Aquí tienen ustedes la transición, como dice alguien en Facebook, sin anestesia ni nada, de una cadena de televisión que ofrecía una programación de calidad, informativa, plural e interesante y para personas inteligentes-con una línea editorial no compartida ni siquiera de cerca por el que firma estas líneas- a basura pura: Gran Hermano 24 horas, para menguados mentales de categoría. Hoy, España es un poco más basura.

Y cierta izquierda también lo es. En concreto esa izquierda que -como pueden ustedes comprobar en este debate– se niega a apoyar a los trabajadores y a las trabajadoras que van a ver cómo una decisión empresarial de caracter puramente especulador les deja en la calle o en la precariedad más absoluta. Y se niegan a apoyarles porque consideran que no son -o consideran que no lo son en una injusta e iletrada presunción de trasvase de la ideología del empresario a la del trabajador- de su cuerda ideológica. Ellos sabrán, y probablemente alguna vez tendremos la ocasión de pagarles con la misma moneda. Menos mal que hasta en el infierno queda gente inteligente a la que deberían leer más ciertos cafres…

En fin. Vean ustedes el vídeo y sean testigos de lo patético que es todo: España, la tele, el periodismo (que no existe) y la izquierda idiota…

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →