El gatillazo de los sindicatos, incapaces de movilizar a los funcionarios ni siquiera ante el tijeretazo salarial, es el enésimo ejemplo que demuestra hasta qué punto ha sido la izquierda, y no la doctrina neoliberal, la gran derrotada en esta gran recesión. Ha ganado el miedo, que es siempre conservador. Aquel derrumbe no ha doblado a los mercados financieros; al contrario, jamás han sido tan fuertes. Es otro muro el que cae.

Lean completa esta breve, pero interesante y acertada entrada en Escolar.net. Y comenten allí.

Tagged with →