿Acaso se atreve a discutir la inocencia de una criatura? ¿Qué salvajada es ésa del pecado original como justificación de la crueldad divina? ¿Qué Dios es el que actúa de un modo tan infame?―.

La reacción de aquel hombre estuvo a la altura de sus circunstancias. En primer lugar me dijo que llevaba más de 30 años estudiando la Biblia, que yo no era nadie para darle lecciones de lo que los textos bíblicos decían o dejaban de decir, y se fue definitivamente por la tangente, tratando de desviar la atención a la desesperada, cuando, señalando el libro que un servidor llevaba en sus manos, dijo: ―Seguro que ese tal… ¿cómo se llama?… Pepe Rodríguez… Seguro que ese Pepe Rodríguez está a favor de que se mate a un niño mediante el aborto y…―. Ya no dijo nada más sobre el asunto, porque quité el freno de mano. Le dije que eso no lo sabíamos, que estábamos allí para hablar como personas adultas, y que había que centrarse en lo que teníamos entre manos. Le dije que lo que Pepe Rodríguez pensase sobre el aborto era puramente circunstancial y que en nada afectaba al corpus bíblico ni a lo que allí estábamos discutiendo, que lo escrito en la Biblia estaba para quien quisiese leerlo, negro sobre blanco, y que cualquier otra consideración ajena a dicha realidad estaba de más. Sus siguientes palabras fueron ―bueno, gracias por su tiempo; nos tenemos que ir―, mientras me tendía la mano con evidentes signos de irritación. Se la estreché, a él y a su mudo acompañante, y sentí una satisfacción (vana, lo reconozco) al conseguir que un fundamentalista de tomo y lomo huyera con el rabo entre las piernas porque no tenía nada que decir ante las evidencias que le había mostrado.

Desde La Habana me preguntan: ¿no te has planteado de una vez por todas formar parte militante de comunidad atea y dejar apartado el soso agnosticismo que profesas? Mi respuesta es que debo ser coherente. Desconocemos muchas cosas, las respuestas a muchas preguntas que los seres humanos nos hemos hecho desde que tenemos capacidad de raciocinio. Quizás debamos plantearnos si tiene sentido continuar persiguiendo esas respuestas, que me atrevo a calificar de inalcanzables, utópicas. Respeto a los ateos por su lucha frente a la superstición religiosa pero no termino de comulgar con los que, de buena fe, responden a la superstición afirmando algo que tampoco puede ser demostrado (5).

Notas:

(1) “La existencia de Dios”, debate entre Bertrand Russell y el padre F.C. Copleston, S.J., extraído de “Por qué no soy cristiano”, de Bertrand Russell. Edhasa; Colección “Los libros de Sísifo” (1999), pp. 253-292.

(2) Conviene aclarar un punto. Cuando hablo de racionalidad, de lógica y de coherencia, estoy hablando de términos incompatibles con la fe. Sin embargo, para muchos fundamentalistas que se arropan en discursos teológicos y pseudo-filosóficos de tres al cuarto, la fe se puede explicar racionalmente. Es por eso que debo precisar lo que significa para un servidor el empleo del término “racional”.

La constatación racional de la existencia de la fe que, aparentemente, nos llevaría a la constatación racional de la existencia de Dios, debería poder sostenerse del mismo modo que, por ejemplo, se sostiene la constatación racional de la existencia del presidente de los EEUU, el señor Barack Obama. A Obama no lo he visto en mi vida personalmente. Todo lo que sé de él me ha llegado a través de medios de comunicación de todo pelaje, pero jamás lo he “constatado” con mis propios, personales e intransferibles medios.

A pesar de eso, la demostración racional de la existencia de Barack Obama como presidente de los EEUU se puede mostrar nítidamente o, al menos, parece indudable que se puede hacer. Para ello, por ejemplo, deberíamos constatar la existencia de los aparatos, soportes o cosas que los ciudadanos utilizamos para recibir las informaciones que nos hablan de dicho presidente. A continuación tendríamos que constatar, comprobar o demostrar la existencia de las fuentes de emisión de esas informaciones, la existencia de los medios. Eso debería llevarnos hasta el origen de las citadas informaciones, pesquisa que seguramente nos conduciría a los periodistas o corresponsales que las consiguieron. Podríamos comprobar la veracidad de las imágenes o documentos gráficos que supuestamente retrataron en algún momento a Obama y, finalmente, llegando hasta la Casa blanca si fuese necesario, podríamos (otra cosa son las dificultades materiales para conseguir tal cosa) conocer personalmente al presidente de los EEUU. Cabe pensar que un tiempo prudencial a su lado debería bastar para confirmar su identidad. Las barreras que impiden o dificultan semejante percal son puramente físicas, materiales, políticas o legislativas. En definitiva, es una cuestión puramente humana, entendiendo a los seres humanos desde su inequívoca existencia física, sin que ello sea óbice para respetar otros ámbitos de existencia del ser humano.

Como habrán podido comprender fácilmente, demostrar la existencia de Dios es materialmente imposible, aunque filosóficamente he planteado un discurso en esta nota altamente esquemático, lo que me permite prever que no faltarían voces críticas (y sensatas) que lo pusiesen entre paréntesis. No obstante, incluso aceptando que algunos (o muchos) sean capaces de invocar demostraciones ajenas a este pseudo materialismo que estoy defendiendo, hay que considerar que el proceso que me llevaría a comprobar o constatar la existencia del presidente de los EEUU es un proceso que todos los seres humanos están en disposición de verificar, cosa que no sucede con el proceso que, supuestamente, me llevaría a demostrar la existencia de Dios, entre otras cosas (no únicamente) porque la fe no es extrapolable, lo que significa que no es generalizable, universalizable, absoluta. Estoy planteando la diferencia entre realidad y superstición. La realidad es todo aquello que de forma absoluta y universal es constatable por cualquiera sin distinción. Alguien objetará (con agudeza) que un ciego rompería esta definición de realidad, pero si de algo se aprovecha la realidad, es de las múltiples formas de acceder a ella. Incluso aceptando limitaciones de percepción de la realidad en según que casos, habría que recordar que en el pleno uso de sus facultades físicas y mentales, la fe es subjetiva y en absoluto universalizable, mientras que el presidente de los EEUU es incontestable e innegable. Ahí, en esta idea, subyace la diferencia entre fe y realidad.

(3) “Los pésimos ejemplos de Dios según la Biblia”, de Pepe Rodríguez. Ed. Temas de hoy (2008).

(4) Pepe Rodríguez: op.cit. pp. 117-119.

(5) Que conste que me refiero a la creencia en la existencia de un ser superior en general, de un dios, un ente o lo que sea, y no tanto ante los dogmas religiosos conocidos, que son absolutamente insostenibles.

73 Responses to "Vaya por Dios"
  1. Manda güebos Don Lucio, que cojones que tiene usted. Aguantar a estos pesados y meterles semejante rollo ya es pa nota….

    Supongo que cuando salieron de su puerta tuvieron que ir a un SPA para lavar y limpiarse todas aquellas intoxicaciones que su discurso les hubiera podido causar.

    Y bueno, me cambiaré el nombre a AGONOSTICO – ATEO – ROJO – MASON

    huuuummmm o quizás, DIOS NO EXISTE, Y QUIZÁS NO HAYA EXISTIDO NUNCA

    Meditaré sobre ello.

    Saludos
    (vaya palo… pobres testigos).

  2. Vayapordios dice:

    Hace tiempo que a mi no me vienen a visitar, lo cual es de agradecer, pero sí, son un coñazo. A mí me recuerdan a una versión “educada” de las incursiones evangelizadoras en el “Nuevo Mundo”, y digo educada porque ellos por lo menos no le sacan a uno la espada para imponérselo.
    De todos modos, hay algo difícil siempre en estos debates religiosos. Es decir, usted, como indica y como, por otra parte, cualquier persona con dos dedos de frente haría, rebate las ideas de estos testigos dando hechos, argumentos racionales. Sin embargo, ellos le rebaten a usted dándole argumentos que no son racionales sino que son dogmáticos, exclusivos de la fe. Ellos siempre podrán acogerse a la defensa de “sus creencias” (es que eso de que sean suyas no me lo creo), por muchos datos demoledores que se les pueda dar. El ejemplo claro creo que es algo que seguramente nos haya pasado a todos, un creyente siempre esgrimirá en algún momento el argumento de “demuéstrame que Dios no existe”. Como lo demostramos? Cómo se le hace entender a una persona que respira dogma que quien tiene que demostrar la existencia de sus creencias es ella? Difícil asunto.
    Por eso creo que, aunque da gusto darles en la cara con los hechos, ellos no sacarán nada de ello, simplemente se limitarán a pensar “yo sé más sobre la biblia que usted y no me va a enseñar a interpretar la palabra de Dios”.

    P.D.: y espero que las galletas fueran campurrianas, que ya que le cortan el desayuno, por lo menos que se le quede regusto agradable.

  3. mitxel dice:

    toco madera, pero hace tiempo que por aquí no pasan ni los testigos de jehová ni los del círculo de lectores.

    una par de cosas don lucien: no se puede poner a la misma altura a un ateo y a un creyente. El ateo es racional, no podrá nunca demostrar lo que no existe porque precisamente no existe.

    si yo le digo que soy dios, y que esto del don mitxel solo es para dspistar, ¿me cree?
    ¿por no creerme se pone usted a la misma altura de un creyente en múltiples y diversas supersticiones?

    pero si nos centramos en religiones en concreto, el cristianismo en particular dus diferentes versiones (la católica, los protestantes, los testigos de J…) sí podemos demostrar que el tal jesucristo no era dios, lo podemos acreditar en cualquier juzgado, y cualquier jurado imparcial nos daría la razón.

    1. el cristianismo copia mitos y religiones antiguas, ergo es un plagio.
    2. Jesucristo no resucita al tercer día (clave dle cristianismo) porque por clavarte unas horas en la cruz nadie moría. Al contrario, la tortura del imperio duraba una buena semanita…

    3. cristo no es cristiano, sino judío, es decir, un no creyente del copón bendito que , por otra parte, nunca dice ser dios, cosa que sólo se proclamará siglos después.

    y podríamos seguir aportando evidencias hasta que cualqueir ser racional concluya que, efectivamente, este es un cuento oriental.

    lo dicho don lucien, no me compare a los ateos con los creyentes, no hay ni punto.

  4. @mitxel: Si señor, me ha gustado.

    Decido pues, que me vuelvo a llamar como antes, ATEO-ROJO-MASON y na de mariconadas de medio pelo, o se es o no se es…..

  5. Vayapordios dice:

    @mitxel:

    Efectivamente es un cuento oriental y algunas teorías indican que Jesús no era más que uno de los cientos de supuestos mesías que pululaban por Palestina en la época, sólo que a él le decidieron creer porque además tenía un poder de convocatoria especial.
    Sobre lo de la cruz, efectivamente, no se moría al cabo de 3, 6 ó 9 horas como indican las distintas versiones del propio Nuevo Testamento, sino que se terminaba muriendo de asfixia después de días de estar colgado. El mito de la resurrección es un cuento chino que, si se demostrase que es mentira (después de 2000 años iba a estar difícil) derrumbaría el cristiandad.
    Aunque la cuestión de la fe no es solo propia del cristianismo aunque a nosotros, por razones obvias, es lo que más nos afecta. El problema de la fe es común a todas las religiones y todas las fes son igual de irracionales. No se puede luchar contra ello, sólo el tiempo, que siempre termina desacreditando la fe, es el que podrá ponerla en su sitio.
    También la fe es algo propio del ser humano, como modo de explicación para las incógnitas que tenemos y nuestras lagunas de conocimiento. Que se sepa, los animales no tienen fe, aunque quien sabe, y por lo tanto, es algo inherente al ser humano y, creo, que es algo muy difícil de erradicar por ese mismo motivo.
    Los que nos declaramos ateos, lo hacemos negando la fe que se nos ha inculcado, porque hemos hecho un esfuerzo mayor para plantearnos la fe y sus dogmas. Sin embargo, ese esfuerzo adicional que hacen los ateos para racionalizar las creencias y eliminarlas en caso de ser inválidas, no es algo que sea inherente al ser humano como sí lo es la propia fe y no es algo, por lo tanto, que se pueda esperar que haga todo el mundo, porque no es lo más “natural”, desde el punto de vista puramente instintivo.

    He dicho.

  6. mitxel dice:

    @ATEO-ROJO-MASON: pues ya sabe, si ve a un agnóstico, a darle dos hostias…. aunque sea don lucien.

  7. mitxel dice:

    @Vayapordios: vamos a ver, es propio de los humanos buscar respuestas y, cuando estas no llegan, ver cristos u ovnis por todos lados. No se lo niego.

    Pero las religiones tales como las conocemos y las concebimos no son consustanciales al ser humano, sino que son sistemas de dominacion, en un principio códigos jurídicos, ya sabe, no matarás, no robarás, no te beenficiarás a la mujer dle vecino… sí, sí, a la mujer, porque son sistemas de dominación, nada que ver con la búsqueda de respuestas vitales.

    por ejemplo, las tribus aborígenes de la recién descubierta américa no tenían religiones propiamente dichas, no tenían un dios, un bien y un mal, sino que era un sistema de creencias, te morías y tu espíritu viajaba a aquella montaña y poco más….

    luego, don vaya, están los gilipollas , es decir, aquellos que sustituyen nuestra fe verdadera por el dalai lama, la reencarnación, los ovnis, la bruja lola, etc.

  8. @mitxel: a mí las ostias, con turrón duro, por favor, pero sin bendecir.

  9. Bueno, de momento no comento a fondo lo que dicen porque me parece más que razonable. Don ATEO-ROJO-MASON, nocambie su nombre. Piense, como de hecho ya ha dicho, que el ateísmo es necesario como herramienta de choque frente a la intolerancia religiosa y el dogma creyente. Eduardo HAro Tecglen, al que seguía con fruición cuando aún compraba El País, dijo una vez que agnosticismo no era más que un eufemismo de ateísmo. Discrepé, pero no me pareció decabellado. En el fondo, la discusión entre ateos y creyentes surge de un pronunciamiento creyente, de modo que los ateos se limitan a reaccionar frente a una sinrazón, o que no necesariamente conlleva afirmar categóricamente nada más que la incoherencia y el irracionalismo creyente. Sobre plantearse si hay algo más allá, debe darse por entendido que no se puede decir nada y, de hecho, ¿interesa? Por eso considero que el que es ATEO no tiene de nada de lo que avergonzarse, faltaría más.

  10. Vayapordios dice:

    @mitxel:

    Sí, lo consustancial al ser humano es la fe, no las religiones, ahí estamos de acuerdo. Aunque la codificación de la moral y las normas, también se podrían considerar consustanciales al ser humano, dado que siempre hay ciertas jerarquías en nuestra sociedad y que también son inherentes a los hombres (como especie no sexo). Que esa codificación esté ligada a la fe, también se podría considerar inherente porque, ningún creyente de ninguna religión permitiría dentro de su propia orden que nadie actúe en contra del código ético marcado por su Dios….o eso se supone, porque luego los instintos animales se terminan imponiendo.
    Me pilla usted con demasiadas preguntas en la retaguardia y muchas dudas sobre si ciertas cosas son o no son inherentes al ser humano, y mucho me temo que para darle respuestas a todas íbamos a necesitar a un par de filósofos, 3 ó 4 psicólogos y algún que otro antropólogo.

  11. mitxel dice:

    @Vayapordios: y jesucristo atrae gente como muchos otros predicadores o profetas. A falta de tele o el grupo vocento, aprenden trucos de magia con los que simular curaciones, etc. Incluso convierten el agua en vino, al contrario que don ateo….

    y finalmente se producen dos hechos fundamentales para que el cristinaismo acabe de convertirse en la religión oficial del imperio, uno de tipo personal y otro político.

    el emperador constantino pilla a su mujer en la cama con su propio hijo (que era hijo de constantino pero no de la señora de constantino), y loco de ira se carga a su vástago.

    la amdre dle emperados, santa elena, que debía ser una víbora del opus, andaba todo el día rezongando por palacio: ay hijo mío, has matado a mi nietecito, pero mira cómo has perdonado a esa zorrona.

    claro, así todo el día, hasta que constantino decide cargarse también a la parienta, sumergiéndola en un baño de agua hirviendo.

    es lógico que al emperador, por bruto que fuese, le carcomiesen los remordimientos, y cuando tiene conocimiento de que la nueva religión de los cristianos lo perdona todo, pero todo, con solo decir, coño, cómo me he pasado, lo lamento, pues eso, que se hace cristiano.

    y aunque sigue manteniendo ritos paganos, terminará por adoptar la nueva fe como oficial y obligatoria en todo el imperio, en busca de una unión política que salvase aquello de la irremediable caída que acabó por sumergirnos en la edad media, ya sabe, la edad de oro de las religiones, esa tan añorada por rajoy y los inquisidores de la audiencia nacional…

  12. mitxel dice:

    @Vayapordios: no, no, no necesita usted a nadie, me tiene usted a mí.

  13. mitxel dice:

    @Lucien de Peiro: pues ya no le damos dos hostias, ala.

  14. Vayapordios dice:

    “@mitxel:

    @Vayapordios: y jesucristo atrae gente como muchos otros predicadores o profetas. A falta de tele o el grupo vocento, aprenden trucos de magia con los que simular curaciones, etc. Incluso convierten el agua en vino, al contrario que don ateo….

    y finalmente se producen dos hechos fundamentales para que el cristinaismo acabe de convertirse en la religión oficial del imperio, uno de tipo personal y otro político.

    el emperador constantino pilla a su mujer en la cama con su propio hijo (que era hijo de constantino pero no de la señora de constantino), y loco de ira se carga a su vástago.

    la amdre dle emperados, santa elena, que debía ser una víbora del opus, andaba todo el día rezongando por palacio: ay hijo mío, has matado a mi nietecito, pero mira cómo has perdonado a esa zorrona.

    claro, así todo el día, hasta que constantino decide cargarse también a la parienta, sumergiéndola en un baño de agua hirviendo.

    es lógico que al emperador, por bruto que fuese, le carcomiesen los remordimientos, y cuando tiene conocimiento de que la nueva religión de los cristianos lo perdona todo, pero todo, con solo decir, coño, cómo me he pasado, lo lamento, pues eso, que se hace cristiano.

    y aunque sigue manteniendo ritos paganos, terminará por adoptar la nueva fe como oficial y obligatoria en todo el imperio, en busca de una unión política que salvase aquello de la irremediable caída que acabó por sumergirnos en la edad media, ya sabe, la edad de oro de las religiones, esa tan añorada por rajoy y los inquisidores de la audiencia nacional…”

    Estamos de acuerdo en todo eso, no hablo sólo de religión cristiana, hablo de la fe, en general. La fe me parece poco racional, pero la religión cristiana en general y viendo su paso a lo largo de la historia, aparte de asesina me parece repugnante y cínica.

  15. Vayapordios dice:

    @mitxel:

    A usted le tengo eh….suena sexy…jajajaja

  16. mitxel dice:

    @Vayapordios: sí, pero no mirando a la meca, oiga,

  17. Vayapordios dice:

    @Lucien de Peiro:

    Usted leía El Peís!!!! Hereje!! Sacrílego!! Ateo!!!!

  18. Vayapordios dice:

    @mitxel:

    Con que mire a Cuenca me conformo, bribón!

  19. mitxel dice:

    joé, ya no puedo más con mi éxito.

  20. sancho dice:

    Don Lucien: corrobora una vez más mi sensación de que es usted más brillante que el sosete de Don Ricardo. Brillante entrada, pardiez, busquese un hosting propio y vuele libre no vaya a ser que la tibieza le invada.

    Sin embargo me deja usted de piedra con el trastabilleo este del agnosticismo, pero ¿que me dice? Por Dios, no deje que le confunda la pesada carga de la sociedad religiosa que nos oprime.

    Veamos:

    1) los ateos no negamos la existencia de Dios. Eso seria antiteismo. Y no es eso, no, las divinas criaturas por lo pronto no nos dan tanto trabajo. Sencillamente consideramos que dado que no hay pruebas de la existencia de algo ese algo debe ser considerado, hasta nuevo aviso, inexistente. Ni más ni menos. En ese sentido…

    2) … lea por ejemplo al gran Dawkins, el suele sortear esta habitual trampa dialectica señalando que el cree que Dios es altamente improbable. Simplemente. Hasta queda elegantemente educado. Es algo parecido a la tetera que daba vueltas a la tierra de Rusell. Altamente improbable, ¿no?. Y, ojo, Dawkins está considerado, y el mismo se reivindica, como un ateazo recalcintrante. Pero es más,…

    3)…, piense por un momento: ¿Se declara usted agnostico respecto a la existencia de Superman o de Santa Claus? ¿Es usted un agnostico de los triangulos cuadrados? ¿de la planitud de la Tierra?. Pues entonces, ¿porqué hacerlo ante Dios?. Ve como eso del agnosticismo es una trampa de la sopa religiosa en la que nos movemos.

    Liberese, hombre, liberese y ateicese

    Ramen!

  21. @Lucien de Peiro: Si claro Don…

    Si solo era ironia…. ya habrá visto que en ningún momento mi cabecera ha cambiado.

  22. @mitxel:

    Bueno, alomejó les invito a vino.

    En un pueblo cerca del mio hacen vino pa los judios, alomejo los agnosticos y yo hacemos negocio…., eso si, sinó quieren les meto dos yoyas en toa la boca……

  23. @mitxel: @Vayapordios: HOY GAN, que aquí no se viene a ligar…

    Per ver ti dos…. conyo..!!

  24. @sancho: sin duda usted estaría en aquella línea de Haro Tecglen en la que defendía que agnosticismo era un eufemismo de ateísmo. Lo cierto es que no puedo rebatir lo que ha dicho.

    En cuanto a lo de volar libre, lejos de las garras de Don Ricardo, sepa que me debo al Politburó del Partido Comunista de Cuba, que me paga unas emolumentos absolutamente pornográficos que me obligan a aguantar a este insidioso moscovita que se aprovecha del oro sangrado por los defensores de la libertad.

    La pela es la pela, ya sabe.

  25. @sancho:

    los ateos no negamos la existencia de Dios. Eso seria antiteismo. Y no es eso, no, las divinas criaturas por lo pronto no nos dan tanto trabajo. Sencillamente consideramos que dado que no hay pruebas de la existencia de algo ese algo debe ser considerado, hasta nuevo aviso, inexistente. Ni más ni menos. En ese sentido…

    No se crea, yo llevo el ateismo hasta en mi nick, pero le aseguro a usted que si algún dia aparecieran pruebas de que dios existe, seguiria siendo ateo.

    Saludos

  26. mitxel dice:

    ah bueno, es que si dios existe, le doy dos hostias.

  27. Vayapordios dice:

    Nuestra naturaleza perversa y endemoniada, instigada por la voces del maligno no nos deja entrever lo clara y pura que es la vida monacal, sin lujos ni lujurias, sin hechos impíos que nos alejen del sendero que el señor tiene dictado para nosotros como hijos suyos que somos…caemos en las manos del demonio, en las garras de mil jaurías de perros….

    ….dí demasiadas clases de catequesis me parece a mí….

  28. mitxel dice:

    @Vayapordios: usté no dio ninguna.

    usté se quedó con todas.

    en cualquier caso hablamos de la no existencia de dios, que la del maligno está más que comprobada. Se llama Fidel castro.

  29. Vayapordios dice:

    @mitxel:

    JAJAJAJAJAJAJ

    Pues el otro día, y no quiero hablar de Cuba, que conste en acta, escuche un chiste a Buenafuente haciendo de “Eufemio”, que precisamente versaba sobre el maligno. “Fidel Castro se muere (hipotéticamente siemrpe por supuesto eh!) y en su funeral se acerca un cubano a Raúl y le pregunta: Oye Raúl, ¿quien esta siendo enterrado con Fidel? A lo que Raúl contesta: Nadie, ¿por qué? y dice de nuevo el cubano: No, porque en la esquela ponía “Ha fallecido Fidel Castro y con él se ha ido una buena persona”

    jajajajaaj

    Y no, no me las quedé, pero me estoy leyendo “El nombre de la Rosa” y estoy de Ubertino hasta los cojones jajajaja

  30. @Vayapordios:

    Desde el agnosticismo al frente popular ateo:

    A Cristo (alias JC) según las escrituras (medio poco de fiar como fuente todo sea dicho) lo detienen los cuerpos y fuerzas de seguridad de la organización política Judía (me ahorraré los chistes), posteriormente lo azotan con un látigo , le ponen una corona de espinas, le hacen cargar la cruz durante un trayecto bastante largo y siendo un objeto bastante pesado (de hecho da muestras de un severísimo agotamiento físico pues obligan a una persona a ayudarle a transportarla), lo clavan en ella y cuando está a punto de estirar la pata le clavan una lanza en el costado (de cuya herida ,según las escrituras ,sale agua porque sangre no le queda).

    Oigan ustedes, si diéramos por cierto la versión de las escrituras, tras un proceso de tortura previo, un esfuerzo muy considerable, una tortura posterior, y el emplazamiento en un costado de una lanza por un soldado romano standar, yo creo que lo que sería la demostración de que realmente era el hijo de dios es que no hubiese muerto, o eso ,o que era terminator y que skynet mandó a otro terminator para que robara el cuerpo. Por si alguien quiere más detalles:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Crucifixi%C3%B3n_de_Jes%C3%BAs#Detalles_de_la_crucifixi.C3.B3n_de_Cristo

    Amen que según wikipedia la muerte iba de varias horas a días según el método:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Crucifixion#Causas_de_Muerte

    Salud!
    PD: Por supuesto siempre que tomemos como base de discusión las escrituras, cuidado con analizar racionalmente lo que no lo es.

  31. Vayapordios dice:

    @Gonzalo Caro Sagüés:

    También habrá que tener en cuenta que ese mismo calvario lo sufrían todos los condenados a crucifixión y que absolutamente todos terminaban muriendo de asfixia debido a la postura en la que el pecho termina hundiéndose. Respecto a la herida de lanza, existen explicaciones sobre que el vinagre que se le puso en la herida ayudaba a su curación amén de los diversos ungüentos que José de Arimatea le dio a Jesús durante y después de la crucifixión.
    Pero bueno, tampoco voy a cuestionar las creencias cristianas desde el punto de vista analítico de las escrituras sino, en todo caso, si son o no, como fe que son, algo racional o no. Existen muchas pruebas para saber que las escrituras o mienten o edulcoran lo sucedido, partiendo de la base de que los textos que no gustaron a la Santa Madre Iglesia directamente fueron eliminados.

    Un saludo

  32. Red dice:

    @mitxel: No joda, si usted es Dios… de cabeza al infierno que voy. Mejor sigo siendo ateo…

    @Vayapordios: ¿De verdad que no quiere hablar de Cuba? ¿En serio? ¿Ni un poquito?

    Venga, va, hablemos de Cuba…

  33. Vayapordios dice:

    @Red:

    Nooooooo, por favoooooooorrrrrrrrrrrr!!!!!!!!!!!!!!!! Existe más paises en el mundo, lo juro!!!! Inlcuso más dictaduras!!!!!!

  34. Red dice:

    Don Lucien, últimamente no me visitan estos tipos, pero cuando vivía en EEUU no paraban. Me dijeron un truco para quitármelos de encima: “tú di que eres católico”, me dijeron.

    Y yo dije: bue, es una mentira que no hace daño a nadie… y lo puse en práctica.

    ¡Y funcionaba de maravilla! Cuando les decía que no creía en Dios, se podían pasar horas tratando de sacarme de mi error… pero si les decía que era católico, se retiraban enseguida, un poco acojonados. ¡El papa impresiona un huevo! Pobres…

  35. fhku dice:

    En primer lugar quiero contarles mi método para despachar a los testigos de jehová y demás ralea. Les digo: — Yo soy satánico mecagüendiosssss— poniendo cara de loco (que me sale muy bien). Oigan, mano de santo.

    Y lo segundo es compartir con ustedes un blog que tengo lleno de citas bíblicas, como la que nos pone Don Lucien, entre otras grandes frases del pensamiento avanzado.
    Ahí les va: http://ultimoaliento.wordpress.com/

  36. sukoi-27 dice:

    @fhku: Yo tenía un colega que usaba su método…. incluso se hizo un tatuaje horrible con una estrella de cinco puntas pa acojonarlos….
    Joder no me han dejado nada…. ya está dicho todo… Ah !! No, falta decir que Ares a denunciado a cristo por denunciar torturas de los cipayos judios!! Y no se si denunciará a su compañero de partido….

  37. mitxel dice:

    @Gonzalo Caro Sagüés: no amiglo, repase el libro, del lanzazo salió sangre y aguam, es decir, que le tocaron la pleura de forma superficial, una herida que no es mortal.

    la cosa es que josé de arimatea (miembro del sandedrín y amigo de la familia esta, es decir, de José, no un humilde carpintero, sino el carpintero del templo -además nunca ha habido carpinteros humildes, pida usted presupuesto para empotrar un armario), soborna a la soldadesca para que le desciendan de la cruz, y se lo lleva al huerto (no me haga chistes que si al final es dios, nos fríe), donde lo entierra en su tumba familiar.

    los soldados que lo custodian son a su vez sobornados (la iglesia siempore ha tenido muchas pelas) y el tío dice que desaparecen. Pero poco después la magdalena lo ve y no lo reconoce confundiéndole como el hortelano del huerto, pues jesus va disfrazado precisamente de hortelano, que tenían sus propias formas de arreglarse y vestirse ne la judea de aquellos años.

    tampoco lo reconoen camino de emaús dos de sus mismos apóstoles, hasta que a buen refugio les hace un guiño partiendo el pan y se caen del guindo. jesús va camino del exilio, donde permanecerá durante un tiempo hasta que la guardia civil se olvide.

    pero lo dicho, en la cruz no murió.

    (por cierto, creo que su tumba familiar ha aparecido no hace mucho, y aunque no se promociona mucho un reportaje sobre el tema, al parecer es eso, la tumba de dios).

  38. mitxel dice:

    @Red: en el infierno tiene usted chicas, sustancias nocivas y de todo. No le faltará de nada.

  39. mitxel dice:

    @fhku: usted aproveche el verano para ir tostándose.

    eso que tendrá adelantado.

  40. @ATEO-ROJO-MASON: @mitxel: en eso coincidimos, porque hay que ser muy infame para existir y permitir lo que permite. Más vale que no exista, que no respondo de mis actos.

  41. @Vayapordios: pero rectifiqué, por eso sé que se pueden superar tantísimos prejuicios y errores que nos dominan.

  42. @mitxel: no mente a Fidel, que le meto, leches!

  43. MatarNOes1derecho!!!! dice:

    Bibi,
    ¡VIVE!,
    ¡Y DEJA VIVIR!.,
    VIVA LA MADRE QUE TE PARIÓ, AIDO.
    VIVA LA MUJER QUE NO TE INTERRUMPIÓ VOLUNTARIAMENTE DURANTE SU EMBARAZO!
    ¡¡¡No a la violencia de género;
    También NO a la VIOLENCIA DE EDAD!!!
    MATAR NO ES UN DERECHO:

    Se puede estar a favor o en contra del futbol, de Las Meninas de Velázquez o de la “interrupción voluntaria del embarazo”, lo que no se puede negar, gustándote o no el futbol, es que el futbol es un deporte, que Las Meninas es una pintura, y que la “I.V.E.” es MATAR. La finalidad de este comentario no es que tanto que cambies tus gustos y preferencias dejando tu postura necrófila y apostando por el vitalismo, sino que NO DESCONOZCAS la realidad, el sustrato material, la base de fondo, el presupuesto de partida verdadero y real a partir del cual te posiciones como en buena gana te venga: QUE ROMPER UN EL A.D.N. NUEVO Y ÚNICO RECIÉN FORMADO POR FUSIÓN DE ÓVULO Y ESPERMATOZOIDE, ES MATAR. A partir de ahí, toma partido por lo que te parezca: defender la vida en abstracto y en concreto, en una posición vitalista, activa, positiva, o atacarla.
    Con la nueva ley matar no va a ser obligatorio; pero es que matar nunca fue un derecho, nunca fue justo, ni con los romanos, ni con los nazis, ni con los Castro, ni con una ley vigente ni con la próxima ley, por mucho que los manipuladores se emperren en disfrazarlo como “derecho” para confundir con la oscuridad a las personas.
    Si alguien te dice “ojalá te hubieran abortado”, te ofendes, porque sabes que te está deseando la muerte.
    Lo que es descabellado es que una IDEOLOGÍA NECRÓFILA esté ocupando el Parlamento y Gobierno (y parece que también desbordando la república asaltando una vez más el Judicial), y nos esté llevando decidida y abiertamente a apostar por la MUERTE y el asesinato de los humanos más indefensos de todos, los que están en las barriguitas de sus madres.
    Es deprimente saber que tengo compatriotas tan cobardes como para intentar justificar la premeditación y alevosía que conlleva el ASESINATO de menores.
    Igual que la ley de la gravedad no se puede cambiar por mayorías parlamentarias, donde hay un ser humano es imposible negar su existencia por igual mayoría parlamentaria. Cuando los parlamentarios que defienden este GENOCIDIO SILENCIOSO estén cerca de la muerte, habrán de saber que sobre sus espaldas pesan miles de VIDAS SESGADAS por la avaricia y codicia socialista. Millones de mujeres que han matado, se han arrepentido amarga y desconsoladamente cuando más tarde han sido conscientes del CRÍMEN al que el MOVIMIENTO ANTIVITALISTA les han achuchado a cometer.
    Si zETAp no mató (gracias a Dios) a sus 2 preciosas hijas, ¿por qué nos invita a que los demás sí matemos a nuestra propia sangre?
    El ABORTO es la
    DESPENALIZACIÓN,
    LEGALIZACIÓN,
    AMPARO JURÍDICO O DERECHO SUBJETIVO
    AL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA.
    El PARTIDO NECRÓFILO en el Gobierno nos quiere vender la moto de que MATAR es un derecho. Un derecho de la mujer. MATAR no es un derecho, sea cual sea la edad de la VÍCTIMA, y sea cual sea la edad del ejecutor.
    Es lamentable que sea considerado una “conquista social” el hecho de despenalizar el ASESINATO por cuestión de la edad de la víctima. ¿La próxima “conquista social” cual será, despenalizar el asesinato de los mayores de 60 (¿disfrazándolo bajo el eufemismo ”derecho a la muerte digna”?) porque no son 100% productivos?.
    Esto es PROGRESAR, con todas sus letras.
    Esto es lo que nos prometían con su IMPLEMENTACIÓN DEL SOCIALISMO.
    Esto son las “conquistas sociales” de zETAp, un mejor matar.
    Este es el preámbulo de la decadencia y de la Camboya socialista:
    MATAR, MATAR, MATAR, MATAR, MATAR (y la tentativa de ASESINATO SILENCIOSO MASIVO es tan burda que ni la contínua PERVERSIÓN DEL LENGUAJE de la que la RELIGIÓN NECRÓFILA hace gala puede esconder esta vez sus crueles e intrínsecas intenciones).
    Y es que es necesario alzar la voz por aquellos que por circunstancias de la vida, aún no pueden dejarse oir, y que tal vez nunca les dejen ver la luz del sol, pese a que ya han nacido a la vida.
    El hecho de que se hayan perpetrado abortos en la clandestinidad o en Londres o en Paris o en Calcuta o en clínicas-chekas no exculpa ni justifica nada de nada. ¿Porque alguien mató en Londres yo ahora voy a facilitar que se mate en España?. ¿Porque allí no respetan la vida, nosotros nos rebajamos a su bajeza?. El egoísmo humano no tiene límites. Es mejor desembarazarse de la persona que crear unas estructuras sociales de apoyo a la madre embarazada, mayor y mejor educación sexual y subvenciones a las familias menos pudientes económicamente. Supondría calentarse más la cabeza, entretanto, las clínicas-chekas cada vez mas enriquecidas y los partidarios del aborto miserablemente sentados sobre más cadáveres.
    ¿Y por qué no aborto con carácter retroactivo?
    Si hombre, es muy sencillito. Como madre, yo me puedo arrepentir de haber tenido un hijo, que me ha salido socialista por ejemplo. ¿Por que cambiarle el nombre y llamarle asesinato?
    Curioso el empeño que ponen muchos en su afán por despenalizar la muerte por cuestión de la edad de la víctima, cuando todos ellos pasaron a su vez por el estado de adolescente, niño, y el de embrión antes que éstos.
    Me gustaría saber si muchos de los que aquí hablan, seguramente PADRES, ABUELOS O HERMANOS, son capaces de mirar a los ojos a sus personitas cercanas y queridas y decirles que su conciencia estaría tranquila en el caso de haber decidido en su momento ELIMINARLOS (y encima con una ley que les amparara y que ellos mismos apoyaron).
    Incluso a la PROFETA DE LA MUERTE (y vergüenza de su madre), la señora ministra Bibiana Aído, le deseo lo mejor, y me partiría la cara porque a ella nunca la hubiesen podido MATAR mientras estaba ya viva en la barriguita de su madre. Igual que ella, todos los que vienen por detrás también tienen el DERECHO A VIVIR!!!!
    Sentados los NECRÓFILOS en Consejo de Ministros, recuerdan la Última Cena, pero no la de la piedad y la misericordia, sino la de la avaricia y la PLANIFICACIÓN DE LA ELIMINACIÓN SISTEMÁTICA POR LA EDAD DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA, una última cena satánica, en la que no se corta el pan y el vino sino pequeños huesecitos y frágiles membranas celulares DE VIDA HUMANA (Conferencia de Wannsee, Solución Final, 20 enero 1942).

    Descorazonador ver a las socialistas Aído y Pajín celebrando como hienas, o mejor dicho, como socialistas (las cosas por su nombre), la promoción del aborto (eufemismo que esconde, para confundir, la despenalización del asesinato por cuestión de la edad de la víctima).

    ¿Por qué los socialistas ponen tanto empeño en que los demás,
    especialmente los más desfavorecidos,
    matemos, y matemos a nuestros hijos?

    “Un judí­o, independientemente de su edad, claro que es un ser vivo; ahora bien, no puede afirmarse que sea un ser humano, no hay base cientí­fica para ello”. Adolph Hitler; zETAp del III Reich. Año 1939

    “Un feto de 13 semanas es un ser vivo, pero no puede ser un ser humano porque eso no tiene ninguna base cientí­fica”. Bibiana Aido. Ministra de Igualdad del Gobierno de España. Año 2009.

    ¡Qué le vamos a hacer, prácticamente toda la gente que se manifiesta a favor de la despenalización del asesinato por cuestión de la edad de la víctima, se autoproclama de izquierdas!

    Otros sectarios reaccionarios intentan argumentar (la consigna del Partido, cuales tontos útiles serviles al Poder, amoldando su razón a la doctrina del Amo) la despenalización del homicidio por cuestión de la edad de la víctima con cosas como éstas:
    -que si en Roma no estaba mal visto…
    -que si con Franco se iban pa Londres…
    -que si Aznar no defendió la vida como debiera…

    ¿Y a mí qué me cuentas?.
    Con Roma, con Franco, y con Aznar, abortar es matar.
    No promovamos el asesinato porque otros ya lo hicieron (de hecho, a mi entender, Aznar y todo el PP deberían pedir perdón por rebajarse a la altura de los socialistas manteniendo el crimen legalizado del aborto; cómplices de la izquierda por no derogar la manifestación más evidente de la izquierda: la despenalización del homicidio por cuestión de la edad de la víctima).
    Ahora que somos conscientes de la realidad material de los hechos, a la luz de la ciencia, DEFENDAMOS LA VIDA!!!!

    No hace falta ser católico para respetar la ciencia y defender la vida. ¿No es ciencia que un espermatozoide o un óvulo por separado son una cosa, y que ambos combinados son otra muy distinta?
    Dogma cruel es repetir hasta la saciedad que eso que la evidencia científica muestra como vida humana, no lo es.
    Doctrina antihumanista es profetizar la doctrina de que se puede pactar sobre lo que es vida y sobre lo que no. Igual que no se puede cambiar por decreto ley la ley de la gravedad, tampoco qué es vida y qué no lo es no se puede cambiar por decreto ley.
    Hay necrófilos quienes en su ignorancia atacan a los vitalistas acusándoles de no defender los huevos de gallina fecundados; allá los necrófilos que se ponen a la altura de las gallinas, y denigran voluntariamente su dignidad y amor propio a la altura de los bichos. Pero por favor que no usen esta excusa para intentar justificar (lo imposible de justificar) el asesinato de otro, y menos aún de uno que no ha nacido y no puede defenderse de la brutalidad como un adulto sí que puede hacer.
    Otros sectarios acuden a ideas cavernarias para reaccionar contra la vida; aluden a que “hay demasiados vivos”, o que “muchos de los vivos padecen situaciones de hambre, pobreza…”, de tal modo que si se les mata, ya no tendrán la posibilidad de sufrir – tampoco la de vivir, eso se lo callan hipócritamente en sus necrófilas ansias por alcanzar el “derecho a matar” –; si esa es la solución, apliquemos consecuentemente la máxima “muerto el perro se acabó la rabia”: encendamos el “dispositivo del día del juicio final”, la bomba sucia de cobalto 59 (véase “Teléfono Rojo: Volamos Hacia Moscú “ Stanley Kubrick 1964; Mutual Assured Destruction (MAD)El Secreto de Zara); mientras tanto, los necrófilos podían ir dando ejemplo en su lucha contra la supuesta “superpoblación” interrumpiendo voluntariamente sus propias vidas como mejor entiendan.
    Allá usted, señor/a socialista con su conciencia si puede cargar con la complicidad moral de apoyar la DESPENALIZACIÓN DEL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA. Yo seguiré prestando mi voz a aquellos a los que aún no la tienen y que tal vez no le dejen nunca alcanzarla, porque usted, como yo, igual que una vez fuimos adolescentes, es más, mocosos de pocos años, aún antes de todo eso fuimos fetos de apenas un segundo de vida (recién concebidos).
    Matar al vecino porque hace ruido no es un derecho, y matar al indefenso porque no se le puede ver la cara, tampoco es un derecho.
    Yo creía que después de 2 Guerras Mundiales, y varios regímenes totalitarios de varios colores pero idéntica esencia criminal, ya habíamos aprendido a valorar la vida humana.
    Saludos esperanzados en que cambie de postura, señor/a socialista.
    Basta con conocer el dato de que el concebido ya está vivo. No dejes que te confundan con artimañas como que esa criatura es inviable: si a ti o a mi nos sacan de nuestro espacio natural, el aire libre, y nos sumergen en el agua o bajo tierra, o nos abandonan sin oxígeno más allá de la atmósfera terrestre, también nos convertimos en inviables para la vida (por cierto, luego le dan caña a los católicos con el tema de que siempre están con los ricos. Pues no se yo qué beneficio económico puede obtener esa Iglesia de defender la vida).
    Todo parte de “La Gran Estafa” (Eudocio Ravines): Ahí radica la trampa Wyoming-iana, el embaucamiento Gabilondiano, la perorata ”bienintencionada” de LA SECTA, la razón de SER del seudo lenguaje más radiofónico, la SANTILLANA (a modo de Santo y Seña) de los profetas de los ”mira que lo hago por tu bien”, la kantilena kultureta de los intelektuales de ”a tanto el kilo de seudoperiodismo-pelíkula manipuladora y oskurecedora”, derrochadores de derechos(-trampa) a lo largo y ancho de la geografía peninsular, esa perversión del lenguaje, esa neolengua 1984ntera, ese derecho-trampa de 3ªgeneración que confunde el sentido común de los sufridos trabajadores, la que pervierte el sentido de las cosas, la que convierte los puros conceptos en ”conzzettos pepiño-blanqueros-ferrazianos” (de cuyos conzzettos concienzudamente reniego a incluirlos en mi vocabulario), la que a base de mil repeticiones (Lenin: ”una mentira mil veces repetida hasta la saciedad machaconamente sobre la cabeza del obrero hasta que la tenga por verdad”) asienta como verdad un dogma indemostrable (o según se mire, bien demostrable en los extensos gulags fascistas, siberianos, maoístas, castristas, mussolinianos… en las amplias bolsas de pobreza y desempleo de las socialdemocracias, en la falta de republicanismo y democracia en las Repúblicas Democráticas Socialistas, en los Cortijos, en los Señoríos y demás kacikadas universitarias de provectos hombres de infinitas ansias de paz y progreso), la que rebaja a los hombres a comebocadillos-subeautobuses-meneapancartas-agitabanderas-repiteconsignas-apaleadisidentes-vendetuculoytuconcienciaporcuatrodurosqueademássontuyos (léase “Rebelión en la Granja”), la que asienta la doctrina de la masa informe y de la anulación de diferencias entre los individuos, la que conforma el sentir de los hombres sobre premisas malintencionadamente falsas, falseadoras, ocultadoras de datos relevantes (joder, la dictadura perfecta, ya la quisieran para sí Largo Caballero, Pablo Iglesias, Sabino Arana, la Nelken, Chancho Guevara, Salvador Allende, Pilar Bardem, Carrillo y Josu Ternera entre otros profetas de las chekas del Bienestar –léase “Un Mundo Feliz” de Aldous Huxley).
    La ciudadanía mundial y la española en particular debe alzarse en urnas, tomar las urnas, aprovechar su OPORTUNIDAD, seguir por el camino que ATENAS y sus griegos a duras penas abrieron y en gloriosa, inmortal e imperecedera herencia nos dejaron, revolucionarse cívicamente (no mediante el Terror, no mediante el Socialismo), y RECUPERAR LA PROPIEDAD DE SU DESTINO PARTICULAR, DE SU INDIVIDUAL BÚSQUEDA DE LA PROPIA FELICIDAD empezando quizás por recuperar su poder en los entes locales, ese sería un buen primer paso.
    Ya está bien de provincionalismos y de aupar a las públicas magistraturas a los más catetos, cínicos y gusanos desperdicios de la sociedad, rebajándonos con ello al nivel de suciedad, o en el mejor de los casos al de zoociedad.
    Cuando la CIENCIA nos ha demostrado que que ADNs FUSIONADOS es ya un ser humano, eliminarlo equivale a MATAR.
    No entiendo a cuento de qué este ataque dogmático y cerril de la religión socialista contra la religión católica que defiende la vida frente a la necrofilia.
    Un espermatozoide será ”una potencia” (moralmente considerado).
    Pero ADNs FUSIONADOS son una realidad que ningún decreto ley ni ninguna mayoría parlamentaria pueden cambiar, del mismo modo que así no se puede cambiar la ley de la gravedad.
    Conceder al aborto la categoría de derecho equivale a DESPENALIZAR EL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA, por mucha buena intención que se diga que hay de trasfondo. También los nazis partían de una buenaintención para sus congéneres arios cuando decretaron por ley considerar infrahombres a los judíos y eliminables.

    Y pese a que muchos como tú, socialista, seguís apoyando la LEGALIZACIÓN DE LA MUERTE POR DISCRIMINACIÓN DE LA EDAD, yo y muchos más seguiremos ofreciendo nuestra voz a los más indefensos para que nunca tengas la facultad de ELIMINARLOS del mismo modo que nadie tuvo derecho jurídico a ELIMINARTE a ti, un PRO-LEGALIZACIÓN DEL HOMICIDIO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA, cuando aún eras embrión. Me alegro mucho de que a pesar de tus ANSIAS NECRÓFILAS nadie tuviera en su momento la facultad de eliminarte, y de que estés VIVITO Y COLEANDO y ojalá con SALUD.
    Los nazis también legalizaron la INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DE LA VIDA DE LOS JUDÍOS Y LOS GITANOS, y no por ser legal fué menos despreciable.
    Síntoma de la confusión a la que nos inducen es que con nuestro propio dinero robado en forma de impuestos, nos lo devuelvan en forma de migajas y condicionado a RENOVAR EL COCHE, O EL FRIGORÍFICO, y cosas así, y en cambio la única ”ayuda” que se les da a las madres es MATAR a las criaturas que llevan dentro, convertir su seno en CAMPOS DE CONCENTRACIÓN LEGALIZADOS (véase “Paracuellos-Katin” de Cesar Vidal). Un poquito de por favor…
    Lo que nos preguntamos muchos ingenuos es porqué se desea despenalizar el asesinato de los humanos que aún no han salido del útero, mientras que asesinar a humanos que llevan 5 días, 5 meses o 50 años fuera del útero sí que está penado por la ley civil.
    Es trágico que cuando la ciencia nos ha demostrado que ADNs FUSIONADOS son ya un SER HUMANO, las doctrinas de la muerte se aferren a dogmas necrófilos para facilitar la muerte de un indefenso.
    Yo como mujer puedo hacer lo que me venga en gana, pero desde luego bajo ningún concepto y bajo ninguna excusa (ni siquiera una violación, qué culpa tiene ese SER de haber sido concebido a la fuerza) tengo la facultad de matar al SER HUMANO que llevo en mi vientre, de igual modo que no puedo matar a ninguno de los SERES HUMANOS que son mis vecinos.
    No existe ningún derecho a matar, diga lo que diga la Iglesia Católica, o la Mahometana, o la Socialista o la Progresista o la Hebrea o…
    Un millón de personas han sido asesinadas legalmente desde 1985 en España. Nos vamos acercando a las cifras de los nazis con los judíos, de los turcos con los armenios, de los socialistas contra los demás, para los que matar también estaba legalizado, pues al igual que los necrófilos consideran hoy al hombre en etapa de feto como un infrahombre, los nazis también consideraban a los morenos, a los judíos, a los negros, etc, infrahombres y por tanto eliminables. Los arios tenían el ”derecho a la interrupción voluntaria de la vida de los demás”.
    No entiendo la inquina con la que se le trata al que defiende que matar no es un derecho a favor de nadie.
    Me la trae al pairo lo que diga el Papa de Roma, el Papa de Ferraz o el Papa de La Meca.
    Si yo considerara el tema del aborto algo trivial no pondría empeño en manifestar mi postura.
    Y el núcleo en que se basa mi argumentación, yo se lo aclaro: un átomo de hierro no deja de ser un átomo de hierro porque 350, o 45.000.000 de personas digan que ya no es hierro. Se le podrá cambiar de nombre. Pero mientras es hierro, es hierro, y no otra cosa. La voluntad del hombre no transmuta la realidad de las cosas. Esto es, se podrá llamar jurídicamente al asesinato como “derecho a interrumpir voluntariamente (encima voluntario) el embarazo”, pero si resulta que “eso” que se rompe no es un cáncer sino una vida, eliminarla en llanamente matar. Trágico error que por una torpeza estemos matando a mansalva y nos hallamos convertidos en matarifes masivos por razón de actitudes viscerales, sectarias, cerriles, acríticas, acientíficas, dogmáticas, intolerantes, irracionales y excluyentes.
    Una decisión de un parlamento cualquiera no crea o quita la naturaleza de las cosas; si la vida nace tras la expulsión del feto del útero, entonces abortar no es nada; si la vida nace en la semana 13, abortar antes tampoco es nada; y si la vida nace con la fusión de ADNs, entonces abortar equivale a matar.
    A la luz de la ciencia, de la que no disponían los antiguos, observo que adquirí individualidad propia en la concepción, y no antes, ni después. Por eso defiendo la vida de los demás del mismo modo que otros antes que yo no acabaron con la mía.
    También hay cavernícolas que huyen de la razón e intentan justificar la DESPENALIZACIÓN DEL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA amparándose, intentando justificar ante sus propias malas conciencias en que se lleva realizando desde hace mucho tiempo, o que fueron “otros” los que lo iniciaron, o cosas por el estilo. Errar es de humanos, pero cuando se cae en la cuenta de que algo se está haciendo mal y no se corrige por empecinamiento visceral-sectario, PERSEVERAR EN EL AFÁN NECRÓFILO ES CRIMINAL.
    Se puede estar a favor o en contra del futbol, de Las Meninas de Velázquez o de la “interrupción voluntaria del embarazo”, lo que no se puede negar es que el futbol es un deporte, que Las Meninas es una pintura, y que el “I.V.E.” es MATAR. La finalidad de este comentario no es que tanto que cambies tus gustos y preferencias, sino que NO DESCONOZCAS la realidad, el sustrato material, la base de fondo, el presupuesto de partida verdadero y real a partir del cual te posiciones como en buena gana te venga: QUE ROMPER UN EL A.D.N. NUEVO Y ÚNICO RECIÉN FORMADO POR FUSIÓN DE ÓVULO Y ESPERMATOZOIDE, ES MATAR. A partir de ahí, toma partido por lo que te parezca: defender la vida en abstracto y en concreto en una posición vitalista, activa, positiva, o atacarla.
    El caso es MATAR, a cualquier precio, INSULTANDO, DENIGRANDO, y ATACANDO al que defiende la vida, al vitalista. Seguir con la MUERTE hacia adelante, con CONTUMACIA, a cualquier precio. Cuando no estaba desprotegida la vida, los necrófilos estaban reivindicando la DESPENALIZACIÓN DEL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA todo el día. Y eso era democrático, legal y estaban en su derecho. Ahora que hacen lo mismo los vitalistas, ya no les parece tanto, incluso tienen la cara de decir que es provocación. Hay que ser cínico, mezquino y deshonesto para usar esa doble vara de medir.

    Una vez más, se pone en evidencia la máxima antihumanista:
    ¡¡¡SOCIALISMO O MUERTE, VALGA LA REDUNDANCIA, VALGA LA REPUGNANCIA, VALGA LA REBUZNANCIA!!!

    ¡Aído, Pajín!: ¡No sois hienas, sois socialistas!

    ¡Qué le vamos a hacer, prácticamente toda la gente que se manifiesta a favor de la despenalización del asesinato por cuestión de la edad de la víctima, se autoproclama de izquierdas!
    Si abortar no es matar, el canibalismo es gastronomía, y la limpieza étnica una acción humanitaria.
    Bibi,
    ¡VIVE!,
    ¡Y DEJA VIVIR!.
    VIVA LA MADRE QUE TE PARIÓ, AIDO.
    VIVA LA MUJER QUE NO TE INTERRUMPIÓ VOLUNTARIAMENTE DURANTE SU EMBARAZO!
    VISCA LA MADRE QUE NO TE ABORTÓ, BIBIANA!
    VISCA LA PERSONA QUE NO TE MATÓ, AÍDO!
    ¡¡¡No a la violencia de género;
    También NO a la VIOLENCIA DE EDAD!!!
    MATAR NO ES UN DERECHO!!!
    Una vitalista.

  44. mitxel dice:

    @MatarNOes1derecho!!!!: usted es la prueba viviente de que el aborto debiera legalizarse incluso con caracter retroactivo.

    ustedes quieren niños y bien sabe ratzinger para qué.

  45. sukoi-27 dice:

    @MatarNOes1derecho!!!!: Deje de gritar y adopte cien o doscientos niños que van a durar un telediario… Menos berrear y mas hacer!! Por cierto si quiere contribuir en el buen mantenimiento de dos criaturas mi nº de cuenta es…1324 54 6436 64373928463736 …se lo aqradeceremos con lo mejor de la huerta bizkaina!! Solo Francos suizos…

  46. mitxel dice:

    @sukoi-27: ¿solo francos suizos?

    uy, mucho mejor los francos españoles, qeu duran cuarenta años y dejan descendencia.

  47. @Red: pues oiga, supongo que eso funciona, pero espero que me entienda: a mí me va la marcha. Una de las cosas que más me gusta en esta vida es entrar a saco (verbalmente, por supuesto) con todos aquellos y aquellas que defienden algo que estoy seguro de que es indefendible, que es contradictorio y que se cae por su propio peso. Me lo paso pipa.

    Mi pareja me decía tras cerrar la puerta, una vez los Testigos se marcharon: “yo no habría durado ni 30 segundos”. Lo entiendo, pero yo prefiero la confrontación directa con los que considero intelectualmente discapacitados o, a lo sumo, lobotomizados. Los que se creen lo que dicen, acostumbran a violentarse y los que disimulan son más duros, pero se irritan cuando caen “in fragantis” en redes más coherentes. En el caso del Testigo que me hablaba, creo que se creía su propio rollo, pero que se sintió perdido cuando planteé mis argumentos.

    Mire, me va a permitir que en este comentario haga un subpost, un post dentro del post que encabeza este hilo. Creo que así completaré lo que pretendo decir. Hace unos años, cuando vivía en otra población, me visitaron los testigos. Un día, no recuerdo si era la tercera o la cuarta visita, me planteé una idea harto cachonda. Resulta que por aquel entonces estudiaba chino en la Escuela oficial de idiomas y, no sé si lo sabe pero el chino es difícil, realmente difícil, estaba estudiando y haciendo unos ejercicios (creo que todavía en pin yin, vaya, sirviéndome de la transcripción fonética de los caracteres propios del madarín) cuando sonó el timbre de la puerta. Debían ser las 9 de la noche, aunque no estoy del todo seguro. Lo cachondo, como decía, fue el pensamiento que me asaltó tras la visita de los Trstigos: los testigos de Jehová no me dejan estudiar chino con tranquilidad. Le parecerá una gilipollez, pero en aquel momento me parecía algo completamente surrealista, algo friki la verdad, digno de un guión de Almodóvar.

    Hasta entonces nos dedicábamos a intercambiar libros. Los Testigos de Jehová, además de su Atalaya, acostumbran a ir provistos de todo tipo de publicaciones. Me leí en su momento algunos de sus libros, por pura curiosidad. La verdad es que eran lecturas algo cansinas, pero fáciles y rápidas de absorber. Me resultaba evidente que pretendían que su mensaje calase, que fuese fácilmente digerible, y a fe que se lo curraban (y supongo que curran). Pues el caso es que me prestaban sus libros y lamento no haber encontrado ninguno (acabo de estar rebuscando entre mis libros pero no he visto ninguno de aquéllos). Recuerdo uno en el que en la portada aparecía una fotografía del telescopio espacial Hubble que, curiosamente, es la misma fotografía que servía de portada y contraportada del libreto que se incluía en la edición de un CD de Pearl Jam titulado “Binaural”, que a mí me encantaba, sobre todo, por una canción que se titulaba “Light Years”. La fotografía corresponde a la “Eagle Nebula (M16)” y representa el nacimiento de una estrella a unos 7000 años luz de distancia. La foto, de hecho, es ésta:

    http://fhsukams.files.wordpress.com/2009/05/hs-1995-44-a-full_jpg.jpg

    Según leo en el propio “booklet” del CD del que le hablaba, la columna más alta tiene una distancia de unos 3 años luz (lo que resulta impresionante y permite hacerse una idea de lo que realmente estamos viendo). En fin, que esa foto servía de portada para un librito de los Testigos de Jehová en el que, me parece, se preguntaban si Dios existe. Me cuesta precisar el recuerdo de dicho libro, pero no guardo recuerdos que me dejasen una honda impresión, de modo que me leía banalidades realmente ridículas. Así he visto siempre a este tipo de organizaciones, que a pesar de todo, consiguen a muchos adeptos, lo que me lleva a pensar que hay mucha gente con muchos problemas y con muy pocas luces.

    Yo no me quedaba corto. Ellos me pasaban sus libros y yo les prestaba los míos. Piense que en aquel caso se trataba de unos jovenzuelos, una chica y un chico, y era la chica la que hablaba. Ellos me decían que me dejaban lecturas muy interesantes y que a ellos les habían enseñado mucho, de modo que servidor no podía ser menos y hacía lo propio. Recuerdo haberles dejado la “Ilíada”, el “Diccionario Filosófico” de Voltaire, “De Rerum Natura” de Lucrecio o “Rojo y Negro” de Stendhal, vaya, que modestamente pienso que les confiaba verdaderos tesoros, obras cumbre de la cultura de todos los tiempos, bueno, no soy muy imparcial: hablo de tótems personales. ¿Se puede creer que no sabían quién era Homero? Se lo juro. No bromeo. Con mi ejemplar de bolsillo de Cátedra en sus manos, les decía que ahí está la base de nuestra cultura, que cuando me lo devolviesen les pasaría la “Odisea”, que entonces, tras su lectura, serían mejores personas (reconozco que, aunque sinceramente lo creo, me mofaba un poco) y, vaya, que todo era muy simpático. Reconozco, de hecho, que intenté invertir los términos y ser yo el que se dedicase al proselitismo. Intenté darle la vuelta a la tortilla.

    El día que estaba estudiando chino me cabreé. Estaba muy concentrado y me molestaron. Ese día decidí que estaba harto y que me pondría manos a la obra para entrar a matar, un poco lo que hice con los dos últimos Testigos que me visitaron este Sábado. Redacté un documento tras investigar (superficialmente) sobre su organización, utilizando algunas lecturas que en aquel momento tenía a mano (empezando por aquel texto de Bertrand Rusell que, como prueba el post inicial, me sigue siendo útil). No tardaron en regresar a visitarme y cuando eso sucedió, al despedirnos, les pasé unos copias del texto que había preparado. Les pedí que lo leyesen con atención, la misma que yo había puesto en sus lecturas, y se fueron. No regresaron jamás. ¿Por qué? Juzgue usted mismo. En el siguiente comentario voy a copiar ese escrito, que conservo, y valórelo usted mismo. En lo fundamental, no he cambiado mi mensaje, aunque antes no tenía a Pepe Rodríguez, que siempre viene bien cuando hay que centrarse en la literalidad y dejarse de rodeos. Supongo que entiende que con los Testigos, tras mi experiencia, ya no estoy para muchos rodeos.

    En fin, ahora copio aquel texto. Ya me dirá. Piense que está escrito hace unos años (5 ó 6) de modo que, bueno, no digo más.

  48. mitxel dice:

    @Lucien de Peiro: su anécdota es graciosa… casi típoca del típico agnçostico (esto se lo digo en respuesta a su amenaza, conste, eh?).

    pero a mí la cosa me cabrea. Verá, yo le voy a contar la o las anécdotas de mis hijas (5 y 8 años) en un colegio público, sí, público.

    la menor me ha traído ahora el papelito que me trajo la mayor hace un tiempo, preguntandome si el año que viene dará religión o ética.

    yo nunca respondo a esos papelitos. Que se jodan, yo he elegido un colegio y público, no una secta. Cae por su propio peso que mis hijas no dan religión ni nada que pueda traumatizarlas. Yo las envío a la escuela para @Lucien de Peiro: adquirir conocimientos y socializarse, que de su educación me ocupo y y mi compañera.

    al final, como con mi hija mayor, será la andereño o maestra la que me llame para decirme que le tengo que traer el papel firmado con lo de religion o lo de ética. En fin, ya me conocen, saben que no voy a llevárselo, y cuando la directora me llame le volverè a explicar a la pobre mujer si ella cuando va a urgencias le dan a elegir entre un médico o un curandero….

    ahora estamos en tiempos de comuniones, con que mi mala hostia aumenta de forma exponencial. Es que a mi niña mayor tambiçen le gustarçia ser princesa…

    en fin, le cuento una ançecdota de hace un par de años. Mi hija mayor vomita un alimento a la media hora de ingerirlo, le pasaba en casa y le pasaba en el comedor de la escuela. Son las laubias, que mi hija menor tambiçen aborrece, pero que no vomita.

    Despuçes de numerosos esguerzos, me di cuenta que los jueves eran una tortura para ella porque hay alubias en el comedor, asçi que decidi hablar con los responsalbles del cole para que no la obligaran y pasaran directamente al siguiente plato.

    Me pidieron una carta firmada. A mçi me pareciço un asunto burocrçatico y les redacte la carta poniendoels al corriente de todos los antecedentes: que en casa se come de todo, guste mças o guste menos, pero que en el caso de ls alubias existe un rechazo que termina en vomito, cosa que tb le ocurre a la madre.

    oiga, ¨sabe lo que ocurriço+ pues que me pidieron una carta del pediatra.

    mi respuesta fue fulminante: es que acaso le han pedido ustedes una carta a Ala para demostrar que el dia que toca comer cerdo hay niños que no pueden porque se quedan sin ninfas en el paraçiso+

    vamos, no me jodan señoras y señores….

    al final intervino mi señora y con carta del pediatra mi hija se libro de la tortura de los jueves.

    la carta de ala todavçia no ha llegado.

    estamos hablando de la educaciçon publica.

  49. mitxel dice:

    disculpen pero el ordenador se me ha descojonao un poco con los acentos….

    cosas de dioses o de diablos.

  50. mitxel dice:

    por cierto, en ese colegio público, de la clase de mi hija solo hay tres niños que no van a clase de religión:

    1. mi niña.
    2. un testigo de jehová.
    3. un musulmán.

    toma educación y toma democracia.

  51. Bueno, ahí va ese escrito que comentaba. Es algo largo y está dividido en dos partes, pero lo traigo porque guarda relación directa con el post y porque me apetece, aunque no sea mi intención dedicarme a recuperar cosas que escribí hace tiempo, pero un día es un día. Ahí va:

    I

    …se levantarán hombres que hablarán cosas perversas, para arrastrar a los discípulos detrás de sí. Por tanto, vigilad y acordaos que durante tres años no he cesado de advertiros día y noche con lágrimas (Hechos 20,30-31)

    Apreciado lector,

    En el año 1948, en el tercer canal de la BBC (British Broadcasting Corp.), fue radiado un debate entre el filósofo y matemático Bertrand Russell y el Padre Copleston. En dicho debate se trató de la existencia de Dios, y ambos personajes expusieron avezadas reflexiones en defensa de sus enfrentadas opiniones.

    Tras utilizar ambos complicadas terminologías como “tautología”, tras mencionar asuntos como el criterio de Kant sobre la materia, los experimentos científicos de Haldane, la experiencia religiosa de Julian Huxley y hasta los relatos de Porfirio o la experiencia de Plotino, tras, en definitiva, múltiples alusiones de corte eminentemente intelectual, llegaron a un obstáculo insalvable, a un punto en el que el debate dejó de tener sentido, sin olvidar que el sacerdote había incluido el argumento metafísico basado en el célebre argumento de Leibniz de la contingencia (todo lo que existe en la naturaleza es contingente, pues su no existencia no entraña contradicción. Ahora bien, si no existiera un ser necesario, esto es, uno cuya inexistencia conllevara contradicción, no habría ninguna razón para que algo existiera antes que nada, y nada existiría. Pero hay cosas existentes. Sería contradictorio, pues, que algo real-efectivo tuviera y no tuviera las mismas razones para existir que para no existir. Luego, Dios, el ser necesario, existe).

    El obstáculo, insalvable, era que la existencia de Dios no se podía demostrar racionalmente, con argumentos infalibles, o sea, irrefutables, porque hasta el mismísimo argumento de Leibnz sólo se sostiene con la fe. Así se llamaba el desencuentro o desacuerdo: fe. La fe se convertía en un argumento en boca del sacerdote mas no podía ser aceptado por el filósofo, para el que significaba poco menos que decir que “Dios (si existe) no se puede convencer, Dios se ha de creer”. ¿Es la razón un cajón de sastre en el que cabe la fe?

    Con estas bagatelas no pretendo afirmar ni negar la existencia de Dios. Tan sólo quiero posicionarme para luego ser entendido: soy profundamente agnóstico; soy agnóstico hasta el punto de considerar el ateísmo como otra creencia más, tan cierta o equivocada como el resto de las comúnmente consideradas como tales. Mi pragmatismo es brutal y descarnado, así como mi tranquilidad al respecto; no me atormenta en absoluto la “(no) existencia” de Dios. Mis puntos de vista en esta materia son tan simples como los argumentos para alcanzarlos, y no considero residual remarcar que “agnosticismo” no puede ser considerado como un eufemismo de ateísmo, como algunos sostienen*.

    Agnosticismo deriva de agnóstico, y éste del griego agnostos, que significa ignoto, desconocido. Así pues, lo absoluto, lo incondicionado (Dios), queda fuera del alcance del conocimiento científico, racional; resulta, pues, incognoscible. ¿Es preciso que formule la célebre paradoja de si Dios sería capaz de crear una piedra que no fuese capaz de levantar? Esta reducción o simpleza no es más que un teorema cuyo significado desmontaría un concepto muy manido en el universo religioso, el concepto de omnipotencia (“Dios es omnipotente”, Ge.35:11, Job 32:8, Ez.10:5. “Para Dios, todo es posible” Mt.19). La omnipotencia no es concebible, estaríamos ante un concepto paradójico en sí mismo. Si la omnipotencia no fuese posible tendríamos que Dios no sería posible, pues yo entiendo a Dios como omnipotente.

    Esta trivialización del ser o concepto divino no es casual. Dios, el creador, renegó de su propia creación, renegó del hombre que había creado (esto lo dice bien claro en Génesis 6, 7: “Quitaré de la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho”). En lenguaje llano: Dios, omnipotente y omnisciente crea algo y no prevé las consecuencias, por lo que elimina a su propia creación (el famoso diluvio) para volver a intentarlo de nuevo… ¡y cometer el mismo error!, porque los humanos posteriores no son ni peores ni mejores. Muy poca previsión, ¿no? Un ser verdaderamente sabio trataría de comprender bien cualquiera de sus acciones antes de llevarlas a cabo; ¿no sería el mejor modo de evitar equivocaciones? ¡Menuda sabiduría para quien se supone infinitamente sabio! Tenemos, pues, que Dios no es omnipotente, ni sabio.

    Se dirá que, volviendo sobre las palabras que redacté anteriormente, la existencia de Dios sí que se puede demostrar racionalmente (yo digo “nunca sin la fe”, la cual no otorga toneladas de racionalidad, precisamente) y ahí, en ese punto, lo confieso, me considero limitado, por activa y por pasiva. Me agobia la posibilidad de escuchar complejas aseveraciones en boca de teólogos o pensadores del espectro religioso sin más argumento definitivo que la fe. De hecho no puedo (ni necesito) intentar rebatirlos porque, como vengo diciendo, se sitúan en un plano distinto al de la razón.

    Si a lo largo de la historia, las mentes más adelantadas, los pensadores más brillantes, los intelectos más célebres no se han puesto de acuerdo a nivel racional sobre la existencia de Dios, ¿de qué me sirve a mí, humilde y mediocre personaje, entrar en discusiones interminables, en argumentaciones tan elaboradas como confusas? No diré que Dios (o su existencia) es o no es demostrable racionalmente. Pero sí digo, y con la boca muy grande, que la existencia de Dios no ha sido demostrada todavía con lógica irrebatible**. Esto no acepta discusión, aunque no es menos indiscutible que la no demostración racional de Dios no presupone su inexistencia, o si el lector necesita una expresión menos embarullada, diríamos que, efectivamente, el hecho de que Dios no haya sido demostrado racionalmente no significa que no exista. Vamos, que Dios es posible pero demostrarlo no lo es.

    A lo largo de los siglos, desde que la humanidad existe, casi todos los males, casi todo el dolor, casi todo el sufrimiento, casi todas las injusticias (sean cuales sean las justicias que a éstas definen), casi todo lo que consideramos unánimemente execrable es y ha sido consecuencia de uno de estos dos motivos (a veces de ambos a la vez):

    -Los intereses económicos
    -Los intereses religiosos

    En nombre de la economía y/o la religión se ha matado, se han hecho guerras y, en resumen, se ha hecho casi todo el daño posible. La religión, como la economía, y sus reglas, sean cuales sean (pues hay muchísimas) no aceptan que se las discuta, que se las niegue, que se trate de eliminarlas, como ellas sí han intentado entre sí y con los demás. ¿Por qué precisamente ahora la religión ofrece lo que nunca antes fue capaz de ofrecer? ¿Qué tiene de especial el momento presente? ¿Acaso que estamos nosotros? Pura soberbia en tal caso.

    El hecho religioso, falto de racionalidad en términos absolutos, siempre ha ido a remolque del hecho social. Este último ha ido domesticando paulatinamente al primero hasta extremos en otro tiempo impensables. ¡Hay tantas situaciones de nuestra vida cotidiana que el estamento religioso acepta y que no hace mucho consideraba pecaminosas! La Biblia no ha cambiado (“casi no ha cambiado”… lo veremos en la parte II de este escrito), es cierto, pero los que depositan su fe en ella sí. Todos. ¿Por qué, en cambio, si preguntas a cualquier creyente de cualquier grupo religioso, te dirá que las enseñanzas de su grupo nunca cambiarán, que nunca serán discutidas ni puestas en duda por el grupo? ¿Qué tiene de distinto este momento presente respecto a los pasados momentos presentes? Siempre hubo seguridad absoluta en las creencias que muchos, en cada momento de la historia, profesaban y siempre acabaron por evidenciarse sus errores, mentiras y manipulaciones, capitales y monstruosas, teñidas generalmente de fanatismo e intolerancia. ¿Por qué en los albores del S.XXI debería alguien sensato y razonable tomarse en serio cualquier manifestación religiosa? ¿Se han descubierto por fin verdades inmutables y resistentes a la razón, o sea, poseedores de ella? Con permiso: lo dudo; es lo más condescendiente que se me ocurre decir. Lo dudo.

    Creo que la existencia de los Testigos de Jehová, como la de tantos otros grupos religiosos, surge de un intento de perdurabilidad, de un intento de eludir las hasta ahora inevitables fechas de caducidad de las doctrinas religiosas. ¿Qué mejor modo para ello que dejarlo todo en manos de la Biblia, ley única y segura? Claro, se supone que la Biblia no tiene fecha de caducidad.

    Ahora bien, recuerdo que el estamento eclesiástico, con base doctrinal en la Biblia, no da ejemplo de lo que en ella se predica salvo en contadas ocasiones. Parece que Testigos de Jehová se toma al pie de la letra el texto sagrado del cristianismo, quiere cumplir con él, serle fiel, no fallarle. Ahí está, por tanto, la verdad, la razón, la palabra de Dios. Entonces, ¿por qué son irreconciliables la Iglesia y los Testigos de Jehová? En la parte II también hablaré un poco de ello.

    Empezaré, no obstante, en esta primera parte, a hablar de la Biblia (que no he leído íntegramente) con una pregunta muy simple y directa: ¿Por qué (en ocasiones o casi siempre) se “interpreta” al leer la palabra de Dios? ¿No fue una torpeza legar unas enseñanzas que se consideran absolutas en forma de lenguaje con mayor o menor grado de confusión? ¿Es así la Biblia porque la palabra de Dios es bella, metafórica, elaborada o compleja? ¿Por qué entonces hay textos literarios más bellos, con metáforas más poéticas si cabe, más elaborados y complejos? Es fácil: porque, aun siendo la Biblia una de las obras maestras absolutas de la literatura universal, se ve superada en muchos (o aunque sólo sea en algunos) aspectos por otras obras aún más magistrales.

    ¿Por qué la palabra de Dios no es clara, meridiana, elocuente y lógica hasta la enésima potencia? El absoluto no debería ser algo complejo y elaborado, al gusto humano. El absoluto debería ser simple y directo. 2+2=4; eso es directo, simple, irrefutable; ¿tanto le hubiera costado a Dios explicar sus cositas con mayor precisión y claridad? Esto, evidentemente no niega a Dios, pero no le deja como el alumno más aventajado en clase de pedagogía, ¿no?

    Cualquier creación humana, lo mundano, lo terrenal, gusta a menudo de ser complejo y/o imperfecto. A veces simple, evidentemente, pero imperfecto. Lo absoluto, lo divino, lo “omnipotente”, lo perfecto, no puede ser así (si es que es). ¿Es la Biblia el legado de un ser absoluto o al menos un libro inspirado por ese mismo ser? ¿Sí? Pues yo esperaría mucho más de un ser absoluto, de su palabra (textual o inspirada), a pesar del indudable talento encerrado en dicho texto. Lo que pasa, y perdón por la reiteración, es que otros seres menos “absolutos” han sido portadores de mayor talento. No deja de ser casual, ¿verdad? ¿O es que la creación (o parte de ella… ¡¿elitismo también?!) ha superado al creador?

    Y no olvidemos la existencia de otros textos de similares características, como el Corán. ¿Quién posee la razón? ¿Todos? ¿Qué determina mi, por ejemplo, cristianismo? ¿Lo determina la infalibilidad del susodicho cristianismo o mi nacimiento en su entorno de influencia? ¡Cuán aleatorio puede ser todo!, ¿no? Demasiadas incongruencias, vaguedades y contradicciones para algo tan serio.

    II

    surgirán muchos falsos profetas, que engañarán a muchos. Y al crecer cada vez más la iniquidad, la caridad de la mayoría se enfriará. Pero el que persevere hasta el fin, ese se salvará. (Mt 24,11-13; Cf.24-25).

    Se supone que Dios o su “herencia” no se contradicen con doctrinas opuestas y con divisiones. Según tengo entendido, en el siglo XIX surgieron corrientes de gran calado religioso en los Estados Unidos que se caracterizaban por un importante componente profético. De aquella coyuntura proceden grupos tales como los mormones, los adventistas, los Shakers y, por supuesto, los Testigos de Jehová.

    Muchos de ellos anunciaron el fin del mundo (los adventistas por ejemplo tenían su fecha: 1843). El fundador de los Testigos de Jehová Charles Russell (nacido en 1852) que se había criado como presbiteriano y se unió a los adventistas antes de fundar su propio grupo, The Watchtower Bible and Tract Society (La Sociedad Bíblica de la Atalaya), hoy conocida como “Los Testigos de Jehová”, también eligió su propia fecha: 1914. Está claro que durante aquel año no se acabó el mundo. No dándose por vencido, Russell postergó su predicción hasta 1915 y más adelante hasta 1918. El hombre, erre que erre, no acababa de afinar.

    Más tarde los Testigos, viendo que la poca precisión profética de su fundador no era cosa de la que presumir, reinterpretaron el año 1914 como el “principio de los últimos días”. ¡Ah!, el señor Russell también había anunciado la venida de Cristo para el mismo año, 1914. Pues nada de nada. Ni fin del mundo ni Cristo resucitado ni nada de nada. Cero patatero en la lista de profecías materializadas. Además, como curiosidad, resulta que hasta la mismísima esposa de Russell era profeta y acabaron divorciándose. Todo el mundo parecía ser profeta en los EEUU. ¿Estamos ante una moda de aquella época? En fin, la vida de este hombre daría para muchos comentarios pero sería infructuoso: él ya no puede justificarse por razones obvias.

    Sus sucesores, especialmente un tal Rutherford, también se apuntaron al carro de las profecías y, claro, los aciertos siempre brillaron por su ausencia. Sólo una pregunta al aire: ¿no es prepotente, soberbio en grado sumo, profetizar con premeditación y alevosía? No parece una actitud muy ética, por no decir cristiana, creerse en posesión absoluta y categórica de una razón tan importante sin tenerla de ningún modo o sin ser capaz de demostrarla, vuelvo a decirlo, racionalmente, de un modo mínimamente convincente. Muy mal por su parte.

    No creo errar si afirmo que los Testigos se identifican como una sociedad de cristianos dedicados a honrar a Jehová y a la promoción del estudio de la Biblia. Exigen obediencia absoluta a doctrinas y prácticas producidas por sus propios líderes. Creen que toda autoridad fuera de los Testigos viene de Satanás, incluso la autoridad civil. Esto, de ser así, es curioso, pero que muy curioso.

    Parecen mostrar un gran celo y admiración por Jesucristo y, no obstante, según he podido saber, su propia doctrina niega la divinidad de aquél. Según aseveran Jesús es un ser creado y no Dios. Es “dios” en el sentido que todas las personas son dios. En esto intuyo un conflicto muy importante: está claro que la iglesia católica y los Testigos no deben de hacer muy buenas migas. Es una lástima que ambos, además de no poseer argumentaciones racionales irrebatibles que les justifiquen, estén enfrentados.

    Los Testigos dicen básicamente que la Biblia contiene la palabra de Dios y que los hombres debemos guiarnos sólo por la Biblia, además de que la Biblia es entendida sólo por ellos mismos. O sea, que nadie entendió la Biblia hasta que se fundó este grupo. Qué curioso, pero que curioso, y cebado de soberbia, sí, otra vez. ¿No era pecado la soberbia?

    Algo muy sorprendente para mí ha sido enterarme de que los Testigos de Jehová han modificado la Biblia a su conveniencia, y en este punto me cuadran muchas cosas. Los ejemplos (y he comprobado algunos) son muchos. Pondré uno muy ilustrativo, precisamente sobre el tema de la divinidad de Jesucristo. La Biblia que ha llegado del original griego, la “auténtica”, dice en Jn 1,1 el Verbo era Dios. Los Testigos ponen en su Biblia para el mismo fragmento que el verbo era un dios. Muy sutil el cambio de determinante. ¿Qué dirían ante esto los innumerables traductores que ha tenido el texto sagrado del cristianismo? Así que los Testigos creerán que Jesús, siendo un “dios” (sin mayúscula), será ciertamente muy poderoso, pues habrá recibido de Dios muchos favores, pero no dejará de ser una criatura suya, de Dios y no Dios como tal. Qué lío. Realmente la religión, entre interpretaciones, justificaciones y discusiones más o menos embarulladas es una disciplina muy poco seria. Por enésima vez: no hay racionalidad ni lógica.

    Es fácil encontrar argumentos o documentarse sobre las contradicciones de los testigos de Jehová, porque son muchas. Sólo mencionaré una más, la más conocida o popular: la prohibición de donar sangre. Según ellos hay dos fragmentos de la Biblia que justifican esa prohibición:

    Sólo dejaréis de comer la carne con su alma, es decir, con su sangre (Génesis 9,4).

    Porque la vida de la carne está en la sangre, y yo os la doy para hacer expiación en el altar por vuestras vidas, pues la expiación por la vida, con la sangre se hace. (Lev 17,11)

    Claro, como era de esperar no habla claramente del asunto, pero, como siempre, interpretar es libre. No obstante, puestos a citar frases que justifiquen una doctrina yo podría mencionar otro fragmento bastante revelador como respuesta al anterior:

    “El Reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo” (Rm 14,17). ***

    ¿Quedarían, entonces, el comer y el beber como actividades prescritas por la Biblia o simplemente debemos entender que no está en nuestra alimentación el camino a Dios? En el antiguo testamento se habla de la prohibición de comer sangre de animales pero nunca habla de otra cosa, y menos de transfusiones, cuando además éstas buscan salvar la vida humana.

    ¿Qué contradice más a la Biblia, hacer una transfusión de sangre o no salvar una vida humana? ¡Basta ya de interpretar interesadamente!

    En resumidísimas cuentas. Creo que tengo unas ideas sobre el hecho religioso muy claras, muy interiorizadas, aunque no las considero inmutables o intocables (esto es básico para mí, y así lo exijo en los demás). Ahora bien, esas ideas no las voy a cambiar por otras que no alcancen, como mínimo, el mismo grado de lógica o racionalidad.

    Los Testigos de Jehová, como tantos otros grupos del espectro religioso (todos los que conozco más bien) no parece que vayan a satisfacer mis ansias de conocimiento por la vía racional, por el debate confrontado, por la lógica elemental, reitero, no lo parece en absoluto. Así pues mi pregunta es:

    ¿Por qué vienen vuestros representantes a mi casa periódicamente? ¿Pretendéis convencerme de algo?, y en tal caso, ¿de qué me queréis convencer? Esto lo digo porque las sucesivas visitas de vuestros dos miembros han estado presididas siempre por unos modales irreprochables y por la reiteración de tics de naturaleza esquiva, es decir, por la mala costumbre de eludir la confrontación sana de ideas o razones, sumergiéndose para ello en los textos sagrados. Creo, y permitidme aconsejaros, que, de vez en cuando, procuréis dialogar sin consultar libro alguno****. La credibilidad y el buen hacer dialéctico no se consiguen con la ayuda de un apuntador, por muy importante que éste sea.

    La irracionalidad es necesaria en esta vida pero no la acepto como sistema, como doctrina o como respuesta, y para mí, la religión, como fin y razón de ser, es irracional. Me da igual quién me la presente.

    Gracias por la atención prestada,

    Lucien de Peiro.

    Nota/Recomendación: Puede que os preguntéis por los motivos que me han llevado a escribiros. La respuesta surge de mi buena educación, de mis modales, de mi sempiterna voluntad de aclarar las cosas, de no dejar cabos sueltos. Así mismo, puede que tratéis de replicarme (valga el exceso de confianza o ilusión por mi parte). Sé que durante un análisis riguroso de mis palabras, caminando pausadamente por mi texto, se encontrarían deficiencias o lagunas, pero también sé que la presencia de lagunas en tierra firme cuando viajamos no significa que lo estemos haciendo por el mar.

    Notas que escribo hoy, 27-05-2010:

    * Ahí, aludo a Haro Tecglen sin mentarlo)

    ** Fíjense como todavía dejaba en mi razonamiento un espacio para la demostración racional de Dios, que a día de hoy casi considero imposible, más que nada por lo que ya expliqué en el post que encabeza este hilo. De todas formas, al final de ese párrafo cierro la puerta a dicha demostración y la dejo abierta a Dios, que lo propio del agnosticismo menos combativo.

    *** En su momento estuve muy orgulloso (y aún lo estoy) de haber encontrado esta cita, que me venía de perlas.

    **** Como se ha visto, no siempre cumplo con mi propia recomendación, pero es que ellos no lo cumplen nunca. Sin la Biblia no son nada, y eso que con un poco de habilidad puedes convertir dicho libro en su mayor enemigo.

  52. @mitxel: sin comentarios, pero tiene mi apoyo en su lucha (y es una pena que cuestiones tan obvias precisen de luchas). Luego piden que desaparezcan los velos en las aulas, ¡cagoendiez!

  53. Jorge F. dice:

    @mitxel:

    ¿Quçe le pasa con las tçildes?

  54. Vayapordios dice:

    @MatarNOes1derecho!!!!:

    http://www.publico.es/espana/316047/jesuitas/alemania/admiten/casos/abusos

    Le dedico la noticia, qué le parece? Finalmente esos 205 fetos nacieron, crecieron y fueron violados, para eso quieren ustedes que no haya abortos, para poder tener más víctimas de fornicación involuntaria.

    En el patio de atrás de la casa de mi abuela hay una pintada muy bien traída y coherente, dice concretamente:

    “La biblia no dice nada de violar niños”

    Aunque quien sabe, conociendo la manera en la que suelen llevar a cabo sus razonamientos, espero para dentro de 6 años aproximadamente alguna interpretación bíblica que justifique la violación sistemática y sistémica de niños por parte de miembros de la iglesia.

  55. mitxel dice:

    @Jorge F.: no lo sé.

    pero como comprobará, me pasaba,

    por cierto, ¿dónde andaba usted?

  56. mitxel dice:

    (coño, me acabo de enterar que en el ayuntamiento de Gorliz nosotros los de Ezker Batua gobernamos con el PP. ¿es o no es para darnos de hostias?)

    si me cruzo conmigo mismo, me doy dos hostias.

  57. @mitxel: déjese de ostias y pásese al cáliz, que el vino ayuda.

  58. @MatarNOes1derecho!!!!: pero qué comentario tan desagradable, redéu!

  59. @mitxel: Mu bueno Don…

    Ahí ha estado usted sembrao…!!!, y como siempre….. por supuesto..!!!!

  60. @mitxel:

    Los caminos del señor son infinitos Don descreido, y además le castigará a usted.

    ¿Acaso no ha visto que Fidel es el único Dios verdadero?. ¿Le contestó acaso Alá ?. Pues eso…

  61. mitxel dice:

    @ATEO-ROJO-MASON:

    ¿Ala madríz?

  62. Vayapordios dice:

    @mitxel:

    ¿Ala Triste?

  63. mitxel dice:

    @Vayapordios:

    (Ala mierda)

    con perdón.

  64. Vayapordios dice:

    @mitxel:

    Yo le admiraba, yo antes le admiraba….

  65. mitxel dice:

    @Vayapordios:

    pues o me sigue admirando o le monto un pollo.

    ¿què se piensa usted, que puede desadmirarme así como así?

  66. Vayapordios dice:

    Pero será pollo de sese transgénico con piel de serpiente y del que le vuelve a uno comunista?

  67. mitxel dice:

    @Vayapordios: no le vuelve precisamente comunista….

    ya sabe…. la meca… cuenca….

  68. @mitxel:

    Aáááálaaaaaaaaaaa..

  69. guardafaro dice:

    Hace muchos años que yo dejé de enfrascarme en diatribas de tal larga duración con los testigos y con otros. Llegué a encontrar mi propio método, mucho más corto. Cuando apareza alquien que no sea pecador, alguien que ya esté salvo, seguro de alcanzar ese cielo que proclaman como destino, entonces escucharé como ha hecho para lograrlo.

  70. Jorge F. dice:

    @mitxel:

    Tengo mucho trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.