Sólouna pega: los sindicatos somos nosotros. No tiene mucho sentido hablar de los sindicatos en tercera persona. Esa es la primera dejación, y el origen de los problemas.

Tagged with →