A mí hay algo que se me escapa. De un gobierno de derechas, uno puede esperar cualquier cosa, porque todo para ellos se puede y se debe convertir en negocio, pero teniendo como tenemos un gobierno que todo el mundo sabe que es de izquierdas, pero muy de izquierdas, con talante y todo eso, pues me llama la atención que por un lado consideren que la gestión de las torres de control es un servicio tan esencial y de carácter tan estratégico que decidan militarizarlo cuando se presenta una crisis, y a la vez, y con la militarización aún inconclusa y vigente, anuncien que lo privatizan, como si fuese un servicio de segundo orden ys in importancia, dejándolo en manos de empresas que, como son empresas, sólo buscan ganar dinero y punto, y en ningún caso prestar un servicio o atender una necesidad de la sociedad, y menos de carácter estratégico, como es el control del espacio aéreo.

También me pregunto qué va a ocurrir cuando a Ferrovial o a Endesa, o a Cocacola,  o a la que sea que vaya a ser la concesionaria finalmente, se le subleven los empleados en demandas laborales justas o injustas: ¿ayudará el gobierno a esas empresas privadas con el ejército, para disciplinar a los trabajadores levantiscos? Aviso a navegantes: ese día, cojo las armas, y no las suelto aunque me condene el mismo don Arnaldo Otegi, que parece que se ha vuelto nenaza.

Algo raro hay, y no sé yo qué es… ¿me ayudan?

Tagged with →