El inusitado episodio de alineamiento estelar que se ha producido este fin de semana en el firmamento infinito, que ha arrancado con la reunión de esas dos luminarias de la España verdadera que son don José María Aznar y don Mariano Rajoy (para escribir cuyos nombres he he puesto de pie, en señal de admiración y respeto) en sede de la FAES, ha continuado con la aparición de la nación catalana en pleno en las calles de Barcelona, haciendo gala de una magnífica muestra de valor y determinación al materializarse así a la buena de Dios, en plena tarde de julio, con la calorina que debía estar callendo, y que ha concluído con la demostración de la superioridad física, moral, cultural e incluso religiosa de la nación española en el mundial de Sudáfrica, me ha producido un patriótico escalofrío que me ha recordado episodios de otros tiempos… o no tanto.

Del video, a mí me ha gustado mucho la intervención del señor de la camisa a cuadros (azul, por supuesto) y las acotaciones de su señora y me ha conmovido su preocupación por los pisos de las vascongadas. También me ha llegado al alma la sentida intervención de la Presidenta Nacional de las Margaritas.

Don Marxiano Virrual me manda el video, y me sugiere que donde dice Suárez, escuche Zapatero… Pone los pelos de punta, ciertamente.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →