Pues nada, que yo hoy quiero hacer una reflexión no por breve menos intensa, y que es la que a continuación les escribo:

No se puede estar en Misa y repicando, ni se debe intentar nadar y guardar la ropa, especialmente si la ropa es prestada, porque luego son todo disgustos y lloros…

Y nada más.

Tagged with →