Sólo una cosita, que tengo prisa. Me rechinó hace unos días, cuando lo dijo ZP, hablando del comunicado de ETA. Dijo que cuando ETA haya pasado a la historia, sus víctimas tendrán un lugar en nuestra memoria colectiva e institucional. Y está muy bien, para algunas de las víctimas, porque otras, como el Almirante o Melitón Manzanas, son tan victimas en ausencia como miserables capullos eran en presencia, y en mi opinión y en la de cualquier otro demócrata verdadero y no restauracionista, pues su memoria no debería tener lugar más que en algún expediente judicial en calidad de reos. Pero yo es que soy un antiguo, rojo y eso, y claro no puedo evitar pensar en el agravio comparativo. El Movimiento Nacional -que la mayor banda terrorista que jamás ha actuado en el solar patrio- está ya en la historia , y sus víctimas no sólo no tienen lugar en nuestra memoria colectiva y mucho menos institucional, sino que muchas de ellas se encuentran olvidadas bajo las cunetas, a medio camino entre la desidia institucional y el desprecio del PP, que como todo el mundo sabe es el brazo político del Movimiento Nacional, que aún ni se ha arrepentido, ni ha condenado su violencia, ni ha pedido perdón por sus crímenes.

Esta noche, lo mismo hablamos de la Asociación llamada de Víctimas del Terrorismo y de La Razón.

Tagged with →