Tenemos una democracia representativa en la que se han colado muy tímidamente algunos elementos de democracia participativa. Uno de ellos es la posibilidad que tiene la ciudadanía de mandar iniciativas legislativas populares (ILP) a los parlamentos de diferente ámbito, para que éstos debatan y decidan sobre algún asunto que preocupa a la gente. La verdad es que, dado que nuestra democracia es realmente representativa, los requisitos que han de cumplir quienes promueven estas leislativas son tan complejos que no se han llevado a cabo demasiadas ILP´s, y sólo han prosperado -es decir, sólo han llegado a los parlamentos correspondientes, al margen de que luego se hayan aprobado o no- aquellas que son sobre temas que preocupan realmente a la gente. Estos meses estamos discutiendo mucho sobre los toros, precisamente porque varias comunidades autónomas tienen en tramitación ILP´s que plantean la prohibición de los festejos taurinos o que al menos dejen de tener financiacion pública.

Además, y esto es quizás no sólo sorprendente, sino además, ofensivo, llama poderosamente la atención el tono despectivo con que algunos dirigentes de IU-LV-CA se refieren a las peticiones de los antitaurinos. La semana pasada, el coordinador de IU-LV-CA, que anda muy ocupado cavando olivos, dijo que la propuesta de los antitaurinos es una distracción” frente a la huelga general, y que las cosas, de una en una. Hoy leo, gracias a mi querido e hiperactivo amigo don Javier Caso Iglesias, que ese sujeto al que no puedo calificar sin ser ofensivo, e incluso maleducado, y que responde por Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha dicho nada menos que pedir que la administración andaluza deje de subvencionar con 127 millones de euros los festejos taurinos es una “pequeña deformación pequeño burguesa“, y que por lo visto es preciso acordarse de “los millones de personas que se mueren de hambre” en el mundo. No me voy a poner a hacer cálculos, porque soy de letras, pero creo que 127 millones de euros anuales podrían dar para hacer muchas gestiones encaminadas a acabar con el hambre en el mundo. Incluso algún homenaje a Corea y su monarquía comunista se podría hacer, en bien de la humanidad, claro…

No está el horno para bollos, pero entre la ley electoral y estas salidas de tono de los dirigentes de IU, me da a mí en la nariz que a le quedan a la formación dos o tres telediarios, y que tenemos derecha (y PSOE, en sus diferentes versiones) para mucho rato…

Y una inquietud: ¿va a pedir cuentas la dirección federal a Gordillo por insultar a sus propios votantes? No, supongo que no…