El año pasado, el actual gobierno georgiano, aclamado como democrático por las hipócritas potencias occidentales, renegó de la participación de su país en la lucha contra los nazis en las filas del heróico Ejército Rojo y destruyó un monumento a la victoria. Hoy, las autoridades rusas han intentado reparar el daño inaugurando un monumento que sirva para recordar la memoria histórica, y en concreto que en la heroica lucha contra los nazis de la URSS participaron tanto georgianos como rusos e integrantes del resto de las nacionalidades que componían la Unión Soviética. A la inauguración del monumento no ha asistido ningún representante del gobierno llamado democrático de ´Georgia, pero sí numerosos georgianos que viven en Moscú y que no entienden la posición de su gobierno sobre este asunto. Así mismo, han asistido miembros de la oposición georgiana.

Más información.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →