Dedicado a dos pobres hombres que conozco yo…

¡Qué grande Rossini!

Dicho lo cual, me voy de puente… y me llevo las txistorras de don Mitxel.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →