Dicen que se va, pero se queda. Se queda en la izquierda, que es mucho más ancha de lo que muchos quisieran, y que desborda los límites gazmoños y cicateros en que pretenden encorsetarla PSOE e IU. Reyes Montiel -la diputada a la que desde el Gobierno de Esperanza Aguirre quisieron insultar llamándola “señora de Coslada“- deja IU y deja también su acta de diputada. Ha sido, sin duda, junto a Inés Sabanés la mejor diputada del actual Grupo Parlamentario de IU en la Asamblea de Madrid, y un auténtico azote contra la corrupción innata y congénita de la derecha madrileña, tal y como le ha reconocido esta misma tarde la prensa seria. Muy difícil lo van a tener quienes la sucedan… Reyes no se va al PSOE, como muchos quisieran para poder sacar a trabajar sus cómodos clichés y prejuicios, sino que va a apostar por una nueva opción de izquierdas, es decir, por ensanchar la izquierda. Les dejo parte de su explicación:

Y cuando se llega a este punto es mejor irse. Y no abandono ni el compromiso ni la política. Tampoco me voy al PSOE, ni con Rosa Aguilar. No hay fichajes. En lo inmediato me reincorporo a mi puesto de trabajo y desde mi condición de ciudadana trabajaré para que haya una propuesta política de izquierdas y limpia. En este sentido, no es ningún secreto que apuesto por EQUO, una aventura incierta, como incierto es el futuro de la izquierda. Pero lo voy a intentar y seguiré poniendo mi grano de arena para que Esperanza Aguirre deje de ser presidenta.

El resto, lo leen ustedes en su blog. Y allí, si les parece, comentan.

Y vean este video, de nuevo, que merece la pena.

Venga... meta ruido por ahí