¡Eh, ratas miserables, gente zafia y desinformada, lameculos del poder, tertulianos de las radios y las teles (con algunas honrosas excepciones)!

Me dirijo a vosotros para haceros saber lo siguiente: cuando habléis de los usuarios del Metro que están enfadados con los trabajadores huelguistas, os conmino a que hagáis expresa excepción de mi persona, que ni estoy enfadado ni considero que los trabajadores del Metro se estén “sobrando” como ha dicho esta mañana uno de vosotros, especialmente imbécil, en RNE. Tenedlo muy clarito: yo apoyo a los trabajadores en huelga, y ese apoyo incluye la desobediencia a los servicios mínimos impuestos por el gobierno impresentable de Esperanza Aguirre, y avalados por el no menos impresentable Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La huelga me afecta, la huelga me perjudica, pero más me perjudica el acuerdo y la pinza que han firmado con los hechos y con la actitudes el PP y el PSOE. Así que ya sabéis, si mañana vuestros amos os mandan de nuevo insultar a los trabajadores del Metro, no os parapetéis detrás de mí, y haced mención expresa de que hay uno en Argüelles que apoya la huelga y la desobediencia a los servicios mínimos. Nada más, sólo desear que algún día vosotros veáis también cómo peligran vuestros puestos de trabajo, y cómo los emolumentos insultantes que os pagan por asistir a las tertulias, insultar a los trabajadores y reproducir los mensajes del poder se reducen en la parte correspondiente.

Que os vaya mal, capullos.

Todos estos, piensan como yo.

Venga... meta ruido por ahí



Etiquetado con →