Pues parece que, a diferencia de lo que quisieran algumos y algunas, Inés Sabanés no sólo no deja la política, sino que además, no se pasa al PSOE, ni se hace verde, sino que nos plantea un debate interesantísimo y vital:

Se pueden cambiar las predicciones para mayo de 2011 –en las que, según encuestas, nada parece cambiar sustancialmente– y construir el cambio madrileño por la izquierda. Pero será necesario dar pasos desde los que van a concurrir a las elecciones para entender la excepcionalidad de esta convocatoria, compartiendo las exigencias de estos sectores críticos, a los que se debe alentar. Se debe hacer superando la mera invitación a la participación con un compromiso más amplio de cooperación y aspirar así a adquirir la representación política de un amplio espacio crítico, lo que exige a los partidos del ámbito de la izquierda firmeza en las políticas y apertura en los métodos. Hay condiciones para cambiar Madrid, pero requiere una apuesta creíble para tejer todo lo que se mueve y confluir –sin exclusiones– en frentes amplios de alianzas sociales y políticas con diferentes expresiones, así como objetivos claros y comunes. Intentarlo para Madrid es una responsabilidad que nadie debería eludir.

Pueden leer completo el artículo en Confluencias y en  Público. Y participar en el debate donde les parezca.

Tagged with →