Alguien tenía que asumir el papel de vigilar a Esperanza Aguirre, dado que la oposición política en la Asamblea de Madrid está dormida desde la salida de Inés Sabanés de la portavocía de IU y de Reyes Montiel del propio grupo parlamentario. Así que Confluencias ha decidido asumir tan importante papel, y por ello ha contratado como vigilante a don P. Toribio, editor del afamado blog Ventanas del Falcón, que cada quince días escribirá una columna llena de alertas al personal sobre la actividad antidemocrática  de la peligrosa presidenta de la Comunidad de Madrid. Coincide el anuncio de este nuevo servicio público -que Congluencias garantiza que nunca será privatizado- con la renovación de su web y con la puesta en marcha de su canal de Twitter.

Gracias a Esperanza Aguirre, la Comunidad de Madrid se ha transformado en un laboratorio de todos los experimentos del neoliberalismo más extremo. La política del Gobierno madrileño favorece a las clases sociales más pudientes con políticas en contra de los servicios públicos y a favor de la sanidad y educación con ánimo de lucro (léase, privada). Sus políticas dan tratos de favor en materia de fiscalidad a las clases adineradas y especuladoras y usa los medios de comunicación públicos, como sus órganos de propaganda.

Pueden ustedes seguir leyendo el Esperanzoscopio en Confluencias, y si les va bien, pues comentan allí, que aquí cierro en favor del gasto racional y sostenible de ancho de banda…

Venga... meta ruido por ahí