Somos ciudadanos y ciudadanas afectados por la huelga del Metro, pero apoyamos a los trabajadores del suburbano madrileño en sus reivindicaciones, en su huelga y en su decisión de desobedecer los servicios mínimos.

Estamos hartos de que las administraciones secuestren a la ciudadanía con la imposición de servicios mínimos abusivos y habitualmente ilegales, en un intento claro de enfrentar a la ciudadanía con los trabajadores en huelga.

Más aquí.

Venga... meta ruido por ahí



Etiquetado con →