Antes, como es sabido, iba a muchas reuniones de IU. A veces, coincidía en ellas con don Anfres Fariña, “Enchufe”, y casi siempre, con posiciones encontradas. Sin embargo, la actitud de don Andrés era, en esas reuniones, siempre beatífica. Siempre sonriente, de aspecto despistado, de hablar pausado y al margen de donde se ubicara cada cual en el debate siempre conciliador. Demasiado conciliador. Vamos, que a veces daban ganas de arrearle un guantazo, más que nada por comprobar si era capaz de enfadarse. Por eso, estoy convencido de que la policía de Zapatero miente, porque esto de lo que acusan a don Andrés, don Andrés no puede hacerlo, se lo digo yo.

Yo fui detenido en las cocheras de la EMT de La Elipa por un piquete violento, de un sindicato que iban todos de azul con casco negro. Luego estuve detenido 10 horas en la sede que el sindicato tiene en el distrito de Moratalaz.

Para mí lo peor de todo fué que nos tuvieran ahí detenido por más de 10 horas. A los abogados de CCOO, CGT e IU, se les expulsó de la comisaria y hubo lío con el Colegio de Abogados. Se presentaron a las 9 y la polícia no les dejó pasar hasta las 16:00. La polícia, consicentemente, nos dejó tirados 10 horas para imposibilitarnos nuestra participación en más piquetes y castigarnos doblemente.

Me acusan de “atentado” y de “resistencia”, tendremos un bonito juicio. A por ellos!

En la comisaria había al menos otro militante de IU, coordinador de la asamblea de IU en El Boalo, a el la policía también le pego, bastante más que a mi. En mi piquete detuvieron al menos a 5 personas (uno de IA, uno de la CGT, dos de IU y uno más que no se que filiación tiene).

La piquetista herida gravemente en Coslada por el atropello de un esquerol era antigua concejala de IU en Velilla, Azucena que ya está en su casa aunque en principio se temió por su vida.

Por cierto, a don Andrés le secuestraron los piquetes policiales violentos que ZP -“no voy a cambiar“- puso a disposición de la patronal ayer en las cocheras de la EMT. Es curioso, y debe ser sin duda un fenómeno paranormal, porque como denunció valientemente la Presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, no hubo policía en las cocheras de la EMT.