Es típico del nacismo y del fascismo: la denuncia anónima. Acabo de recibir, a través de este comentario y del correo electrónico, una amenaza de denuncia por parte de un indeseable que firma como Letrado.

Buenos días.

Informarle que puede estar Vd. incurriendo en un posible delito de apología del terrorismo, tipificado como tal en el artículo 578 de nuestro Código Penal.

Interesamos que en el improrrogable plazo de 24 horas proceda a modificar o eliminar esta entrada; de no ser así, iniciaremos las acciones legales que conforme a Derecho procedan.

Un cordial saludo.

Me he limitado eliminar la referencia concreta a Hamas, sin que ello suponga que deje de pensar lo que pienso. Simplemente, que he de plegarme a las exigencias de la democracia basura española y del abogado basura, cobarde y anónimo que me ha escrito, si es que es realmente abogado y no un matón 2.0 a sueldo. No pienso ceder a la exigencia de que borre la entrada, y  les reproduzco el mensaje recibido, para que vean cómo los terroristas pretenden volver el mundo del revés.

Es claro, para cualquiera que tenga inteligencia y capacidad comprensiva suficiente, que en este blog no se hace apología del terrorismo, y que no hay manera de hacer encajar uno sólo de mis textos sen el artículo 578 del Código Penal, que literalmente dice:


Artículo 578
. El enaltecimiento o la justificación por cualquier medio de expresión pública o difusión de los delitos comprendidos en los artículos 571 a 577 de este Código o de quienes hayan participado en su ejecución, o la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares se castigará con la pena de prisión de uno a dos años. El Juez también podrá acordar en la sentencia, durante el período de tiempo que el mismo señale, alguna o algunas de las prohibiciones previstas en el artículo 57 de este Código.

En fin: si creer que un pueblo diezmado por el terrorismo estatal israelí tiene derecho a defenderse con todos los recusos que tenga a su alcance, como hicieron los judíos del getto de Varsovia, es ser un apologeta del terrorismo, pues lo seré, qué le vamos a hacer

Venga... meta ruido por ahí



Etiquetado con →